Cómo como saludable

Comer bien es COMER de TODO.

El problema es cuando confundimos Alimentación o Nutrición con cosas Comestibles o Ingeribles.

¿Sabes como distinguir fácilmente lo bueno de lo malo?

Si tu bisabuela lo cocinaba es bueno, si no, pregúntate por qué.

Evita las cosas envasadas, piensa en tu bisabuela.

Come cosas que te nutran, te ayuden a pensar y a realizar las funciones vitales que necesita tu cuerpo.

Evita beber alcohol y fumar.

Come cosas que te sacien, no te quedes con hambre para no tener que picar entre horas. La digestión lleva su tiempo e interrumpirla es hacer un mal trabajo.

Tu cuerpo es una máquina perfecta, sólo tienes que escucharlo.

Come productos de proximidad. El ser humano ha evolucionado para adaptarse a vivir en el clima  en el que habita y con la alimentación que nace en nuestras tierras. La soja y la fruta tropical, no se acomodan a la dieta Mediterránea.

Haz una dieta equilibrada y completa, busca el equilibrio y la salud. ¿Cuàntas veces comía tu bisabuela carne a la semana?

No caigas en el error de confundir grasas con carne, o proteína completa con proteína animal o abusar de la cantidad.

Si realizas dietas como la cetogénica o la Paleo, Macrobiótica o Crudivegana, ponte en manos de un profesional que te eviten cometer errores por desconocimiento.

Recuerda que si tú no le das en forma de ingesta a tu cuerpo lo que necesita, éste lo obtendrá de la forma que sea para poder mantener el equilibrio y por tanto la vida. No le robes a tus huesos el calcio, ni a tu cerebro la grasa, ni transformes los azúcares en grasa para sobrevivir. No te comas por dentro, alimenta tu vida.

La enfermedad surge por la falta de equilibrio.

La Caca-cola, el azúcar o los derivados lácteos industrializados no son comida. Así de fácil. Evita los lácteos, el gluten y el azúcar si tienes problemas con el peso.

El cuerpo se defiende con procesos inflamatorios para poder sobrevivir. Es un mecanismo de defensa hacia una agresión externa.

Prueba durante un mes a comer ecológico y evitar alérgenos. Hablamos en un mes.

Evita los alimentos hormonados que alteran tu metabolismo. Piensa en tus hijas, y compra carne eco.

Y es que no se puede confundir un estilo de vida saludable, con una dieta restrictiva o disociada.

¿Qué tal una  Hamburguesa Ecológica  de Ternera con pan de Arroz, patatas y boniato, ensalada y un gazpachito? Todo ecológico y claro.

 

¿Y qué te parece la pinta de esta hamburguesa de coliflor? No serías capaz de reconocer un sabor diferente si no te dicen que es vegetariana.  Ser vegano no significa renunciar a nada.

 

 

Si no llevas una vida ZEN, cuida tu comida y verás las cosas de otra forma. ¡Por algo hay que comenzar!

Que aproveche.
Y… pon tus manos sobre tu comida y bebida y ¡vibraaaa!
Energiza tus alimentos en la mesa.

P.D:  Consulta con tu nutricionista , estos consejos son generales  basados en la experiencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *