VIDA COLABORATIVA

“Si caminas solo irás más rápido, pero si caminas acompañado llegarás más lejos” Proverbio chino.

Hay cosas que es mejor compartirlas, porque el resultado de un esfuerzo colaborativo siempre es mayor que la suma de sus partes.

Por eso nosotras cuando nos enfrascamos en un proyecto que supone un reto, nos aseguramos de estar rodeadas de personas maravillosas que nos acompañen, guíen y ayuden en el proceso.

Todos tenemos ciertas habilidades en las que somos talentosos, y otras en las que flaqueamos. Por eso es importante unirnos para crear cosas más grandes. Porque, teniendo todos una meta clara y una actitud positiva para llegar a ella, personas con diferentes maneras de pensar y dones pueden complementarse y crear algo mágico.

El agua, se compone de oxígeno e hidrógeno. Son dos componentes en diferentes proporciones que, unidos y colaborando, generan algo mayor que ellos mismos. Sin una de las partes, el agua sería algo diferente a lo que es, y con más añadidos se vuelve ligeramente distinta, con otras cualidades.

Hay que saber valorar que, aunque todos somos iguales, existen bellas diferencias entre nosotros que nos permiten ser quienes somos y crear cosas diferentes para el Mundo. Y que cuando nos unimos personas con la actitud correcta, ganas y un objetivo común, donde antes no había nada, en en poco tiempo se pueden crear cosas maravillosas llenas de amor, gracias al trabajo conjunto.

Colaboremos en todo lo que podamos, los máximos beneficiados al final seremos nosotros mismos.

Gracias chicas por contar con nosotras en el episodio 11 de las mujeres “Con la M bien puesta “ de Rich Dad Latino. En el compartimos nuestras experiencias y cómo encontramos la fe para ser felices con nuestras circunstancias.

#Educacionfinanciera

#Richdadlatino

#Mujeresconlambienpuesta

#anayany#vidafeliz

#amorinfinito

#EquipoAny

GRACIAS MAESTRO

“Los errores nos convierten en personas más inteligentes, lo importante es no cometer los mismos”. Fernando González.

Gracias por ser y estar presente desde el día en que nos conocimos, eres el mejor “regalo” que Any ha podido recibir.

Nos cambiaste la vida y ahora nos acompañas en el camino. Eres más que un Mentor, para nosotros eres un AMIGO, una palabra que utilizamos poco porque para nosotras es muy importante y conlleva una gran responsabilidad.

Recibir directamente de ti una Master Class como la de ayer es un regalo impagable. Pero como sabemos que la vida devuelve con creces a las personas todo lo que dan a los demás desde la generosidad, la compasión y la experiencia de quien se sabe parte de un todo, estamos seguras de que tu vida es el resultado de la gran persona que eres.

Gracias por compartir con nosotras tanto sin pedir nunca nada a cambio, solo por el placer de ayudar desde tu sabiduría basada en tu experiencia como persona, padre, empresario y amigo.

El tiempo que se dedica a algo o alguien es para nosotras proporcional al amor, interés y generosidad de la persona que decide reservar su tiempo a esa actividad. Tú nos dedicas tu tiempo desinteresadamente y eso es algo tan valioso para nosotras y tan difícil de encontrar hoy en día… Tus valores, sentido de Familia y experiencia vital hacen que seas un Maestro en muchos aspectos y un espejo donde mirarnos. Siempre decimos que nos gusta rodeamos de personas que son de verdad, en muchos campos distintos de la vida, y tú eres un ejemplo de ello. 

Aquí estamos para todo lo que necesites y nosotras te podamos ofrecer.

Seguimos tus pasos, tus enseñanzas y eres el mejor ejemplo para Any. 

GRACIAS POR TODO, FERNANDO.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

HABLEMOS DE DINERO

“A menudo, cuanto más dinero ganas, más dinero gastas; es por eso que más dinero no te hace rico. Los activos te hacen rico.” Robert Kiyosaki.

Es un tema para muchos difícil de tratar, debido al concepto erróneo que nos han inculcado desde pequeños. 

Hay dos posiciones a la hora de hablar de dinero: desde la posición del que NO TIENE DINERO o

desde la posición del que SÍ TIENE DINERO.

Las típicas frases relacionando dinero con corrupción, delincuencia o ego no son más que el resultado de mirar a través del ojo de una aguja, desde el lado de “no tengo dinero”.

Veamos el dinero como una de las energías que mueve el Mundo. 

Nosotras hablamos de dinero a diario, ya que nos afecta, y es uno de los temas principales a poner en común a la hora de la comida, ya que para nosotras supone algo positivo (si no nos cortaría la digestión).

En la crisis actual podemos comprobar la importancia de saber sobre dinero: si no se mueve la economía, si no hay consumo, si no gastamos y vendemos, el dinero no cambia de manos y por lo tanto muchas personas que no poseen flujo de efectivo tienen problemas de todo tipo.

Si queremos cambiar las cosas en la actualidad, es mucho más fácil con dinero que sin dinero.

Nosotras valoramos todos los días poder tener una vida en la que no estamos peleadas con el dinero, sino que lo utilizamos como una herramienta. Votamos a diario qué queremos en nuestra vida cuando consumimos o realizamos una inversión.

Tener una relación sana con el dinero y ser conscientes de cómo esto ayuda a los demás es cuestión de Educación y Valores.

Dónde ponemos la energía en forma de dinero, nos dirá qué tipo de personas somos, cómo nos queremos relacionar con el entorno y con el mundo y qué educación tenemos.

Nosotras somos muy conscientes, por ejemplo, cuando adquirimos productos que respetan al medio ambiente y al hombre: tejidos y comida orgánica sin OGM, ni pesticidas ni agro-tóxicos, sin tintes tóxicos, sin explotación de la mano de obra y reduciendo al máximo la huella ecológica por cercanía.

Pero no se trata de ser perfectos, ecologistas… Se trata de vibrar con nuestros valores, conductas y normas.

Any por ejemplo tiene un Nissan Evalia Diesel con ya unos añitos. No es el mejor vehículo según los expertos, ni el más aparente, etc. Pero es perfecto para su silla de ruedas. Y algo que fue parte de su decisión de compra es que fue fabricado en la factoría de Barcelona. Y para nosotras cumple su función, porque además no le damos mucho uso. Fue una compra consciente y estamos encantados con no cambiarlo mientras sea posible, aunque “contamine”, porque más contamina cambiar de vehículo cada dos por tres, aunque sea para adquirir uno de bajas emisiones. Es como lo de tener una bici eléctrica y cargarla con electricidad generada en industrias contaminantes. 

Se trata de ser conscientes y consecuentes con nuestro dinero. De saber que con una vida sencilla no necesitamos mucho y que los agricultores, por ejemplo, son primordiales para nuestra supervivencia. No se trata de criticar a otros: empresarios, gobierno…, se trata de que si están tirando la cosecha de calabacín porque se lo están pagando por debajo de coste, no es razonable negarnos a pagar un poco más por comprar directamente al agricultor consciente ecologista un kilo de calabacín orgánico a 1,42 € el Kg. para que pueda mantener su cosecha, su familia, su salud y la nuestra.

Seamos consecuentes con las consecuencias de adquirir, con nuestro dinero, determinados productos. Cada compra es una decisión económica, de dinero. Si adquirimos productos y servicios sin pensar, estaremos atrayendo a nuestra vida sin darnos cuenta las cosas que a veces criticamos cuando vemos las noticias y sus consecuencias. 

Recordemos siempre que el dinero es neutro. Qué hacemos con nuestro dinero es lo que puede hacer cambiar el mundo.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

#educacionfinanciera

MACROECONOMÍA Y MICROECONOMÍA FAMILIAR

«Sea la clase de mujer, que cuando ponga sus pies en el suelo cada mañana, hasta el diablo diga… Oh rayos! ella está arriba» Kim Kiyosaki.

A principios del 2020, hace solo unos meses, comprábamos todas las semanas lechugas ecológicas a una media de 1,15 euros cada una.

Hace dos semanas, en plena crisis, al comprar 3 lechugas maravilla por 4 euros nos regalaron 8 lechugas ecológicas iceberg.

Dentro de unos meses, sin tener una bola de cristal, me temo que la lechuga ecológica llegará a 2 Euros por unidad.

Poner el foco en el precio de las lechugas ecológicas, si son o no más caras que las convencionales no vale la pena. Siempre han sido más caras y lo seguirán siendo, por los costes extras de producir de manera más local, evitando agrotóxicos y pesticidas, en explotaciones más pequeñas… Por eso nosotras, siempre que podemos, compramos “de confianza”, directamente al agricultor, libre de agrotóxicos, de proximidad y a la persona con la que compartimos unos valores de respeto por la Naturaleza, de cuidado, de consciencia… No hace falta pagar el precio extra de la certificación oficial como producto ecológico, que supone un desembolso económico importante al agricultor y en consecuencia al comprador, si compramos a AMIGOS.

En lo que tenemos que fijarnos es en entender la economía que hay tras esta realidad. Ver lo que pasaba hace solo unos meses, con los precios subiendo, gracias a la recuperación económica.

Y entender lo que ha cambiado, lo que significa la deflación: una bajada de precios generalizada debido a que los compradores no pueden adquirir los productos (al perder o disminuir los ingresos) y los productores se ven obligados a almacenar su stock o a venderlo más barato. La deflación es lo contrario de la inflación. Si hay inflación, cada año las cosas son más caras. En Microeconomía clásica, esto sucede cuando hay más compradores que vendedores: los compradores tienen que pelear (ofreciendo más dinero) por los pocos productos disponibles en el mercado. En la producción ecológica en España, por ejemplo, esto se entiende al pensar que el 80% de nuestra producción ecológica se destina a la exportación. Son los europeos del norte los que comen las naranjas y las lechugas ecológicas que se producen en la huerta murciana y almeriense.

Así resumimos nosotras como se refleja en nuestra Economía Familiar la Macroeconomía y la Microeconomía que nos rodea a diario.

Ante los últimos acontecimientos, esta semana nos hemos dedicado a hacer una revisión profunda de nuestro Porfolio de Inversión, para poder tomar las decisiones más adecuadas con nuestros ahorros y nuestras inversiones según nuestra Educación Financiera.

En este momento estamos ajustando, rebalanceando, nuestro Portafolio global, para afrontar con más tranquilidad los cambios financieros que se avecinan a nivel mundial a medio y largo plazo.

Somos conscientes de que si dejamos nuestro futuro económico y el de nuestra familia en manos de un asesor financiero o en manos de un empleado de una sucursal bancaria (la de “toda la vida” que está justo al lado de casa), estamos dejando en manos de otros nuestras Finanzas Personales y Familiares. El empleado del banco es una persona maravillosa, pero trabaja a comisión por ventas, no es un experto en finanzas, sino que sigue las instrucciones que le llegan por parte de la “Central”. El asesor financiero, también es un trabajador a comisión (gana más cuanto mayor sea la cartera de activos que gestiona por cuenta de otras personas).

Para nosotras, la manera en que la Economía (Macro y Micro) afecta a nuestra Familia es responsabilidad totalmente nuestra y, por eso, tomamos acción directamente, sin intermediarios.

Para ello hemos tenido que formarnos y aprender de los mejores. La única forma de ser libres es estudiar. Ahora es muy fácil, hay cientos de formaciones online de “profesores reales” (escapemos de los “maestros falsos” que hablan sobre lo leído pero no practicado, o de las “noticias”).

Tomar las riendas de nuestra Economía Familiar nos hace más LIBRES.

Nuestra última lectura para aumentar nuestra inteligencia financiera ha sido “Falso” (https://amzn.to/3dAOMg3), de Robert Kiyosaki para entender cómo los cambios mundiales que se avecinan van a influir en nuestra situación financiera personal y familiar.

Leer nos abre la mente.

¿Adivináis quién estaba comprando acciones como una loca en marzo a precio de ganga y quién está vendiendo ahora con un 60% de ganancia sobre la inversión? Any «jugando» al CashFlow en la vida real.

Dales a tus hijos Educación y Libertad y cambiarán el Mundo.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#educacionfinanciera

NOSOTRAS NO AHORRAMOS

«El ahorrador es el perdedor» Robert Kiyosaki.

Para nosotras ahorrar es vivir de forma sencilla e invertir el dinero, tiempo y energía que obtenemos de diversas fuentes en cosas que vuelven a poner: dinero en nuestros bolsillos para volver a invertir, tiempo en nuestras vidas para ser libres y energía en nuestro cuerpo y nuestra mente para ser felices.

Ahorrar como concepto de privación para tener más en el banco para comprar cosas que no necesitamos, es un concepto de ahorro que no entendemos.

Ahorrar para invertir, no para consumir.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito
#educaciónfinanciera

COMPARTAMOS CON NUESTROS HIJOS LA GESTIÓN FINANCIERA FAMILIAR

Desde muy pequeña Any es una apasionada del Cálculo y de las Finanzas.

Esta ha sido una parte muy importante de su Educación. Al mismo tiempo que aprendía a hablar, leer, sumar… aprendía con nosotros sobre gestión económica. Siempre ha participado en las decisiones familiares y se ha involucrado y responsabilizado de los gastos, no solo suyos, sino de los de toda la familia. Su visión espiritual, ecologista y tecnológica también la han ayudado desde siempre a entender el valor del dinero.

Ahora gestiona sola su cartera de inversión e interviene activamente en las decisiones sobre la planificación anual y las inversiones a largo plazo. Toda la familia ponemos en común nuestras ideas y las ejecutamos según nuestros objetivos a corto y largo plazo. Así, cuando surge una oportunidad, realizamos un estudio a fondo y no la dejamos pasar.

Para nosotras tener un estilo de vida sencillo, estable y saludable es fundamental para poder poner el foco en las cosas que verdaderamente importan.

No sentir incertidumbre por el futuro (asegurando a Any unos ingresos mensuales adecuados a sus necesidades vitales) y no estar preocupados sino ocupados en que las inversiones pongan dinero en nuestro bolsillo, es fundamental.

No necesitamos más, sino calidad de vida. Así que gastamos poco e invertimos mucho.

Por eso para nosotras es importante saber y consideramos fundamental que las familias enseñen a los más pequeños a tomar decisiones para participar de una buena economía familiar.

Reflexionar sobre si tenemos que invertir en la educación (de nuestros hijos o en la nuestra propia) es una buena primera decisión. Y a partir de ahí realizar las acciones adecuadas: vivir de alquiler o hipotecarnos, planificar nuestros gastos, etc.

Y después por supuesto TOMAR ACCIÓN.

Aunque parezca que la Economía es un tema global, independiente de nuestras acciones diarias individuales, no es así. Por eso tenemos que hacerles conscientes desde pequeños del poder de nuestras acciones, como consumidores y como inversores. No solo decidimos mediante el voto político, sino y sobre todo mediante el voto que ejercemos en cada acto de consumo.

Darles a conocer la economía familiar desde pequeños nos obliga a los padres a actuar y no dejarnos llevar por las circunstancias, debemos ser ejemplo para nuestros hijos y ser conscientes de nuestras acciones financieras.

Para nosotras la mejor forma de gestionar nuestra Economía Familiar es:

– Realizar un Presupuesto Anual y una Proyección a 3-5 años vista.
– Gastar menos de lo que ingresamos. Es decir, ahorrar. Casi siempre hay margen para recortar algunos gastos.
– Destinar parte del ahorro a crear un Fondo de Emergencia (el colchón de seguridad) por si surge algún imprevisto.
– Invertir para crear activos que complementen los ingresos por trabajo.
– Cada mes hacer una revisión de nuestra situación y ajustar nuestro plan económico.
– Y controlar nuestras deudas. Los préstamos tienen costes. Solo incurrimos en deuda buena.

No hemos logrado aún el nivel de libertad y seguridad financiera que deseamos para que Any no tenga que preocuparse en su vida por cubrir mensualmente sus gastos vitales, aumentados por su condición, pero siempre hemos sido conscientes de nuestros sueños y que hacer para conseguirlos.

Dedicamos un poco de tiempo a aprender y así hemos logramos ahorrar, invertir y gestionar mejor nuestro dinero para su y nuestro futuro.

