LLUEVE

El agua es un símbolo y vehículo de renovación.

Como símbolo podemos ver que a veces sentimos que nuestra vida es monótona o que estamos atrapados en unos patrones rígidos y poco creativos, y tenemos que esforzarnos para que las cosas fluyan y que los buenos sentimientos lleguen tan rápido como habitualmente. En esos momentos el agua, puede ser una gran aliada para expresar lo que nos pasa.

Sentimos paz al ver o pensar en agua tranquila y estática y nos ayuda a mantener nuestro equilibrio.

Pero a veces eso no es lo que necesitamos experimentar en nuestra vida para evolucionar.A veces el agua tiene que comportarse como un río sin pausa, en el que cada instante mueve el agua a un lugar distinto, pero siempre con un fin claro y unos límites bien marcados.

Otros días, lo que necesitamos se manifiesta como una cascada cayendo en armonía y gran veracidad hasta un lugar en el que todo vuelve a estar en calma.

Lo más habitual, porque tiene una mayor resonancia e implica un cambio de mayores proporciones, es que lo que nos encontremos sea la lluvia. Puede que solo nos fijemos en el sonido, tal vez en una meditación o como parte de la naturaleza. Otras veces puede ser que lo más evocador sea una imagen de las gotas de lluvia cayendo y deslizándose.

Lo más significativo resulta de combinar estas dos cosas y experimentar un tiempo en el que el cielo parece caernos encima. Eso implica que en nuestra vida había algo a lo que no le estábamos dando la suficiente proporción de agua con todas sus cualidades: transparencia, fluidez, emoción…o por el contrario que hay áreas de nuestra vida en las que estas particularidades se manifiestan de un modo excesivo alterando el equilibrio.

Por eso la lluvia puede ser un símbolo de la emotividad, que cae para hacer que nuestra tierra interior sea fértil en lugar de convertirse con el paso del tiempo en un lugar yermo donde nadie querría habitar.

O también como una exteriorización de sentimientos reprimidos o fluidez acorralada que se expresa al fin en nuestro mundo exterior.

Bendigamos la lluvia como uno de los símbolos naturales más significativos y como la expresión del segundo elemento : el agua. Flexible, continua y persistente, así como nuestras vidas.

Gracias por lo que refleja en nosotras toda esta lluvia.

#anayany
#llueve
#agua

JUNTOS EN EL CAMINO

“Todos seguimos caminos diferentes en la vida, pero, da igual dónde y hacia dónde vayamos, ya que siempre llevamos una pequeña parte del otro dentro de nosotros “ Anónimo.

Miremos para ver quién está a nuestro lado, a quién estamos entregando nuestro tiempo, y desvelemos en qué medida estas personas nos influyen y nos frenan en el camino a hacia nuestras metas, o nos estimulan hacia el amor, la paz y la felicidad.

Gracias a todos los que están o han pasado por nuestras vidas. Y gracias también a los que no supimos acompañar y de los que no supimos recibir lo que nos daban en ese momento.

Todos y cada uno han contribuido a que nosotras sigamos adelante.

Nos encanta relacionarnos con personas de diversos ambientes donde se respiran cosas, en principio, muy diferentes entre sí: mucho amor, plena paz, buenísimo humor, inteligencia emocional, financiera, un sólido componente espiritual… Hemos comprobado que todas estas cosas bonitas vibran y se unen cuando las personas las experimentamos de una forma sana y feliz. Por eso muchas personas diferentes tienen cabida entre nuestras alas, y disfrutamos de vuelos juntos.

Pero al mismo tiempo hemos tenido que aprender a no dar nuestra atención y tiempo, y a no permitir que nos influyan los mentirosos, los que atentan gravemente contra su salud o la de los demás, etc.

Está claro que todos necesitamos, como seres sociales, pertenecer a grupos: familia, trabajo, amigos…Pero hay que ser realistas y encontrar nuestro equipo, en el que aportamos y en el que nos aportan, no todo vale.

La compasión, no puede hacer que nos paremos para intentar “salvar” al que lleva otro ritmo en el camino, como si fuéramos Dioses. Porque cada vida lleva una velocidad y un destino diferente. Y si nos unimos a personas que nos frenan o van demasiado rápido, colapsaremos. Seamos realistas. Siempre hay alguien que se queda atrás, pero pensemos que nunca solo.

Y no se trata de hacer una ruptura radical o definitiva, sino de aprender que en el viaje de la vida hay personas que son solo compañeros en una fase y otras que, además, pueden llegar a compartir mucho más. Que nadie nos ancle en donde no queremos estar y no intentemos raptar a nadie que no quiera venir.

Qué bonito rodearse de valientes, apasionados, curiosos. De aquellos que dejan que sea el amor el que gobierne su vida. De aquellos a quienes la adversidad les ayudó a forjar un corazón de verdad. De generosos, honestos. De atentos y leales. De los que tiemblan, pero siguen. De los que dudan, pero no se van.

Qué bonito verse rodeado para siempre por el amor de estas personas, aunque la vida nos separe físicamente.

Es muy importante elegir adecuadamente de quiénes nos rodeamos, pero también tener claro de quiénes prescindimos.

Esta segunda decisión es, con toda seguridad, la menos agradable y, por tanto, en la que más firmes y seguros hay que mostrarse.

#anayany
#amorinfinito
#juntos

VIVIR EN LA INCERTIDUMBRE

Por Any Pascual

“La incertidumbre es ese espacio en el que nada es seguro, y por tanto, TODO ES POSIBLE” Alicia Sánchez.

La incertidumbre pese a lo que mucha gente cree, no tiene porque ser necesariamente un estado de desasosiego, si aprendemos que todo en nuestra vida es incierto.

No sabemos lo que va a pasar en el próximo minuto, no con total certeza. Siempre cabe la posibilidad de que nos ocurra un acontecimiento diferente al que nuestras expectativas o nuestras anticipaciones preveían.

Podemos quedarnos cómodamente en nuestra zona de confort y que nos afecten lo demás, o elegir salir hacia donde nosotros queremos y aceptar los positivos y los negativos del viaje.

Tomemos incertidumbre como posibilidad de crecimiento y veamos de forma positiva la posibilidad del cambio inevitable.

Adoro mis rutinas, pero lo que realmente me hace crecer en la vida, y soy plenamente consciente de ello, son los periodos de incertidumbre, por eso me he ido acostumbrado a tolerar los cambios siempre y cuando sea en compañía de las personas que vibran en mi misma frecuencia. Nada negativo puede vencer a la frecuencia del AMOR.

#anayany
#AnyPascual
#amorinfinito

AYUDAR SIN MÁS

Ayudar a los demás, nos da a todos una profunda razón para vivir y para trabajar a diario.

Para tener una vida plena, que incluye inevitablemente cierta parte “espiritual”, no debemos cuidar solo de nuestro interior o llevar una insignia propagandística que diga “Soy buena persona”. Nada que ver.

Para ser felices debemos de ser conscientes y hacer lo que amamos sin apego al resultado. Si cumplimos con esta premisa, desde el respeto a los demás, siempre estaremos ayudando, aún sin saberlo, y avanzaremos serenos por nuestro camino.

La verdadera ayuda nace de hacer simplemente lo que se nos da bien de forma natural y compartirlo con los demás. Cuando damos lo que somos y lo que nos apasiona, es muy placentero para nosotros y para los demás. Es como acomodar la almohada por la noche.

Cuando ayudamos, a veces el resultado puede parecer bueno, y sentirnos conformes, pero también en otras muchas ocasiones nos enfrentaremos al fracaso. Y así es y hay que aceptarlo. Y volver a intentarlo. Siempre desde el consentimiento y beneplácito de la persona que busca ser ayudada y que a su vez, inevitablemente, ayudará a muchas más.

Todos somos uno. Así que ayudarnos mutuamente puede ser la mejor forma de avanzar hacia un Mundo mejor.

#anayany
#amorinfinito
#saberpedirydarayuda

NO ESTAMOS SOLAS

“Lo único que le pido a Dios es un corazón de carne y sangre para la humanidad” Vicente Ferrer.

Como las almas en el Purgatorio de Dante, los seres humanos no debemos conformarnos con vivir y morir sufriendo, sino que en cambio debemos aprender a ver que la vida consiste en buscar la mejor manera de afrontar las cosas a pesar de las circunstancias.

Las piedras del camino, se convertirán en parte de nuestro despertar, y con quienes lo recorramos, serán nuestros maestros y compañeros a lo largo de la vida.

Todos somos uno, conectados de por vida.

Las Mamás Especiales también formamos una unidad entre nosotras.

Y también encabezamos una unidad con quienes nos rodean a diario, por el sufrimiento que hemos pasado juntos y también por las alegrías.

Las Mamás Especiales sabemos que la interconexión con nuestros seres queridos es mágica, porque han decidido compartir junto a nosotras una vida nada fácil .Este amor que compartimos, es la base para mantener la serenidad y el principio de la felicidad a pesar de las circunstancias.

Una vez que hemos sido capaces de atravesar el temor, el miedo a lo desconocido, surge el instinto de supervivencia que nos lleva hasta conseguir la felicidad de poder compartir un día más juntos.

Tras la resistencia, la determinación y la resiliencia, aprendemos a no estar apegadas al resultado y a ofrecer amor diario sin lástima. Amor infinito e incondicional pase lo que pase.

Las Madres Especiales estamos en una posición difícil, en un viaje que nunca soñamos, por eso tenemos que trabajar duro para conseguir mantenernos fortalecidas, al mismo tiempo que ofrecemos fortaleza a nuestros hijos.

Esta es la verdadera esencia de nuestro cuidado: ESTAR con los que nos necesitan, en nuestro entorno HASTA SER SOLO UNO. No hay un yo, no hay otro. HAY UN NOSOTROS. Con el corazón suave y abierto tenemos que ser testigos del sufrimiento, con una ternura que no conoce límites: tenemos hambre pues comemos; tenemos sed, bebemos; tenemos sueño, dormimos…fluidamente, sin estrategia, sin pensar en el fin último, sin agobiarnos, tras la experiencia de años, por los problemas que nos rodean día a día…Solo disfrutando muchísimo de cada pequeña cosa de la vida de una forma que nadie nos puede enseñar a hacer, desde la fragilidad y con el AMOR incondicional a los nuestros.

No nos lastimemos buscando un resultado concreto, ni buscando ser las personas, madres, esposas o cuidadoras perfectas. Simplemente practiquemos el optimismo realista. Sin una idea preconcebida, sin apego al resultado, estando presentes controlando nuestro continuo miedo interior, que por supuesto existe, trabajando en el ahora…

Pero recordemos que cuando sufrimos, como todos los demás, lo hacemos sabiendo que no estamos solas en el dolor. Están ellos a nuestro lado, nuestros seres queridos, que son los que saben entendernos mejor.

Pero también estamos todas, todas las Mamás Especiales. Porque somos muchas Mamás y Familias en la misma situación. Ser conscientes de esto, de que no somos ni las primeras ni las últimas, nos hace disminuir la velocidad y la autoexigencia, nos arraigan y nos enseña el peso y la ligereza de ser.

Gracias. A todas esas Mamás Especiales, que nos han mostrado el camino que ellas han recorrido para acortarnos la curva de aprendizaje y que han conseguido tantos logros en temas de salud, sociales, etc. para facilitar la vida a los nuestros y a nosotras en el momento actual.

Muchos en nuestro entorno nos han pedido que nos detengamos, pero nosotras siempre seguiremos, aunque a veces nos inclinemos, pongamos la rodilla en tierra y…, pero siempre lucharemos por levantarnos, por seguir con aquello que parece imposible llevar, para finalmente, con nuestra espalda fuerte, abrir los ojos a la realidad del hoy y descubrir que vuelve a amanecer un día más.

No olvidemos nunca que no estamos solas, que estamos todas siempre unidas, que conseguimos entendernos fácilmente y que esta conexión surge entre nosotras de saber lo que es ver sufrir a un hijo.

Ser un cuidador familiar es «pescar con un anzuelo recto» como dice un antiguo dicho, pero hemos aprendido, a la fuerza, a ser la caña de nuestros seres queridos.

Gracias Any por hacerme ver la belleza incluso en los momentos más duros.

#anayany
#amorinfinito
#mamaespecialecologica

VIVIR EN EL PRESENTE

Estos días Facebook nos está brindando muchos recuerdos maravillosos de hace un año.

Maravillosos porque son neutros. No suponen un apego nostálgico al pasado ni reflejan el deseo de un futuro mejor.

Simplemente son verdad vivida en aquel presente.

Muchas veces nos perdemos entre recuerdos del pasado y fantasías inciertas del futuro y no nos damos cuenta que estamos obviando el único momento real, que es el presente.

Solo podemos vivir y cambiar el ahora.

En el presente creamos nuestra vida y hacemos nuestras elecciones para el futuro, sin mentiras ni sueños, pura verdad.

No vivamos en el pasado ni en el deseo, la esperanza de cambios o la posibilidad de que exista la suerte en un futuro. Trabajemos cada día, hoy, por el cambio que queremos ver en nuestras vidas.

Practiquemos el vivir totalmente conectados a la realidad que es el ahora, el presente🧘🏻‍♀️

Desde la neutralidad, sin deseos, esperanzas u objetivos. Solo desde el amor, la felicidad y la sabiduría de quien aprecia la posibilidad de vivir plenamente un día más.

#anayany.com

#recuerdosneutros

#amorinfinito

DESPUÉS DE LA TORMENTA

Sale el arcoíris.

Aunque a veces sea difícil llegar hasta él, aunque parezca imposible, debemos de buscar el camino para alejarnos del sufrimiento y vivir desde la paz interior.

No renunciemos nunca a nuestra verdad, a nuestra realidad, pero vivamos nuestras vidas desde la paz a pesar de las circunstancias.

No se trata de negar las dificultades diarias, ni ser conformistas, sino de afrontar la vida de la mejor manera posible.

A diario nos cruzamos con personas que tienen comportamientos negativos: discriminatorios por razones de diversidad de capacidades, sexo, nacionalidad, etc. Y a veces tenemos que convivir un ratito con esas personas nos guste o no. Entonces es cuando entra en acción la compasión.

Hay personas que viven continuamente en la tormenta y nunca ven el arcoíris. ¡Qué ellos sean nuestros maestros. Qué nos sirvan de ejemplo de lo que NO queremos ser!

Nuestro camino puede ser difícil, pero podemos elegir el camino de “baldosas amarillas”. Y es que cómo vamos a pedir nada a la sociedad si no empezamos dando el ejemplo de lo que queremos ver en el mundo.

Hacer daño, criticar o no cumplir unos estándares mínimos de educación y respeto social solo muestra las carencias de quien está teniendo ese mal comportamiento.

Sigamos con nuestra vida feliz, empática y llena de amor.

Repartamos besos y abrazos de OSO, y si alguien se siente incómodo, pues aún más. A amar también se aprende.

Que llegue el día en que los gestos cariñosos se produzcan en todas las interacciones sociales.

No estamos locas, es que sabemos lo que queremos: Paz y Amor.

#anayany
#sialamor
#amorinfinito

SIN IMPORTANCIA

‟Pocos son lo suficientemente sabios para preferir la censura, que es útil, a la alabanza, que es traicionera” La Rochefoucauld.

Apreciemos la humildad, a respetar y respetarnos, a no darse importancia y vivir con naturalidad, de una manera simple y sin dudas ni miedo.

A nosotras nos encantan las personas humildes, aunque no necesariamente tienen porque parecerlo. Solo los que quieren VER descubren el interior de su interlocutor y no lo juzgan por las apariencias.

Y es que la humildad no es un gesto apreciado por todo el mundo. A veces se confunde con carencias de algún tipo, cuando realmente representa la grandeza de quien te mira únicamente desde el amor.

Por eso muchas veces va acompañada de bondad o de un componente de altruismo, ya que a la persona humilde le preocupan los demás y está atenta a su bienestar.

Lo que hemos constatado muchas veces es que los GRANDES siempre son humildes y reconocen enseguida a los impostores que adoptan actitudes de persona importante, porque saben por propia experiencia que ellos no tienen nada que perder o que ganar, que hoy están arriba y mañana abajo, que todos somos iguales, aunque diferentes…

Siempre sacan un aprendizaje de sus equivocaciones. Por eso si les alabamos, nos agradecerán el gesto, pero no su acto. Y si los criticamos, se lo tomarán como un nuevo aprendizaje.

La humildad suele ir acompañada de compasión. Las personas que se creen superiores juzgan las equivocaciones de los demás y les cuesta perdonar. Pero quien conoce la humildad, ve en el otro simplemente a una persona en el camino y entiende por lo que está pasando.

Seamos naturales, simples y no nos demos importancia. Todos somos iguales.

#anayany
#humildad
#amorinfinito

TAN SENCILLO COMO DEMOSTRAR NUESTRO AMOR

“El amor de una madre no contempla lo imposible” Charles Paddock.

Pensemos en la relación con nuestros hijos.

A veces, por su momento vital o por el nuestro, no sabemos cómo unir nuestras almas.

Es entonces como padres, cuando tenemos que aprender a demostrarles nuestro amor de una forma diferente.

Nadie es perfecto, por eso el amor consiste en amar la imperfección perfectamente. Los momentos difíciles forman parte de las imperfecciones del camino, nada más, por eso hay que pasar página, aceptar los errores y demostrar nuestro amor siempre.

A nosotras nos encanta compartir risas, tiempo, silencios, caricias… sobre todo en los primeros minutos de la mañana y en los últimos minutos antes de irnos a descansar. Creamos un amanecer y un atardecer propio, a diario, independientemente de lo que pase. Ese es nuestro momento. Puro amor. Y con los años vamos adaptándonos desde el conocimiento y el respeto mutuo.

Nos encanta comentar cómo nos ha ido el día o hemos pasado la noche, ser cariñosas, abrazarnos y besarnos… de forma especial, única, a diario…

Pero no todos los días son de color de rosa.

Obviamente existen los conflictos, negarlos no reflejaría la verdad, pero hacemos que nos sirvan para aprender de ellos, ver diferentes puntos de vista, entender los problemas desde otra perspectiva, empatizar más…Lo que tenemos claro es que las pequeñas rencillas no pueden estropear nuestros días.

Es fácil amar lo extraordinario, lo difícil es apreciar lo cotidiano. Valoremos y hagamos GRANDES los momentos con nuestros hijos día a día. Apreciemos estar juntos, sin más, y compartamos lo máximo posible mientras podamos.

Centrémonos en lo que de verdad importa. Y si tenemos poco tiempo al día para dedicar a nuestra familia, aprovechémoslo.

Aprendamos a demostrarles todo nuestro amor, y enseñémosles a demostrar todo el suyo a los demás. No solo recibiremos lo más maravilloso del mundo, sino que podemos estar seguros de que sus relaciones futuras estarán basadas en la felicidad, el respeto, y en saber dar y recibir algo que no se compra con dinero: AMOR.

#anayany
#mundofeliz
#amorinfinito

LO IMPERFECTO ES LO PERFECTO

“ Según el amor crece dentro de ti, así crece también la belleza. Porque el amor es la belleza del alma” San Agustín de Hipona.

Busquemos la belleza de lo simple, en nuestra vida diaria, en nuestra PERFECTA IMPERFECCIÓN.

Nada dura, nada está completo, aunque todo es perfecto tal y como es, en este momento, por alguna razón.

Queramos o no, hay que aceptar, pero también sabiendo que hay que adaptarse continuamente. Para avanzar. Para crecer. Por eso hay que aprender cosas nuevas a diario, buscar nuevas relaciones, nuevas alternativas, etc. no en busca de la perfección, que ya es, sino buscando el equilibrio que se pierde por las circunstancias y nos puede llevar a la deriva si nos quedamos inmóviles.

Moverse es hacer el camino. Y el camino en si mismo es la vida, imperfecta en su perfección. Quedarnos quietos es parar el destino positivo y conformarnos con la crítica de la “imperfección” de nuestra visión actual.

Aprendamos a ver la belleza de lo que consideramos “imperfecto”, defectuoso o inacabado, y trabajemos para que nuestra vida sea diferente, equilibrada y la veamos llena de positivos. Cuantos más positivos sumemos, más veremos la perfección en la imperfección.

Alejémonos de la pobreza interior y de tener que eliminar el enorme peso de las preocupaciones materiales de la vida, buscando un ideal que solo existe en nuestra imaginación.

Simplemente disfrutemos más de la vida, del camino, no para llegar a un fin. Hagamos que el propio camino nos haga ser felices a pesar de las circunstancias.

En lugar de ocultar nuestros defectos, seamos conscientes y celebrémoslos, dándonos cuenta ya de que el momento perfecto es ahora. De que en la fragilidad de las cosas está el camino para el cambio, para la resiliencia, la capacidad para sobrevivir, recuperarse y hacerse más fuerte.

El perfeccionismo, el miedo al fracaso y la no aceptación son aspectos que nos impiden una postura más flexible, relajada y realista de la vida.

Antiguamente nuestras abuelas veían la vida como “un valle de lágrimas”.

Ahora nos hemos pasado al extremo opuesto y existe la presión de que, por ejemplo, tenemos que ser perfectos para los ojos de los demás, disfrutar al cien por cien de todo lo que podamos consumir y mantenernos con aspecto joven el mayor tiempo posible. Algo que no se corresponde con la realidad y que nos crea mucha ansiedad.

Reconciliémonos con la incertidumbre, el miedo, el paso del tiempo, el fracaso, o el hecho de que no siempre hay respuestas, pero que también se puede vivir entre todas estas cosas y llegar a disfrutar de ellas.

Dejemos que la Naturaleza busque naturalmente nuestro equilibrio en el camino y aceptemos nuestra perfección imperfecta.

Nosotras adoramos nuestras imperfecciones perfectas que nos hacen únicas e irrepetibles, como todos los seres vivos.

#anayany
#imperfectaperfección
#filosofeandojuntas