VIVIR SIN MIEDO

Tener miedo es normal, es una emoción que procede del sistema límbico del cerebro, el encargado de la supervivencia. 

Sin miedo asumiríamos riesgos innecesarios. 

Pero debe ser nuestra tarea hacer del miedo nuestro aliado, y controlar que no influya negativamente en nuestras decisiones.

Hay varios tipos de miedo: por cambios repentinos, miedo al fracaso, miedo a la vida, a la muerte, a la enfermedad…

Lo que no es natural es vivir eternamente teniendo miedo, nuestro cuerpo se agotaría de huir.

Así que, si bien es cierto que todos tenemos temores, varios, de varios tipos, también es cierto que podemos buscar la forma de librarnos de parte de ese miedo. Y el primer paso es enfrentarlo. Y vencerlo, porque, simplemente, es menos doloroso que convivir con él.

Afrontemos nuestros temores. Seamos valientes. Alguien valiente asume sus propios retos y realiza las acciones necesarias para que el miedo le ayude cuando lo necesite pero nunca le aplaste. Es una persona que siente mucha angustia y sabe sobreponerse a ella.

Si transformamos las emociones negativas en neutras, tendremos mayor energía para gestionar nuestros miedos. 

Seamos al mismo tiempo conscientes de que nuestro diálogo interior puede producir por sí mismo temor. Sustituyamos el “no puedo” por “sí quiero y puedo”. 

Cuando el miedo por darle demasiadas vueltas a las cosas nos paralice, frenemos el “run-run” de nuestras cabezas: meditando, haciendo mindfulness, haciendo varias sesiones de respiraciones yóguicas completas y pensando “sí, puedo”.

En el largo plazo busquemos un proyecto personal, con sentido, que nos suponga un reto y un esfuerzo. El miedo se transformará en ilusión.

También podemos visualizar lo que queremos obtener. Pero no basta con visualizar y quedarse esperando, hay que trabajar duro por conseguirlo, eso nos librará de muchos miedos relacionados con el futuro. Visualizar incluye comenzar a vivir a pequeña escala ese sueño.

Por ejemplo, si buscamos Salud por miedo a la enfermedad, aunque no podamos acceder a todo lo saludable que deseamos, empecemos por hacer pequeñas acciones como un pequeño curso de formación salutogénico o quitemos productos poco saludables de nuestra dieta diaria.

Si queremos controlar nuestros miedos, seamos valientes y asumamos la responsabilidad de vivir. Transformemos el miedo en retos de superación personal a través de técnicas de relajación, y aumentando la confianza en nosotros mismos.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#sinmiedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *