LA DISTOPÍA QUE VIVIMOS LOS PADRES DE NIÑOS CON PROBLEMAS EN EL DESARROLLO

«No fuimos creados para ser devorados por la ansiedad, pero sí para vivir libres y sin miedo en un mundo donde hay trabajo que hacer, la búsqueda de la verdad, amor para dar y amor para recibir» Joseph Ford Newton.

Lo verdaderamente importante en la vida, muchas lo hemos descubierto tras el diagnóstico de nuestros hijos, es ¡VIVIR!

Todas las Madres Especiales sabemos que hay cosas que no se están haciendo adecuadamente en temas relacionados con nuestros hijos. Y aunque hacemos todo lo que está en nuestras manos a diario, venciendo incluso el miedo a lo desconocido, que a veces nos paraliza momentáneamente o nos hace seguir adelante durmientes en esta sociedad distópica, nada cambiará si no somos capaces de levantarnos y tomar las riendas.

Tras ser Madres Especiales descubrimos un mundo paralelo, el que alguien hace muchos años decidió llamar “discapacidad “ y que nadie ha cambiado desde entonces, ni tan siquiera el nombre, en el que pareciera que existen muchas personas que simplemente en vez de ayudar, quieren beneficiarse de nuestra situación.

Con los años nosotras nos hemos dado cuenta de que al principio estábamos “vendidas” mental y emocionalmente a empleados de negocios relacionados con la discapacidad y a funcionarios inconscientes e irresponsables, que solo buscaban un sueldo al final del mes. Aunque no todos son así, después de varios años en ese círculo vicioso, todos acaban pareciendo iguales.

Por eso damos gracias a la persona que “colmó la gota de nuestro vaso” y nos hizo pasar de ver el vaso medio vacío o medio lleno según sus dulces o desdichadas palabras, a ser nosotras las que llenamos nuestro propio vaso. Un maravilloso día decidimos gestionar nosotras mismas nuestra vida, con el apoyo de todos aquellos que quieran realmente ayudarnos y se interesen por cómo nosotras hemos decidido hacerlo. Hicimos esto no por valentía, sino por nuestra salud global. Ya no podíamos dar más sin obtener ningún resultado significativo a cambio.

Tras abrir los ojos estuvimos unos años resistiéndonos como forma de lucha contra la injusticia de los que no utilizaban el sentido común, porque hay cosas que superaban la dignidad del ser humano. Pero la rebeldía por nuestra parte solo nos llevó al ataque por parte de los que se creían la autoridad en su campo disconexo del todo que Any es.

Actualmente hemos conseguido pasar de la simple resistencia a la compleja indomabilidad en este camino continuo de cambio adaptativo para la supervivencia que es la vida.

Con un hijo con capacidades diferentes surgen problemas de todo tipo: salutogénicos (por problemas relacionados con patologías de base), económicos (para adquirir materiales que con el tiempo nos damos cuenta de que no mejoran la calidad de vida de nuestros hijos), emocionales (porque la vida distópica no favorece a nuestros hijos), etc.. Y así las Madres Especiales nos vemos inmersas en un círculo vicioso, una rueda que nunca deja de girar, amparadas en el pensamiento erróneo de darles “todo” y lo mejor a nuestros hijos (“¡cuánto más caro mejor será!”) sin pararnos a reflexionar, sumidas en la inercia de la velocidad de los sistemas que nos rodean: médico, educativo, etc.

Si como Madres nos empoderamos y nos educamos para tomar las riendas de la vida de nuestra familia, podemos beneficiarnos de un estilo de vida diferente, sin renunciar a lo aceptable de las prácticas alopáticas, a los conocimientos ancestrales de la medicina natural o al último descubrimiento científico. “Nada es verdad o mentira, todo depende del color del cristal con que se mira”. Y como cada uno de nuestros hijos es un mundo, ¿quién mejor que nosotras, sus Madres, para aunar lo mejor de cada Mundo?

