VOLEMOS.

Porque todos somos diferentes, pero todos iguales.

Porque sabemos lo que es despertar.

Porque nuestros hijos vuelan libres.

Porque el amor mueve montañas y nos hace crecer.

Porque cada vez somos más los que no tenemos nada que esconder.

Porque nos gusta disfrutar de la vida.

Y porque somos felices a pesar de las circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *