HEMOS CREADO Y ELEGIDO NUESTRA VIDA FELIZ

“La vida es el universo comunicándose, y el universo es la vida expresándose”. Any Pascual.

Como sabemos que el cementerio está lleno de valientes y no le vemos sentido jugar a ser Diosas o más listas que los demás, nosotras simplemente buscamos adquirir los conocimientos y desarrollar todos los tipos de inteligencias, teniendo a la vez el coraje para vivir la vida que queremos. Seguramente para la mayoría de las personas nuestra vida no es la que ellos desearían, pero esta es nuestra elección, porque esto es lo que nos hace felices.

Y así lo compartimos a diario desde hace años en anayany.com Contamos nuestra experiencia, como nosotras disfrutamos del  tiempo en familia, cuidando de nuestra salud y estando felices juntos. Por eso podemos decir SÍ SE PUEDE, no importa las circunstancias.

En nuestra web compartimos nuestra experiencia con la Terapia en el Hogar, la Alimentación Consciente, la Libertad Financiera, el Equilibrio Emocional y el Crecimiento Espiritual, porque es lo que vivimos a diario. Además escribimos un post todos los días, porque la vida nos impacta y afecta día a día y nosotras estamos presentes para disfrutarla y compartirla. Y en nuestros post no hay sufrimiento porque hay equilibrio, no hay frustración porque somos indomables, y no hay lástima, porque trabajamos a diario y obtenemos buenísimos resultados. No se trata de buenismo u optimismo, se trata de que en el duro camino que es la vida, nosotras elegimos poner el foco en ser felices y trabajar duro para superar las dificultades.

Día a día compartimos cómo nos ha cambiado la vida el consumo de alimentos ecológicos frescos, con predominio de verduras de temporada, aunque somos flexivegetarianas. Consumimos conscientemente alimentos para nuestro cuerpo físico, mental, emocional y espiritual, desde el respeto por el producto y a la Madre Tierra. Todos en casa comemos a diario de forma saludable, consciente y cubriendo nuestras diferentes necesidades, sabedoras de que todos somos iguales, pero distintos.

Por otro lado, llevamos toda la vida de Any haciendo distintas terapias en el hogar para ayudar al progreso y la no regresión en las patologías asociadas a sus diagnósticos. Hace 11 años que hacemos ABR a diario, tras probar decenas de métodos, y sentimos que podemos ayudar a otras familias con nuestra experiencia real de trabajar de forma constante la fascia a través de la mecanotransducción. Si necesitas ayuda o más información aquí estamos.

Para poder tener este estilo de vida hemos tenido que formarnos mucho y tomar acción para tener distintas fuentes de ingresos pasivos de nuestras inversiones y así ser libres para elegir qué hacer con nuestro  tiempo. A Any siempre le hemos inculcado que la verdadera felicidad se logra cuando vives haciendo lo que realmente te gusta y por eso ella ha elegido formarse en muchos campos distintos de la vida. Tenemos muy claro, desde que diagnosticaron a Any, que un trabajo tradicional no puede formar parte de nuestra vida y nos dimos cuenta de lo importante que es formarse y tomar acción para vivir y disfrutar el día a día. Así que… si nuestros resultados sirven a otras familias para saber que hay alternativas, pues fantástico.

El control emocional y el cultivo de nuestro lado espiritual ha ido creciendo con nuestra experiencia vital desde el sufrimiento inicial de una familia en la que nace una hija con capacidades diferentes, hasta que nos dimos cuenta de que Any nos había elegido como padres, porque la necesitábamos nosotros a ella, más que ella a nosotros. Ella nos necesita a nosotros porque tiene una dependencia física con necesidad de una cuidadora en el hogar, papel que he elegido yo conscientemente, para que pueda realizar las tareas básicas. Y nosotros la necesitamos a ella porque es la luz que nos guía para lograr vivir desde el amor, con equilibrio sobre las emociones y con el desarrollo espiritual que además nos ayude a servir a los demás.

Así que nuestro motor de vida se basa en nuestro cuidado mutuo en temas de salud, desde la felicidad y con tiempo para disfrutar de la vida juntos, una vida sencilla y natural. 

Cuando alguien se apena porque no nos conoce, y le comento con una sonrisa que no trabajo y que cuido de mi hija, tras su mirada de compasión y pena me sorprende lo limitante que puede ser la mente humana.

anayany.com nace de la necesidad de compartir con muchas personas más la exp

eriencia de una vida real, día a día, viviendo en el presente, felices y en paz independientemente de las circunstancias. Ni un diagnóstico, ni una diversidad o diferencia, ni una silla de ruedas nos definen. Paz, amor y felicidad son nuestros valores.

Y todos los días seguimos aprendiendo a ser indomables, antifrágiles y resilientes, reinventándonos, creciendo desde la felicidad, con el aprendizaje continuo y la experiencia real, siendo generosas y compartiéndola con los demás.

Aprendizaje: Ser indomables, sencillas y compartirlo nos hace ser felices.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

NUESTROS HIJOS NUESTROS MAESTROS

“El amor personal que sientes por otra persona es una forma concentrada del amor universal; el amor universal es una forma ampliada del amor personal”. Deepak Chopra.

Los niños deben de ser considerados como iguales y con iguales derechos en la familia, la sociedad, etc. y no considerarlos como dependientes, aprendices o inferiores. 

Cada niño es un regalo que debe de ser aceptado en su condición plena, ya que cada hijo nos trae toda la sabiduría en su alma, independientemente de su condición, carácter o habilidades. 

Cuando decidimos ser padres, firmamos un “contrato” vital con nuestro futuro hijo, y está en nuestras manos cumplirlo. Apreciemos la sabiduría y el amor infinito que viene con cada hijo. Nos eligen y por eso debemos proveerlos de todas sus necesidades: espirituales, de crecimiento y evolución. Igual que sabemos que tendremos que cubrir sus necesidades materiales para su bienestar físico, nos debemos comprometer a garantizar su desarrollo en todas las áreas de la vida. Ellos nos han seleccionado por alguna razón, y junto a nosotros tendrán su propio crecimiento individual, al mismo tiempo que también se dará el nuestro, pues estos contratos de alma dan siempre beneficios mutuos.

Los padres asumimos la responsabilidad de criarlos, protegerlos y darles cuanto necesiten para sobrevivir en el plano material. Pero también nos responsabilizamos en ayudarlos en el desarrollo de sus habilidades y talentos diversos. Cada niño es un mundo y cada uno tiene sus necesidades.

Nuestros hijos nos ayudan a elevar nuestra conciencia, por medio de nuestra convivencia con su alma pura de vibración limpia y con su profunda sabiduría vital. Este es el camino natural de la evolución, en el cual el alma del niño está siempre en una espiral superior, y por lo tanto, en condiciones de ayudar a sus padres a que evolucionen también. Los padres hemos de ser conscientes de esto y aceptar, apoyar y criar a nuestros hijos desde el amor infinito, independientemente de su condición, ya que somos los cuidadores de su alma.

Las viejas formas de crianza han pasado. Tomemos el camino hacia nuevos conceptos, desmitificando y dando un nuevo significado al concepto de madres y padres. Elijamos aplicar distintas formas de vida familiar según las circunstancias, pero todas basadas en el respeto mutuo y amor por la diferencia de cada uno de los miembros y la ayuda a los demás.

La enseñanza más poderosa es la de la “Igualdad del ser”, todos somos iguales, aunque diferentes. 

Todos los niños son especiales, sensibles, amorosos, talentosos e intuitivos. Somos los padres los que tenemos que responsabilizarnos para encontrar formas de estimular esta sensible y bella energía, y colaborar en el desarrollo de todas sus capacidades, diferentes y únicas para que disfruten de una vida feliz.

Any siempre ha sido la instructora de nuevos caminos para que nosotros, sus padres, crezcamos junto a ella. Nos hace cuestionarnos o desafiar todos los sistemas de creencias y “reglas” existentes y nosotros, escuchamos y aprendemos, avanzando lejos del viejo paradigma que antes no nos dejaban evolucionar. Se trata de un dar y recibir desde el amor entre la experiencia y la sabiduría innata.

Any es un “espejo” para nosotros, al mismo tiempo que nos hace vivenciar pautas de vida más amorosas y revitalizadoras, que quizás no expirementaríamos si no la viéramos como Maestra, nos ha ayudado a despertar y saber quiénes y qué somos, y lo que somos capaces de hacer cuando somos verdaderos, auténticos y únicos, como ella. Hemos podido comprobar que  esta pequeña criatura es otro ser sabio y poderoso, como todos los niños, que desde su alma pura está ayudando a los demás y por eso intentamos del mismo modo brindarle nuestro apoyo.

Gracias Any, amor infinito.

Aprendizaje: Los niños de todo el mundo son un presente, cuidémoslos como el mayor de los tesoros de la humanidad.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#padresdelsigloXXI

COMPARTIR LAS EMOCIONES EN FAMILIA.

“Los sentimientos de valor sólo pueden florecer en un ambiente donde se aprecien las diferencias individuales, se toleren los errores, donde la comunicación sea abierta y las reglas sean flexibles, el tipo de ambiente que se encuentra en una familia cariñosa”. Virginia Satir.

En la familia, estar disponibles los unos para los otros es maravilloso. Nosotras siempre compartimos en familia tiempo, espacio, conocimientos y espíritu desde el estar aquí y ahora, acompañándonos y cuidándonos mutuamente.

Para nosotras es muy importante compartir el presente consciente entre todos los miembros de la familia. Al estar presentes, los conflictos, problemas y soluciones que surgen en el camino de la vida se ponen en común y se resuelven pronto y siempre desde el amor, aunque hayamos sido muy vehementes en la defensa de nuestras ideas particulares previamente. Por eso, nos decimos continuamente que nos amamos, aunque acabemos de discutir por ver las cosas desde distintos puntos de vista. Decir que nos amamos supone reconocer al otro con sus diferencias, y tenerlo al mismo tiempo en nuestro corazón. Nada es verdad ni mentira, solo tenemos en ese momento concreto distintos puntos de vista. Discutimos porque nos queremos mucho y sabemos de la necesidad del otro de ser escuchado. Además, así aprendemos  y crecemos al compartir nuestras ideas. 

Sin juicios, ni prejucios, expresamos pensamientos y emociones familiarmente. 

Si surge alguna emoción, como energía que percibimos en nuestro cuerpo y que hay que compartir y soltar en el momento en el que nos relacionamos, desde el respeto, la liberamos mientras estamos juntos y no nos guardamos nada. Todas, no solo las “buenas” como la alegría. Todas. Sacamos y compartimos emociones para equilibrar, cada uno desde su carácter y su situación presente, como somos y como vemos la vida en ese momento. Los demás escuchamos las señales que nos envía, con empatía y evitamos llegar a los extremos solucionándolo lo antes posible y demostrándonos el amor que nos une y subyace a una diferencia puntual de opiniones triviales.

 Tampoco nos guardamos nuestros “no” dentro. Sabemos que muchas veces un “sí” para uno mismo implica un “no” para los demás, así que desde ahí surge la aceptación para el equilibrio familiar, teniendo en cuenta que lo realmente importante esté cubierto.

Compartimos una convivencia amorosa priorizando la atención mutua, en vez esperar a que surjan las crisis desde la atención negativa de quien sufre y se revela o queja teniendo conductas disruptivas.

Lo que tenemos claro es que el ejemplo de la familia, o de las personas con las que elegimos pasar más tiempo,  marcará nuestras conductas para siempre, aunque sea por imitación subconsciente. 

Nosotras elegimos compartir tiempo y actividades en familia, como un equipo feliz; cultivamos la empatía, compasión y libertad; cuidamos la salud física, emocional y mental; ofrecemos nuestra ayuda; y buscamos el equilibrio desde el orden, la responsabilidad, el amor, etc. 

Y el perdón lo dejamos para los actos fortuitos inconscientes, porque un perdón nunca justifica una acción deliberada. 

Por eso la presencia es un maravilloso regalo para nosotras. Agradecemos a diario disfrutar de un estilo de vida saludable juntos, en familia.

 Aprendizaje: Seamos conscientes no solo de la importancia de pasar tiempo de calidad con las personas que elegimos para compartir la vida, sino de ayudarnos en los momentos complicados.

#anayany #amorinfinito #vidafeliz #seguridad #protección #niños #apoyo #comunidad #desarrollo #crecimiento #Inocentes #hoy #NiñosFelices #DíaInternacional

AGRADECIDAS

“Si vives circunstancias adversas recuerda que siempre hay una parte nuestra a salvo de ellas, sitúa tu conciencia en esa parte para que tu perspectiva esté por encima de esas circunstancias, y puedas así reconocer caminos ocultos a tu visión dramática y limitada de los hechos”. Carlos González.

La vida es un milagro y es maravillosa si aprendemos a apreciar todo lo que supone. 

Así que nosotras empezamos a diario por agradecer estar vivas un nuevo amanecer. Pero no como palabras dichas sin más, sino como un sentimiento profundo y consciente sabiendo que no es fácil estar aquí y ahora un día más. 

¡Gracias!

Sentir gratitud tiene un efecto sorprendente en nosotras a nivel físico, emocional y espiritual. Nos hace sentir bien, más animadas, más tranquilas, mejora nuestro humor, y así afrontamos las situaciones con mucha más calma y serenidad. 

Nos sentimos agradecidas por saludar al sol cada mañana; nos sentimos agradecidas cuando hablamos con alguien; nos sentimos agradecidas de adquirir un nuevo hábito fácilmente; nos sentimos agradecidas cuando nos sentamos en la mesa a comer juntas…

Ser una  persona bien educada, pedir las cosas por favor y dar las gracias continuamente: dar las gracias a las personas de tu entorno, amigos, familia, compañeros, por  todo, cada vez que tienes ocasión…está muy bien, pero si no es un acto consciente no se genera la magia. Es decir, usar el “gracias” como una coletilla o un acto reflejo, es un acto de educación, pero no tiene nada que ver con agradecer desde el corazón.

Para nosotras el agradecimiento es una recompensa interna. No agradecemos solo por lo aparentemente positivo, lo agradecemos todo, porque todo nos hace crecer con el aprendizaje. 

El agradecimiento no tiene tampoco porque verbalizarse siempre, porque es algo propio. A veces basta con  una mirada a los ojos y una sonrisa, a veces con un abrazo, a veces es una cita tras mucho tiempo sin vernos. Y otras veces es una palabra consciente: GRACIAS. 

No todo el mundo sabe decir o quiere decir esta palabra. Si te cuesta, la puedes cambiar por otras que significan lo mismo como “te amo”, o cambiarla por tu tiempo, que es algo muy valioso si decides compartirlo con otra persona que lo necesite. 

Cuando agradecemos algo a alguien que sabe lo que es ser agradecido, a veces sobra todo, incluso las palabras, porque la vibración en ese momento es muy alta y la sonrisa y el amor nos delatan.

Nosotras estamos agradecidas por todo. Por el mero hecho de respirar, amanecer o estar juntas. 

Se lo agradecemos al Universo a diario.

Y al tratarse de un agradecimiento consciente, nos sentimos tan bien, que cada vez queremos estar agradecidas por más cosas.

¡¡Gracias!! 

Aprendizaje: Cambiemos el camino de quejarnos por todo, por el de la gratitud y vida consciente.

#anayany #SQM #amorinfinito #vidafeliz #donar #RegalaVida #HazteDonante #DonacionDeÓrganos #DíaDelDonantedeÓrganos #salud#donantedeorganosytejidos #donaciondeorganosytejidos #graciasatodos

ENCONTRAR EL EQUILIBRIO COMO MADRE ESPECIAL

“Acepta tu lado oscuro, entendiendo que te ayudará a moverte con la luz. Conocer ambos lados de nuestras almas, nos ayuda a todos a avanzar en la vida y comprender que la perfección no existe”. Martin R. Lemieux.

Todas las Madres Especiales estamos sumergidas a diario en relaciones y cuidados de todo tipo, siendo objeto de dos fuerzas opuestas que, si somos conscientes de su presencia, podemos gestionar equilibradamente. Lo opuesto se complementa y fluye para dar dinamismo y sentido a la vida. 

Sabemos que en cualquier momento, debido a los síntomas de las patologías de nuestros hijos y al discurrir propio de la vida, podemos caer una vez más. Pero también sabemos, gracias a la experiencia, que cada vez nos levantarnos más rápido e incluso en algunas ocasiones no tocamos suelo y guardamos cierto grado de equilibrio.

Tomamos a diario decisiones muy complicadas, a veces intuitivamente, porque la vida de nuestros hijos está en nuestras manos, de ahí la necesidad de compensar estos momentos de estrés con decisiones más controladas, desde el conocimiento y con trabajo diario. Cuando queremos, solas y cuando lo necesitamos, en familia o con otras ayudas. 

Y aunque a veces parezca que no podemos más… siempre resurgimos hasta ser capaces de abrir las alas de nuevo. Porque nos mueve la energía más fuerte del universo: el amor. De ahí nuestra presencia continua en la vida de nuestros hijos..

Para evitar vivir en altibajos continuos, generamos el cambio diario necesario para poder optimizar la relación con todo lo que nos rodea y por lo tanto nos afecta. También nos anticipamos en el cuidado de la salud, trabajamos el equilibrio emocional, cultivamos nuestro lado espiritual y nos educamos y tomamos acción para ser abundantes en esta vida, a la vez que creamos un espacio terapéutico, nuestra casa, que nos sirve al mismo tiempo de refugio para cultivar el autoconocimiento, la aceptación y la expansión.

Aún así no podemos evitar pasar por momentos oscuros, pero con las herramientas que hemos ido coleccionando con los años sabemos que si mantenemos nuestra luz, maximizamos nuestra energía y equilibramos las emociones podremos disfrutar pronto de los claros. 

Busquemos el equilibrio diariamente para mantener la armonía entre todas las fuerzas que confluyen en nosotras como creadoras de esa pequeña parte de vida sobre la que podemos influir para crear bienestar. Creemos una vida equilibrada aceptando los desequilibrios propios del camino. No es fácil. Pero poseemos la creencia, la fe y la experiencia para poder cambiar nuestra realidad porque ya lo hemos hecho muchas veces. 

Las Madres Especiales somos capaces de hacer cosas increíbles sacando a nuestros hijos adelante gracias a una combinación de sabiduría y experiencia, energía amorosa, control emocional y cobertura material. 

Por eso Somos Mamás Especiales, Antifrágiles, Empoderadas y Resilientes.

Aprendizaje: Sí se puede ser felices independientemente de las circunstancias.


#anayany #amorinfinito #vidafeliz #Día #Madres #Padres #crianza #educación #hijos #diversidad #Igualdad #paridad #1deJunio #DiaMundialdelasMadresylosPadres

ELEGIR FLUIR O SUFRIR

“Como seres humanos, todos queremos ser felices y estar libres de la desgracia, todos hemos aprendido que la llave de la felicidad es la paz interna. Los mayores obstáculos para la paz interna son las emociones perturbadoras como el odio, apego, miedo y suspicacia, mientras que el amor y la compasión son las fuentes de la paz y la felicidad”. Dalai Lama.

No hemos venido a esta vida a sufrir, pero desde que nacemos nos intentan robar el permiso para ser libres (“haz esto”, “come esto”, “mira esto”, “habla así”, “consigue esto otro”, etc.) y eso nos aleja de nuestra felicidad primigenia y nos lleva a un mayor o menor sufrimiento dependiendo de cuánto nos alejemos de nuestros sueños con las idas y venidas de la vida. 

A mí me ha costado años resolver este conflicto vital que me separaba de lo que realmente soy, de la felicidad y de la compasión. Antes intentaba tapar con emociones perturbadoras lo que no podía afrontar. Sufría, sin ser consciente de que mi descontrol emocional simplemente me llevaba a una actitud de rendición. Ahora sé que soy indomable ante la oposición externa frente a lo que yo puedo realmente ser, manifestar o crear, y lo suficientemente consciente para utilizar las emociones a mi favor. 

Al dar a luz a Any todo cambió. Tras sus diagnósticos toqué fondo. Aprendí lo que era el sufrimiento de madre, lo anterior había sido simplemente el campo de cultivo para mi semilla de rebeldía ante las imposiciones sociales que no entendía. Any, con su ejemplo de libertad, transmutó ese sufrimiento en indomabilidad desde el ejemplo de una vida en paz, felicidad y amor infinito independientemente de las circunstancias. Abrió sus alas y no me dejó caer. Reflejó en mí la luz que ilumina ahora nuestro camino, generosamente, desde el amor  y desde la compasión. 

Tuve que pasar por varios diagnósticos y tocar fondo para abrir los ojos, pero desde entonces todo ha sido más sencillo: aceptar, creer, crear, crecer y cambiar para aceptar la realidad y ser libres. Ahora sé que tapar el sufrimiento, escondiéndome tras las emociones más sencillas de resolver, es más difícil, costoso y doloroso que aceptar o solucionar el verdadero problema.

El miedo, la rabia y la tristeza que me afectaban empezaron a diluirse al ser consciente de que las emociones no son ni buenas ni malas, son adaptativas,  nos ayudan a todos a seguir adelante, a sobrevivir, y nos acompañan en cada despertar. Ahora soy consciente de por qué están ahí y de cómo utilizarlas conscientemente para avanzar en el camino, en espiral, aceptando lo que puede ser entendido como “malo” y lo que nos parece “bueno”. Yo elijo, desde la neutralidad, la consciencia y el conocimiento. Al ver el mapa completo, el ego y las emociones se han transformado en vehículos de propulsión hacia el siguiente tramo del camino. La alegría, por ejemplo, puedo manifestarla como parte de mi neutra felicidad o como indicativo de que todo vaya bien. Pero si la utilizo como refugio, sé que puede manifestarse como euforia, ansiedad… en que yo sea por momentos muy mental, o esté muy en las ideas y poco conectada con la realidad y con el suelo. Yo elijo. Mi rabia sé que no tiene por qué reflejar nada negativo. Cuando quiero avanzar en el camino, la utilizo para que me dé coraje, fuerza, determinación, capacidad de lucha, etc. Yo elijo. Con la tristeza puedo buscar deseo de aprobación, reconocimiento, necesidad de que me quieran o descargar simplemente. Gracias a la empatía puedo controlar mi reacción ante los demás: si decido que el sufrimiento ajeno me cause a la larga un sufrimiento y acabar refugiándome tras alguna emoción ajena, o elijo escuchar, acompañar y  respetar el camino de la otra persona. Otras actitudes que manifiesto en ocasiones combinan varias emociones, como la culpa que puede suponer por ejemplo una mezcla de rabia con tristeza. O la resignación que puede ser una mezcla de tristeza con miedo. O la compasión…

Ahora sé que soy libre para elegir mi vida. En el tema de las emociones el mayor aprendizaje ha sido que nada es bueno ni malo, sino simplemente necesario en ese momento, y que tan negativa es la falta como el exceso. El equilibrio y el manejo consciente me ayudan en el día a día. 

La libertad, felicidad y prosperidad surgen al jugar de forma consciente según cómo quiera afrontar la vida en ese momento. Yo decido qué me afecta, cómo y cuándo. Y me dejo fluir. Lo que puedo manejar, lo elijo, y lo que no, lo acepto con las emociones que yo elija según el momento, identificando mis emociones a través de mis deseos: la tristeza puede implicar deseo de aprobación; la rabia, deseo de control; el miedo, deseo de seguridad; la alegría deseo de ser especial, etc. Soy yo misma, no perfecta, con todas las consecuencias. Acepto que sí hay una pequeña porción de cosas sobre las que puedo decidir en mi vida y tomo acción, elijo, amo y creo lo que deseo. 

Utilizar conscientemente las emociones, sin hacer daño a los demás y a una misma, para crecer y hacerse indomable, supone la aceptación del juego de la vida desde el empoderamiento. 

Ahora sé que aceptar la vida tal y como es, con nuestras circunstancias, no consiste en rendirse a un futuro predicho, sino que implica empoderamiento desde la aceptación de la realidad actual pero cambiando continuamente para avanzar en el camino. 

En nuestro aceptar hay paz, felicidad y amor. La aceptación no es un refugio por una situación inevitable. Afrontamos el dolor desde la aceptación, sin resignación. Lo importante es haber despertado para disfrutar del camino de la vida y haber dejado de utilizar las emociones para escondernos. 

Para ser libres solo hace falta respirar, estar vivos. Sin más. El resto, o lo aceptamos, o lo cambiamos, o nos hará sufrir la vida.

Aprendizaje: Disfrutemos de todos nuestros sentimientos desde la libertad.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

LIBERTAD TEMPORAL

«No se trata de controlar nuestra vida, pues ésta siempre será una aventura, precisamente por eso merece la pena; sino de creer en el aventurero, en su capacidad de hacer de los obstáculos retos con los que crecer y conocer mejor sus dones: vivir es aceptar la aventura.» Carlos González.

Nosotras no usamos reloj. Para nosotras la libertad pasa por no contar las horas. Pero ayer encontramos uno en un armario y lo pusimos a las 10:50. Y tiempo después, seguían siendo las 10:50.

Inevitablemente Any se ha puesto a recitar a Jorge Bucay y su “reloj parado en el pared”.

Y al mismo tiempo nos resultó hermoso pensar que habíamos parado el tiempo.

Muchas veces no sabemos ni qué día es, ni en qué momento del día estamos. Solo el Sol y el hambre cambian nuestro ritmo y marcan nuestras pausas.

LIBERTAD. Que bonito ha sido abrazarnos diciéndonos “te quiero” y pensando en lo afortunadas que somos de disfrutar de algo tan maravilloso. Tiempo.

Sentimos que por nosotras no pasan las mismas horas que para los demás, aunque la estatura de Any aumente, mis canas abunden y veamos a diario el amanecer. Disfrutamos tanto de todo este espacio temporal a diario, de estar juntas y ser felices…

También del silencio y del discurrir de los días sin atarnos a cosas que nos hacen creer que el tiempo pasa igual para todos. 

Los horarios absurdos, las citas a veces estresantes, los compromisos… los limitamos a días concretos o un ratito concreto del día. Y de nuevo a la Nada. La Nada infinita de posibilidades atemporales y mágicas.

Disponer del tiempo día tras día es para nosotras parte de la verdadera Libertad, para poder SER y ESTAR plenamente en la NADA aunque ahí afuera pasen cosas. Hacer de la vida una meditación es mucho más interesante que meditar durante un pequeño tiempo del día.

Seguimos haciendo lo que nos gusta y entonces es cuando pensamos que no pasa el tiempo.

Aprendizaje: Cuando vives en la nada el tiempo no existe.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

UNA DE CUENTOS

Hay una tribu africana que tiene una costumbre muy bonita. Cuando alguien hace algo perjudicial y equivocado ellos llevan a la persona al centro de la aldea, y toda la tribu se acerca y lo rodea. Durante dos días ellos le dicen a la persona todas las cosas buenas que él hizo. 

La tribu cree que cada ser humano viene al mundo como un ser bueno. Cada uno de nosotros deseando seguridad, amor, paz, felicidad.  Pero a veces, en la búsqueda de esas cosas las personas cometen errores. La comunidad percibe aquellos errores como un grito de auxilio.

Entonces ellos se reúnen para enderezarlo, para reconectarlo con su verdadera naturaleza, para recordarle quien él realmente es, hasta que se acuerde totalmente de la verdad de la cual él se había desconectado temporalmente.

Sawabona es un agradecimiento y quiere decir: «Yo te respeto, yo te valoro, vos sois importante para mí».

En respuesta las personas dicen: Shikoba, que significa: «Entonces yo existo para vos».

Aprendizaje: Sawabona Shikoba.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

@anyespiritual

AMOR INFINITO Y CUIDADO “CON-PASIÓN”

“No existe nada malo en nuestros hogares y país que un poco más de compasión, cuidado y amor no puedan curar. Somos todos hermanos y hermanas y debemos ayudarnos mutuamente cuando es necesario”. Roberto Clemente.



El amor, el cuidado y la compasión suponen la comunión total entre seres vivos.

Los términos compasión y cuidado han adquirido culturalmente cierta connotación negativa relacionada con la pena, el sufrimiento material, afectivo o la angustia. Y, muchas veces, se utiliza la palabra amor de formas que se alejan de su verdadero significado.

Nosotras la compasión “con-pasión” la entendemos como un amor desde el cuidado, propio y ajeno. Amor profundo, puro e infinito, hasta llegar a SER uno mismo y el otro, teniendo la capacidad y la sabiduría para conocer nuestro espíritu o el de la otra persona e identificarnos con su ser y nuestro ser interior. Nos separamos del amor egoísta de ser siempre dos, una dualidad, un enfrentamiento, una oposición entre los miembros de ese amor, y entendemos el amor infinito como una unidad que siempre va acompañado de sabiduría para que no sea amor ciego, porque el amor también puede hacer daño si no lo extendemos hasta el infinito.

Por eso nosotras elegimos relacionarnos con los demás desde el amor infinito, el cuidado y la compasión “con-pasión”, llegando incluso a convertirnos en los demás para desde esa empatía buscar el bien común, y no el beneficio propio. Amando al otro como a nosotras mismas, somos realmente libres, y dejamos de ser esclavas de nuestro propio desconocimiento, y de las creencias, ideologías o culturas que nos rodean.

Te amo tal y como eres porque yo me amo a mi tal y como soy, por eso cuido “con-pasión”.

Aprendizaje: Cuidarnos, tener compasión y “con-pasión” amarnos mutuamente para ser felices es sencillo y tiene gran importancia, porque nos acerca al sentido de la vida.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#epilepsia