TRABAJAR PARA SER FELICES A PESAR DE LAS CIRCUNSTANCIAS.

Detrás de nuestra postura ante los problemas de la vida, tras esta visión tan positiva, puede estar latente el miedo a volver a enfrentarnos con problemas importantes de todo tipo.

Bajo la calma diaria de nuestras rutinas, quizás se esconda demasiadas veces ese temor a regresar al enfrentamiento con el Sistema o a abordar la inevitable problemática de una vida con discapacidad y distintas patologías.

Los diagnósticos permanecen latentes, minándonos por dentro, sin que nos obstaculicen en este momento.

La paradoja es que, tenemos presentes los problemas a diario, por eso trabajamos todos los días para enfrentarlos, y así se nos devuelve la posibilidad de descubrir quiénes somos en realidad, qué nos duele, qué nos importa y qué estamos dispuestas a perder en favor de mantener la Salud, el Amor, la Felicidad…

Quizá eso de ser felices a pesar de las circunstancias no pasa tanto por obviar las dificultades como por plantarnos con valentía ante la vida y adquirir las herramientas que realmente necesitamos para seguir adelante.

Así que no paramos de buscar, experimentar y probar, para seguir añadiendo a nuestra vida más positivos.

#anayany
#amorinfinito
#serfelicesapesardelascircunstancias

VIVIR SIN MIEDO

Tener miedo es normal, es una emoción que procede del sistema límbico del cerebro, el encargado de la supervivencia. 

Sin miedo asumiríamos riesgos innecesarios. 

Pero debe ser nuestra tarea hacer del miedo nuestro aliado, y controlar que no influya negativamente en nuestras decisiones.

Hay varios tipos de miedo: por cambios repentinos, miedo al fracaso, miedo a la vida, a la muerte, a la enfermedad…

Lo que no es natural es vivir eternamente teniendo miedo, nuestro cuerpo se agotaría de huir.

Así que, si bien es cierto que todos tenemos temores, varios, de varios tipos, también es cierto que podemos buscar la forma de librarnos de parte de ese miedo. Y el primer paso es enfrentarlo. Y vencerlo, porque, simplemente, es menos doloroso que convivir con él.

Afrontemos nuestros temores. Seamos valientes. Alguien valiente asume sus propios retos y realiza las acciones necesarias para que el miedo le ayude cuando lo necesite pero nunca le aplaste. Es una persona que siente mucha angustia y sabe sobreponerse a ella.

Si transformamos las emociones negativas en neutras, tendremos mayor energía para gestionar nuestros miedos. 

Seamos al mismo tiempo conscientes de que nuestro diálogo interior puede producir por sí mismo temor. Sustituyamos el “no puedo” por “sí quiero y puedo”. 

Cuando el miedo por darle demasiadas vueltas a las cosas nos paralice, frenemos el “run-run” de nuestras cabezas: meditando, haciendo mindfulness, haciendo varias sesiones de respiraciones yóguicas completas y pensando “sí, puedo”.

En el largo plazo busquemos un proyecto personal, con sentido, que nos suponga un reto y un esfuerzo. El miedo se transformará en ilusión.

También podemos visualizar lo que queremos obtener. Pero no basta con visualizar y quedarse esperando, hay que trabajar duro por conseguirlo, eso nos librará de muchos miedos relacionados con el futuro. Visualizar incluye comenzar a vivir a pequeña escala ese sueño.

Por ejemplo, si buscamos Salud por miedo a la enfermedad, aunque no podamos acceder a todo lo saludable que deseamos, empecemos por hacer pequeñas acciones como un pequeño curso de formación salutogénico o quitemos productos poco saludables de nuestra dieta diaria.

Si queremos controlar nuestros miedos, seamos valientes y asumamos la responsabilidad de vivir. Transformemos el miedo en retos de superación personal a través de técnicas de relajación, y aumentando la confianza en nosotros mismos.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#sinmiedo

SER FELIZ DESDE LA NO REACCIÓN

“No reír, no llorar, no odiar, sino comprender” Spinoza.

La realidad es subjetiva, aunque a veces creemos que nuestra forma de ver el Mundo es la única correcta y verdadera, por eso nos hace falta cultivar más la humildad y controlar más las reacciones.

No sobre-reaccionemos. Demos tiempo a nuestro lado consciente a intervenir antes de reaccionar de forma inapropiada.

Ante agresiones o ante halagos, neutras. Agradecemos lo positivo que nos viene y aprendemos de lo demás.

No es que no tengamos sentimientos o no los mostremos, todo lo contrario, nos encantan los abrazos, las risas y siempre nos permitimos llorar. Lo que no hacemos es dejar que lo que nos rodea y no está en nuestras manos, llegue a perturbar nuestro estado emocional ni para bien, ni para mal.

Independientemente de cómo sean las personas o las situaciones que tengamos delante, nosotras tenemos muy claro que todos somos iguales aunque diferentes. Por eso tampoco dogmatizamos lo que alguien esté diciendo, haciendo o lo que esté sucediendo en un momento puntual.

Neutralidad.

No perdemos el tiempo juzgando ni criticando lo que está ocurriendo, esencialmente porque no interpretamos ni etiquetamos la realidad como “buena o mala”. La humildad, no es cuestión de “ser bueno”, sino que cuanto más la cultivamos, más nos permite comprender que las cosas siempre tienen varias caras. Miramos y aprendemos.

Por eso tenemos muy claro que es sobre nuestra felicidad sobre la que se asienta nuestra ética. De ahí que más allá de lo políticamente correcto, lo importante para nosotras es ser felices. Ser felices a pesar de las circunstancias, sin hacer daño a los demás, por supuesto, pero bajo nuestra ética basada en el respeto a toda vida. Libres, felices y neutras.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#neutras

ESCRIVIVIENDO

“Viajar resulta fatal para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez mental” Mark Twain.

Está demostrado que la flexibilidad cognitiva aumenta si viajamos, porque lo nuevo y lo distinto nos estimula, nos enriquece y aprendemos un montón de cosas nuevas al mismo tiempo que comprendemos a los otros.

Pero hay distintas formas de viajar. Viajar físicamente es positivo. Pero nosotras también hemos aprendido a viajar de otras maneras.

Por ejemplo, el hecho de leer y escribir para nosotras, es como un precioso viaje que hace trabajar nuestra apertura de mente a través de distintas experiencias o de la imaginación.

Leemos porque nos es imposible conocer a toda la gente a la que desearíamos poder escuchar.

Y escribimos porque para nosotras es una forma de compartir experiencias, sueños o creaciones sobre nuestra visión de la vida: libre, amorosa y feliz.

Cuando leemos, es como si nos expandiéramos, como si creciera nuestro ser. Es como si se parara el Mundo para conocer otras formas de pensamiento o creaciones que nos hacen reflexionar sobre nosotras mismas o sobre los demás, o nos hacen viajar a lugares mágicos, o conocer a personajes fantásticos…

Leer y escribir son actividades muy gratificantes para quienes le robamos tiempo a otras tareas con el fin de cultivar nuestra vida interior.

Leemos para vivir más cosas y escribimos para compartir más cosas.

Escribir y leer para nosotras son otras formas de conocer el mundo real que nos rodea o el imaginario que soñamos, pero al mismo tiempo son maneras de crecer y de compartir.

En definitiva, de viajar sin movernos del sofá.

Leer y escribir. Leer y escribir. Leer y escribir. Leer y escribir.

#anayany
#leeryescribir
#amorinfinito
#vidafeliz

LAS TRES PATAS DE UN BANCO

Por Any Pascual.

Hay cosas que, por mucho que algunas personas no lo quieran reconocer, no se pueden hacer siempre por uno mismo.

Y hay otras cosas que es mejor compartirlas, porque el resultado de un esfuerzo colaborativo siempre es mayor que la suma de sus partes.

Cuando nos enfrascamos en un proyecto que supone un reto, es vital tener personas a nuestro lado que nos acompañen, guíen y ayuden en el proceso.

Todos nosotros tenemos unas habilidades en específico, en las que somos talentosos, y otras que flaquean.

Por ello también, en los equipos es importante que, teniendo todos la meta clara y una actitud positiva para llegar a ella, haya personas con diferentes maneras de pensar y dones, para así poder complementarse.

El agua, por ejemplo, el líquido vital para la vida, se compone de oxígeno e hidrógeno. Son dos componentes en diferentes proporciones que, unidos y colaborando, generan algo mayor que ellos mismos. Sin una de las partes, el agua sería algo diferente a lo que es, y con más añadidos se vuelve ligeramente distinta, con otras cualidades.

Hay que saber valorar que, aunque todos estemos hechos de lo mismo, existen bellas diferencias entre nosotros, que nos permiten ser quienes somos y crear cosas diferentes para el Mundo.

Yo soy una persona muy tranquila, que desea hacer las cosas bien aunque eso implique tardar más tiempo del que habíamos esperado. Mi madre, por el contrario, es la que piensa en los aspectos prácticos, la que dice “ya está, así está bien” cuando yo añadiría muchos más detalles. Y mi padre es quien se ocupa de que el ambiente esté relajado y de que disfrutemos de lo que estamos haciendo, equilibrando mi perfeccionismo y la velocidad apresurada de mi madre.

Debido a eso, los tres hacemos un gran equipo y situaciones como las de hoy se pueden producir.

Donde antes no había nada, en unos pocos días se han creado cosas maravillosas que llenan mi corazón de amor, gracias al trabajo en equipo.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

#preparandodíademuertos

#EquipoAny

SILENCIO MEJOR QUE REACCIÓN

“La vida es realmente sencilla, pero insistimos en hacerla difícil”. Confucio.

Concentremos nuestra energía en nuestra propia vida, ocupémonos de nosotros mismos en vez de estar preocupados por las opiniones de los demás y así, después, podremos ayudar de forma adecuada.

Si hay todavía algo que nos molesta cuando los otros hablan, eso es simplemente una proyección de aquello que todavía no hemos resuelto en nuestro interior. Sigamos trabajándonos.

Controlemos no estar a la defensiva frente a los demás. Cuando tratamos de defendernos continuamente, en realidad estamos dándole demasiada importancia a los otros y le damos más fuerza a su agresión que a nuestra razón.

Si no estamos a la defensiva día tras día, estamos mostrando que respetamos las opiniones de los demás y que realmente no nos afectan sus energías negativas cuando hablan. Son simplemente opiniones, sin más repercusión y no necesitamos responder para alimentar sus egos o convencer a otros de lo contrario.

Seamos nosotros felices y guardemos nuestra energía para lo realmente importante: amar y ayudar a los demás.

Nuestro silencio interno nos puede ayudar a que no reaccionemos impulsivamente a las cosas. Respiremos hondo, calmémonos y realicemos ayuno de palabras para volver a educar al ego que tiene la mala costumbre de hablar todo el tiempo.

Practiquemos el arte de no hablar, por lo menos algunas horas durante un día a la semana, según lo permita nuestra vida; o el arte de hablar sin hablar: abstenerse de mentir, abstenerse de cotillear, abstenerse de hablar maliciosamente, abstenerse de palabras ásperas y de charlas frívolas.

Y practiquemos la “palabra correcta” utilizando en el momento adecuado las palabras que vale la pena recordar, las que son razonables, moderadas y beneficiosas. Busquemos las palabras apropiadas, cultivemos la honestidad y compartamos desde nuestros valores.

Podemos encontrarnos con gente que, con tal de ganarse la simpatía de un grupo, comparte información de forma negativa o autoritaria contra otros. Es un problema de su estado vital, no del nuestro. No sobrereaccionemos. Por supuesto que a veces hay que informar a los demás de los problemas, pero hagámoslo de forma moderada y solo en la medida que sea necesario, por ejemplo para la protección de todos, el cumplimiento de las normas comunes o la defensa de nuestros derechos.

La verdad es que es sencillo decidir cuándo debemos decir algo y cuándo debemos callar: si algo no es verdadero, ni beneficioso ni agradable, mejor abstengámonos de hablar; si es verdadero pero no es beneficioso ni agradable, mejor abstengámonos de contarlo; si es verdadero y beneficioso pero no es agradable, busquemos el momento adecuado para hablar y la forma más pacífica de hacerlo. Si algo no es ni verdadero ni beneficioso, aunque sea agradable, es mejor el silencio; si es verdadero y agradable pero no es beneficioso, podemos encontrar más paz callados, y si es verdadero, beneficioso y agradable, digámoslo desde el corazón.

Practicar la virtud o el arte de no hablar requiere de un poco de reflexión y calma para no actuar por impulso y debe formar parte de nuestra práctica de vivir de forma más consciente y feliz.

Así, nuestra naturaleza interna reemplazará lo negativo, el “run-run” de nuestra cabeza, por silencio, dejando aparecer la luz del corazón y el poder de la sabiduría. Pero hay que tener cuidado y mantener bajo control el ego, porque el poder del silencio solo surge cuando la mente se queda tranquila.

Estemos en silencio cultivando nuestro poder interno. Así, cuando digamos algo, será porque es realmente importante y lo que expresemos será lo que deseemos decir, “desde el corazón vibrando en la frecuencia del amor”, como dice Any.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#silencio

VIVIR EN LA IGUALDAD

“La felicidad no es la ausencia de problemas; es la habilidad para tratar con ellos”. Steve Maraboli.

Ser feliz uno mismo, para poder compartir esa energía con los demás. En eso se resume para nosotras la igualdad.

Es muy fácil entender el concepto: somos respetuosas con nosotras mismas, por eso respetamos a los demás. Y queremos ser felices, por eso intentamos que haya felicidad en nuestras relaciones con los demás. No nos supone un esfuerzo, es algo Natural.

Un amor infinito por nosotras mismas es la base para amar todo lo del Mundo exterior.

Nada de complejos de inferioridad, superioridad, egos, avaricia, soberbia… De ahí vienen todos los problemas.

A partir de ahí, amar al otro.

Eso es para nosotras la igualdad.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#igualdad

CRECEN TAN RÁPIDO

Any ya hace un par de años que ha alcanzado la adolescencia. Ha sido un periodo que hemos vivido con total naturalidad a pesar de su condición.

A todos los padres nos preocupa esta etapa por temas relacionados con el despertar de la sexualidad,

la acción que las hormonas ejercen sobre el cuerpo, la conducta, etc.

Pero, como Mamá Especial, no me había dado cuenta del hándicap que este periodo podría suponer para mi hija.

Durante la adolescencia, sabemos que el cerebro y el cuerpo experimentan importantísimos cambios en su estructura y organización que hacen que tanto las funciones motrices como la conducta y las emociones varíen en un grado significativo.

La hormona de crecimiento provoca el famoso “estirón” y las hormonas sexuales los cambios físicos que convierten a los niños en adultos.

Estos cambios tienen particularidades específicas cuando existen de fondo problemas en el desarrollo.

Cuando era pequeña, Any tenía controles médicos frecuentes por la Enfermedad “Rara” que le diagnosticaron a los trece meses, y además por su PC. Cuando son pequeños el Sistema parece ocuparse más de sus necesidades. En una de estas revisiones, sobre los ocho años de edad, nos comunicaron que estaba empezando a desarrollar botón mamario, a tener bello púbico y otros síntomas que anunciaban una precocidad en su pubertad. Eran cosas que habíamos observado en casa, pero a las cuales no dábamos especial importancia por desconocimiento. Realmente sí es muy importante, como aprendimos más tarde, pero el Sistema Médico Alopático, como muchas veces, no tenía ninguna solución, solo nombres.

Esta fue una de las causas que nos llevó en ese momento a la Alimentación Ecológica.

La ciencia sí tenía alternativas para cambiar de camino. Fuera disruptores endocrinos, fuera agrotóxicos, etc. Teníamos que intentar regular varios temas: prediabetes, pubertad con ocho años, degeneraciones asociadas a los diagnósticos, etc.

Tomamos las riendas de nuestra Salud y trabajamos muy duro durante el resto de la infancia de Any consiguiendo mejorar entre otras muchas cosas: el control postural, las digestiones, el sueño, la espasticidad muscular… gracias a ABR y a retirar la mayor parte de los tóxicos que nos rodeaban, desde una conciencia ecológica.

A día de hoy podemos decir que todo ese trabajo dio sus frutos. Any entró en la adolescencia a una edad adecuada y sin ningún problema debido al estirón o a los cambios hormonales. Realmente estábamos tan centrados en trabajar por la Salud que no tuvimos tiempo para preocuparnos más por la enfermedad o por la opinión de los “expertos” que no nos podían ayudar.

Fue Leonid Blyum el que, en su evaluación ABR, tras el desarrollo de Any y su menarquía, nos regaló un WOW de los suyos acentuando su felicidad por ver como, ese momento tan delicado para otros niños con sus mismos diagnósticos y características, Any lo había afrontado no solo no cediendo en sus debilidades, sino aprovechando ese crecimiento para fortalecer sus estructuras.

¡WOW! fue lo que dije yo en ese momento en el que me di cuenta del valor de todo el trabajo acumulado durante años ya no solo por el avance funcional diario, que es lo que nos parecía más importante en aquel momento, sino por el posible sufrimiento de Any que habíamos evitado. Y no pude más que emocionarme.

Todas las horas de ABR, todo el esfuerzo familiar y personal que habíamos dirigido a conseguir una mejor movilidad y autonomía, a evitar complicaciones como contracturas y posturas dolorosas, había dado sus frutos en forma y fondo, lo cual pudimos comprobar una vez más en ese momento tan crítico.

Y Any se desarrollo de una forma totalmente natural.

Pensándolo ahora, ese crecimiento rápido que aparece también en la adolescencia de nuestros niños “especiales”, y que altera de pronto el equilibrio logrado con tanto esfuerzo, que normalmente trae asociadas complicaciones osteo-articulares que pueden llevar a muchos jóvenes a la intervención quirúrgica, nos habría complicado mucho las cosas.

Por eso, ahora sabemos ciertamente que, mientras los niños con problemas motrices estén en crecimiento, necesitan toda la ayuda que les podamos dar, no solo para adquirir funcionalidad, sino para preparar su cuerpo para el cambio brutal de la adolescencia.

De ahí viene esta entrada en nuestro Blog. Para contaros que al final ni nos enteramos. Hemos pasado esta etapa de una forma totalmente natural, de lo cual no hemos sido conscientes realmente hasta ahora.

Para mí, como madre, pero sobre todo para Any, es importante compartir esta parte de nuestra vida con las familias que tengan niños pequeños con problemas que les afecten al desarrollo.

El mensaje es claro: hay que anticiparse en la medida de lo posible a la aparición de estas complicaciones para minimizar su impacto negativo.

Si estos cambios de la adolescencia causan a menudo confusión en los niños sin dificultades, en aquellos con capacidades diferentes es aún más fácil que puedan aparecer problemas físicos, emocionales, comportamentales…

Busquemos el máximo desarrollo, no solo funcional, sino a nivel interno, trabajando desde pequeños de una forma constante y seria, para así alcanzar la vida adulta en unas condiciones óptimas dentro de las características de cada uno.

Para nosotras, ABR y la Alimentación Consciente han sido los dos pilares que nos han llevado, tras 10 años de trabajo, a que Any tenga una vida feliz a pesar de las circunstancias.

Y por supuesto que seguimos con nuestro estilo salutogénico de vida que incluye el trabajo físico diario. Porque con ABR los logros se consiguen independientemente de la edad, y nos encanta poder ayudar a Any a diario desde la comodidad de nuestro hogar, para que tenga calidad de vida y mejoras continuas.

Any y yo hemos decidido compartir esta experiencia, quizás más íntima, para intentar ayudar a que muchas Familias Especiales levanten la cabeza y reflexionen sobre la larga esperanza de vida que tienen nuestros hijos.

A día de hoy, los padres tenemos que ser conscientes de que la mayor parte de nuestros niños “especiales” llegan a la vida adulta, y de la importancia que tiene el trabajo que realizamos durante la infancia. Como mi hija, aumentarán en tamaño y en peso, y serán menos manejables simplemente por ser adultos, así que ganémosles tiempo a los problemas asociados a la pubertad, trabajando adecuada y constantemente la condición interna de nuestros hijos, y sean bienvenidas, por supuesto, todas las mejoras visibles y funcionales.

Una buena base creada durante años hará que la “casa” aguante las fuertes tormentas del camino.

Esta es nuestra experiencia y la compartimos desde nuestro amor infinito para todas las Familias Especiales.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#ABR

#LeonidBlyum

LIBERTAD DE ELECCIÓN PARA GESTIONAR NUESTRA SALUD

Cuidemos de nuestro bienestar físico, mental y emocional a través de los alimentos que comemos, de cómo los cocinamos; del agua que bebemos, del sol que tomamos, del aire que respiramos; de cómo nos relacionamos, cómo amamos, cómo dormimos; de qué inhalamos, de qué vemos, de qué sentimos; de con qué vibramos, qué nos rodea, qué utilizamos o qué hacemos.

En definitiva cuidemos de todos los hábitos que tenemos pues de ello depende nuestra calidad de vida y bienestar.

Y si nosotras, en algún momento puntual, necesitamos más ayuda, optamos libremente por la medicina natural, también llamada medicina alternativa o complementaria, utilizada desde hace miles de años. Conocemos a maravillosos profesionales reconocidos que abarcan una amplia variedad de terapias y prácticas y que nos han ayudado alguna vez a lo largo de los años.

La medicina natural es reconocida hoy como un medio fundamental para la salud de millones de seres humanos, un componente esencial del patrimonio tangible e intangible de las culturas del Mundo, una fuente de información, recursos y prácticas para el desarrollo y el bienestar, y un factor de identidad de numerosos Pueblos.

Del 70 al 80 por ciento de la población ha recurrido alguna vez a alguna forma de medicina alternativa o complementaria, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La lista es larga: fitoterapia, apiterapia, homeopatía, terapia floral, acupuntura, ozonoterapia, hidrología médica, heliotalasoterapia, aromaterapia, orientación nutricional naturalista, ejercicios terapéuticos…

GRACIAS desde aquí a todos los profesionales por trabajar desde el amor y la consciencia acercándonos a las distintas alternativas salutogénicas; a todos los usuarios que nos han demostrado con anterioridad las bondades de esta medicina y sus experiencias; a los simpatizantes que apoyan su uso y a todos aquellos que creen en la libertad de elección para gestionar nuestra salud.

Cada 22 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Medicina Natural y Tradicional, fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de rescatar, preservar, propiciar y difundir el conocimiento de la MEDICINA NATURAL.

#anayany
#MedicinaNatural
#UsuariasDeTerapiasNaturales
#DiadelaMedicinaNatural

FILOSOFEANDO SOBRE AMOR Y DINERO

Por Any Pascual.

“El que se convierte en bestia se deshace del dolor de ser hombre.” Samuel Johnson.

El dinero es un mero símbolo, porque en realidad no hay nada que le corresponda. En sí, no tiene ningún valor: no se puede comer o beber, plantar, montar en él o dormir debajo.

En el momento en que nos preocupamos solo por tener dinero para alcanzar una simbólica felicidad, no seremos capaces de apreciar nuestra felicidad verdadera, la que procede de la conexión con nuestro interior feliz, amoroso y en paz.

El dinero es mucho más que un medio para lograr el fin de medirnos y competir, es un dispositivo aceptado en las sociedades con el cual podemos agrandar nuestra libertad y conseguir ayudar a los demás.

Por eso, cuando nos trabajamos interiormente al mismo tiempo que conseguimos un crecimiento económico, se puede comprender el motivo por el cual la felicidad surge de algo más profundo que el dinero. Lo que resuelve los problemas es el amor (que a veces, sí, se manifiesta en forma de dinero, además de en infinitas posibilidades más), y debemos ver compasivamente que muchos caen en el error de pensar que la razón de no ser felices es solo que todavía no tienen suficiente.

Cuando somos capaces de ver el valor real del dinero, es cuando somos realmente libres para determinar nuestra actitud frente a él, frente a las diferentes maneras de obtenerlo e intercambiarlo.

Las personas, cuando nos encontramos con la consciencia situada en un nivel de supervivencia, queremos dinero para tener todas esas cosas que la sociedad nos dice que son importantes y que supuestamente nos harán felices. Mucha gente que ya ha pasado largas décadas intentando alcanzar todo esto sabe que hay bastante más detrás de esa perspectiva, y mucho más detrás de lo que el sistema nos dice y quiere que creamos, que si bien no es falaz por completo, sí una parte de la verdad, fragmentada, aislada y separada de la totalidad. Simplemente forma parte de nuestra conciencia distorsionada de lo que en realidad nos da poder, éxito y riqueza: Amar.

En ciertos momentos, con la consciencia en ese mismo estado, también pensamos que el dinero es una forma de resolver nuestros problemas y hacer que desaparezcan permanentemente para no volver a “molestarnos”. Pero aunque deseemos eso y se alejen de nosotros una temporada, pese a que nos anestesiemos con la televisión, con el dinero o con otras adicciones físicas y mentales, nuestros problemas seguirán ahí, esperando, aguardando una nueva ocasión causada por algún acontecimiento para mostrarnos claramente lo que no queremos afrontar para medrar.

El dinero solamente resuelve los problemas cuando el amor lo guía, cuando el amor lo motiva. En nuestro interior están todas las respuestas, todas las soluciones y la absoluta plenitud que anhelamos. Somos puro amor.

El dinero es el medio. El amor es el origen y el fin. El amor es lo que consigue abundancia material.

Si nos diésemos cuenta de esto y actuáramos en consecuencia, el dinero se “limpiaría” socialmente y sería amado.

Yo siempre me alegro por un trabajo bien hecho, que refleje mi amor en sus diferentes formas y aspectos; por encontrarme con un amigo en un ambiente de amistad verdadera; por ver todos los días de nuevo el amanecer o el atardecer, especialmente cuando el cielo es rojo, con nubes maravillosas como las de hoy, y por ver como cada noche nos regala una fase la Luna; por una sonrisa sentida y un abrazo consciente; por un beso cariñoso; por los silencios cómodos y por las conversaciones atentas…

En definitiva, por vivir y por el milagro amoroso que supone la existencia.

Ese sentimiento puro e interno se encuentra exclusivamente asociado al dinero cuando este se genera mediante un acto de amor real. Por ejemplo, nos recompensarán con un cheque de la cantidad justa para irnos de viaje con nuestra mejor amiga o para editar la primera tirada de un libro que amamos escribir, cuando pidamos y visualicemos ese cheque amorosamente asociándolo a los mismos sentimientos que tenemos por esa persona o por escribir ese libro, o por meditar o pasear por la naturaleza…

Mi foco está siempre puesto en el amor o en alguna de sus manifestaciones concretas, como la creatividad al escribir y la dicha al compartir.

El dinero es absolutamente genial cuando eso es así. Se vuelve un instrumento para el alma.

Sufrir por obtener más dinero, o más de cualquier cosa, es innecesario cuando lo tienes todo en tu interior. En tu alma, cuentas con recursos suficientes para vivir amando. Tú decides qué deseas. Sufrir o amar.

El dinero fue y todavía es literalmente sagrado. Los primeros mercados eran mercados sagrados, los primeros bancos eran los templos, los primeros en acuñar dinero fueron sacerdotes o reyes. Las primeras monedas fueron acuñadas y distribuidas por los templos porque eran medallones inscritos con la imagen de su Dios y encarnaban su poder protector. Y había una demanda, no porque con ellas se pudieran comprar cosas, sino porque eran populares y podían ser intercambiadas por otras cosas.

Más allá de su utilidad como medio de intercambio, el dinero se ha convertido hoy en día en la manera más usada por la humanidad para intentar acumular Poder en vez de utilizarlo para Ayudar, Amar y hacer florecer nuestra Alma.

Antes se confiaba en que Dios ayudaba, ahora, en esta sociedad actual laica, algunos piensan que la ayuda va a venir del dinero, cuando en realidad la ayuda viene de mucho más allá y se nos transmite, entre otras formas, mediante dinero, si lo pedimos con amor. No olvidemos nunca que la verdadera libertad está en nuestro interior.

La tendencia al excesivo materialismo se puede revertir volviendo a pensar con una Mente Universal y sintiendo con el alma.

Las posesiones solo llegan si van a servir de ayuda, y si las amas realmente, desde tu corazón. La verdadera justicia económica está basada en la compasión, y en la sabiduría que hay en saber que las personas tenemos diferentes capacidades, también económicas. Hay personas sabias y amables en todas las condiciones, ricos, clase media y pobres. El dinero en sí mismo no hace mejor persona a nadie, tampoco peor.

SEAMOS REALES. AUTÉNTICOS.

La transformación personal que sucede cuando hacemos el esfuerzo por querer ayudar a los demás, es la verdadera recompensa, el dinero viene después, cuando soltamos el miedo a tenerlo y a que nos falte.

Nuestra naturaleza esencial no mejora ni empeora con el dinero que viene y va.

Cuando vivimos desde el amor es cuando nos damos cuenta de que no hay nada que obtener ni nada que perder, sino mucho para dar, mucho que compartir con el mundo. Después, lo recibiremos multiplicado, de modo que nuestras necesidades corpóreas, terrenales, emocionales, mentales, energéticas y espirituales estarán cubiertas y contemos con más recursos “sobrantes” para dar en mayor medida aún, amando poder dar todo eso a las personas y al planeta. De este modo, generaremos abundancia para nosotros y para todos. Y esto nos hará aún más libres.

Para muchas personas conscientes con mucho dinero, el valor del mismo se vincula estrechamente a su capacidad de ayudar amando y creando amor y abundancia, de manera que saben perfectamente lo que hacer con él para tener más y así ayudar más, con altruismo y compasión, debido a que ellos tienen todo lo que desean en ese plano, en la materia.

Demos el primer paso en el camino correcto. Debemos tomar las riendas de nuestras vidas y de nuestra economía. Gracias a todos los avances con los que vivimos podemos formarnos fácilmente en Educación Financiera. Se trata de aprender a beneficiarnos y a ayudar todos a todos, en una mezcla de filosofía de vida, economía y espiritualidad.

Para empezar tenemos que ser conscientes de que debemos cambiar hacia un Nuevo Sistema Económico.

Ya es hora de tomar el control de nuestras vidas, también en la parte económica permitiendo que también ahí nos dirija el Amor.

#anayany
#amorydinero
#vidafeliz
#amorinfinito