Bipedestadores y andadores último modelo, camas posturales, férulas que se quedan pequeñas, sillas con decenas de adaptaciones, coches adaptados, suplementos, medicinas, etc. Nunca se acaba. Siempre hay algo nuevo, o el último modelo, o el peregrinaje continuo buscando el milagro sin esfuerzo, según la moda y el momento.Y lo peor de todo son los resultados. Miles de horas, miles de euros, toneladas de esfuerzo para que al final el niño, ya adolescente, acabe en quirófano con dolores y sin avance, porque a un cuerpo adulto le cuesta mucho más vencer los efectos de la gravedad que a un niño, y entonces casi nadie tiene soluciones.

Y por mucho que gritemos las Madres ya veteranas que hemos pasado por todo eso, porque nuestros hijos son ya mayores, poniendo en alerta a las nuevas Madres Especiales, a veces, de nada nos sirve. Quizás no hayamos sabido transmitir nuestra experiencia, porque 20 años después en mi caso, no he sido capaz de ayudar de forma significativa a un número considerable de madres para que despierten, o pasen de rebeldes a indomables. ¡Quien fuera Mary Poppins! Cuando se trata de tu hijo, lo que más quieres en el mundo, las Madres recién llegadas al mundo de la “discapacidad” pensamos que podemos beneficiarnos de miles de cosas ya que para nosotras son nuevas. Pero realmente llevan décadas en el mundo de la «discapacidad» sin resultados.

Casi todo ya está inventado y probado por miles de Madres.Desde aquí les gritamos desde el corazón una vez más que la mayoría de cosas solo sirven para vaciar los bolsillos y después de años acabar desesperadas y quemadas para lo realmente importante, disfrutar de la vida de nuestros hijos.

A todas esas Madres Especiales que lean este escrito las insto a reflexionar. Ahora que estamos más en casa con nuestros hijos, mirémosles a los ojos. Ellos solo necesitan eso, estar con nosotras, con su familia, para disfrutar de nuestro cuidado y vivir relajadamente, evitando una vida estresante llena de actividades normóticas: educación no inclusiva, revisiones continuas para rellenar los datos de un médico sin solución, decenas de aparatos ortopédicos o métodos de rehabilitación invariables desde hace décadas, etc.

Ante todo respetamos todas las decisiones. Nosotras hablamos claro y alto tras nuestra experiencia, con la esperanza de que alguien nos oiga y algún niño y familia se beneficie. Por eso nació anayany.com, para ayudar. Si una sola familia se ahorra caer en la “carrera de la rata” de la “discapacidad”, pues bien ha merecido todo el esfuerzo de exponernos en la redes, publicar nuestras emociones y hablar desde el corazón de nuestra experiencia, que no es la única, pero sí la que nos ha dado a nosotras excelentes resultados con una Parálisis Cerebral y una de las llamadas enfermedades raras.

Solo gritamos por el empoderamiento de las Madres Especiales. Informémonos, formémonos y responsabilicemonos de la vida de nuestros hijos.

Cometeremos errores pero sabremos levantarnos al estar rodeadas de personas también empoderadas y que nos pueden inspirar y ayudar más allá del dinero, desde el corazón.

Si las Madres Especiales seguimos haciendo lo mismo de siempre, tendremos los mismos resultados. Es hora de cambiar. Cientos de familias, seguramente con mayor poder adquisitivo que nosotras, le han dado todas esas cosas del siglo XX relacionadas con la “discapacidad” y susceptibles de ser conseguidas mediante dinero para sus hijos con problemas motrices. Todos conocemos a “famosos”, con supuestamente mayor poder adquisitivo, que no han conseguido el deseado “milagro” intentando comprar la salud de sus hijos. Vivir con capacidades diferentes no se trata de comprar servicios, aparatos o ser conejillos de indias para el sistema de salud. Se trata de vivir y ayudar a que nuestros hijos sean felices.

¿Alguna vez te has cuestionado por qué cuando nuestros hijos con discapacidad son pequeños todos quieren ayudar, todo parece funcionar, todos quieren medallas por aparentes buenos resultados, pero cuando llegan a la pubertad sin resultados significativos todos se desentienden? Cuando llegan a la pubertad las Madres Especiales ya hemos pasado por tanto, que no son capaces de engañarnos y una de dos: o tiramos la toalla y no queremos más mentiras ni que nos saquen más dinero sin resultados; o tenemos el suficiente coraje para perseguir nuestro sueño y evaluar realmente lo que sí y lo que no ayuda a nuestros hijos. Entonces admitimos que nos equivocamos en lo mismo que cientos de Madres antes. ¡¿Por qué no las escuchamos antes?!

Hoy en día, gracias a la mejora general de la calidad de vida, nuestros hijos llegan a mayores, y entonces, si no despertamos, serán carne de cañón para el siguiente escalafón en los cuidados de personas dependientes.

¡Demos un golpe sobre la mesa si no queremos ser eternas rebeldes manipuladas por intereses relacionados con la “discapacidad”!

Podemos empoderarnos y ser indomables. Podemos elegir el estilo de vida de nuestra familia. Podemos formarnos para no tomar decisiones erróneas una y otra vez, y aprender de verdaderos maestros y de otras experiencias de Madres Especiales en el pasado. Nosotras así lo hacemos en la actualidad. Empoderarnos ha sido nuestro truco. Ser indomables consiste simplemente en no sucumbir a la presión de los sistemas sociales actuales, e inteligentemente conseguir lo mejor para nuestros hijos según un criterio desinteresado.

Si eres una joven Mamá Especial y aún piensas que alguien diferente a ti puede darte una vida feliz junto a tu hijo a través del sangrado económico, familiar y emocional, no habrá servido de nada este escrito. No sacrifiquemos su niñez en cosas que están demostradas que no funcionan. Sí se puede ser felices independientemente de las circunstancias.Y gracias ,a todos aquellos que nos quieran ayudar a caminar no hacia un destino soñado, sino en un presente felizmente consciente.

Aprendizaje: Nuestros hijos son nuestros maestros.

#anayany

#vidasana

#amorinfinito

NUESTROS SEXTOS SENTIDOS

“La fina observación y reflexión sobre lo vivido, lo sentido, lo aprendido, lo equivocado nos enriquece y libera. La sabiduría se cultiva”. Álex Rovira.

El sexto sentido de Papá es el sentido del humor.

El sexto sentido de Any es el sentido común.

Mi sexto sentido es el sentido de la intuición.

Al ser conscientes de que existen muchos sentidos de la vida, no nos limitamos a esta enumeración escasa y por el contrario potenciamos todos nuestros sentidos a la vez que disfrutamos en todos los sentidos. 

Por eso como familia, compartimos todo lo que sentimos, a favor de algo más grande, aportando cada miembro el sentido de la felicidad propio de cada sueño individual a los demás miembros de la familia, haciendo posible un gran sueño común: ·ser felices independientemente de las circunstancias; y al mismo tiempo contribuyendo con nuestro granito de arena a un Mundo más feliz. 

Tener el sentido de una vida feliz no se trata de tener solo pensamientos positivos, sino de caminar por la vida cubriendo etapas, unas mejores y otras peores, para llegar a ser la mejor versión de nosotros mismos mientras disfrutamos del camino y aprovechando al máximo nuestros dones por un bien común mayor.

Por eso no nos limitamos a los sentidos habituales, al llamado sexto sentido o al concepto de sentimiento. Abrazamos todo lo que nos hace vibrar, nos ayuda a vivir o ayuda a los demás.

Practicar el sentido del humor, el sentido común, la intuición, etc.de forma individual y colectiva abre a nuestro ser a ser consciente de muchos sentidos más.

Aprendizaje: Aprovechemos nuestros sentidos para ayudar al bien común.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

YA SALE EL SOL

“ Ya no hace viento, ya pasó el invierno; no sé, no sé, no sé, no sé. Llegó el verano, bonito verano…” Mecano.

Para nosotras el SOL es la más generosa fuente de energía. El SOL nos da esa maravillosa sensación agradable del abrazo del “padre”: saludable, cálido y protector.

Comer adecuadamente, beber agua saludable, respirar aire suficientemente puro, dar y recibir afecto, tomar el sol…, son aspectos básicos para nosotras. Nos hacen sentir bienestar y a la vez nos producen placer.

Todo el mundo deseamos sentirnos bien, buscamos la plenitud y aquello que nos la proporciona. 

Pero todos no encontramos esa felicidad en las mismas cosas. La libertad nos da la posibilidad de elegir cada uno su camino.

Nosotras en la simpleza de la naturaleza encontramos los mayores placeres de la vida. Nuestro camino de la felicidad, que es la vida, se compone de cosas simples. Dejamos que la propia felicidad nos encuentre de manera natural, no parándonos ni los buenos ni los malos momentos, viviéndolos cuando llegan, aceptándolos; evitando los juicios hacia nosotros mismos y hacia los demás; compartiendo lo que somos y trabajando los diferentes aspectos de nosotras mismas. Si necesitamos ayuda, pidiéndola y si nos piden ayuda, dándola.

La felicidad está más cerca de lo que pensamos. Por ejemplo…tras el viento que se lleva las nubes y nos deja disfrutar del Sol.

Aprendizaje: Demos todos los días las gracias al Sol.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

#yasalelsol

CONOCIMIENTO FRENTE A SABIDURÍA

«Cuando el maestro está preparado las preguntas inquietantes del discípulo le convierten de nuevo en aprendiz, de esta forma el maestro sigue creciendo junto con su discípulo.» Carlos González Pérez.


Todo aprendizaje supone un avance hacia el autoconocimiento como la esencia de toda experiencia. Por eso nosotras valoramos tanto nuestras relaciones con el entorno o con las personas. Aprendemos muchísimo de la naturaleza y también en cursos, eventos, formaciones; a través de libros; charlando con una amiga; etc. Toda experiencia implica un aprendizaje. La simple relación con el entorno y con las persona nos hacen cambiar y acomodar las nuevas  experiencias a nuestras experiencias previas. Por eso nosotras pensamos que todos somos maestros y a la vez eternos aprendices que al soñar dejamos atrás el sentido del deber. 

Pero solo unos pocos somos Profesores vocacionales. Nos hemos formado y hemos desarrollado nuestro “don” para aplicar la práctica pedagógica. Así podemos sacar lo que el otro lleva dentro y ayudarlo a llegar al equilibrio entre sensibilidad, poder y sabiduría. 

Ser profesor no se limita a transmitir conocimientos, que se pueden adquirir fácilmente mediante el autoaprendizaje. El Profesor muestra al alumno que la esencia está en el poder del corazón, no en las creencias. Porque sentir desde el corazón supone igualdad sin juicio mental. 

El objetivo es que la mente del alumno se entere de lo que siente el corazón para alcanzar la felicidad plena. Y también mostrarle cómo sus emociones más complicadas como la rabia por no poder “arreglar” el mundo, simplemente es el trampolín que lo  va a acercar al cambio. Mostrar que las emociones, como la ira, la injusticia, etc.; como el amor, la compasión, etc. son el motor para el cambio individual y colectivo, para crecer y ayudar a los demás, es la base de la Pedagogía detrás de todo Profesor vocacional. Conocernos a nosotros mismos nos ayuda a aceptar nuestro ego. Si renunciamos a nuestro ego, renunciaremos a nuestro crecimiento. La Educación se realiza a través del equilibrio de las emociones, desde la sensibilidad y la experiencia que nos acerca a la sabiduría.

Y el Profesor vocacional sabe que el ego sin autoestima se traduce en miedo. Pero que el ego con autoestima supone crecimiento. Por eso desde la pedagogía el Profesor acerca al alumno a su interior para su propio conocimiento, crecimiento y por el bien común.

Educar es ayudar al otro a sacar lo mejor de sí para ayudar a los demás.

Aprendizaje: La pedagogía es una herramienta para acercar al alumno a su interior.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

CUIDAR A LAS SIGUIENTES GENERACIONES

«Había nacido un nuevo maestro, que había aprendido a mirar desde el corazón a sus alumnos; desde esa nueva posición no veía defectos en ellos, sino un universo de dones esperando ver la luz». Carlos González Pérez.

Son niños, adolescentes, jóvenes…

En nuestra opinión cualquier persona que se relaciona con ellos, en cualquier ámbito: escolar, hospitalario, etc., debería de estar preparado para, por lo menos, no impactar negativamente en la vida de ese menor.

Si una persona no sabe lidiar con las situaciones propias de un problema de cualquier tipo relacionado con un joven, no debería de ocupar un puesto profesional de trato directo con ellos o con sus padres, porque en vez de ejercer de ejemplo de autoridad democrática, les muestra la barbarie de la ignorancia por “titulitis”, que también es un aprendizaje, pero tener siempre esa actitud en una relación diaria limita el aprendizaje y el crecimiento personal del menor.

Muchas veces estos “profesionales” no dudan en defender su posición o la del organismo al que representan delante de los menores de una forma negativa e incluso cruel, con el único argumento de ser la autoridad contratada para ello, y no la autoridad sabia humanitaria.

Muchas veces nos encontramos en situaciones en las que la familia y el profesional no estamos de acuerdo en la interpretación de la norma, o se ponen por encima los intereses generales a los del menor, sin dar lugar a interpretaciones particulares e incluso llegando a las malas formas delante de los menores.

Frases duras o diagnósticos desalentadores, o comentarios difíciles de interiorizar por falta de información sobre temas de salud; sentencias fulminantes de los “profesionales” del sistema educativo, desconocimiento humanista por su parte sobre las excepciones en la aplicación general de las normas, etc. crean situaciones frente a los menores difíciles de manejar por los padres desempoderados por el sistema que ejerce de autoridad en ese entorno. 

La cuestión es que, al principio, como padres conscientes, nos solemos sorprender. Después sentimos impotencia, a veces lloramos, hasta que nos damos cuenta de que a pesar de cumplir con todo lo que nos piden los profesionales, nuestros hijos parecen ser un problema para ellos más que un reto profesional. Y acabamos, tras años, mirándolos con compasión y tratando de evitar que nuestro hijo pase una vez más por esas situaciones tan desagradables.

Hagamos entre todos los “adultos” Espacios Libres para que nuestros hijos no sufran de las malas gestiones de los “adultos”: padres y profesionales.

La buena comunicación nos hace crecer a todos. 

Escuchemos y seamos escuchados.

Aprendizaje:  Cuidemos la forma de relacionarnos con los jóvenes.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#educaciónemocional

“CAPTAIN FANTASTIC”

“Si asumes que no hay esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que hay un instinto de libertad, que hay oportunidades para cambiar las cosas, entonces, quizá, puedas contribuir a hacer un mundo mejor». Noam Chomsky.

Ayer vimos por casualidad una película que nos ha hecho reflexionar mucho: “Captain Fantastic” (2016). Para resumir la trama, sin hacer “spoiler”, os podemos contar que Ben y su difunta mujer fueron padres de seis hijos. Durante diez años habían vivido en los remotos bosques situados al noroeste del Pacífico, alejados de la civilización. Juntos habían criado a sus hijos en un ambiente de alta capacitación intelectual, física, espiritual y emocional. Debido a la muerte dramática de la Madre, el resto de la familia se ve obligada a convivir por unos días en la sociedad distópica actual. 

Nos ha encantado cómo se trata en la película la educación libre, la formación, la autorrealización. Cómo refleja la realidad de las capacidades infravaloradas de la infancia debido a la sobreprotección y dependencia social actual que limita sus capacidades a lo básico, tanto intelectual como espiritual, física y emocionalmente. 

Nosotras gracias a diferentes métodos, desde que Any era muy pequeña, pudimos comprobar que sí se puede aprovechar mucho más nuestro cerebro, nuestro cuerpo y nuestro corazón, independientemente de las circunstancias. Los niños con problemas en el desarrollo que mejoran día a día no son “superhéroes”, son niños que aprovechan al máximo sus capacidades para vivir, para simplemente poder vivir. Por eso somos conscientes de la infravaloración actual de las capacidades de un ser humano saludable. 

Si Any puede alcanzar un desarrollo físico, por ejemplo, muy por encima proporcionalmente al de un niño sin problemas ¡Qué podría alcanzar ese niño sin parálisis cerebral si cultivara un poco su cuerpo! No digo que, como hace Any, trabajen de alguna forma 24 horas al día su cuerpo, para no irnos al extremo, pero ¡¿Qué tal si los padres hiciéramos a nuestros hijos conscientes de sus posibilidades?! ¿No estaremos cortándoles las alas limitando sus capacidades? y por otro lado ¿Quiénes somos los padres para moldear mentes, cuerpos, espíritus y emociones? De ahí la importancia que para nosotras tiene educar en la libertad, la paz, el autoconocimiento y la felicidad.

Nos ha gustado ver como las niñas hablan esperanto entre ellas, ¡A Any le encanta el esperanto! y cualquier idioma que no limite su conocimiento. El cuidado del cuerpo en la naturaleza. La lectura y la música en familia. La democracia real y la discusión como forma pacífica de expresar los distintos puntos de vista. Nos encantaron muchas de las acciones, filosofías y pensamientos que reflejaban los personajes y nos sentimos muy identificadas a excepción de la moral política, porque no deja de ser una película occidental.

Nos quedamos con la esencia de que sí se puede educar a tu familia potenciando capacidades diferentes a las cultivadas por la sociedad en general o por las instituciones como las escuelas o por las políticas o religiones populares. 

Nosotras, por propia experiencia, sabemos que la educación libre puede ser real porque siempre ha sido nuestra elección. Sabemos que las cosas se pueden hacer de otra forma, ni mejor ni peor, pero sí enseñando a nuestros hijos las dos caras de la moneda y dándoles libertad de elección para que ellos elijan la forma de vida que quieran. 

Nos quedamos, porque lo experimentamos, con que se pueden combinar lo mejor de la naturaleza con lo mejor de la tecnología, lo mejor del cuidado propio con las relaciones sociales, lo mejor de los conocimientos clásicos con los más avanzados, lo mejor del liberalismo con el capitalismo y la ayuda al prójimo.

Nos ha parecido una película muy interesante para comentar en familia, para mostrar las dos caras a aquellos que piensan cómo podría ser algo diferente, pero no se atreven a dar el paso. 

Puede parecer muy extremista al principio, pero el final nos da una gran lección de cómo equilibrar la vida para disfrutar de lo mejor para el hombre.  

Aprendizaje: En el equilibrio está la virtud.

#anayany

#vidasana

#amorinfinito

RENACER

“Un girasol insumiso, el Giraluna. Un girasol que, a diferencia del resto, decidía no agachar la cabeza por la noche y aguardaba la llegada de la luna. Cuando el cielo se fundía en negro, este girasol conocía la luna y las estrellas y, bajo el efecto de esa luz pura en plena oscuridad, era recompensado con una sagacidad y lucidez especiales por su fe, curiosidad y criterio propio. El Giraluna, ese elemento disidente y diferenciador entre la caterva”. Luis Eduardo Aute.

Nosotras tocamos fondo hace años en temas de salud. Pasamos unos años como la naturaleza en invierno. 

Pero también descubrimos que todo es cíclico y ,con ayuda, logramos renacer.

Sabemos de la fragilidad de la vida y somos conscientes de que podemos volver a tocar fondo, en este tema o en muchos otros, a lo largo de nuestra existencia vital. Por eso disfrutamos de cada ciclo y utilizamos todos los aprendizajes para avanzar, crecer y seguir. 

Cada día es para nosotras una nueva oportunidad. ¡Cuántas veces Any y yo hemos aprendido de nuestros errores, miedos, automatismos…! Y cuánto nos queda por aprender gracias a estar vivas.

Por eso elegimos no pasar más sufrimiento si hay alguna alternativa. Elegimos aceptar, aprender y evolucionar, no luchar ni jugar a ser Diosas o a saberlo todo. 

No ofrecemos resistencia a la realidad. Fluimos con la vida que nos ha tocado vivir.

Cada día es otra oportunidad para despertar, “caminar”, cambiar, crecer y evolucionar. 

Ya se acabó hace muchos años vivir en la noche oscura del alma. Ahora elegimos seguir la luz.

Hemos aprendido a cuidarnos en los inviernos hasta que llega la primavera. 

Y agradecemos estar vivas. Es el mejor regalo. 

Poder amar, crecer y ser felices independientemente de las circunstancias. Compartir, dar y vivir en paz. Todo lo demás viene como consecuencia. 

Fluimos, nos informamos, formamos y tomamos acción para que nuestras energías trabajen a nuestro favor.

Simplemente disfrutamos de la felicidad de vivir.

Aprendizaje: Saludemos a diario al Sol para poder volar también sobre los giralunas.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS

Diamante.

