SOCIALIZACIÓN IMPUESTA O CONVIVIR DESDE EL AMOR

Nosotras entendemos la socialización como el “ser” y no como el “estar”o “pertenecer”.

Dar y recibir los unos de los otros en cualquier sitio que nos agrade y cada uno desde su condición o estado personal, independientemente de la edad. Si alguna de las partes no está cómoda, entonces es imposición. Cuando somos adultos tenemos la libertad de levantarnos e irnos, los niños corren peor suerte, son los adultos normalmente los que les imponemos dónde y con quién tienen que “socializarse”.

Para nosotras siempre ha sido un tema de calidad de las relaciones, más que de cantidad de horas con iguales o con cualquier tipo de persona. Any ha pasado, por su condición de “especial” para el sistema, por psicólogos, terapeutas, pedagogos, logopedas…Muy curioso observar como alguien que no quiere mentir y habla desde el amor infinito por los demás, Any, pone en serios conflictos a los profesionales hablando de socialización. Anecdótico simplemente.

En fin, lo que está claro es que nos necesitamos los unos a los otros en un camino común, por un bien común. La empatía, confianza y seguridad acompañan siempre a las relaciones sanas. Vivimos en un constante ida y vuelta entre el dar y recibir.

Pero no todos los espacios, momentos, ni personas son los adecuados en el camino de nuestras vidas. Así que desde el respeto, hablemos de elegir nuestro camino y no imponer el que debe de seguir otro. No limitemos nuestra libertad de elección.

Somos libres de pensamientos, palabras, obras, emociones…para relacionarnos desde el amor con todos los demás, o con quien decidamos, siempre desde el amor que nace de nosotros, desde nuestro corazón, hacia los demás. Sin pedir nada a cambio. Tras compartir con alguien, seremos capaces de elegir libremente si continuar cerca de ese grupo o no. Pero somos libres de decir NO. Es un aprendizaje fundamental. Las relaciones humanas se eligen, no se imponen.

En todo caso es un proceso de intercambio, no importa si lo que se da es algo físico o si es una caricia, una mirada o algo tan simple como escuchar a alguien en un determinado momento. Como seres humanos nos debemos un respeto siempre, compasión, caridad, ayuda…pero eso no significa que tengamos que ser el basurero de ego, emocional o físico de alguien, o de un grupo no elegido por nosotros.

Todo dar y recibir produce un intercambio emocional. Y para ser felices tenderemos al equilibrio. Por eso las relaciones descompensadas no funcionan y la socialización no se da en todas partes y con todo el mundo, porque realmente no todo el mundo buscamos lo mismo.

Realmente nosotras pensamos que toda persona tiene que tener el derecho de ser escuchada para elegir con libertad sus relaciones. Libertad para desde pequeños cortar las tóxicas y ser capaces de generar relaciones saludables.

Por ejemplo, si alguien nos impusiera a nosotras que tenemos que socializar en un bar lleno de humo y tomando Caca-Cola, pensaríamos que esa persona está loca o que la humanidad ha llegado a su fin.

¿Por qué socializarse en un espacio concreto? A algunos nos gusta compartir con la familia, en un lugar seguro, donde el amor es parte de relaciones interpersonales. Otros prefieren viajar y conocer personas de diferentes culturas y condiciones. Otros estar con el grupo de amigos de siempre y jugar en el parque o al Cash Flow. Cada persona es diferente y cada forma de socializarse debe de respetarse como diferente.

El modo en el que nos damos a los otros y en el que recibimos de los demás genera dinámicas que caracterizan la calidad de la relación y nosotras entendemos la verdadera socialización como un deseo de estar con los demás, siendo inteligentemente selectivos según nuestra sensibilidad, para no interrumpir el crecimiento de quien empieza el camino.

“Socializar” a un niño es una redundancia en si misma. El problema está cuando intentamos imponer un criterio para una socialización obligada en vez de dejar actuar a la naturaleza.

Como somos humanos, somos sociales, pero cuanto más “somos”, más seleccionamos las relaciones que queremos establecer en el día a día.

Por la libertad de elección desde pequeños, para tener relaciones sanas de mayores.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito

ECOLÓGICO Y SALUDABLE

Pensar en verde ya no es cosa de unos pocos.

El planeta atraviesa por un momento crítico y está en nuestra mano detener el desastre ecológico al que nos encaminamos. Por eso, a día de hoy, una actitud sostenible ante nuestra alimentación y nuestro estilo de vida es síntoma de que somos personas conscientes, nos preocupamos por nuestra salud y que sabemos cuál es el camino a seguir.

El consumo de productos ecológicos crece cada vez más en nuestro país. Nos importa el etiquetado, el envase y el contenido, porque ya no nos creemos la publicidad engañosa y exigimos que aquellos productos que nos venden como eco, bio, orgánico, etc., lo sean de verdad. Los productos ecológico podemos distinguirlos gracias al sello correspondiente de agricultura ecológica de la Unión Europea.

Los productos ecológicos no contienen ningún tipo de aditivo artificial ni se han utilizado en ellos pesticidas de síntesis. Se trata de productos que se obtienen evitando el uso de agentes externos, aprovechando los ciclos naturales en que se desarrollan tanto las plantas como los animales. Estos procesos respetan el medio ambiente y contribuyen a su cuidado, y no perjudican a ningún ser vivo ni al entorno.

Cada vez debemos de ser más exigentes y buscar que los productos que compremos sean de cercanía, kilómetro 0 o estén libres de intermediarios, lo que implica un menor impacto en el medio ambiente.

Cuando consumimos de manera sostenible, estamos cuidando el planeta. Los productos ecológicos, en su proceso de elaboración, cuidan del medio ambiente, del ganado y favorecen la biodiversidad al no utilizar semillas transgénicas y propiciar el policultivo.

Los consumidores también sentimos que nos beneficiamos de este tipo de productos. La razón más evidente está relacionada con el sabor, que se intensifica a la vez que resulta más natural que el de otro tipo de productos. Además, sabemos que conservan los nutrientes que esperamos encontrar, como vitaminas, minerales y antioxidantes. Por eso nos referimos a ellos como productos de alta calidad en todos los sentidos.

Tanto las marcas como las grandes superficies saben lo importante que es sumarse a la tendencia ecológica y sostenible que avanza a toda velocidad.

Nosotras consumimos solo productos ecológicos de alimentación: huevos, carne, frutas, verduras, frutos secos, legumbres, semillas, chocolate, etc; y también los utilizamos ampliamente en limpieza; ropa, utensilios, etc. y compramos en comercios locales (tiendas ecológicas, de comercio justo, herbolarios, etc.), Grandes Distribuidores de Productos Frescos Ecológicos, Cooperativas, Grupos de Consumo, Tiendas Online y de forma excepcional en Supermercados.

Esta semana hemos estado en una gran superficie muy popular y nos ha sorprendido la cantidad de empresas tradicionales que están incorporando productos ecológicos a su gama.

¡Pero OJO!! Comer sano no es consumir productos envasados con sello certificado como ecológico, pero cargados de azúcares certificados, conservantes al límite y listas de ingredientes interminables con letra pequeña y que ni sabemos lo que son.

COMER SANO Y ECOLÓGICO es consumir productos frescos evitando lo envases, frutas y verduras sobre todo, cocinadas con amor en casa como lo hacían las abuelas, y no alimentarnos de productos elaborados para las grandes masas rozando los límites de lo que debe de ser un alimento ecológico, aunque tengan el sello correspondiente.

Comamos eco, comamos lógico.

#anayany
#vivirecologico
@anayany

APRENDIENDO DE AROMATERAPIA

Nos encanta formarnos en remedios naturales que nos ayuden a compensar los desequilibrios de la vida. La contaminación energética, química, ambiental, etc. forma parte de nuestro Mundo y tener las herramientas necesarias para combatirla de una forma natural es maravilloso.

Una de las formas de cuidado que utilizamos normalmente en casa son los Aceites Esenciales Bio y Ecológicos.

Los aceites esenciales son sustancias que se encuentran en diferentes tejidos vegetales y que se pueden usar con fines terapéuticos siempre que estén quimiotipados, que hayan sido analizados y de los cuales se hayan verificado los componentes. Por eso es importante que no compremos los aceites esenciales en cualquier parte. Cada aceite esencial tiene decenas de moléculas que interactúan con nuestro organismo y “modifican” nuestro estado físico, emocional, etc.

Es importante saber utilizar los aceites esenciales antes de usarlos, y hacerlo de forma adecuada para evitar problemas de fotosensibilidad, dermocaústicos, de irritación de la mucosa o de algún órgano vital sensible a la alta concentración de algunos aceites esenciales.

Por eso nosotras nos formamos como siempre con los mejores para hacer un buen uso terapéutico de los Aceites Esenciales que nos pueden ayudar como antibióticos, regeneradores celulares, antisépticos, inmunoestimuladores, antivíricos, antiinflamatorios, a mejorar la circulación sanguínea y linfática, o a equilibrar las emociones, entre otras muchas cosas.

No solo los perfumes vienen en frascos pequeños, el veneno también, así que estudiemos como hacer un buen uso de estos grandes benefactores salutogénicos para evitar problemas por desconocimiento.

Siempre aprendiendo de los mejores.

Gracias Luis Rodero de TGC por compartir tu sabiduría y por tu cariño.

#anayany
#aceitesesenciales
#salutogénesis

VIVIR SIN NEGAR EL MIEDO

“Uno de los mayores miedos del ser humano es destacar, sobresalir y salirse de la conformidad. Sobre todo por los juicios y críticas que puedan recibir por parte de los demás” Borja Vilaseca.

Tener miedo es inherente a estar vivo. El miedo se debe a una falta de conocimiento y de comprensión de lo “desconocido”. Reconocer que no podemos saber todo y controlar todo, transforma el miedo en un recurso beneficioso para nuestro desarrollo personal. Cuando comprendemos esto, el miedo se vuelve nuestro amigo.

Dejemos de tener miedo al saber, al avance, al crecimiento. Comprendamos por qué tenemos miedo y aprovechemos la oportunidad de mejorar.

Una de las peores cosas derivadas del miedo como emoción es la pérdida de tiempo. Y el mayor beneficio de enfrentarse al miedo y superarlo es que no perderemos más tiempo.

De hecho podemos utilizar nuestro miedo para centrarnos más en el presente., porque cada momento es una oportunidad. Hagamos frente a nuestros miedos con coraje, con entendimiento y con bondad hacia los demás y no perdamos el tiempo.

Todos debemos hacer frente a problemas. Si despertamos, utilizaremos la razón y la lógica para comprender la verdadera naturaleza de nuestras emociones, y el miedo puede ayudar a transformarnos y no acumularse hasta volverse aplastante.

Hablemos con nuestros seres queridos, amigos, gente con la que compartamos experiencias vitales, profesionales…hasta ser capaces de convertir lo que en un principio era “desconocido”, en parte de nuestro conocimiento y entonces desaparecerá el miedo.

El miedo no es ni bueno ni malo. El miedo es neutral. Aquello que es positivo o negativo, es nuestra respuesta y nuestra relación con el miedo, la manera en el que lo entendemos, el enfoque, cómo lo canalizamos, etc. El miedo no existe intrínsecamente, si fuera así no experimentaríamos ni paz ni compasión en absoluto, surge de relacionarnos con el Mundo.

Cuando comprendamos que somos nosotros los que tenemos miedo, y el poder de no tenerlo, seremos entonces capaces de canalizar nuestras emociones de una manera positiva. Esto nos ayudará a ser personas nobles, amables y atentas. Y viceversa, una persona amable, de buen corazón, puede gestionar el miedo más fácilmente. Esta forma de círculo virtuoso, de ciclo kármico, constituye la base del desarrollo completo como personas.

Parte de los problemas de nuestra sociedad provienen de una falta de discernimiento, de ese miedo a lo desconocido. Cuando ponemos en tela de juicio esta ignorancia a través de la lógica y del razonamiento, mejorando nuestros recursos internos de sabiduría y de compasión, abrimos la puerta a la esperanza.

Comprender el miedo implica comprendernos a nosotros mismos.

#anayany
#vidafeliz
#antifragilidad

¡RETO TERMINADO!!

Hoy terminamos el RETO de 15 días “Haciendo ABR en España” y nos ha encantado compartir con más familias el trabajo diario y constante que realizamos en el hogar para ayudar a nuestros hijos.

Al fin y al cabo pertenecemos a esta Gran Familia que buscamos alcanzar el máximo potencial de una forma saludable y evitando situaciones forzosas. Por eso nos encanta COMPARTIR nuestra experiencia y VER como todas las familias estamos juntas en este camino.

A diario realizamos este programa de Coaching Terapéutico para padres de niños con problemas en el desarrollo y personas con problemas físicos, creado por Leonid Blyum. En él se combinan: la destreza y la habilidad de las madres o cuidadoras que realizamos los ejercicios consistentemente tras un entrenamiento de calidad técnica, con la parte de crecimiento emocional que debe desarrollar una familia con un miembro con necesidades diferentes.

Trabajamos el tejido fascial para provocar una respuesta tónica de los componentes de la fascia: los músculos, las cápsulas, los huesos, la grasa, etc. liberando la fascia excesivamente apretada y acortada o fortaleciendo la fascia debilitada y alargada.

Llevamos muchos años trabajando esta Terapia con éxitos increíbles en muchos campos: motórico, respiratorio, deglución, habla, digestivo, comportamiento, etc. y nos hace mucha ilusión ver las mejoras también en los demás niños.

Desde anayany.com aquí estamos para participar en cualquier actividad que de alguna forma pueda ayudar a los demás.

#anayany
#ABR
#LeonidBlyum

¡UN GRAN REGALO!

¡Gracias a Madresfera!, la comunidad de blogs de padres y madres en castellano, por la sorpresa.

Desde el 2011, Madresfera se dedica a recopilar y reunir blogs de todo tipo, ideología y condición pero con un elemento común: los niños y sus cosas. Además, ahora también vlogs y podcasts.

Un lugar donde conocer los blogs de madres, y de padres, los blogs de las niñeras, sobre moda infantil, sobre viajes con niños, sobre niños que leen, los blogs familiares, sobre puericultura, sobre cosmética infantil, sobre juguetes, sobre crianza…

Podemos conocer y descubrir blogs, vlogs y podcasts en su web, https://madresfera.com/, seguir las actualizaciones de nuestros blogs preferidos, 💗💗💗anayany.com💗💗💗, en #LaRevista, en Twitter y Facebook, visitar el ranking semanalmente y participar en multitud de eventos, tutoriales, promociones y concursos.

Además, trabajan con las principales marcas del sector poniendo en marcha acciones promocionales con la comunidad, generando así oportunidades para muchas de nosotras como bloggers con campañas y publicidad en sus blogs vía Madresfera Ads.

Por ser “bloggeras” y parte de la comunidad Madresfera nos ha regalado un montón de Caldos Aneto, nuestro alimento básico en Biocultura Madrid 🤣🤣🤣, y solución maravillosa para nuestros viajes el resto del año.

¡Gracias a Aneto y a Madresfera por el regalo! Nos hace muchísima ilusión.

Seguiremos desde anayany.com compartiendo con otros padres y madres nuestras experiencias y si viene con regalito… ¡MEJOR!!!

#anayany
#madreesfera
#caldosaneto

CUIDÁNDONOS PARA CUIDAR

Somos Mamás Especiales así que conocemos perfectamente el concepto de cuidar al cuidador, aunque la realidad diaria es muy diferente. Para poder seguir años y años ocupándonos de nuestros hijos, por supuesto que necesitamos respiros, ocio, mimitos y muchas cosas bonitas. Pero antes de exigirle a los demás (pareja, amigos, Papá Estado,etc.) que nos ayude, somos nosotras mismas las que tenemos que dar ejemplo con nuestros actos y empezar a cuidarnos lo antes posible.

Nuestros hijos serán adolescentes antes de lo que pensábamos y gracias a nuestros cuidados y trabajo llegarán a ser “grandes” adultos muy pronto. Sus necesidades son y serán reales y las nuestras también, así que adoptemos lo antes posible las medidas necesarias para poder cuidarlos durante largo tiempo.

Cuidar de nosotras mismas no es una opción, es vital para poder ofrecer calidad de vida a nuestros hijos a largo plazo.

Por eso debemos tomar medidas desde YA. No saboteemos a nuestro “yo” futuro presumiendo de “superpoderes” que desaparecen con los años y pasan factura a nuestro cuerpo y nuestra mente. Si nos cuidamos desde ahora, todo será más fácil.

– Cuidados físicos. Ser conscientes de que las prisas las tienen los demás y no nosotras, es fundamental. Así que poco a poco y de forma consciente haremos los traslados, cambios de posición, baños, etc. Cuidemos nuestra espalda, rodillas y trabajémonos también nuestra fascia para mantenernos saludables. Intentemos hacer algo de ejercicio físico. Realizar ejercicio de forma pasiva o activa relajadamente, tipo yoga, durante 5 minutos al día, será suficiente para empezar a mejorar la salud. En internet podemos encontrar tablas muy básicas y fáciles. ¡Saludemos todos los días un par de veces al Sol!!

– Vigilemos nuestro descanso. Sentémonos o tumbémonos frecuentemente durante 5 minutos. Esto nos hará recargar las pilas. Creemos nuestro rincón de recuperación. 
Un sueño reparador es sin duda el mejor de nuestros descansos. Ya se que tenemos que cuidar a nuestros hijos también durante la noche, pero en este sentido, es importante adaptarnos a nuestra circunstancia personal y si tenemos que abusar del colecho hacerlo para evitar la falta de sueño que puede traer consecuencias peores: reducción de la atención, concentración, memoria y la mermar la capacidad para organizarnos, irritabilidad, insomnio, etc. Procuremos dormir no menos de siete horas

Asumir una carga de tareas excesiva o no descansar lo suficiente, puede jugar en nuestra contra, produciéndonos cansancio, tensión y nerviosismo elevado que podremos sostener una temporada, pero no toda la vida.

– No descuidemos nuestra alimentación. Una buena alimentación es importante para una buena salud y una mejor calidad de vida. Comer cuando tengamos hambre, evitar las comidas procesadas y llevar una dieta sana, equilibrada y variada, aportará a nuestro organismo todos los nutrientes necesarios para reponer energías y poder realizar todas nuestras tareas. No nos saltemos ninguna comida, sentémonos a comer y comamos de manera pausada. Recordemos que hablamos de muchos años de cuidados.

– Cuidados sociales. Pidamos ayuda no solo a familiares y amigos. También a los profesionales, están ahí para ayudarnos, sobre todo compartiendo la dura mochila de la responsabilidad en temas de salud. No son dioses, son personas y seguro que expresar nuestros pensamientos o reclamar una atención adecuada, acabará siendo gratificante para la larga relación que tendremos. Y si no es la persona adecuada, siempre podemos solicitar el cambio de atención, no estamos aquí para sufrir más por relacionarnos con profesionales apáticos. Y los organismos públicos pueden ayudarnos más con temas de recursos técnicos, Ley de Dependencia, adaptaciones en el hogar, etc. El 1 de abril podemos volver a solicitar la cotización como Cuidadoras en el Hogar, aprovechemos nuestros derechos pensando en el futuro.

– Cuidados emocionales. Meditemos y trabajemos nuestras emociones. Mientras cocinamos, limpiamos, le hacemos la terapia a nuestros hijos en el hogar. Meditar es neutralizar nuestros pensamientos, nuestra mente también necesita descanso. También puede ser útil practicar alguna técnica de relajación, poner música a tope y bailar como locas o hablar con una buena amiga. Aquí estamos.

Cuidar de nosotras mismas es la mejor manera de cuidar a nuestros hijos. No es fácil, pero en algún momento tenemos que empezar, de forma voluntaria o porque nuestro cuerpo nos diga que ya no puede más. Aprovechemos nuestro estado actual.

Por un futuro mejor, trabajemos en un presente consciente.

#anayanay
#vidafeliz
#antifragilidad
#mamaespecialecolcologica

ENERGICEMOS NUESTROS CHAKRAS

Cada día nosotras estimulamos nuestros chakras de una forma u otra, por ejemplo, por medio de los pensamientos que tenemos, o físicamente por medio de nuestros sentidos (olores, colores, texturas…)

A diario energizamos nuestros centros, consciente o inconscientemente, de muchas formas complementarias.

Por nuestros pensamientos. Son una forma de energía. Los pensamientos positivos permiten que nuestra energía fluya libremente y sin restricciones, mientras que los pensamientos negativos disminuyen la energía en nuestro cuerpo. Cada pensamiento (ya sea mental o emocional) está conectado a un chakra. Por ejemplo, un pensamiento apasionado es una energía roja estimulante, pero un pensamiento de enojo disminuye el flujo del pensamiento rojo positivo. Esto significa que un continuo pensamiento de enojo disminuirá la raíz de la energía chakra. Somos los responsables de nuestros pensamientos. Cuidémoslos.

Con la visualización, meditación y respiración. Con el pensamiento, con esa forma de energía, también podemos estimular nuestros centros por medio de ejercicios prácticos como la meditación, visualización o respiración, llevando la energía muy adentro. Son acciones conscientes que alinean nuestros chakras y dejan que la energía fluya libre por nuestro cuerpo.

Por el sol. Es una de nuestras fuentes de energía más importantes. Por medio de la luz, las siete energías de colores fluyen de los rayos del Sol a la Tierra. Las personas, animales, plantas, minerales, agua y nuestros chakras reciben la energía de la Luz del Sol. Saludemos al Sol cada mañana, abramos las ventanas de par en par y expongámonos directamente a los rayos solares con las precauciones ya conocidas, pero sin filtros de ningún tipo: ni cremas, ni gafas, ni cristales que hacen de lupa.

Por la comida. Los rayos del sol dan vida y energía a los seres vivos. La planta absorbe energía que es la misma que brota cuando la ingerimos. Es la energía que contiene esa fruta, vegetal, flor…la que obtenemos a través de la alimentación. Sin esa energía nuestro cuerpo no podría asimilar el valor nutricional de la comida. Balanceemos nuestros chakras diariamente comiendo alimentos con vida, ecológicos, de cercanía para poder asimilarlos y con distintos colores, texturas, sabores, etc.

Con gemas/minerales. Las piedras y minerales también son formas de energía. Los cristales contienen una estructura cristalina que amplifica la energía. Colocar piedras y minerales en nuestro ambiente es una manera simple de absorber las vibraciones curadoras de las piedras y minerales.

A través del agua. Es un gran conductor de energía. Mientras nos sumergimos en agua de mar nuestro cuerpo absorbe su frecuencia y vibración. Mientras nos duchamos podemos balancear los chakra pensando en lo que nos gustaría conseguir de esa específica energía y mejor aún si añadimos aceites esenciales que se relacionen. Y no somos solo lo que comemos, sino también lo que bebemos. Consumir agua saludable hace vibrar a nuestro cuerpo. Invertir en agua saludable es invertir en vida.

Con la aromaterapia. Los aceites esenciales son la pura esencia de las plantas o de las flores. Cada aceite tiene una vibración. Los aceites tienen las propiedades curativas de las hierbas, las flores y las plantas. Usemos solo aceites esenciales ecológicos de calidad.

La música también nos afecta. Ciertos sonidos pueden estimular una respuesta emocional, mental, física o espiritual. Por ejemplo, escuchar o bailar música primaria, como el sonido de tambores, puede energizar nuestro cuerpo físico y estimular nuestro chakra raíz. O escuchar en casa música a 432 Hz o repetir nuestros Mantras favoritos acompañados de hermosas melodías. Podemos hacer sonidos para vibrar a la misma frecuencia como varios órganos en nuestro cuerpo (🕉, campanillas, cuencos, etc.) La contaminación sonora por el contrario puede perturbar nuestro ambiente. Escuchemos los sonidos de la naturaleza que nos hacen felices mientras tomamos el sol y miramos al horizonte.

Con la tonificación de colores. Al proyectar la luz a través de varios filtros de colores las vibraciones de los colores serán absorbidos por nuestra piel, interviniendo en distintas áreas. El Arcoíris, la naturaleza, las flores, los animales nos muestran como los colores son energías.

Por el ambiente material que nos rodea en el hogar. Mantengamos el orden, la limpieza, ventilemos a diario, usemos los colores conscientemente en el ambiente de nuestra casa: almohadones de diferentes colores, cuadros, alfombras, etc., hagamos del silencio el mejor sonido, y del minimalismo una virtud.

Por la ropa. La ropa que llevamos tantas horas nos influencia nuestro animo, mente y nivel de energía. La luz penetra nuestra ropa amplificando la energía del color y los tejidos naturales ecológicos que estamos usando. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, tratémosla como si de un tesoro se tratara, a la vez que respetamos el medio ambiente, vistiendo ropas que no hayan provocado vertidos tóxicos, ni con tintes dañinos ni tejidos plásticos-sintéticos. El lino, la lana, el algodón orgánico, la seda, el hilo de flor de loto… son tejidos nobles que no interfieren con nuestros centros de energía.

Con la estimulación adecuada de nuestra fascia. Practicando ejercicio físico consciente (yoga, taichí, etc.) o de forma pasiva estimulando nuestra fascia, el cuerpo llega a su máxima relajación y equilibrio, también a nivel de los centros chakras. Hagamos todos los días una pequeña tabla de ejercicios muy básica buscando la activación energética de nuestro cuerpo, que no nos lleve más de tres minutos en varias repeticiones. Así nuestro cuerpo activará nuestra energía física.

En esencia nuestros chakras reciben la salud de nuestro ambiente, incluyendo las personas con las que tenemos contacto y también nosotras irradiamos una energía de vibración, con la que influimos a los demás.

Por eso para nosotras es muy fácil vibrar con personas que nos dan buen rollo. Los buenos pensamientos vibran de amor infinito. Y que no falte un buen ABRAZO DE OSO para compartir esa vibración superpositiva con los demás💗💗💗

#anayany
#vidafeliz
#espiritualidad

SOMOS UN TODO DE ENERGíA

“El día que nacemos empezamos a morir y hay que saber disfrutarlo” Jose Luis Sampedro.

En el momento de nacer, un bebé tiene en promedio 100.000 millones de neuronas. Es el momento en que el ser humano tiene la posibilidad de ser la mejor versión de la especie humana. A partir de entonces empezamos un viaje en el que vamos perdiendo, no solo neuronas (se crean conexiones pero el número de neuronas disminuye) sino la posibilidad de desarrollar cualidades excepcionales que en pocos meses desaparece. A partir del nacimiento va disminuyendo imparablemente nuestra Energía Vital, está en nuestras manos administrarla de manera correcta.

Los reguladores de nuestra Energía Vital son nuestra inteligencia interna (que no tiene nada que ver con lo que entendemos por intelecto, ésta es intrínseca a la vida) y el instinto del cuerpo por sobrevivir. Ambos dirigen el reparto de energía en nuestro organismo y tienden naturalmente al equilibrio.

Aumentar una función, por ejemplo la de curación, supone la disminución de las demás actividades indispensables (digestión, relación, crecimiento, etc.) o si el cuerpo necesita más energía momentáneamente, disminuye las actividades relacionadas con el movimiento para poder cumplir con los requisitos básicos de supervivencia (respiración, alimentación, eliminación). Un yogui por ejemplo puede pasar semanas sin comer ya que renuncia al movimiento en un estado de profunda meditación sin gastar esa energía, por lo que no tiene que reponerla a través de la alimentación. En el lado opuesto estaría por ejemplo un culturista.

Cuando nuestra energía se reparte de forma equilibrada entonces estamos bien de salud. En el equilibrio está la virtud.

Si algún sistema de nuestro cuerpo nos “roba” más energía de lo normal por algún problema, el cuerpo sabiamente prescinde del buen funcionamiento de alguna otra función, no fundamental, para obtener ese extra de energía consumida. Podemos vivir sin movernos, por ejemplo, pero no podemos sobrevivir sin respirar, beber o eliminar. Así que si necesitamos respirar mejor, hidratarnos más o asimilar nutrientes básicos, el cuerpo se paralizará a favor de la vida.

Trabajemos en evitar ingerir o respirar tóxicos , meditemos para evitar las emociones negativas y expulsemos las unidades de desecho de nuestro cuerpo. Encapsular todos estos problemas en el interior no es buena idea, le estaremos dando trabajo extra a nuestro cuerpo que no parará de intentar eliminarlos, o enfermaremos como resultado de la excesiva acumulación. No le demos más trabajo del necesario a nuestro organismo.

Seamos también conscientes de que optimizar una parte del organismo por separado puede traer más problemas que ventajas. Avancemos en todas las áreas de la vida para tener el menor desgaste por compensación, siendo sabedores de que las funciones energéticas vitales son controladas por nuestra inteligencia interna y no por nuestros deseos.

Cuidemos de nuestro Prana.

#anayanay
#vidafeliz
#antifragilidad

ENTRAMOS EN DOJO

Estamos entrando en la transición entre el invierno y la primavera, energéticamente hablando, y

en España, el indicio de que esta energía empieza a ascender es el florecimiento de los almendros.

Que la NATURALEZA sea nuestro ejemplo, aprovechemos la ENERGÍA ASCENDENTE para llevar a cabo todas las cosas que nos proponemos para este año.

Empezar un nuevo ciclo, es como RENACER, tener una nueva oportunidad de FLORECER tras un largo invierno.

Lo más difícil ya lo hemos dejado atrás, ahora la energía nos empuja hacia el cielo.

En Oriente estos periodos energéticos de transición entre las estaciones son conocidos como “dojos”.

En japonés, dōjō (道場) significa literalmente «lugar donde se practica la Vía» o «lugar del despertar» y se refiere a la búsqueda de la perfección física, moral, mental y espiritual. Tradicionalmente es supervisado por un maestro de la vía/del camino.

Se trata de un momento de muchos cambios, alteraciones y disfunciones, así que cuidemos de nuestro cuerpo y nuestra mente para comenzar con fuerza cualquier propósito en primavera.

#anayany

#vidafeliz

#dojo