CRECEN TAN RÁPIDO

Any ya hace un par de años que ha alcanzado la adolescencia. Ha sido un periodo que hemos vivido con total naturalidad a pesar de su condición.

A todos los padres nos preocupa esta etapa por temas relacionados con el despertar de la sexualidad,

la acción que las hormonas ejercen sobre el cuerpo, la conducta, etc.

Pero, como Mamá Especial, no me había dado cuenta del hándicap que este periodo podría suponer para mi hija.

Durante la adolescencia, sabemos que el cerebro y el cuerpo experimentan importantísimos cambios en su estructura y organización que hacen que tanto las funciones motrices como la conducta y las emociones varíen en un grado significativo.

La hormona de crecimiento provoca el famoso “estirón” y las hormonas sexuales los cambios físicos que convierten a los niños en adultos.

Estos cambios tienen particularidades específicas cuando existen de fondo problemas en el desarrollo.

Cuando era pequeña, Any tenía controles médicos frecuentes por la Enfermedad “Rara” que le diagnosticaron a los trece meses, y además por su PC. Cuando son pequeños el Sistema parece ocuparse más de sus necesidades. En una de estas revisiones, sobre los ocho años de edad, nos comunicaron que estaba empezando a desarrollar botón mamario, a tener bello púbico y otros síntomas que anunciaban una precocidad en su pubertad. Eran cosas que habíamos observado en casa, pero a las cuales no dábamos especial importancia por desconocimiento. Realmente sí es muy importante, como aprendimos más tarde, pero el Sistema Médico Alopático, como muchas veces, no tenía ninguna solución, solo nombres.

Esta fue una de las causas que nos llevó en ese momento a la Alimentación Ecológica.

La ciencia sí tenía alternativas para cambiar de camino. Fuera disruptores endocrinos, fuera agrotóxicos, etc. Teníamos que intentar regular varios temas: prediabetes, pubertad con ocho años, degeneraciones asociadas a los diagnósticos, etc.

Tomamos las riendas de nuestra Salud y trabajamos muy duro durante el resto de la infancia de Any consiguiendo mejorar entre otras muchas cosas: el control postural, las digestiones, el sueño, la espasticidad muscular… gracias a ABR y a retirar la mayor parte de los tóxicos que nos rodeaban, desde una conciencia ecológica.

A día de hoy podemos decir que todo ese trabajo dio sus frutos. Any entró en la adolescencia a una edad adecuada y sin ningún problema debido al estirón o a los cambios hormonales. Realmente estábamos tan centrados en trabajar por la Salud que no tuvimos tiempo para preocuparnos más por la enfermedad o por la opinión de los “expertos” que no nos podían ayudar.

Fue Leonid Blyum el que, en su evaluación ABR, tras el desarrollo de Any y su menarquía, nos regaló un WOW de los suyos acentuando su felicidad por ver como, ese momento tan delicado para otros niños con sus mismos diagnósticos y características, Any lo había afrontado no solo no cediendo en sus debilidades, sino aprovechando ese crecimiento para fortalecer sus estructuras.

¡WOW! fue lo que dije yo en ese momento en el que me di cuenta del valor de todo el trabajo acumulado durante años ya no solo por el avance funcional diario, que es lo que nos parecía más importante en aquel momento, sino por el posible sufrimiento de Any que habíamos evitado. Y no pude más que emocionarme.

Todas las horas de ABR, todo el esfuerzo familiar y personal que habíamos dirigido a conseguir una mejor movilidad y autonomía, a evitar complicaciones como contracturas y posturas dolorosas, había dado sus frutos en forma y fondo, lo cual pudimos comprobar una vez más en ese momento tan crítico.

Y Any se desarrollo de una forma totalmente natural.

Pensándolo ahora, ese crecimiento rápido que aparece también en la adolescencia de nuestros niños “especiales”, y que altera de pronto el equilibrio logrado con tanto esfuerzo, que normalmente trae asociadas complicaciones osteo-articulares que pueden llevar a muchos jóvenes a la intervención quirúrgica, nos habría complicado mucho las cosas.

Por eso, ahora sabemos ciertamente que, mientras los niños con problemas motrices estén en crecimiento, necesitan toda la ayuda que les podamos dar, no solo para adquirir funcionalidad, sino para preparar su cuerpo para el cambio brutal de la adolescencia.

De ahí viene esta entrada en nuestro Blog. Para contaros que al final ni nos enteramos. Hemos pasado esta etapa de una forma totalmente natural, de lo cual no hemos sido conscientes realmente hasta ahora.

Para mí, como madre, pero sobre todo para Any, es importante compartir esta parte de nuestra vida con las familias que tengan niños pequeños con problemas que les afecten al desarrollo.

El mensaje es claro: hay que anticiparse en la medida de lo posible a la aparición de estas complicaciones para minimizar su impacto negativo.

Si estos cambios de la adolescencia causan a menudo confusión en los niños sin dificultades, en aquellos con capacidades diferentes es aún más fácil que puedan aparecer problemas físicos, emocionales, comportamentales…

Busquemos el máximo desarrollo, no solo funcional, sino a nivel interno, trabajando desde pequeños de una forma constante y seria, para así alcanzar la vida adulta en unas condiciones óptimas dentro de las características de cada uno.

Para nosotras, ABR y la Alimentación Consciente han sido los dos pilares que nos han llevado, tras 10 años de trabajo, a que Any tenga una vida feliz a pesar de las circunstancias.

Y por supuesto que seguimos con nuestro estilo salutogénico de vida que incluye el trabajo físico diario. Porque con ABR los logros se consiguen independientemente de la edad, y nos encanta poder ayudar a Any a diario desde la comodidad de nuestro hogar, para que tenga calidad de vida y mejoras continuas.

Any y yo hemos decidido compartir esta experiencia, quizás más íntima, para intentar ayudar a que muchas Familias Especiales levanten la cabeza y reflexionen sobre la larga esperanza de vida que tienen nuestros hijos.

A día de hoy, los padres tenemos que ser conscientes de que la mayor parte de nuestros niños “especiales” llegan a la vida adulta, y de la importancia que tiene el trabajo que realizamos durante la infancia. Como mi hija, aumentarán en tamaño y en peso, y serán menos manejables simplemente por ser adultos, así que ganémosles tiempo a los problemas asociados a la pubertad, trabajando adecuada y constantemente la condición interna de nuestros hijos, y sean bienvenidas, por supuesto, todas las mejoras visibles y funcionales.

Una buena base creada durante años hará que la “casa” aguante las fuertes tormentas del camino.

Esta es nuestra experiencia y la compartimos desde nuestro amor infinito para todas las Familias Especiales.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#ABR

#LeonidBlyum

SONRISA DE OREJA A OREJA

Vamos a ponernos un poco técnicas. Intentaremos resumir por qué nosotras somos una Familia ABR, el Equipo Any.

ABR (Rehabilitación Biomecánica Avanzada) fue creada por Leonid Blyum al amparo de sus inquietudes por revolucionar el mundo de la Rehabilitación empoderando a las familias.

Las técnicas ABR, de estimulaciones transfasciales y viscoelásticas, inventadas por Leonid Blyum, tienen unos beneficios sin precedentes y han cambiado el mundo de la Parálisis Cerebral y los Problemas Motóricos Asociados al Desarrollo.

Son ejercicios fáciles de aprender; utilizando la biomecánica, suaves y pasivos; pueden realizarse mientras nuestros hijos duermen, estudian, juegan…; se pueden realizar en cualquier sitio y no es necesario desplazarse a un lugar con un profesional constantemente.

El entrenamiento ABR nos empodera A LOS PADRES para poder trabajar las suficientes horas semanales en casa para tener mejoras continuas y significativas en nuestros hijos.

Es un enfoque humano y totalmente integral, holístico; con ejercicios suaves, no invasivos que mejoran la estructura músculo-esquelética así como también el metabolismo (respiración, digestión y sueño) y las áreas sensoriales (mirada, estado de alerta, etc.).

Leonid Blyum ha sido el PRIMERO en trabajar de manera exitosa la fascia en niños con daño cerebral, y ha creado escuela y centros por todo el Mundo, promoviendo la realineación de la estructura músculo-esquelética y su desarrollo global general; fortaleciendo y remodelando la fascia (tejido conectivo), el verdadero marco del cuerpo humano, y dando una dimensión totalmente nueva al campo de la Rehabilitación Motórica.

ABR es además un programa de Coaching Terapéutico para padres de niños con problemas en el desarrollo y personas con problemas físicos, en él se combinan la destreza y la habilidad de las madres familias o cuidadores que realizan los ejercicios biomecánicos diariamente en su casa, un entrenamiento técnico de gran calidad y el empoderamiento que debe desarrollar una familia con un miembro con necesidades diferentes, utilizando técnicas y tecnologías innovadoras y científicamente aprobadas.

Sabemos lo que queremos y hemos elegido ABR desde el conocimiento, el compromiso y la seguridad de que es NUESTRA TERAPIA, por muchas cosas, pero sobre todo porque Leonid Blyum sabe como mejorar individualmente los aspectos negativos asociados a distintas patologías, hasta entrar en el círculo virtuoso independientemente de la edad.

Siempre formándonos con los mejores, para poder tener los mejores resultados.

#anayany
#ABR
#ABR2019
#amorinfinito
#vidafeliz

¡A DESCANSAR!

Y es que después de las formaciones, siempre estamos exhaustas. Demasiada concentración, demasiada información que asimilar y demasiada autoexigencia para hacer bien las cosas en casa…

Nos vamos del curso llenas de ejercicios ABR, aunque Leonid nos ha aconsejado repartirlos por la semana y ser conscientes del esfuerzo físico de ciertos ejercicios, para no cargarnos demasiado por el ansia de querer cumplir a diario con todo el programa. Y cuando la voz de la experiencia habla…

Estábamos muy ilusionadas con las nuevas técnicas que ha incorporado Leonid y no nos ha decepcionado. Todo tiene tanta lógica y sentido, y es tan fácil, que parece increíble, pero tras la Evaluación de ayer, lo increíble se transforma en “quiero más”. Novedades fáciles de implementar, que le gustan a Any y que tienen pinta de optimizar los resultados. Eso nos lo dirán en marzo cuando volvamos.

Ahora son meses de trabajo por delante, con muchas ganas de ver más, de conseguir hitos nuevos, de optimizar las zonas que ya están en proceso e insistir en las partes más rebeldes.

anayany.com con Andrés Medina

Estamos muy cansadas, así que nos vamos a tumbar un rato.

Con Leonid Blyum

Ha sido un placer participar en este curso, como en todos, pero el último siempre es en el que vemos que podemos llegar siempre un poquito más allá, que con ABR no tenemos límites y que con este Equipo tan maravilloso da gusto pasar unos días aprendiendo aunque acabemos destrozadas.

Gracias a todo el Equipo y en especial a Leonid Blyum por hacer de nuevo “Magia”.

Un abrazo de OSO y hasta marzo, prometemos hacer los deberes y volver a por más ¡¡¡GUAU!!!

#anayany
#ABR
#ABR2019
#amorinfinito
#vidafeliz

RESULTADOS A UN BUEN TRABAJO

Hoy hemos tenido la Evaluación ABR y nos hemos puesto una “auto-nota”: MATRÍCULA DE HONOR. No es ego, es el premio a un trabajo bien hecho.

¡¡Estamos muy contentas!!

Es el resultado de nuestro esfuerzo. De la dedicación de varias horas diarias y de hacer que forme parte de nuestras vidas, igual que entrenar forma parte de la vida de un deportista de élite.

Nuestra labor es hacer ABR. El Programa de Ejercicios Manual, el cinturón relaxogénico, los vendajes, la máquina, el gel, los ejercicios vibratorios con pistola y pelotas…

Le damos mucha importancia a poder tener una formación y supervisión continua, y agradecemos cada día el poder recibirla de Leonid Blyum, que continúa investigando y optimizando las técnicas ABR.

Trabajamos por salud. Todos los días, 365 días al año. Y nos merecemos ver que todo ese esfuerzo tiene su recompensa: ver a Any mejorar día a día.

Hoy ha sido una tarde de muchos ¡GUAU! De muchas alegrías y sonrisas. De recoger fuerzas para trabajar estos meses, sabiendo que los resultados van a seguir, solo depende de nuestro trabajo.

Mejoras en espalda, caderas, pelvis, escápulas, pero sobre todo en manos y pies, esos grandes olvidados hace 10 años. Comenzamos entonces por temas más generales de vital importancia, para llegar ahora a la periferia con grandísimos resultados.

Gracias Leonid Blyum por SER, y por ESTAR. Por empoderarnos para ayudar a nuestros hijos.

#anayany
#ABR
#ABR2019

¡DE NUEVO EN TOLEDO!

Curso ABR OCTUBRE 2019.

Acabamos de llegar a Toledo para un nuevo curso de ABR, la Terapia que realizamos con Any.

Muy contentas como siempre de venir a aprender con el mejor, Leonid Blyum, y ver los resultados de todos estos meses de trabajo.

Ya nos hemos pasado a saludar a Papi y a todo el Equipo y hemos tenido la oportunidad de conocer a dos nuevas familias que han comenzado este curso. Un abrazo de OSO para Judith y todo el Equipo Biel y otro para Amelia y el Equipo Nikolai. Me alegra haberos conocido, aquí estamos para todo lo que necesitéis.

Desde aquí un abrazo a todas las Familias a las que no hemos podido abrazar en esta ocasión, y a todas las FAMILIAS ABR. Orgullosas de pertenecer a esta tribu que desde la ilusión, el compromiso y el trabajo duro, utilizamos las últimas técnicas para conseguir los mejores resultados en nuestros hijos con Problemas en el Desarrollo.

Cada vez somos más y más comprometidas, cuando se tienen magníficos resultados simplemente trabajando desde la comodidad de nuestro hogar, de una forma natural, sin presiones, evitando problemas asociados a las diferentes patologías, al crecimiento, a operaciones, o aparatos forzosos…es un placer volver, aprender y poner en práctica los ejercicios individualizados para cada niño..

Muy emocionadas, felices y os iremos contando que tal en la Evaluación y el Curso.

Un abrazo de OSO.

EL VERDADERO MAESTRO

“Soy rico en enseñanzas para darte, todas ellas salidas directamente del infierno de mis heridas” Seung Sahn

No idealicemos a nuestros Maestros, ya que nos acabaremos sintiendo decepcionados. No son Dioses, son guías que surgen en nuestras vidas. Una luz en el camino del despertar, que ha acumulado más experiencia y más empezar de nuevo, más errores y más pruebas que nosotros. Un Maestro no es perfecto, no hace milagros ni se pone en nuestro lugar y nos libera del duro esfuerzo de nuestra propia búsqueda. Ni es un personaje de literatura ni de postureo, sino un ser experimentado y rebosante de luz.

Seres humanos ordinarios, pero genuinos, sabios y verdaderos.

Hay muchas clases de Maestros.

Están todos los Maestros que nos rodean a diario: nuestros padres, nuestros hijos, un extraño, una flor o una estrella…

Y cuidado, también algunas veces ciertas personas se disfrazan de maestros, buscan nuestra confianza, pero tras ofrecerles toda nuestra verdad nos damos cuenta enseguida de que simplemente son impostores que ya han decepcionado, herido y engañado a otros y con quienes no queremos llegar a tener mayores desacuerdos. Pero estos también nos pueden enseñar mucho, abrirnos los ojos y hacernos avanzar. Se lo agradecemos de todo corazón.

Y en contraposición a estos últimos, está el GRAN MAESTRO.

Nosotras lo tenemos muy claro y cuando se cruza uno en nuestra vida: seguimos el Camino que guía sus pasos, dejamos que ilumine nuestra oscuridad y que profundice en su búsqueda mientras le acompañamos. Sabemos que para crecer tenemos que trabajar con él, aprovecharnos de su luz y aprender a su lado, entonces podremos sanar y reconciliar todos nuestros errores y fragilidades con trabajo, constancia y fidelidad.

Pero un Maestro no deja de ser un humano, solo un saco de piel y de huesos como nosotros y, si tiene algo más es la responsabilidad, la sabiduría y la alegría entusiasta de compartir con nosotros sus experiencias.

El maestro perfecto no existe. Si buscamos lo perfecto seremos siempre desgraciados. Pero si cogemos la mano del Maestro y caminamos en su compañía y crecemos con él, entonces surge una preciosa relación y la “magia”.

Recordemos que al final el camino es solo nuestro y tenemos que aprender a elegir a nuestros GRANDES MAESTROS, para aprender a vivir desde la verdad, la felicidad y la paz interior.

También debemos de ser conscientes de que él no solo está ahí para enseñarnos. Todo Maestro busca el milagro de la transmisión: el que enseña es el que es enseñado.

Tomemos las riendas de nuestras vidas, siendo humildes y verdaderos, con el silencio como compañero y nuestros Maestros como espejos.

Gracias Leonid Blyum por esta visita inesperada, nuestro hogar ya es tuyo también. Orgullosas de crecer a tu lado. Nos vemos en Octubre en Toledo.

#anayany
#Maestro
#ABREurope
#LeonidBlyum