Nuestro objetivo es alcanzar la mayor independencia financiera posible para Any, entendiendo como independencia financiera la cantidad de días que podría vivir sin cambiar su estilo de vida y sin que ella genere ingresos por un salario. Que pueda dedicarse a hacer lo que más le guste: escribir, formarse, ayudar a los demás… disfrutando de sus ingresos pasivos.

No se trata de tener mucho dinero en el banco sino de invertir para tener activos que pongan mensualmente dinero en sus bolsillos. Se trata de llegar a vivir con cierta libertad financiera, de forma sencilla y sobre todo sin que el dinero condicione otras decisiones vitales.

Nos encanta la Educación Financiera y gestionar adecuadamente nuestros ingresos es para nosotras imprescindible para llevar un estilo de vida saludable.

Esto nos ayuda a tener una vida Feliz.

El dinero es energía que va y viene. No les enseñemos a nuestros hijos nunca que es algo malo o sucio, ya que también de una buena relación con el dinero depende su futuro y su felicidad.

¡Gracias Papi!

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito
#educaciónfinanciera
#antifragilidad

EDUCACIÓN PARA LA VIDA

“No hay nada imposible, solo hay que proponérselo”.

Las experiencias vitales y la elección que nosotros hagamos a la hora de interpretar esas experiencias nos pueden llevar al camino que deseamos o alejarnos de él.

Por eso a nosotras nos encanta trabajar A DIARIO para tener:

– UNA CORRECTA EDUCACIÓN PARA LA SALUD.

Intentar curar una enfermedad es como ponerse a cavar un pozo cuando ya tenemos sed. Todos entendemos que lo ideal sería cavar el pozo antes de estar sedientos.

Cuidemos la salud a través de unos buenos hábitos de vida respetando las leyes del equilibrio interno.

Entendamos SALUD no como AUSENCIA DE ENFERMEDAD, sino como OPTIMIZACIÓN de nuestras condiciones físicas, emocionales y sociales.

Tener MÁS SALUD implica una CALIDAD DE VIDA MEJOR.

Sabemos que el mero hecho de estar SANOS no nos hace FELICES. Por el mismo motivo, tener una enfermedad no nos impedirá ser FELICES.

APRENDAMOS a ser lo más SALUDABLEMENTE FELICES que podamos.

Cuidemos nuestro CUERPO y nuestra MENTE.

– UNA SALUDABLE EDUCACIÓN EMOCIONAL.

Primero debemos aprender a AMARNOS A NOSOTROS MISMOS.

Porque a menudo relacionamos AMOR solo con COMPARTIR: con la PAREJA, HIJOS, AMIGOS… pero esto no da “per se” la FELICIDAD.

Amar no es encontrar nuestra media naranja, ni que los demás estén de acuerdo con nosotros y que nos sintamos cómodos a su lado.

AMAR es querernos A NOSOTROS PRIMERO PARA AMAR AL OTRO COMO ES, con sus defectos y sus virtudes. Y cuando seamos capaces de amar, alcanzaremos la FELICIDAD.

AMEMOS y seamos FELICES.

– UNA LIBERADORA EDUCACIÓN FINANCIERA.

Veamos el DINERO como LIBERTAD.

Tener mucho dinero no nos hará FELICES. Si tenemos mucho dinero pero no tenemos LIBERTAD para hacer en la vida lo que nos gusta, seremos esclavos del compromiso laboral o social.

Busquemos la LIBERTAD FINANCIERA para disfrutar todos los días de nuestra SALUD y nuestro AMOR sin tener problemas económicos, a través de los INGRESOS PASIVOS y de la ACTIVIDAD que hayamos ELEGIDO para realizarnos en la vida.

Y el pegamento que hace que todo funcione es:

– UN GRAN CRECIMIENTO INTERIOR.

Un proverbio Sioux dice que la religión es para quienes tienen miedo a ir al infierno y la espiritualidad es para quienes ya hemos estado en él.

Cuando nos damos cuenta de que no tenemos nada que perder, ya no existe el miedo, la crítica, la envidia, el ego… que son los grandes problemas que acechan a la sociedad actual.

Cuando ya lo hemos perdido todo y no podemos volver a ese camino porque no hay retorno, entonces es cuando DESPERTAMOS y descubrimos el secreto: VIVIR, ese es el gran regalo, un día más de vida plena.

Todos tenemos días malos, rachas difíciles y complicaciones, pero si nuestro objetivo es SER FELICES, no hay nada ni nadie que nos lo impida. Existen otros CAMINOS diferentes a los que siempre nos han enseñado para alcanzar nuestros objetivos: otra forma de cuidarnos, de obtener ingresos, de amar…

SEAMOS CONSCIENTES DE LO IMPORTANTE QUE ES ABRIR NUESTRA MENTE Y CONOCER, PARA PODER ELEGIR QUÉ TIPO DE VIDA QUEREMOS VIVIR.

#anayany
#amorinfinito
#libertadfinanciera
#salutogenesis

ECONOMÍA Y ESPIRITUALIDAD

«El amor al dinero es la raíz de todos los males» vs «La falta de dinero es la raíz de todos los males» Robert T. Kiyosaki

Muchas veces en nuestras creencias aparecen observaciones del tipo: tener dinero es algo sucio que nos aleja de la espiritualidad.

Para deshacernos de este pensamiento, lo mejor es una buena lección. 

Any desde siempre es una persona muy espiritual, le encanta cuidarse, es una intelectual, le encantan las finanzas, escuchar un buen concierto… Ella era mi ejemplo de que se puede SER en muchos campos diversos. Pero era algo innato.

Sin embargo fue el gran Robert Kiyosaki con su ejemplo, el que me hizo despertar y saber que yo también podía, cuando acudimos a su curso en Barcelona. Descubrí que alguien como “El Gran Gurú de las Finanzas” combinaba también todos estos campos en su vida. 

Entonces pensé en el Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci y las proporciones perfectas del ser humano. Lo relacionadas que están la Espiritualidad, la Independencia Financiera, la Alimentación Saludable, la Educación Libre…¡Son inseparables! Son patas de una misma mesa que deben estar en Equilibrio para que se mantenga en pie. Y de ahí surgió anayany.com

No se trata de ser multimillonarios o monjes budistas o crudiveganos. Se trata de saber como crecer equilibradamente en todos los campos de una forma ascendente. Aprender para PODER AYUDARNOS A NOSOTROS MISMOS Y A LOS DEMÁS.

Hay personas, como Any, que lo traen de serie, y otras como yo que necesitamos APRENDER de los mejores para empaparnos de esa calidad humana a la que aspiramos llegar algún día al conseguir el Equilibrio.

El ser humano necesita para vivir en el Mundo actual cubrir sus necesidades básicas con dinero y debe de crecer en su economía todo lo posible, para AYUDARSE y AYUDAR a muchas personas más (Gracias Robert por la lección).

Si ya compartimos desde el AMOR, el COMPROMISO, la FELICIDAD…aprendamos también a crecer en la parte económica. Por nosotros y por los demás.

Pero para poder ayudar hay que SER consciente. Y para acompañar en el camino hay que TENER la experiencia y los recursos. Apliquemos a todos los ámbitos de la vida nuestro SER. Si una pata cojea es hora de plantearse lo que estamos haciendo de forma incorrecta e informarnos, formarnos y experimentar con esa parte que nos frena en nuestro crecimiento GLOBAL.

Sólo cuando SOMOS CONSCIENTES podemos cuestionar nuestro estado vital y tomar acción para cambiarlo. Con esta consciencia y un poco de conocimientos y habilidades de Educación Financiera, seremos capaces de tomar mejores decisiones sobre nuestros recursos económicos y optimizarlos independientemente de cuál sea nuestro nivel espiritual.

Para nosotras, nuestro desarrollo espiritual conlleva, entre otras cosas, recorrer en paralelo nuestro camino hacia la Libertad Financiera. Porque tener Educación Financiera ayuda a ordenar, valorar, priorizar, visibilizar y concretar nuestras vidas, nos ayuda a nosotras mismas para después poder ayudar a los demás y nos libera de la angustia, la frustración y el desánimo que nos podrían producir los problemas económicos.

Y como siempre, y en todos los campos, UTILICEMOS nuestras experiencias y conocimientos para poder AYUDAR A LOS DEMÁS.

#anayany
#EducaciónFinanciera
#EspiritualidadyDinero

UN TRABAJO PARA TODA LA VIDA

Ya no. Ya no tenemos por qué estar esclavizados. Ahora cuando nuestro trabajo no cumple con nuestras expectativas, buscamos otras opciones en el mercado global. Porque tenemos Educación Financiera y Laboral, podemos encontrar posibilidades.

Supuestamente nos han formado en la Universidad para tener una vida mejor. Supuestamente. Porque el mercado laboral no se corresponde con las cifras de Universitarios no cualificados profesionalmente que llevamos décadas ocupando los puestos que podemos con tal de tener un sueldo cada mes.

Vivimos en un Mundo Global y lleno de oportunidades.

Por eso nos parece muy importante tener Educación Financiera y Laboral, para que el miedo por la carga económica que nos hemos creado (hipotecas, créditos al consumo, etc.) no limite nuestra vida a una situación de resignación por las deudas que tenemos que afrontar.

Si no cambiamos nada, si hacemos lo mismo que hicieron nuestros padres, pero con la situación laboral actual, la presión económica y el miedo nos pondrán en situaciones de frustración y sufrimiento continuo por la incertidumbre en el futuro y la mala planificación del pasado.

Vivamos en el Mundo que queremos. Busquemos o creemos nosotros el trabajo que nos hace felices. Formémonos a diario y demostremos que tenemos alternativas de alto valor para muchas personas. Y optemos por ofrecer, como emprendedores, propuestas de valor para la sociedad actual o por ayudar, como colaboradores, en proyectos con los que vibramos ofreciendo nuestros servicios.

En el 1 de Mayo, reflexionemos sobre nuestros valores, sobre lo que queremos para nosotros y para nuestros hijos. Todos trabajamos por dinero, hasta que nos damos cuenta de que el ser humano es el centro de todas las cosas y que nuestro desarrollo profesional debe ir ligado a nuestros deseos personales, y que el dinero podemos ponerlo a trabajar para nosotros mientras cumplimos nuestros sueños.

Entonces se cierra el círculo y sincronizamos lo que queremos con lo que nos permite tener una calidad de vida adecuada para seguir adelante.

No pongamos ni la Educación, ni la Salud, ni las Finanzas en manos de nadie. Gestionemos nuestras vidas para ser felices, no para aparentar, tener o acumular, sino para vivir, compartir y colaborar. Y la mejor forma de ser feliz es haciendo lo que nos gusta a servicio de los demás y siendo valorados económicamente por ello. Para nuestros problemas siempre hay alguien que nos puede ofrecer una solución, y como el dinero es energía, atraeremos a nuestras vidas también el movimiento económico que generemos para los demás.

Que trabajar sea un placer y que dar lo mejor de nosotros mismos cada día al servicio de los demás sea nuestro Título que nos cualifique.

Seamos el ejemplo para nuestros hijos de que con Educación Financiera, podemos tener una vida laboral de pleno desarrollo personal, de conciliación con la vida familiar y con libertad económica suficiente para tener una buena calidad de vida y compartirla con los demás.

#anayany
#libertadfinanciera
#1deMayo

MIRAR EL DINERO DE LOS DEMÁS DESDE LA ABUNDANCIA, SIN JUICIOS DE ESCASEZ

El dinero, en su forma física, es simplemente un símbolo, porque en realidad no hay nada que le corresponda. Antes era el oro lo que respaldaba al dinero, ahora ni eso.

En su forma simbólica es energía porque gracias a su existencia se pueden generar flujos para el bien común.

En sí no tiene ningún valor: no se puede comer o beber, plantar, montar en él o dormir debajo.

Sin embargo, para muchas personas, tiene más valor que cualquier otra cosa, porque que lo desean, porque es la forma que tienen de definir el valor de su vida, y piensan que se puede transformar en cualquier otra cosa.

El problema viene cuando el objetivo en la vida de esas personas es de posesión, solo por el deseo de ese puro valor.

Tener dinero no es un problema, es la falta de dinero lo que nos atormenta y subyace en la raíz de los problemas cotidianos. Y nunca habrá dinero suficiente para apagar la llama del deseo material generada por la falta de Educación Financiera y de Crecimiento Interior.

Valorar un trabajo bien hecho, o encontrarnos con un amigo, o escuchar el canto de un pájaro no tiene precio, y está muy lejos de la idea de algunos de acumular billetes de papel aunque sea aprovechándose del otro.

Hoy en día, la explicación socialmente aprobada es que la mayoría “no tenemos suficiente dinero”. Pero tampoco hacemos nada para obtener más y no sentir esa carencia de lo necesario. Nos limitamos a juzgar a quien lo tiene y el uso que hace de su dinero, mientras nosotros no participamos en la creación de abundancia y riqueza para todos, y nos limitamos a cubrir nuestras necesidades básicas.

El valor que otorgamos al dinero rebota kármicamente contra nosotros.

Cuanto más lo valoremos como una posesión para reforzar nuestros egos, más lo usaremos como excusa para juzgarnos a nosotros mismos por carecer de “lo necesario” en nuestras circunstancias vitales o peor aún, para juzgar a los demás sin darse cuenta de que el que más tiene es el que más puede dar.

Cuando por fin despertemos y veamos el dinero como lo que es, una forma socialmente aceptada que aumenta nuestra libertad, nos daremos cuenta que la mayor fortuna es tener para compartirlo, no de acumularlo sin sentido.

Entonces nos volveremos verdaderamente libres para determinar nuestra actitud frente a él, frente a obtenerlo y usarlo.

Vivir de forma consciente nos hace saber que nuestra naturaleza esencial ni mejora ni empeora por tener más dinero. el dinero así como viene se va, es energía, realmente no hay nada que obtener ni nada que perder.

Por eso, para aquellas personas que VEN lo que pasa realmente en el Mundo, el valor del dinero se vincula estrechamente a su capacidad de ayudar a aliviar el sufrimiento de los demás.

Las personas que realmente tienen muchísimo dinero no están apegados a él, y por ello no lo temen y saben lo que tienen que hacer para tener más y así poder ayudar a más personas. Y ayudan de muchas formas: con la reconstrucción de Notre Dame y con ayudas a los campos de refugiados o en la investigación de enfermedades. Ellos mejor que nadie saben que el dinero no compra la felicidad y que ayudar desde el corazón es la acción que más enriquece a las personas. Si tenemos damos y compartimos, si no tenemos: ni damos, ni compartimos y encima juzgamos a los que lo tienen.

Aunque, el dinero realmente ya no vale nada.

El nuevo valor se llama poder, y el dinero ya no sirve para comprar muchas cosas. Por ejemplo el poder de las farmacéuticas está privando de las medicinas que curan muchas enfermedades a muchas personas independientemente de su posición económica.

No confundamos dinero con poder.

El deseo de tener poder sobre los demás es el que deja sin ayuda a los refugiados, sin agua a los sedientos y sin medicinas a los enfermos.

El dinero no lo compra todo, y si hay niños que se mueren de hambre en el Mundo o toneladas de plásticos en el océano, miremos a nuestro interior antes de echar la culpa a los demás.

Tener dinero supone poder ayudar a muchos más.

El poder de determinadas industrias es el que limita el acceso a ricos y pobres a determinadas medicinas, investigaciones, alimentos, etc.

Mirémonos a nosotros mismos y hagamos examen de conciencia sobre donde ponemos a diario nuestro dinero cuando votamos con nuestras compras diarias, no solo en una urna.

Preguntémonos si con nuestras decisiones sostenemos a un tipo de industria u otra.

Les estamos dando cada vez más poder a quienes controlan nuestra alimentación, nuestra salud, el agua potable, etc. y mientras parece que solo estamos preocupados por lo que hacen otros con su dinero.

En fin…antes de criticar a los que ayudan, mirémonos a nuestro ombligo.

#anayany
#EducaciónFinanciera
#ReconstruirNotreDame