SE QUE ESTÁS AQUÍ Y ME HACE MUY FELIZ

“Te amo”. Cómo suenan estas palabras cuando las decimos mirando a los ojos a nuestros hijos, pareja, amigos…Se trata de verbalizar la alegría por la relación, ya sea amor romántico u otro tipo de amor como puede ser el fraternal.

Apreciemos que nuestras relaciones pueden ser maravillosas ahora, sin importarnos cómo hayan sido, ni cómo serán, solo cómo son. Vivamos en el presente.

Es difícil para muchas personas, en una sociedad como la nuestra, vivir desde el amor y olvidar el pasado u obviar el futuro. Porque alguien en algún momento hizo un trabajo “moral” con todos nosotros: religión, colegio, familia…y ahora nos permitimos el lujo de juzgar todo lo que nos rodea según esos estándares que alguien marcó en vez de dejar fluir nuestros instintos humanos y vivir felices, alegres.

Vivamos simplemente desde el “amor”: el amor propio, el amor romántico…todo tipo de amor.

El amor está basado el deseo de hacer a alguien feliz, a nosotros mismos o a otros, y la habilidad o capacidad para traer alegría a nuestra vida y a la de otras personas. Es el deseo de aliviar el dolor y la habilidad o capacidad para hacerlo. Comprendernos, a nosotros y a los demás, observar. Tener comprensión profunda y estar presente en el momento presente.

Si no hay disfrute, probablemente no se trate de una relación de amor con ecuanimidad y libertad. Con calma y compostura, especialmente en una situación difícil. Cuando se logra la ecuanimidad, es posible la libertad. O dicho de otra manera, no podemos ser libres sin calma y compostura, no podemos ser libres cuando estamos “atrapados” por miedos, angustias, preocupaciones, etc.

“Perdóname”, “lo siento”, “gracias” y “te amo” pueden ser nuestros mantras de amor hacia los demás. Mirándonos a los ojos y vibrando con cada palabra, hay poco más que decir.
Es el lenguaje del amor.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *