RESEÑA “LOS CINCO LENGUAJES DEL AMOR”

Por Any Pascual.

“Si vamos a tener una relación íntima, necesitamos conocer los deseos de cada uno. Si queremos amarnos el uno al otro, necesitamos conocer lo que la otra persona quiere”. Gary Chapman. 

“Los cinco lenguajes del amor”, escrito por Gary Chapman, es un libro que nos ayuda a comprender de un modo sencillo y rápido una gran verdad: los seres humanos tenemos diferentes formas de expresar el amor que sentimos por los demás.

Según mi perspectiva, todos somos amor y surgimos del Amor Universal, que es todo lo que existe. Aun así, la Vida me ha enseñado que, mientras estemos encarnados, mientras vivamos en un cuerpo físico en esta Tierra, necesitamos sobrevivir, y por lo tanto precisamos múltiples opciones a través de las cuales ejercitar nuestro Libre Albedrío. Mientras tengamos un cuerpo físico, debemos enraizarnos y estar en la realidad, y tenemos que generar un ego en la infancia que nos acompañe toda la vida para recordarnos que también hay que ocuparnos de nuestras propias necesidades, como individuos que, temporalmente, debemos medrar por nosotros mismos. 

Además de seres, somos humanos; existen diferencias entre nosotros.

“Los cinco lenguajes del amor” sirve para ayudarnos a comprender estas diferencias, especialmente en las relaciones, y en concreto en las familias. 

Gary Chapman comparte el concepto de “el tanque del amor”. 

Se trata de nuestro depósito de amor y afecto. 

Cuando no nos sentimos amados durante un largo periodo, nuestro tanque se vacía, y lo llenamos como podemos, con actividades que muchas veces nos generan sufrimiento futuro y/o a largo plazo. 

Fijaos en lo que he dicho, eso pasa cuando no nos sentimos amados, cuando sentimos que nos falta afecto. No cuando no nos dan amor, sino cuando no sentimos que lo recibimos.

Por eso son importantes los lenguajes del amor. Hay que aprender a hablar los diferentes lenguajes del amor.

Los lenguajes del amor son cinco:

  • Las palabras de afirmación.
  • El tiempo de calidad.
  • Los regalos.
  • Los actos de servicio.
  • Y el contacto físico.

Por ejemplo, para mí es muy importante el primer lenguaje del amor: las palabras de afirmación. Y sin embargo no valoro tanto los regalos. 

Si alguna de las personas con las que me relaciono habla el lenguaje del amor de los regalos pero no habla el lenguaje del amor de las palabras de afirmación, esa persona puede demostrarme su amor con un montón de presentes, pero como no hablamos el mismo lenguaje yo no sentiré que esa persona me está dando amor.

Para que yo sienta que soy amada necesito palabras positivas, de afirmación, de valor, de cariño. 

Decir “Te amo” es una forma, las afirmaciones positivas son otra, y también es simplemente que me dediquen una novela o una canción porque piensan en mí. Pueden ser de muchos tipos.

Otras personas pueden hablar el lenguaje del amor del tiempo de calidad. Y sin embargo aprender, cómo se aprende inglés, el lenguaje del amor del toque físico.

Lo importante aquí es comprender cuál es nuestro lenguaje del amor principal y cuál es el lenguaje del amor de cada una de las personas con las que nos relacionamos, para que ellas se puedan sentir amadas porque hablamos en su lenguaje y puedan comprender cómo darnos amor a nosotros hablando el nuestro.

Aquí hay una diferencia muy grande entre el verdadero amor y el querer. El amor, como dice Gary Chapman, es una decisión. Y siempre podemos escoger si queremos o no hablar el lenguaje del amor de la otra persona. 

Una de las maneras de descubrir cuál es nuestro principal lenguaje del amor es preguntarte qué necesitas que las otras personas hagan o digan por ti, para ti, hacia ti.

Otra forma de saberlo es preguntarte qué es lo que haces tú predominantemente por los demás, porque todos tenemos dentro el conocimiento innato de la Ley del Espejo y de que recibimos lo que damos.

Para mí también es importante el lenguaje del amor del toque físico, así que siempre que puedo le doy abrazos a mi familia.

Mi tanque del amor se llena más cuando alguien me recuerda el valor de ser la persona que soy, y me apoya y demuestra que le importo mientras me abraza, me acaricia el cabello o une su mano con la mía.

Yo considero que dentro de los cinco lenguajes del amor, dependiendo de la persona, hay dos o puede haber incluso tres más importantes. El lenguaje del amor que quieres recibir, el segundo con el que más vibras (se podría decir que cuando hablamos también este con fluidez somos “bilingües del amor”) y el lenguaje en el que das amor. Este último puede ser algún “idioma extranjero”, normalmente el lenguaje de la persona con la que te estás relacionando… o, como me ocurre a mí, puede ser el mismo lenguaje que quieres recibir. Por eso, pueden ser dos o tres. 

En caso de que demos en otro “idioma”, yo opino que al hablarlo naturalmente nos convertimos en “políglotas”. 

Mi lenguaje del amor principal es el de las palabras de afirmación, hablo el del toque físico, y dependiendo del día doy más de uno o del otro. Siempre procuro dar ambos, para “cosechar lo sembrado”. 

Si conocemos el lenguaje del amor de la otra persona, nuestras relaciones mejorarán en cuanto lo apliquemos, aunque muchas veces no lo podamos ver, porque estaremos empezando a llenar el tanque de la otra persona y por lo tanto el nuestro.

El autor trabajaba como consejero matrimonial cuando escribió este libro, así que está escrito para parejas. Aun así, dado que el amor circula dentro de y entre todos los seres, podemos aplicar este conocimiento en todas nuestras relaciones.

A mí me ha ayudado a comprender cuál es la forma en la que necesito recibir amor, por qué algunos comportamientos generan ciertas reacciones emocionales, tanto positivas como negativas, y qué cosas puedo dar al mundo desde mi lenguaje del amor. Me ha ayudado a empezar el camino hacia ser una “políglota”, una “políglota del amor”.

Además, los conocimientos pueden enraizarse en nuestra mente porque en el capítulo correspondiente a cada lenguaje del amor hay al menos un ejemplo de una relación gracias al cual entendemos cómo se expresan los lenguajes del amor en la vida.

Si lo leemos con una mente abierta, apartamos el juicio y las etiquetas y aplicamos los aprendizajes a todas nuestras relaciones, buscando comprender desde el Amor, este libro puede ayudarnos mucho a entrar en contacto con las demás personas, a llenar nuestro “tanque del amor” para beneficio de toda la humanidad y a aumentar nuestra autoestima conectando con nuestra alma, con nuestro Verdadero Ser, que es Amor.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *