ECONOMÍA Y ESPIRITUALIDAD

“El amor al dinero es la raíz de todos los males” vs “La falta de dinero es la raíz de todos los males” Robert T. Kiyosaki

Muchas veces en nuestras creencias aparecen observaciones del tipo: tener dinero es algo sucio que nos aleja de la espiritualidad.

Para deshacernos de este pensamiento, lo mejor es una buena lección. 

Any desde siempre es una persona muy espiritual, le encanta cuidarse, es una intelectual, le encantan las finanzas, escuchar un buen concierto… Ella era mi ejemplo de que se puede SER en muchos campos diversos. Pero era algo innato.

Sin embargo fue el gran Robert Kiyosaki con su ejemplo, el que me hizo despertar y saber que yo también podía, cuando acudimos a su curso en Barcelona. Descubrí que alguien como “El Gran Gurú de las Finanzas” combinaba también todos estos campos en su vida. 

Entonces pensé en el Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci y las proporciones perfectas del ser humano. Lo relacionadas que están la Espiritualidad, la Independencia Financiera, la Alimentación Saludable, la Educación Libre…¡Son inseparables! Son patas de una misma mesa que deben estar en Equilibrio para que se mantenga en pie. Y de ahí surgió anayany.com

No se trata de ser multimillonarios o monjes budistas o crudiveganos. Se trata de saber como crecer equilibradamente en todos los campos de una forma ascendente. Aprender para PODER AYUDARNOS A NOSOTROS MISMOS Y A LOS DEMÁS.

Hay personas, como Any, que lo traen de serie, y otras como yo que necesitamos APRENDER de los mejores para empaparnos de esa calidad humana a la que aspiramos llegar algún día al conseguir el Equilibrio.

El ser humano necesita para vivir en el Mundo actual cubrir sus necesidades básicas con dinero y debe de crecer en su economía todo lo posible, para AYUDARSE y AYUDAR a muchas personas más (Gracias Robert por la lección).

Si ya compartimos desde el AMOR, el COMPROMISO, la FELICIDAD…aprendamos también a crecer en la parte económica. Por nosotros y por los demás.

Pero para poder ayudar hay que SER consciente. Y para acompañar en el camino hay que TENER la experiencia y los recursos. Apliquemos a todos los ámbitos de la vida nuestro SER. Si una pata cojea es hora de plantearse lo que estamos haciendo de forma incorrecta e informarnos, formarnos y experimentar con esa parte que nos frena en nuestro crecimiento GLOBAL.

Sólo cuando SOMOS CONSCIENTES podemos cuestionar nuestro estado vital y tomar acción para cambiarlo. Con esta consciencia y un poco de conocimientos y habilidades de Educación Financiera, seremos capaces de tomar mejores decisiones sobre nuestros recursos económicos y optimizarlos independientemente de cuál sea nuestro nivel espiritual.

Para nosotras, nuestro desarrollo espiritual conlleva, entre otras cosas, recorrer en paralelo nuestro camino hacia la Libertad Financiera. Porque tener Educación Financiera ayuda a ordenar, valorar, priorizar, visibilizar y concretar nuestras vidas, nos ayuda a nosotras mismas para después poder ayudar a los demás y nos libera de la angustia, la frustración y el desánimo que nos podrían producir los problemas económicos.

Y como siempre, y en todos los campos, UTILICEMOS nuestras experiencias y conocimientos para poder AYUDAR A LOS DEMÁS.

#anayany
#EducaciónFinanciera
#EspiritualidadyDinero

UN TRABAJO PARA TODA LA VIDA

Ya no. Ya no tenemos por qué estar esclavizados. Ahora cuando nuestro trabajo no cumple con nuestras expectativas, buscamos otras opciones en el mercado global. Porque tenemos Educación Financiera y Laboral, podemos encontrar posibilidades.

Supuestamente nos han formado en la Universidad para tener una vida mejor. Supuestamente. Porque el mercado laboral no se corresponde con las cifras de Universitarios no cualificados profesionalmente que llevamos décadas ocupando los puestos que podemos con tal de tener un sueldo cada mes.

Vivimos en un Mundo Global y lleno de oportunidades.

Por eso nos parece muy importante tener Educación Financiera y Laboral, para que el miedo por la carga económica que nos hemos creado (hipotecas, créditos al consumo, etc.) no limite nuestra vida a una situación de resignación por las deudas que tenemos que afrontar.

Si no cambiamos nada, si hacemos lo mismo que hicieron nuestros padres, pero con la situación laboral actual, la presión económica y el miedo nos pondrán en situaciones de frustración y sufrimiento continuo por la incertidumbre en el futuro y la mala planificación del pasado.

Vivamos en el Mundo que queremos. Busquemos o creemos nosotros el trabajo que nos hace felices. Formémonos a diario y demostremos que tenemos alternativas de alto valor para muchas personas. Y optemos por ofrecer, como emprendedores, propuestas de valor para la sociedad actual o por ayudar, como colaboradores, en proyectos con los que vibramos ofreciendo nuestros servicios.

En el 1 de Mayo, reflexionemos sobre nuestros valores, sobre lo que queremos para nosotros y para nuestros hijos. Todos trabajamos por dinero, hasta que nos damos cuenta de que el ser humano es el centro de todas las cosas y que nuestro desarrollo profesional debe ir ligado a nuestros deseos personales, y que el dinero podemos ponerlo a trabajar para nosotros mientras cumplimos nuestros sueños.

Entonces se cierra el círculo y sincronizamos lo que queremos con lo que nos permite tener una calidad de vida adecuada para seguir adelante.

No pongamos ni la Educación, ni la Salud, ni las Finanzas en manos de nadie. Gestionemos nuestras vidas para ser felices, no para aparentar, tener o acumular, sino para vivir, compartir y colaborar. Y la mejor forma de ser feliz es haciendo lo que nos gusta a servicio de los demás y siendo valorados económicamente por ello. Para nuestros problemas siempre hay alguien que nos puede ofrecer una solución, y como el dinero es energía, atraeremos a nuestras vidas también el movimiento económico que generemos para los demás.

Que trabajar sea un placer y que dar lo mejor de nosotros mismos cada día al servicio de los demás sea nuestro Título que nos cualifique.

Seamos el ejemplo para nuestros hijos de que con Educación Financiera, podemos tener una vida laboral de pleno desarrollo personal, de conciliación con la vida familiar y con libertad económica suficiente para tener una buena calidad de vida y compartirla con los demás.

#anayany
#libertadfinanciera
#1deMayo

MIRAR EL DINERO DE LOS DEMÁS DESDE LA ABUNDANCIA, SIN JUICIOS DE ESCASEZ

El dinero, en su forma física, es simplemente un símbolo, porque en realidad no hay nada que le corresponda. Antes era el oro lo que respaldaba al dinero, ahora ni eso.

En su forma simbólica es energía porque gracias a su existencia se pueden generar flujos para el bien común.

En sí no tiene ningún valor: no se puede comer o beber, plantar, montar en él o dormir debajo.

Sin embargo, para muchas personas, tiene más valor que cualquier otra cosa, porque que lo desean, porque es la forma que tienen de definir el valor de su vida, y piensan que se puede transformar en cualquier otra cosa.

El problema viene cuando el objetivo en la vida de esas personas es de posesión, solo por el deseo de ese puro valor.

Tener dinero no es un problema, es la falta de dinero lo que nos atormenta y subyace en la raíz de los problemas cotidianos. Y nunca habrá dinero suficiente para apagar la llama del deseo material generada por la falta de Educación Financiera y de Crecimiento Interior.

Valorar un trabajo bien hecho, o encontrarnos con un amigo, o escuchar el canto de un pájaro no tiene precio, y está muy lejos de la idea de algunos de acumular billetes de papel aunque sea aprovechándose del otro.

Hoy en día, la explicación socialmente aprobada es que la mayoría “no tenemos suficiente dinero”. Pero tampoco hacemos nada para obtener más y no sentir esa carencia de lo necesario. Nos limitamos a juzgar a quien lo tiene y el uso que hace de su dinero, mientras nosotros no participamos en la creación de abundancia y riqueza para todos, y nos limitamos a cubrir nuestras necesidades básicas.

El valor que otorgamos al dinero rebota kármicamente contra nosotros.

Cuanto más lo valoremos como una posesión para reforzar nuestros egos, más lo usaremos como excusa para juzgarnos a nosotros mismos por carecer de “lo necesario” en nuestras circunstancias vitales o peor aún, para juzgar a los demás sin darse cuenta de que el que más tiene es el que más puede dar.

Cuando por fin despertemos y veamos el dinero como lo que es, una forma socialmente aceptada que aumenta nuestra libertad, nos daremos cuenta que la mayor fortuna es tener para compartirlo, no de acumularlo sin sentido.

Entonces nos volveremos verdaderamente libres para determinar nuestra actitud frente a él, frente a obtenerlo y usarlo.

Vivir de forma consciente nos hace saber que nuestra naturaleza esencial ni mejora ni empeora por tener más dinero. el dinero así como viene se va, es energía, realmente no hay nada que obtener ni nada que perder.

Por eso, para aquellas personas que VEN lo que pasa realmente en el Mundo, el valor del dinero se vincula estrechamente a su capacidad de ayudar a aliviar el sufrimiento de los demás.

Las personas que realmente tienen muchísimo dinero no están apegados a él, y por ello no lo temen y saben lo que tienen que hacer para tener más y así poder ayudar a más personas. Y ayudan de muchas formas: con la reconstrucción de Notre Dame y con ayudas a los campos de refugiados o en la investigación de enfermedades. Ellos mejor que nadie saben que el dinero no compra la felicidad y que ayudar desde el corazón es la acción que más enriquece a las personas. Si tenemos damos y compartimos, si no tenemos: ni damos, ni compartimos y encima juzgamos a los que lo tienen.

Aunque, el dinero realmente ya no vale nada.

El nuevo valor se llama poder, y el dinero ya no sirve para comprar muchas cosas. Por ejemplo el poder de las farmacéuticas está privando de las medicinas que curan muchas enfermedades a muchas personas independientemente de su posición económica.

No confundamos dinero con poder.

El deseo de tener poder sobre los demás es el que deja sin ayuda a los refugiados, sin agua a los sedientos y sin medicinas a los enfermos.

El dinero no lo compra todo, y si hay niños que se mueren de hambre en el Mundo o toneladas de plásticos en el océano, miremos a nuestro interior antes de echar la culpa a los demás.

Tener dinero supone poder ayudar a muchos más.

El poder de determinadas industrias es el que limita el acceso a ricos y pobres a determinadas medicinas, investigaciones, alimentos, etc.

Mirémonos a nosotros mismos y hagamos examen de conciencia sobre donde ponemos a diario nuestro dinero cuando votamos con nuestras compras diarias, no solo en una urna.

Preguntémonos si con nuestras decisiones sostenemos a un tipo de industria u otra.

Les estamos dando cada vez más poder a quienes controlan nuestra alimentación, nuestra salud, el agua potable, etc. y mientras parece que solo estamos preocupados por lo que hacen otros con su dinero.

En fin…antes de criticar a los que ayudan, mirémonos a nuestro ombligo.

#anayany
#EducaciónFinanciera
#ReconstruirNotreDame

¡QUIÉN HA DICHO QUE NO HAY SEGUNDAS OPORTUNIDADES!!!

Con nuestro dinero gestionado de forma efectiva gracias a nuestra Educación Financiera, podemos ayudar a muchas personas. Desde anayany.com compartimos la Educación para la Salud, la Educación Financiera y el Control Emocional desde nuestra experiencia.

Para nosotras el dinero es solo la energía que acelera los procesos en esta sociedad que nos toca vivir. Y por eso nació Mamá Cripto y nuestra incursión en Bitcoin, como forma de capitalización para cubrir los gastos derivados de una vida saludable: acceso a alternativas de salud, comida ecológica, tranquilidad económica, etc. que nos libere parte del estrés de la sociedad actual.

Adoramos las Criptomonedas, el Mundo Cripto, la posibilidad de participar desde muy temprano en algo tan grande, la posibilidad de ayudar a los demás a entrar en Criptos…

¡Cuantas veces hemos pensado este año: “si volviéramos a ver el BTC al mismo precio que cuando empezamos (3.500 dólares)…!!! Pues bien, el momento ha llegado y… Nuestra estrategia desde el primer día ha sido acumular y seguiremos. Además como recuperamos rápido toda la inversión inicial y fuimos reinvirtiendo ganancias, estamos listos para repetir y optimizar la estrategia. ¡De algo nos tenía que servir nuestra experiencia como inversores!!

Ya no hay miedo a lo desconocido, ya sabemos como sacar la máxima rentabilidad como inversionistas, y hemos estado ahorrando todo el año para este momento, ¡así que estamos como locos! Y es que no sólo BTC está bajo, sino que proyectos como BAT, Elastos, etc. cuestan tan solo unos euros.

Y es que cuando eres inversor, no puedes desaprovechar las gangas.

No sabemos si comprar Apple o Appcoin ¡Pues ambas, está claro!!!

Ahora si, la experiencia es un grado. El mercado está como el año pasado cuando entramos, pero:

  • Después de más de un año de Formación en Criptomonedas con Jose Manuel Torres, y lo que nos queda, porque nos encanta hacer formación continua CON LOS MEJORES, tenemos claro como operar según nuestro estilo de inversión a largo plazo.
  • Después de tener nuestro propio parque de robots minando en Islandia, tenemos claro la gestión del mismo. Hoy en día haríamos las cosas de otra forma totalmente diferente, pero éramos novatos. Ahora ya sabemos y partimos desde el mismo precio, con experiencia y las mismas ganas. Eso si, no cometeremos los mismos errores. Hemos aprendido la lección y si este año pasado ganamos unos miles de euros, en el 2019 lo gestionaremos optimizando los resultados para el Proyecto Mamá Cripto.
  • Después de crear un Blockfolio “robusto y balanceado” y con las nuevas compras que estamos haciendo actualmente, ya llegamos al 10% del total de nuestras inversiones en Criptos (el resto se reparte entre Bolsa e Inmuebles).

Objetivos del 2018 totalmente cumplidos. Muy felices de saber movernos en este mundo gracias a nuestra Educación Financiera previa y a la fantástica Formación en Criptomonedas que hemos tenido continuamente. Gracias Jose.

Hemos hecho lo que hemos querido según toda la información del Mercado. Hemos acumulado desde el primer momento el TOP 10. Hemos tradeado, minado, holdeado e intercambiado monedas para tener cada vez más BTC. Hemos sido felices haciéndolo, hemos aprendido mucho, sobre todo a hacer lo que nosotros sabemos como inversores en otros Mercados y así hemos tenido los buenos resultados de nuestro duro trabajo.

Gracias, a todo nuestro Equipo de inversores que han querido acompañarnos en este viaje, y gracias, a las personas que nos han contactado para empezar y que juntos hemos abierto billeteras, comprado los primeros BTC, holdeado y minado, aquí seguiremos al pie del cañón para lo que necesitéis.

Nuestro lema es AYUDAR SIEMPRE AL EQUIPO. Nuestro Equipo es lo más importante y yo trabajo a diario como Mamá Cripto por y para el Equipo, porque sin ellos nos quedaríamos solos queriendo hacer un gran Proyecto, y es ridículo, uno solo no puede, nos necesitamos mutuamente todos, con nuestras virtudes y defectos, pero juntos. Y todos y cada uno de los miembros que han empezado con nosotros formamos una gran familia Cripto con un objetivo claro: somos inversores y queremos resultados. Da igual las circunstancias profesionales, económicas o vitales de las personas del Equipo, SOMOS UNA TRIBU. Porque si algo hemos aprendido en este año, el primero también en una empresa de multinivel , es que cuando tienes los conocimientos, sabes “echar los números”, no mientes, tienes y compartes muchísima información, trabajas para ahorrarle tiempo y dinero al Equipo, y lo haces desde el corazón y con buen humor aunque sea a altas horas de la mañana por diferencia horaria ¡¡TODO SALE BIEN!!!

Así que aprovechemos que el Mercado está bajo. Nosotros estamos felices como perdices de volver a “empezar” en cuanto al precio del BTC, eso sí, con una ventaja, ahora tenemos muy claro QUE HACER JUNTO CON NUESTRO EQUIPO.

No escuches a tu ego.

Ego, anayany.com, educación financiera

La nueva forma de esclavitud está relacionada con el trabajo o los negocios.

Las relaciones que se establecen en distintos tipos de situaciones laborales pueden ser muy tóxicas, porque el nivel de exigencia por parte de las personas con las que llegamos a relacionarnos se asemejan a la explotación. De ahí la importancia de trabajar nuestro ego para poder reaccionar cuando tengamos que decir NO.

Si es el ego el que nos impide coger el camino de la felicidad y abandonar un barco que nos lleva a la deriva, cuestionémonos que está pasando.

El ego nos puede hacer muy vulnerables.

Otros pueden percibir muy rápidamente que somos susceptible a la adulación (y de qué tipo) o podemos ser incitados a tomar decisiones precipitadas, según sus intereses.

Si nuestro ego es avaricioso, por ejemplo, y está hambriento, los demás pueden manejarlo para sus propios fines.

Nuestro ego nos puede llevar a quedarnos cuando debemos irnos.

Podemos permanecer en condiciones de trabajo insostenibles porque queremos probar que podemos navegar a través de los tiempos difíciles o saltar de un papel a otro, con la esperanza de finalmente sentir que valemos y que si los demás pueden…

Nuestro ego es un pésimo entrenador de carrera, pero lo escuchamos de todos modos, sin darnos cuenta de que los que se venden como referentes a seguir, realmente son humo.

Nuestro ego nos distrae de las prioridades

Lo que nuestro ego quiere es sentirse bien en el momento y además no le importa el trabajo duro e ingrato que se necesita para lograr las grandes metas que nos propongan.

Queremos ser líderes y nuestro ego se conformará por ejemplo con los comentarios de facebook,
porque queremos vencer a todos los otros egos, a los retos y a la competencia con supuestos colegas, apartándonos del foco de nuestros propios deseos u ocultándolos por completo.

Cuando estamos controlados por el ego, no asumimos la verdad que nos ayudará a crecer.

Nos quedamos atascados persiguiendo la gratificación prometida, a veces incluso sabiendo que han elegido ya a otro para el puesto, o centrándonos en proyectos que por desgracia al final son humo.

Vencer el ego es admitir los errores y hacerse a un lado.

Si hemos conseguido una recompensa económica por ese trabajo, estupendo, y si encima de perder nuestro tiempo, hemos perdido dinero, lección aprendida.

Sólo desde el amor, el trabajo diario es gratificante, bonito y satisfactorio.

Para salir al Mundo y lograr el éxito, dejemos el ego a un lado y demos todo desde el corazón, para no caer en nuestra propia trampa.