¿POR QUÉ TRABAJAR LA FASCIA?

En busca de una Respuesta Tónico Relajante.

Si se  proporciona la estimulación mecánica adecuada al tejido miofascial con la meta de provocar “la respuesta tónica de Relajación” de los componentes de la fascia de los músculos, de las cápsulas de la junta, de los huesos, y de la grasa, la “Respuesta Tónica Relajante” produce dos mejoras en la organización regional del tejido conectivo:

– Libera la fascia excesivamente apretada y acortada.

– Y fortalece la fascia debilitada y alargada.

La presencia de desequilibrios mecánicos se encuentran dentro de los tejidos conectivos y la miofascia, en cualquier trastorno postural o del movimiento.

El desequilibrio aparece a todas las escalas:

 Desde nivel global de un organismo entero a las articulaciones anatómicas únicas locales.

 Y en estados de actividad estáticos, inactivos y de reposo a actividades dinámicas, aceleradoras y decelerativas.

La “Respuesta Tónico Relajante” se ocupa de este fenómeno universal de desequilibrio miofascial de una manera coherente y armonizadora mecánicamente al abordar simultáneamente ambas facetas del desequilibrio miofascial:

-Los elementos excesivamente fuertes, mecánicamente dominantes .

– Y los elementos débilmente débiles y mecánicamente deficientes.

Está bien documentado en las pruebas de laboratorio que el tejido conectivo tiene la capacidad de remodelarse en un estado mejorado y más eficiente de la energía después de un tipo específico de estimulación mecánica – en la que el impacto mecánico es uniforme e induce la tensión al tejido conectivo dentro del rango de 1-2%.

Tal respuesta podría ser vista como un “reajuste” del tejido conectivo que le permite “borrar” el estado desequilibrio existente y “reconstruirse” en una nueva más equilibrada y optimizada mecánicamente.

Esto es lo que se necesita para la mejora a largo plazo del sistema músculo-esquelético y de las funciones dañadas, porque los desequilibrios subyacentes del tejido conectivo en los cuerpos están presentes en todas las escalas y en todos los estados de actividad.

Como resultado, los protocolos de formación basados en la participación activa y los movimientos inducidos por el individuo son los más propensos a agravar el desequilibrio global.

Leonid Blyum ha buscado una combinación de soluciones técnicas específicas entregadas a través de aplicaciones prácticas y ejercicios que proporcionan la estimulación mecánica que induce la “Respuesta Tónica Relajante” en las diferentes regiones de un cuerpo humano: columna vertebral, caja torácica, cápsulas articulares, músculo profundo Accesorios etc.

Su Técnica se basa en protocolos de enseñanza simples pero estrictos que aseguran la entrega de los estímulos mecánicos de una manera precisa y que convierten las indicaciones del laboratorio en soluciones prácticas.

Leonid Blyum