–La verdad de la vida, Tail, es que muchas personas van a usarte. Solo te quieren por el interés, y si quieres sobrevivir vas a tener que acostumbrarte. Si no lo entiendes y no sabes ver lo que pretenden, pueden manipularte. Aprovéchate de ello si puedes, pues hay mucho más que eso… Déjame expresarlo de otro modo. ¿Ves estas paredes, esta mina en la que todos crecimos? No solo las piedras son carbón, nosotros también lo somos. También somos parte de la tierra. Si alguien piensa que le vamos a beneficiar, agarra sus herramientas y los pica, nos hace daño, nos causa grietas y nos destroza. Después, utiliza nuestros trozos sobrantes para calentarse en las noches frías. Lo que no sabe es que nosotros también tenemos herramientas y podemos picar, formar, romper y utilizar a nuestro propio beneficio. Muchas relaciones son así, somos los carbones de alguien que nos utiliza.

Así es como funciona el mundo.

Pero, al igual que con el carbón, a veces puede haber algo más debajo de todo eso.

Cuando el carbón soporta condiciones adversas, se transforma. Cambia.Mejora.

Algunas veces, debajo de todo ese carbón que deja de ser útil en cuanto se consume en llamas, hay algo que no cede. Algo que permanece, algo que brilla y se ilumina gracias a las llamas en vez de dejarse consumir por ellas. Ese algo es fuerte, y puede doblegar a otros sin romperse, pero no lo necesita porque es más resistente que todo lo demás alrededor. Ese algo es poderoso, y por lo tanto muy ansiado y tremendamente protegido. Pero tampoco lo necesita, porque es puro, y por mucho que lo moldeen las circunstancias, jamás dejará de ser como es. A veces se esconde en los lugares más insospechados, a veces se esconde y se cubre con varias capas oscuras para mezclarse con sus compañeros carbones. Pero al final siempre acaba mostrando su fortaleza.

¿Sabes por qué? Porque no se doblega ante los picos y las palas de la vida.

Porque al arrancarle esas capas superficiales le están haciendo un favor. Están dejando que su verdadero ser reciba luz. Están ayudándole a ser sincero consigo mismo y con los demás. De vez en cuando, ello tiene que romper las herramientas para que eso ocurra, pero normalmente su belleza habla por sí misma y todos en la mina reconocen que han encontrado algo valioso. Y agradece a los picos y las palas por ayudarle a ser quien es y por ayudarles a ellos a entender, porque saben que sin esos retos, sin esos obstáculos, incluso sin esos problemas, sin esas relaciones, razones o circunstancias, nadie, ni siquiera ese algo, hubiera descubierto su verdadero valor.

Y luego, con el paso de los años, eso puede ser pulido y perfeccionado según los estándares de los picos y las palas. Incluso puede ser adorado y valorado. Quizá incluso sea una joya, reconocida y respetada, que puede mostrarse de muchas maneras, siempre iluminando y embelleciendo su entorno. Pero lo más importante es que eso nunca pierde la perspectiva, y se acuerda de los picos y las palas que ya no pueden hacerle daño, y se acuerda de cuando era más pequeño y menos exitoso que ahora, y se acuerda de cuando ni siquiera pudo pensar que volvería a brillar entre todas esas capas negras, y se acuerda de cuando la naturaleza todavía no le había dado la resistencia de la que ahora goza. Se acuerda de todo, y lo agradece todo, y no cambiaría nada de esas experiencias ni aunque pudiese, porque gracias a todo lo que ha pasado ha formado su gran, gran belleza y ese valor que se fomenta más en el amor propio que en lo que piensen los otros, esa fuerza que ya es innegable e inherente, esa resiliencia tan suya. Ese brillo propio que nadie le quitará jamás porque es quien es.

Esas, Tail, son las personas que merecen la pena y por las cuales estamos vivos: las personas diamante. ¿Y sabes lo mejor de todo esto? Toda pieza de carbón tiene esa posibilidad. Cualquier persona puede ser un diamante. Todos tenemos ese espíritu dentro, en lo más profundo.Simplemente, como el carbón, la mayoría de nosotros necesitamos vernos espoleados por las más duras de nuestras circunstancias para saber que somos diamantes, y un poco de humildad para ser amables con todos.

Y todos, incluso los que son diamantes desde el principio de los tiempos, necesitamos impulso para compartir nuestro verdadero ser con los demás. Al fin y al cabo, para eso se inventaron nuestros picos y las palas… ¿No crees?

Any Pascual.

Aprendizaje: Descubre tu brillo interior.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

LIBERTAD DE DECISIÓN

“Estos son mis principios y si no te gustan tengo otros”. Hermanos Marx.

La libertad es el mayor bien que les podemos dar a nuestros hijos, como seres únicos y particulares y así también nosotros disfrutarla como padres.

Todo lo que hacemos es lo mejor que podemos hacer en este momento. Es la mejor decisión, porque si no, NO la tomaríamos para nuestro propio hijo. No existen malas decisiones, si ya han sido tomadas. 

Nosotras nos sentimos libres de las decisiones pasadas, aunque algunas con los años nos parezcan erróneas, y así podemos seguir tomando libremente decisiones en el presente. En aquel momento era lo mejor.

Evitamos juzgar a los demás o culparnos a nosotras mismas por decisiones anteriores. 

Respetamos la libertad de los demás y valoramos nuestra valentía,  capacidad de aprender algo nuevo y tomar decisiones o simplemente de intentarlo. 

Ser conscientes de que nada es bueno o malo nos ayuda a aceptar nuestro destino.

Any y yo somos conscientes de que  la búsqueda de la perfección nos genera estrés, así que aceptamos que un poco también es positivo y somos conscientes de que equivocarnos es parte de la vida y nos hace crecer. 

Bienvenido todo a nuestras vidas y a todas las vidas de quienes lo elijan libremente. 

Y gracias a todos los que nos brindan la posibilidad de mirar más allá.

Aceptamos lo no modificable, confiamos en nuestro instinto para abrazar el cambio y así nos sentimos totalmente libres de cargas pasadas y futuras.

En eso consiste la libertad real, en aceptar que lo realmente importante es vivir.

Aprendizaje: Ni el pasado ni el futuro existen, disfrutemos del aquí y el ahora.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

@anyespiritual

UNA DE CUENTOS

Sembrar.

«-Maestro, ¿cómo puedo enfrentar el aislamiento?

-Limpia tu casa. A fondo. En todos los rincones. Incluso los que nunca tuviste ganas, el coraje y la paciencia de tocar. Haz que tu casa sea brillante y cuidada. Quita el polvo, las telarañas, las impurezas. Incluso las más ocultas. Tu casa te representa a ti mismo: si cuidas de ella, también te cuidas.

-Maestro pero el tiempo es largo. Después de cuidar de mí a través de mi casa ¿cómo puedo vivir el aislamiento?

-Arregla lo que se puede arreglar y elimina lo que ya no necesitas. Dedicate al remiendo, borda los arranques de tus pantalones, cose bien los bordes deshilachados de tus vestidos, restaura un mueble, repara todo lo que vale la pena reparar. El resto, tíralo. Con gratitud. Y con conciencia de que su ciclo ha terminado. Arreglar y eliminar fuera de ti permite arreglar o eliminar lo que hay dentro de ti.

-Maestro y ¿luego qué? ¿Qué puedo hacer todo el tiempo solo?

-Siembra. Incluso una semilla en un jarrón. Cuida una planta, riégala todos los días, háblale, dale un nombre, quita las hojas secas y las malas hierbas que pueden asfixiarla y robarle energía vital preciosa. Es una forma de cuidar tus semillas interiores, tus deseos, tus intenciones, tus ideales.

-Maestro ¿y si el vacío viene a visitarme?¿Si llegan el miedo a la enfermedad y a la muerte?

-Háblales. Prepara la mesa para ellos también, reserva un lugar para cada uno de tus temores. 

Invítales a cenar contigo. Y pregúntales ¿por qué llegaron desde tan lejos hasta tu casa?¿Qué mensaje quieren traerte?¿Qué quieren comunicarte?

-Maestro, no creo que pueda hacer esto…

-No es el aislamiento tu problema, sino el miedo a enfrentar tus dragones interiores  Esos que siempre quisiste alejar de ti. Ahora no puedes huir. Míralos a los ojos, escúchalos y descubrirás que te pusieron contra la pared. Te han aislado para poder hablar contigo. 

Como las semillas que sólo pueden brotar si están solas».

El Gran Yogi Milarepa del Tibet.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito