SER FELICES A PESAR DE LAS CIRCUNSTANCIAS

“Cada vida y experiencia personal es un microuniverso“. Richard Buckminster Fuller

Muchos piensan que aceptar la vida como viene es sinónimo de pasividad y resignación.

Nosotras lo hemos visto siempre como el primer paso del cambio y por lo tanto el primer paso en nuestro propio camino de la felicidad.

Si queremos cambiar algo que no nos gusta, primero aceptamos que existe una situación que queremos mejorar y tomamos acción para mejorarla.

Negar la realidad o conformarse con lo que hay, no es nuestro estilo, ya que implica parálisis y bloqueo en situaciones que nos pueden generar malestar y todavía nos queda muchísimo por vivir, aprender y mejorar.

Para poder ser felices nosotras empezamos siempre por aprender a aceptar todo lo que nos ocurre y luego decidimos conscientemente qué podemos hacer.

Hay situaciones que podemos cambiar o mejorar y otras sobre las que prácticamente no tenemos ningún control. En este caso lo que hacemos es cambiar nuestra actitud.

Asumir una condición vital compleja, por ejemplo, parte de que hay cosas que no nos agradan en el día a día, pero aún así lidiamos con ellas y seguimos adelante sumando positivos.

Nosotras trabajamos a diario para ser felices a pesar de las circunstancias, porque hacemos que las cosas positivas pasen, y que pesen más que las negativas, siendo nosotras las actrices principales de nuestra propia vida, tomando el control y buscando siempre un plus de “buenrollismo”, conocimientos y amor .

#anayany
#serfelicesapesardelascircunstancias
#vidafeliz

¡ELEGIMOS NUESTRA ACTITUD VITAL DIARIA!!


Ser felices nos ayuda a estar bien y conseguir mejores resultados en todos los campos de la vida. 

Nos sentimos agradecidas por ello. 

No es que vivamos en un estado de felicidad impostada en el campo espiritual, es que hemos salido del ego social en el que nos educó el sistema y, conscientemente, elegimos que la vida se puede caminar de forma distinta, desde la felicidad.

Y nos hemos dado cuenta de que nos gusta mucho esta opción de vivir desde el buen rollo y las buenas vibras. 

A pesar de que hay momentos muy difíciles, nosotras elegimos cómo nos tomamos las cosas que nos pasan en la vida. Es totalmente opcional. Cada cual elige en que quiere usar su tiempo, energía y dinero.

A nosotras nos parece más inteligente elegir cada día ser más felices, estar más agradecidas y compartir nuestras experiencias desde la ALEGRíA de VIVIR, a pesar de las circunstancias, haciéndonos cada vez más antifrágiles.

No todos los días son maravillosos, a veces todo se complica y las relaciones sociales para resolver cualquier pequeño problema pueden llegar a ser horribles. Pero podemos elegir, libremente: sufrir, llorar o lamentarnos por situaciones cotidianas que no están en nuestras manos cambiar o ser el cambio que queremos ver en el Mundo.

Hoy nos hemos despertado, estamos vivas y trabajando para tener cada vez mejores resultados. Eso nos hace ser felices.El resto de cosas pasarán queramos o no, así que optamos por vivirlas desde el amor, la compasión y la humildad.

¡Qué conste que ambas tenemos carácter para bajar el cielo si hace falta o si vemos alguna injusticia!!! Pero hemos comprobado que en todas partes hay alguien que tiene nuestra actitud vital y que con buen rollo por ambas partes, todo se soluciona más o menos.

Hoy tampoco vamos a cambiar el Mundo, pero vibrando con el movimiento slow, despacito, nos estamos dando cuenta de que todos los pequeños pasos que damos a diario, todo lo que hacemos, cuando compramos, compartimos, cuando aprendemos…estamos rodeadas de personas maravillosas que comparten este cambio vital hacia la felicidad. Así que algún día seremos mayoría, y mientras…

¡Pongámosle FELICIDAD a la VIDA!!!