UNA DE CUENTOS

ÚTILES 

Cuentan que en una carpintería hubo una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar diferencias. 

El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar, ya que se pasaba todo el tiempo haciendo ruidos. 

El martillo aceptó la culpa, pero pidió que fuera expulsado el tornillo, argumentando que había que darle demasiadas vueltas para que sirviera. 

El tornillo aceptó el ataque, pero exigió la expulsión de la lija. Señaló que era áspera en su trato y tenía fricciones con los demás. 

Y la lija estuvo de acuerdo, pero exigió que fuera expulsado el metro que siempre estaba midiéndose con los demás como si él fuera perfecto. 

En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició la tarea. Utilizó el martillo, la lija, el metro, y el tornillo. Finalmente, el trozo de madera se convirtió en un hermoso mueble. 

Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. 

Fue entonces cuando el serrucho dijo: 

—Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso nos hace valiosos. Así que no pensemos en nuestras fallas y concentrémonos en la utilidad de nuestros méritos. 

La asamblea pudo ver entonces que el martillo es fuerte, el tornillo une, la lija pule asperezas y el metro es preciso. Se vieron como un equipo capaz de producir muebles de calidad. 

Esta nueva mirada los hizo sentir orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.

Aprendizaje: Todos tenemos defectos. Estar juntos nos ayuda a superarlos. 

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

UNA DE CUENTOS

LA PRUEBA DE LA BAÑERA EN UN HOSPITAL PSIQUIÁTRICO.

Durante la visita a un hospital psiquiátrico, uno de los visitantes preguntó al director: 

– ¿Cuál es el criterio por el cual deciden quién necesita ser hospitalizado aquí? 

El director respondió: 

– Nosotros llenamos una bañera con agua y le ofrecemos al paciente una cuchara, un vaso y un balde y le pedimos que la vacíe. De acuerdo con la forma en que él decida vaciarla, decidimos si lo hospitalizamos o no. 

– ¡Ah! Ya entendí. Una persona normal usaría el balde, que es más grande que el vaso y la cuchara- dijo el visitante.

 – ¡No! -respondió el director- Una persona normal sacaría el tapón del desagüe. 

Aprendizaje:  A veces la vida tiene más opciones que las ofrecidas, basta con verlas. 

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

UNA DE CUENTOS

LAS 7 REGLAS DE PARACELSO. 

1. Lo primero es mejorar la salud. Para ello hay que respirar profunda y rítmicamente al aire libre, llenando bien el abdomen. Beber diariamente en pequeños sorbos, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más completo posible, evitar el alcohol, el tabaco y la automedicación, así como bañarse diariamente.

2. Desterrar absolutamente del estado de ánimo, por más motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza. Huir de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas, vanidosas, vulgares, o que la base de sus ocupaciones y conversaciones sean tópicos no éticos ni morales. Esta regla es de importancia decisiva, por cuanto se trata de cambiar la contextura espiritual del alma. La suerte no existe y el destino depende de los propios actos y pensamientos.

3. Hacer todo el bien posible. Esto es, auxiliar a toda persona que lo necesite siempre que se pueda, pero jamás tener debilidades por ninguna persona. Cuidar las propias energías y huir de todo sentimentalismo hueco.

4. Olvidar toda ofensa, más aún: esforzarse por pensar bien siempre. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior. Hay que destruir todas las capas superpuestas de viejos hábitos, pensamientos y errores que enmascaran la profunda esencia del ser, que es perfecta.

5. Recogerse todos los días, por lo menos media hora, en donde nadie pueda perturbarnos.

Eso fortifica enérgicamente el cerebro y lo pone en contacto con las buenas energías. En ese estado de recogimiento y silencio, suelen surgir a veces ideas luminosas, que con el tiempo uno se llega a percatar de que fueron un elemento fundamental para la solución de problemas. Y es que ellas brotan de esa dimensión profunda y honda del ser humano a la que Sócrates llamaba Daimon.

6. Abstenerse, como si se hubiese hecho un juramento solemne, de referir a los demás, todo cuanto se piense, se oiga o se descubra, hasta tanto se verifique, compruebe o se tenga la completa certidumbre.

7. Jamás temer a los seres humanos, ni dejar que nos inspire sobresalto la palabra “mañana”. Cuando el alma está fuerte y limpia, todo sale bien. No creernos solos, ni débiles. El único enemigo a quien se debe temer es a uno mismo. El miedo y la desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas energías y con ellas el desastre. 

Aprendizaje: Escoger bien a nuestros Maestros nos ayuda a recorrer más fácilmente nuestro propio camino vital.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS

EL ARTE DE LA PACIENCIA de Ramiro Calle.

“Eran dos mentores espirituales que vivían en la misma localidad. Uno contaba con innumerables discípulos y otro sólo con uno. Un día pasó por allí él maestro de los dos e indagó para ver que tal les iba a sus antiguos pupilos, ahora mentores.

Y le dijeron:

_ Uno de ellos cuenta con innumerables discípulos; el otro, solo con uno.

El maestro de maestros se quedó intrigado. ¿Cuál sería la razón?, puesto que el que sólo tenía un discípulo era mucho más aventajado espiritualmente. Acudió a visitar a cada uno de sus antiguos alumnos, y así pudo descubrir la razón. En la puerta de la casa del mentor con innumerables discípulos había un cartel que rezaba: “Enseñanzas para impacientes”, mientras en la del otro había uno que decía: “Enseñanzas para discípulos serios y veraces”. El maestro de maestros sonrió. Con la gente siempre pasaba lo mismo”.

Hay falsos maestros muy ladinos, peligrosamente astutos, que en el supermercado espiritual saben cómo manejarse a fin de atrapar al discípulo e incluso someterle y convencerle para que desarrolle una obediencia ciega y abyecta. En un mundo de prisas y ansiedades, de neuróticas urgencias e impaciencias, de ansia de resultados instantáneos, el falso maestro puede hacerse con muchos discípulos moviendo los hilos oportunos para arrastrar a ciegos que se niegan a utilizar el discernimiento, a carentes emocionales, a obsesivos de rendir culto, a dependientes que buscan líderes en los que hallar la propia identidad que se les escapa. Basta con la promesa de paraísos artificiales, o con métodos de iluminación instantánea, o con el embuste de que existen atajos para llegar al paraíso. Con ello se desplaza a otro la responsabilidades, el esfuerzo de indagar y vivir.

Pero el verdadero maestro previene así:

1. Es necesario el esfuerzo personal.

2. Es imprescindible la paciencia

3. En el trabajo interior no hay resultados rápidos.

4. Se trata de imponer libremente una disciplina con asiduidad, entrenándose para recuperar la propia esencia.

5. Nadie puede hacer este trabajo por nosotros «los grandes indican la ruta, pero uno mismo tiene que recorrerla»(Buda).

6. En última instancia tú eres siempre tu propia guía. «El mayor gurú es tu yo interior. Es el dueño supremo. Es el único que puede llevarte a tu meta y el único que te acogerá al final del camino» (Nisargadatta).

Ramiro Calle.

UNA DE CUENTOS

LAS TORMENTAS DE LA VIDA.

Una joven conducía junto con su padre. Se toparon con una tormenta, y la joven le preguntó a su padre:

–¿Qué debo hacer?

El padre dijo:

–Sigue conduciendo.

Los coches empezaron a orillarse hacia afuera de la carretera, la tormenta estaba empeorando.

–¿Qué debo hacer? –preguntó la joven.

–Sigue conduciendo –respondió su padre.

A unos cuantos metros, se dio cuenta de que un tráiler también se estaba orillando.

Ella le dijo a su papá:

–Debo detenerme, apenas puedo ver adelante. ¡Es terrible, y todo el mundo se está orillando!

Su padre le dijo:

–¡No te rindas, sigue conduciendo!

Ahora la tormenta era terrible, pero ella nunca dejó de conducir, y pronto pudo ver un poco más claramente. Después de un par de kilómetros volvió a estar en tierra firme, y salió el sol.

Su padre le dijo:

–Ahora puedes parar y salir.

Ella dijo:

–¿Pero por qué ahora?

Y él le respondió:

–Cuando salgas, mira atrás a todas las personas que se rindieron y todavía están en la tormenta. Porque nunca te rendiste, tu tormenta ha terminado.

Aprendizaje: Las tormentas de la vida se pueden superar, solo hay que seguir adelante.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

#unadecuentos

UNA DE CUENTOS

GRITAR

Cuenta una historia Tibetana, que un día un viejo sabio preguntó a sus seguidores lo siguiente: – ¿Por qué la gente se grita cuando están enojados?

Los hombres pensaron unos momentos:

-Porque perdemos la calma – dijo uno – por eso gritamos.

-Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? – preguntó el sabio – ¿No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?

Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía al sabio.

Finalmente él explicó:

-Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.

Luego el sabio continuó:

– ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran? Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente ¿por qué? Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.

El sabio sonrió y dijo:

– Cuando se enamoran más aún, ¿qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aún más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. 

Así es cuan cerca están dos personas cuando se aman…

Luego dijo:

-Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, puede llegar un día en que la distancia sea tanta que no encuentren más el camino de regreso…

Aprendizaje: Susúrrale a la vida.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

UNA DE CUENTOS

ELEGIR SER FELIZ.

Un místico Sufi que fue feliz toda su vida, nadie lo vio infeliz jamás, siempre se estaba riendo. Él era risa; todo su ser era un perfume de fiesta.

En su vejez, cuando se estaba muriendo, en su lecho de muerte, gozaba incluso de la muerte, se reía divertido. Un discípulo le dijo:

– Nos desconcIertas…te estás muriendo ¿De qué te ríes? ¿Qué tiene de divertido? ¡Nosotros nos sentimos tan tristes! Muchas veces te quisimos preguntar por qué nunca estás triste, pero ahora, enfrentando la muerte, uno debería estar por lo menos triste ¡Pero sigues riéndote! ¿Cómo lo haces?.

El anciano contestó:

-Es una indicación muy simple. Un día le pregunté a mi Maestro, fui a verlo cuando era joven, tenía solamente 17 años y ya me sentía desgraciado. Mi Maestro era anciano; tenía 70 años y se solía sentar bajo un árbol, riéndose sin ningún motivo. No había nadie, no había pasado nada, nadie había contando un chiste, nada; solamente se reía agarrándose el estómago. Le pregunté qué le pasaba, que si estaba loco o algo así y me dijo:

-Un día yo también estaba tan triste como vos; después surgió un rayo de luz, y fue que esa era mi elección, era mi vida. Desde ese día, cada mañana cuando me levanto, lo primero que decido antes de abrir los ojos, es preguntarme a mí mismo: ¿Qué quiero? ¿Desgracia? ¿Alegría? ¿Qué voy a elegir para hoy? Y lo que pasó es que siempre elegí alegría. 

Y ¿Quién va a elegir desgracia? ¿Y por qué? Es tan antinatural, a no ser que uno se sienta feliz en la desgracia, pero entonces también estará eligiendo felicidad y no desgracia.

Aprendizaje: Lo primero, en la mañana, dite a ti mismo: ¡Otro día! ¿Qué quiero? ¿Desgracia o alegría?

#anayany

#elordendelascosas

#amorinfinito

UNA DE CUENTOS

LAS ÁGUILAS.

Las águilas viven 70 años, pero a los 40 años tienen que tomar una difícil decisión: Sus uñas se vuelven tan largas y flexibles que no puede sujetar a las presas de las cuales se alimenta. El pico, alargado y puntiagudo, se curva demasiado apuntando contra el pecho y ya no le sirve. Sus alas están envejecidas y pesadas en función del gran tamaño de sus plumas, y para entonces, volar se le hace muy difícil.

Tiene dos alternativas: abandonarse y morir, o enfrentarse a un doloroso proceso de renovación, que consiste en volar a un nido en las montañas, cerca de una pared para estar segura. El águila entonces comienza a golpear con su pico en la pared con mucha fuerza hasta conseguir arrancárselo. Después esperará el crecimiento de un nuevo pico, con el que se desprenderá una a una sus viejas uñas. Cuando las nuevas garras comienzan a nacer, comenzará a desgarrarse sus desgastadas plumas. 

Después de esos largos y dolorosos cinco meses de heridas, cicatrizaciones y crecimiento, logra realizar su famoso vuelo de renovación, renacimiento y festejo para vivir otros treinta años más.

Aprendizaje: En nuestra vida para continuar muchas veces tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación.

UNA DE CUENTOS

FELICIDAD.

Un profesor le dio un globo a cada estudiante, que tuvo que inflarlo, escribir su nombre en él y tirarlo en el pasillo. El profesor entonces mezcló todos los globos. A los estudiantes se les dio 5 minutos para encontrar su propio globo. A pesar de una agitada búsqueda, nadie encontró su globo. En ese momento, el profesor les dijo a los estudiantes que tomaran el primer globo que encontraron y se lo entregaran a la persona cuyo nombre estaba escrito en él. En 5 minutos cada uno tenía su propio globo. 

El profesor dijo a los estudiantes: «Estos globos son como la felicidad. Nunca la encontraremos si todo el mundo está buscando los suyos. Pero si nos preocupamos por la felicidad de los demás… también encontraremos la nuestra”.

Aprendizaje: Ayudando a los demás encontraremos nuestra propia felicidad.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz