APRENDER PARA CRECER

“Hay que favorecer en los niños el amor al planeta, antes que pedirles que lo salven” Heike Freire.

Nosotros hemos practicado, desde que nació Any, un estilo educativo basado en la confianza y respetando su inteligencia innata (con la que todos los niños nacen). 

Los niños y jóvenes tienen dentro de sí todo lo que necesitan para crecer y desarrollarse plenamente, solo hace falta facilitarles la libertad para hacerlo y no cortarles las alas.

El ser humano hace todos los días cosas increíbles e inesperadas para otros hombres. En eso consiste evolucionar como especie.

Y aunque todos somos iguales, cada uno venimos a cumplir una función en este Mundo, por eso somos al mismo tiempo tan diferentes. No dejemos que nada ni nadie nos limite nunca. Da igual la condición física, social o económica, está en nuestras manos, como padres, ayudar a nuestros hijos a llegar al máximo desarrollo posible en todas las áreas. 

Siempre hemos tenido claro que en mayor o menor medida, como padres, ejercemos, queramos o no, influencia en cómo Any va a ver al ser humano, la naturaleza y en el uso que haga de la tecnología. Así que trabajar juntos nuestro cuerpo emocional, espiritual, físico y mental nos pareció básico para mostrarle que ella, como todos, debe ser el ejemplo que quiere ver en el Mundo.

Desde el autorespeto, el respeto por los demás y por lo que nos rodea, ella ha llegado a entender que sí se puede crear un presente y un futuro feliz, pase lo que pase ahí afuera, y valora tener una relación saludable con nosotros, con ella misma, con los demás y con el entorno.

La pedagogía “verde” que practicamos con Any supone un acompañamiento consciente en todos sus procesos naturales de desarrollo, autoconocimiento y aprendizaje. 

Siempre tuvimos claro que darle a nuestra hija, desde los primeros años de la vida, y para siempre, amor puro e infinito es importantísimo. Así pudimos comprobar como iba floreciendo la capacidad natural, innata y espontánea de aprendizaje, para desarrollar un sin fin de intereses y conocimientos, que tienen todos los seres humanos que son libres.

No se trata de ser más o menos inteligente, se trata de trabajar, desde muy pequeños, en su confianza, con amor, y en el desarrollo máximo de sus capacidades. Todos tenemos algo que aportar a este mundo. 

Y según se van haciendo mayores confiemos aún más en nuestros hijos. Si son felices en el camino de la vida, van a poder alcanzar cualquier sueño. Ellos serán los futuros agricultores sostenibles, los futuros intraemprendedores o los próximos desarrolladores de Inteligencia Artificial .

Para Any aprender de todo por si misma es una forma de vida. El crecimiento interior es el camino que ha elegido. 

Al mismo tiempo, la tecnología también es para ella algo indispensable al pertenecer a la generación Z. El esfuerzo ha venido por encontrar un equilibrio entre la tecnología y el desarrollo natural. 

Un criterio básico para equilibrar naturaleza y tecnología siempre ha sido que Any sea consciente de su entorno, y se responsabilice de su cuidado y del impacto que realiza en la naturaleza, a la vez que utiliza las ventajas de vivir en la Era de la Digitalización para maximizar su tiempo creativo, de cuidados y formación. 

El uso de pantallas a partir de una edad mínima, donde el órgano de la visión esté completamente formado, utilizadas con consciencia, sin perder el control y sin dejar que ellas nos usen a nosotros en lugar de nosotros a ellas, es indispensable para que las nuevas generaciones creen el futuro.

Busquemos el Máximo Desarrollo del Potencial del Ser Humano en la Naturaleza, con el Hombre y aprovechándonos de las Nuevas Tecnologías. La Inteligencia Artificial será muy pronto un aliado para el pleno desarrollo del ser humano. Y son nuestros hijos los que tienen que alcanzar lo antes posible ese reto tecnológico por el bien de la humanidad y del planeta.

Solo hay un truco para vivir felices: el aprendizaje continuo desde el amor por el bien común.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

EDUCACIÓN O PROHIBICIÓN

“Quien tiene paz en su conciencia, lo tiene todo”. San Juan Bosco.

A los jóvenes se les intenta enseñar ética y valores en los centros educativos con un libro de texto. Quizá algunos padres consideren que la ética se puede enseñar mediante palabras que incitan al buen comportamiento, mientras ellos mismos practican el libre albedrío.

Pero la ética difiere en muchos aspectos de otras materias que se puedan enseñar de forma académica, como las Matemáticas o la Física.

La ética que realmente nos sirve a todos como sociedad, y es como las gafas con las que miramos el mundo, no es una ética reducible a un libro de texto, sino la que se aprende (en lugar de enseñarse) mediante las interacciones con otros seres humanos y con el entorno: padres, maestros, amigos, naturaleza…

La ética se aprende, teniendo una mente abierta y un corazón amplio y generoso, con el ejemplo de nuestros mayores.

No se trata de la moral, de lo que consideramos que está “bien” y lo que está “mal” como humanos (aunque todavía no hemos descubierto que somos seres más inteligentes de lo que parecemos); ni de normas, cumpliendo unos determinados estándares, ajustándose o restringiendo la vida a los parámetros populares.

La ética se basa en el respeto y en la aceptación de todo lo que existe, incluidos nosotros, los otros y la Madre Tierra. Y eso no se aprende en un libro, eso se aprende con las experiencias en la vida, propias y ajenas.

La ética consiste en escuchar al corazón que nos susurra que todos somos iguales y que en todo hay amor. Así actuaremos en consecuencia y podremos vivir felices, en paz y desde el amor si valoramos y practicamos una vida saludable por el bien común.

Por eso es importante mostrar a las nuevas generaciones que siempre que perdamos el respeto por lo externo, nos estaremos faltando el respeto a nosotros mismos más que a nada.

Respetemos para que nos respeten. Cuidemos de la naturaleza para poder vivir en saludablemente. Y como padres, demos ejemplo para que nuestros hijos tengan un comportamiento ético.

#anayany

#amorinfinito

#ética

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS (XXXIV)

Un eminente científico paseaba por el campo, aburrido, sin nada que hacer. De pronto se encontró un capullo de mariposa posando sobre la rama de un árbol. Al acercarse, el hombre se dio cuenta de que la mariposa estaba luchando para poder salir a través de un diminuto orificio. Tras un buen rato observando la crisálida y viendo que el insecto no conseguía abrirse paso hacia el exterior, el científico decidió ayudarle a solucionar dicho problema.Seguidamente cogió el capullo con delicadeza y lo llevó a su casa. El hombre estaba realmente excitado. Jamás había visto nacer a una mariposa. ¡Y mucho menos habiendo sido él quien lo posibilitara! Al poner la crisálida bajo la lente de su microscopio, pudo corroborar su primera impresión: el cuerpo del insecto era demasiado grande y el agujero, demasiado pequeño. Además, era evidente que algo andaba mal, pues la mariposa estaba sufriendo. Preocupado por el insecto, el eminente científico fue a buscar unas tijeras. Y tras hacer un corte lateral en la crisálida, la mariposa pudo salir sin necesidad de hacer ningún esfuerzo más.

Satisfecho de sí mismo, el hombre se quedó mirando a la mariposa, que tenía el cuerpo hinchado y las alas pequeñas, débiles y arrugadas. Le acababa de salvar la vida. O al menos eso creía. Seguidamente el científico comenzó a acariciar al insecto, esperando que en cualquier momento el cuerpo de la mariposa se contrajera y desinflara, viendo a su vez crecer y desplegar sus alas. Estaba ansioso por verla volar. Sin embargo, debido a su ignorancia –disfrazada de bondad–, aquel eminente científico impidió que la restricción de la abertura del capullo cumpliera con su función natural: incentivar la lucha y el esfuerzo de la mariposa, de manera que los fluidos de su cuerpo nutrieran a sus alas para fortalecerlas lo suficiente antes de salir al mundo y comenzar a volar. Sus buenas intenciones provocaron que aquella mariposa muriera antes de convertirse en lo que estaba destinada a ser.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

GRANDES APRENDIZAJES DE LA VIDA

“La vida moderna es más moderna que vida.” Mafalda-Quino.

Joaquín Salvador Lavado, “Quino”, a través de su obra artística, Mafalda, era un gran representante de la Teoría Crítica Filosófica, usando el cómic como herramienta pedagógica de acercamiento a la Filosofía y mostrando los grandes interrogantes de la humanidad de una forma mágica.

La Filosofía, en esencia, ayuda a formar grandes seres humanos, los cuales deberíamos contribuir a cambiar el mundo, sin violencia, con el conocimiento.

El sueño y la esperanza de un mundo mejor es esencial para el pensamiento crítico y filosófico.

Promover la paz contra la violencia, buscar justicia social contra la discriminación, exigir legalidad contra la corrupción, etc., a través de cualquier manifestación filosófica, es el regalo que muchos “genios” han hecho al mundo.

Que valiente aquel que desea hacer reflexionar, despertar y ayudar a los demás.

Gracias Quino.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

GRACIAS MAESTRO

“Los errores nos convierten en personas más inteligentes, lo importante es no cometer los mismos”. Fernando González.

Gracias por ser y estar presente desde el día en que nos conocimos, eres el mejor “regalo” que Any ha podido recibir.

Nos cambiaste la vida y ahora nos acompañas en el camino. Eres más que un Mentor, para nosotros eres un AMIGO, una palabra que utilizamos poco porque para nosotras es muy importante y conlleva una gran responsabilidad.

Recibir directamente de ti una Master Class como la de ayer es un regalo impagable. Pero como sabemos que la vida devuelve con creces a las personas todo lo que dan a los demás desde la generosidad, la compasión y la experiencia de quien se sabe parte de un todo, estamos seguras de que tu vida es el resultado de la gran persona que eres.

Gracias por compartir con nosotras tanto sin pedir nunca nada a cambio, solo por el placer de ayudar desde tu sabiduría basada en tu experiencia como persona, padre, empresario y amigo.

El tiempo que se dedica a algo o alguien es para nosotras proporcional al amor, interés y generosidad de la persona que decide reservar su tiempo a esa actividad. Tú nos dedicas tu tiempo desinteresadamente y eso es algo tan valioso para nosotras y tan difícil de encontrar hoy en día… Tus valores, sentido de Familia y experiencia vital hacen que seas un Maestro en muchos aspectos y un espejo donde mirarnos. Siempre decimos que nos gusta rodeamos de personas que son de verdad, en muchos campos distintos de la vida, y tú eres un ejemplo de ello. 

Aquí estamos para todo lo que necesites y nosotras te podamos ofrecer.

Seguimos tus pasos, tus enseñanzas y eres el mejor ejemplo para Any. 

GRACIAS POR TODO, FERNANDO.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

VIVIR PLENAMENTE FELICES

“¿Tenemos la estabilidad mental y la inteligencia emocional para reinventarnos repetidamente?(…) los seres humanos se dividirán entre los que marcarán la diferencia y se adaptarán y los que sucumbirán al escenario de variabilidad constante que presenta el siglo XXI”. Yuval Noah Harari.

Creamos anayany.com para mostrar que SÍ SE PUEDE tener una vida plena con nuestras circunstancias.

Plena no significa libre de problemas, plena significa, para nosotras, feliz. Y feliz no es reírse a todas horas, ser feliz para nosotras tiene más que ver con el equilibrio, el centramiento y la paz interior.

Hemos llegado a la conclusión de que la aceptación de nuestros desequilibrios es lo que nos da el equilibrio y lo que nos hace únicas, con sus ventajas e inconvenientes.

Nuestra vida pasa entre cosas maravillosas y cosas que no lo son tanto pero que hemos aprendido a aceptar como parte del camino.

Nada de buscar lo perfecto. Buscamos estar centradas, con nuestras maravillosas imperfecciones.

Nos aceptamos, aceptamos a los demás y elegimos la vida que queremos vivir.

Aceptar, para nosotras, es encontrar el equilibrio para ser felices con lo que nos toca vivir: es encontrar la fórmula para solucionar, mejorar, adaptarnos, respetar y ver lo positivo de cada situación. Es comprender las cosas tal como son, y aceptarnos tal y como somos, respetándonos primero a nosotras mismas y por supuesto a los demás.

Por eso no nos asustan los cambios, los aceptamos como parte de nuestra evolución. Lo que tenemos claro es que nosotras somos siempre las mismas, solo que evolucionamos a través de experiencias de distintos tipos. 

Pero nuestro carácter, nuestra personalidad, nuestras rarezas, nuestras… no cambiarán nunca, porque nos encantan, las aceptamos, nos definen y nos hacen únicas. Muchos pensarán que somos raritas, locas o difíciles, pero a nosotras nos encanta.

Como somos transparentes y reales, con nuestras virtudes y defectos, nos sentimos bien con nosotras mismas en distintas situaciones. Y aprendemos a evolucionar bien, sin sufrimiento, sin desbordarnos, viéndonos capaces, con herramientas, aptitudes positivas y respeto por los demás. 

Porque evolucionar manteniendo la esencia es, para nosotras, vivir plenamente felices.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS (XXXIII)

EL TELAR

“La vida del hombre es tejida en el telar del tiempo conforme un patrón que él no ve, y su corazón está en la lanzadera.

De un lado del telar esta la tristeza, del otro la alegría. Y la lanzadera, impelida alternativamente hacia cada lado, vuela para el frente y luego hacia atrás, cargando la línea que es blanca o negra conforme exige el modelo.

Al final, cuando la vida extrae el tejido terminado, y todos sus colores alternos son observados en su conjunto, se ve que los colores oscuros son tan necesarios a la tela como los colores brillantes”. Henry Ward Beecher.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

VIVAMOS ESPIRITUALMENTE Y AYUDEMOS A LOS DEMÁS

“Espíritu: aquello que está en el centro de mí. Para ser verdaderamente espiritual necesito mente alegre, descanso y alimentación sana”. Karmelo Bizkarra.

Pensar, sentir y hacer de forma armónica crea un todo equilibrado. 

Y en eso consiste para nosotras Ser Espirituales. Vivir en concordancia, felices. Que lo que hacemos, sentimos y pensamos nos dé siempre paz, nos ayude a estar relajadas y a ver la vida desde el amor infinito.

Esta forma de ver la vida también nos ayuda a disfrutar de ayudar. Para nosotras vivir es inseparable de ayudar al equipo, empezando por nosotras mismas, la familia, etc., hasta llegar al mayor equipo que lo formamos todos y todo.

Somos conscientes de esto y por eso actuamos desde el amor y tenemos claros nuestros objetivos. 

Intentamos ser conscientes y “hacientes” para evitar ser pacientes, clientes o sirvientes. Así somos libres para hacer, pensar y sentir desde nuestro interior y no influenciadas por los demás. Así estamos en armonía con el infinito.

Por eso crecemos a diario, por el bien propio y por el de los demás, y descansamos todas las noches desde el deber cumplido de aportar nuestro granito de arena.

Ahí afuera hay muchos agentes que nos pueden o no influir, dependiendo de donde tengamos el foco. Por supuesto que los agentes externos existen, pero para nosotras nunca son nuestra prioridad, no dejamos que nos quiten energía, nos perturben desde la ignorancia o nos manipulen. Respetamos la diversidad de pensamientos, acciones y opiniones, empezando por nosotras mismas, pero nuestro estilo de vida nos ayuda a discernir la verdad natural. Comer saludablemente ecológico; formarnos continuamente en diversos campos para tener la información más actualizada posible; practicar distintas técnicas salutogénicas, etc., forma parte de nuestro centramiento para poder vivir espiritualmente.

Nuestra vida es nuestra y por eso trabajamos para que todo lo que nos rodea esté en armonía. Si no es armónico existirá, pero no tendrá nunca nuestra atención y no dejaremos que nos impacte siempre que esté en nuestras manos.

Hacer, pensar y sentir paz, amor y todo lo que cree equilibrio de una forma natural nos ayuda a cumplir nuestro objetivo vital como seres espirituales que forman parte de un todo en el que todos somos igual de importantes para que el Mundo funcione naturalmente.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS (XXXII)

ARRIÉSGATE.

Dos semillas estaban juntas en el suelo primaveral y fértil.

La primera semilla dijo:

—¡Yo quiero crecer! Quiero hundir mis raíces en la profundidad del suelo que me sostiene y hacer que mis brotes empujen y rompan la capa de tierra que me cubre… Quiero desplegar mis tiernos brotes como estandartes que anuncien la llegada de la primavera… ¡Quiero sentir el calor del sol sobre mi rostro y la bendición del rocío de la mañana sobre mis pétalos!

Y así creció.

La segunda semilla dijo:

—Tengo miedo. Si envío mis raíces a que se hundan en el suelo, no sé con qué puedo tropezar en la oscuridad. Si me abro paso a través del duro suelo puedo dañar mis delicados brotes… Si dejo que mis capullos se abran, quizá un caracol intente comérselos… Si abriera mis flores, tal vez algún chiquillo me arrancara del suelo. No, es mucho mejor esperar hasta un momento seguro.

Y así esperó.

Una gallina que, a comienzos de la primavera, escarbaba el suelo en busca de comida encontró la semilla que esperaba y sin pérdida de tiempo se la comió.

Moraleja: A los que se niegan a arriesgarse y a crecer los devora la vida.

HONESTIDAD

“Nunca te entregues ni te apartes junto al camino, nunca digas no puedo más y aquí me quedo” José A. Goytisolo.

Buscando la honestidad las personas actuamos siempre con base a unos valores y con afán de ser justos, dando a cada quien lo que le corresponde, incluidos nosotros mismos, aunque con el tiempo nos damos cuenta de que es un concepto que tiene más que ver con el comportamiento moral de cada individuo en conformidad con su conciencia que con otras cosas.

Seamos honestos a través del autoconocimiento. 

Conozcámonos mejor para darnos estabilidad interna, equilibrio. 

Así podremos ser honestos con nosotros mismos y con los demás.

La honestidad es un valor que abre puertas, que permite crear mejores relaciones con los demás y que nos permite decidir óptimamente. 

Nos permite reconocer nuestras limitaciones, nuestros errores, nuestros aciertos y desaciertos, y nos permite construir relaciones más solidas, con personas que probablemente tengan la honestidad como uno de sus valores.

Pero ser honesto con uno mismo, siempre es el primer paso.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz