COMPASIÓN DE MADRE

“El amor y la compasión son necesidades, no lujos” Dalai Lama.

Muchas veces he visto, a lo largo de estos 15 años como “Mamá Especial”, a personas que me han mirado o me han dicho directamente: “Yo no podría”.

Siempre me he preguntado por qué esas personas que tenía en frente (médicos, profesores, conocidos, etc.) no habrían desarrollado en su vida empatía y compasión, para apoyarnos en vez de mirar con “pena” a mi hija.

Los opuestos de la compasión son la lástima, la indignación moral y el miedo y muchas personas se han acercado a nosotras desde ahí.

Tras años de reflexiones, me he dado cuenta de que realmente esas personas me regalaron algo. De todas esas relaciones he aprendido que hay otro camino y he aumentado mi propia compasión.

Y las dos hemos recorrido juntas este camino, Any como Maestra, poniéndonos en situaciones increíbles, y yo como Aprendiz. Fuera egos, fuera miedos, fuera…Todos nacemos intrínsecamente con compasión. Pero no todos están dispuestos a dejarla aflorar. Nosotras SÍ.

Todas esas personas me han enseñado a valorar mi instinto maternal, nuestra capacidad de supervivencia, nuestro crecimiento emocional, mi camino espiritual… todos ellos nos han hecho gritar que SÍ SE PUEDE.

Profesionales del sector de la Salud, profesionales que trabajan en el campo de la Educación Inclusiva, etc. deberían ser primero personas compasivas, y luego tituladas. Porque sin compasión no se puede acompañar a los demás en el camino.

La compasión es la capacidad de ver claramente dentro de la naturaleza del sufrimiento y actuar en consecuencia.

Por eso, por ejemplo, cuando como Mamás nos tenemos que enfrentar a problemas relacionados con nuestros hijos, no se sabe a veces de dónde sacamos las fuerzas.

La fuerza viene de nuestro propio máximo sufrimiento. Se llama resiliencia.

Tenemos unas grandes espaldas para ser ecuánimes en la vida y una frente suave para tener compasión con los que no parecen ayudar en el camino.

Nos mantenemos fuertes a pesar de todo, estamos dispuestas a luchar al máximo y hemos aprendido a vivir sin aferrarnos al desenlace.

Ahora, tras tantos años de camino, cuando nos relacionarnos con los demás empatizamos siempre con ellos y nos ponemos en su lugar. Si no hiciéramos esto nos resultaría imposible convivir en la sociedad actual, rodeadas de injusticia social, inmoralidad y miedo a lo diferente.

Paramos, percibimos las emociones del otro, luego las reconocemos y, finalmente, proporcionamos las respuestas adecuadas sabiendo que ellos también nos necesitan.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#compasión

SOMOS ENERGÍA

“Cuando nuestro cuerpo y mente están en sintonía con el Universo, todo se vuelve espontáneo y sin esfuerzo”. Deepak Chopra.

Cada ser, los árboles, plantas, flores, animales, piedras, incluso el mar y las montañas, el aire, los colores, los lugares, emiten una energía y frecuencia vibratoria que, si bien no vemos, percibimos constantemente. Todo tiene su propia energía.

Darnos cuenta de ello es parte del despertar de nuestra conciencia. Saber que todo está hecho de “polvo de estrellas”.

Los físicos cuánticos descubrieron que los átomos están compuestos por vórtices de energía que giran sobre sí mismos. Cuando se juntan los átomos para formar las moléculas, se crean irradiaciones de energía.

Nosotras tenemos claro que esa energía pura forma parte de nuestro ser. De todos nosotros. Y todos formamos al mismo tiempo parte de un sistema energético enlazado. La propia energía crea vínculos indivisibles entre todos.

Aprendamos a desafiar el sentido común. El principio de incertidumbre de Heisenberg nos habla de que nosotros somos capaces de transformar nuestra realidad al estar nuestros campos de energía enlazados entre sí. Por eso, si conseguimos cambiar la percepción de lo que nos rodea, todo cambia.

A medida que tomamos conciencia, nuestra mente va siendo capaz de cambiar nuestra relación con el mundo. Cambiar nuestra mentalidad mejora nuestra relación con mundo exterior. Y si cambiamos en nuestro interior, veremos este cambio reflejado en nuestra vida en general.

De ahí la relación entre energía y salud, así como la influencia de las emociones y pensamientos en nuestro estado vital.

El paradigma newtoniano, con alrededor de 200 años, considera el cuerpo como una máquina. Esta máquina se puede reparar o bien cambiando las piezas que fallan, operaciones quirúrgicas, o arreglando sus mecanismos, mediante fármacos.

Sin embargo, la medicina energética o cuántica tiene en cuenta además que el ser humano está compuesto por una red de muchas informaciones. Se entiende que el cuerpo físico no está delimitado, sino que tiene muchas influencias y todo está conectado.

Los investigadores convencionales no han tenido en cuenta la compleja red de comunicación existente entre la materia y la energía del cuerpo. Este flujo de información, apoyado por la medicina cuántica, es de gran importancia a la hora de dar una solución más integradora para restaurar el equilibrio químico del cuerpo.

La medicina energética cubre muchas áreas de sanación. Desde la acupuntura, la meditación, el mindfulness o el par biomagnético hasta la energía de los cristales. Todas ellas desafían al viejo paradigma y se basan en la creencia de las influencia de los campos de energía, descubiertos por los físicos cuánticos, en la regulación de los cuerpos físicos y la salud.

Es hora de despertar a la conciencia a esta nueva realidad. Somos energía pura que afecta a nuestras vidas de manera inconsciente pero real. Aunque no lo veamos, si nos detenemos a pensar, si somos conscientes de que lo percibimos, de que lo sentimos y de que a diario nos afecta, nos daremos cuenta de que la energía viva fluye absolutamente en todo.

Todos emitimos un tipo de energía diferente de acuerdo con nuestro estado y vibración, razón por la cual muchas personas se sienten a gusto o a disgusto en determinada compañía, depende de la sensibilidad y crecimiento de cada cual.

Seamos más responsables con lo que somos y transmitimos. Sabemos que emitimos primero dentro de nosotros mismos y después hacia el entorno, que influimos en el ambiente y en nuestras relaciones.

El primer punto de contacto entre dos personas no es la piel, es la energía. ¡¡Por eso nosotras siempre compartimos buenas vibras!!

Pero nosotras además hemos elegido no solo vibrar, sino compartir nuestra energía con los demás a través de los abrazos, en las distancias más cortas, entre dos personas, piel con piel. Por eso nunca faltan abrazos y muestras de cariño en nuestra vida, porque es nuestra forma de compartir con el Mundo nuestra abundancia energética de positivismo.

Nos gusta compartir nuestra energía siempre, por eso lanzamos al Universo y a quienes están en nuestra vida de alguna manera ABRAZOS CUÁNTICOS DE LUZ O TERRENALES DE OSO AMOROSO💗💗💗

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#somosenergía

ECOALIMENTÉMONOS

”Tú eres tú, tanto si te alimentas bien como si comes en exceso. Sin embargo, cuando comes bien expresas el Amor por ti misma. En cambio cuando te atiborras, manifiestas miedo” Marianne Williamson.

De nada sirve escandalizarnos por lo que ha pasado en el Mar Menor, con toneladas de peces muertos, si no sabemos reconocer el problema que existe de fondo en una de las regiones que “alimenta” a toda Europa: los agrotóxicos.

De nada sirve ver en las noticias la cantidad de tóxicos que traen las naranjas de importación, exaltando que tienen más de 50 productos tóxicos prohibidos por la UE, si nos limitamos a comprar los productos con los tóxicos que sí permite la UE.

De nada sirve manifestarse por el Planeta todos los viernes, y después ir a comprar a un gran supermercado productos envasados en plástico, con agrotóxicos y que vienen del otro lado del Planeta.

La alimentación es nuestra actividad biológica más importante. Nos ayuda a estar bien, y si no estamos bien, no podemos desarrollar adecuadamente otras actividades. De ella dependen todos los procesos que desarrollamos en nuestro ciclo de vida: crecimiento, reproducción, ocio, trabajo…

La alimentación permite que nuestro sistema biológico funcione.

Además es una de las actividades que motivan más placer y satisfacción a las personas, de ahí la importancia de tener en cuenta no solo su cultivo, sino su preparación y el ambiente donde se ingieren los alimentos.

Somos lo que comemos, así que consumir alimentos libres de contaminantes, así como desarrollar buenos hábitos de alimentación, es imprescindible para optar a tener una buena salud.

Empecemos a celebrar el Día Mundial de la Ecoalimentación. Seamos conscientes y hagamos un esfuerzo especial para que al menos nuestros hijos consuman desde pequeños alimentos libres de tóxicos.

Por su salud y la salud del Planeta.

#anayany
#ecoalimentacion
#vidafeliz
#amorinfinito

LA MÚSICA RELAJANTE NOS AYUDA DE MUCHAS FORMAS

Nosotras nos levantamos a diario, y mientras hacemos el saludo al sol, ponemos música que nos hace crear un ambiente positivo, relajado y feliz. Cantamos, meditamos y volvemos a cantar. Es un momento de terapia corporal y, para nuestro deleite, lleno emociones positivas.

También es maravilloso, por ejemplo, escuchar un concierto de André Rieu mientras hacemos la terapia motórica de Any. Nos emocionamos y nuestro cuerpo parece querer bailar al ritmo de la música. Nos da ritmo, alegría y relajación a ambas. El rendimiento que obtenemos creemos que es mayor ya que nos ayuda a concentrarnos, partiendo de un estado de serenidad.

Seamos conscientes de que la música nos ofrece la motivación adecuada para realizar ciertas tareas de una forma diferente.

La idea clave es la generación de estímulos en nuestro cerebro y nuestra consciencia. La música influye en nosotras día a día, en la forma que tenemos de experimentar emociones y de vivir la realidad que nos rodea. A nivel de consciencia, se trata de equilibrar los dos hemisferios del cerebro, combinando actividades que eviten la supremacía de nuestro lado dominante.

Nosotras buscamos el equilibrio con: una postura concreta o ejercicios para el cuerpo (yoga y ABR); una respiración adecuada (meditación), música relajante, alimentación consciente, etc. Todo nos ayuda a conseguir un equilibrio y un bienestar interior y exterior que libera nuestra energía vital.

Aumentemos nuestro estado de felicidad combinando actividades de la vida diaria con música y así podremos reforzar nuestro lado espiritual, la serenidad y la tranquilidad.

Ciertas melodías nos van a ayudar a relajar nuestra mente, a tranquilizarnos; otras pueden llegar a ayudar en nuestra salutogénesis (la música libera endorfinas, actúa como un auténtico analgésico para nuestro cuerpo; ayuda con la ansiedad, el estrés; calma la presión arterial y el ritmo de nuestro corazón; mejora el sueño)… Determinados estilos de música pueden incluso tener efectos saludables para mejorar las células del cuerpo y los tejidos que forman nuestros órganos.

Potenciemos nuestro autocontrol, nuestro ánimo positivo y creemos recuerdos felices a partir de una gran melodía que nos ayude a la relación con nuestro espíritu y a conseguir la serenidad y plenitud que necesitamos en nuestras vidas.

Escuchemos música procedente de sonidos de la naturaleza y a partir de instrumentos de muchos materiales diferentes con sonidos suaves, progresivos, cristalinos.

La música clásica es un canal maravilloso de relajación; el bolero también sirve para la meditación; la música que se basa sobre todo en sonidos de animales y de la naturaleza es muy íntima; las gaitas y las arpas de la música celta tienen toda una serie de melodías relajantes; y una buena balada rock puede ser tan positiva como la música tibetana que es discreta y nos servirá para desconectar la mente y llevarnos a lo más profundo de la meditación.

Elijamos una música para cada momento que nos ayude a crear un clima mágico y feliz, nos saque una sonrisa, una lágrima necesaria o nos invite a cantar como si estuviéramos en un concierto al aire libre.

#anayany
#músicaqueayuda
#amorinfinito
#vidafeliz

DESPACITO PERO SEGURAS

“El mundo entero se aparta cuando ve pasar a una persona que sabe a dónde va” Saint-Exupéry.

Tenemos que saber a dónde vamos. Para esto, hay que entender que no se trata de saber por saber, ni de forzar el camino.

Se trata de que hay que tomar decisiones.

Y si hay un giro inesperado en el camino, disfrutémoslo. Pero volvamos a la senda.

Lo importante es querer seguir adelante y para eso hay que adaptarse.

Hay muchas personas que detienen su camino por una pequeña piedra. Aprendamos a rodearla, y seguir.

No desesperemos y aprendamos a disfrutar del viaje.

A veces nos podemos perder un rato en la aparente necesidad de hacer y tener muchas cosas, sin darnos cuenta de que tenemos todo lo que necesitamos. Solamente intentamos calmar nuestra ansiedad y prisa rodeándonos de MÁS en nuestras vidas.

Que los árboles no nos impidan ver el bosque.

Ser conscientes es tan fácil como estar enfocados en lo realmente importante, en lo que sabemos por instinto que merece la pena.

Vivimos en un mundo acelerado, en dónde olvidamos que los logros pasados son la base para nuestro bienestar presente y futuro.

Una maravillosa base es imprescindible, pero sabiendo que ésta también cambia y hay que reforzarla en el tiempo: valores, conductas, hábitos, etc., porque si no, se derrumba el castillo de nuestros sueños.

Detengámonos unos minutos a pensar lo que es realmente importante, a reflexionar sobre si queremos hacer lo que estamos haciendo y a observar que no nos estamos dejando deslumbrar por un brillo pasajero.

Y volvamos al equilibrio que es el camino, y en el que sin querer vuelven a pasar cosas que nos afectan y rompen la balanza, porque vivir implica no parar nunca. Parar es morir.

Por eso la idea de seguir, de impermanencia, de camino… en vez de destino. Todo cambia y nosotros tenemos que cambiar con la vida, hacia donde sabemos que recuperaremos el equilibrio para volver a la senda.

La verdad siempre es la misma, retomemos y aceptemos que el propio camino implica cambio, pero no es otro, es el mismo solo que nos habíamos desviado un momento.

Nosotras seguimos adelante día a día, manteniendo lo que nos ayuda de verdad y desechando los espejismos que nos hacen perder el foco.

Sabemos lo que queremos y trabajamos a diario para conseguirlo.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

SI QUIERES MI SITIO TE REGALO MI SILLA

Vivíamos en Madrid. Any estaba escolarizada en un Centro de Integración cerca del trabajo de papá, pero lejos de casa.

A veces parábamos a hacer compras por el camino.

Un día nos detuvimos junto un pequeño Centro Comercial en calle Alcalá.

Como nos pasa muchas veces, las plazas reservadas para personas con movilidad reducida estaban ocupadas por coches que no lucían el distintivo necesario para aparcar en las mismas.

Es una situación muy habitual, a la que ya estamos acostumbradas, pero en aquellos años, cuando Any era todavía muy pequeña, unos 6 añitos, yo reaccionaba ante este hecho con una descarga de ira, furia, palabras soeces…que sin darme cuenta lanzaba sin control frente a mi hija, y no frente al propietario del coche que no estaba allí.

A continuación llamada telefónica a la policía y a esperar para tener un sitio lo suficientemente amplio para poder abrir la puerta, bajar a Any, sacar la silla del maletero, poner la silla al lado de la puerta y hacer el traslado a pulso. Era tan pequeña que no teníamos muy presente las consecuencias de esos sobre esfuerzos alargados en el tiempo durante años y a veces simplemente, ante la adversidad, aparcábamos en cualquier plaza y la cogíamos en un brazo, en el otro la silla y a pasar como pudiéramos.

Ese día me quedé allí sentada en el coche, en segunda fila, esperando alguna posibilidad y rumiando mi “mala suerte”.

Ese día fue un día muy especial para nosotras, inolvidable. Fue una lección de humildad, realismo y humanismo impresionante.

De repente paró un vehículo a nuestro lado. En el otro sentido.

Salió un hombre y tranquilamente abrió la puerta de atrás del coche. Sacó en brazos a su hija adolescente con una gran discapacidad y a su bombona de oxígeno. Cerró el vehículo y abrió como pudo la puerta del portal que estaba frente a la plaza para personas con discapacidad. Desapareció. Al rato bajó al coche. Y esperó. Pacientemente. Hasta que llegó el dueño del vehículo mal estacionado.

Silencio. Solo recuerdo silencio.

El padre de la adolescente dio hacia atrás y dejó salir a aquel hombre con su coche sin decir nada y sin manifestar enfado, rabia o ira.

Me miró como cediéndome el espacio y yo le respondí con un agitado “no” de cabeza y manos, como si no fuera ese mi objetivo.

Simplemente aparcó. Abrió el maletero. Sacó una silla eléctrica pesadísima que pudo subir por la rampa adjunta a la plaza para vehículos que transportan a personas en silla de ruedas, y desapareció para siempre.

Una lección impresionante y un aprendizaje brutal: ética, valores, foco, amor infinito, experiencia…

Los demás no tienen el poder de perturbarnos ni en las peores de las circunstancias.

Nuestra paz es para los nuestros, tiene más valor que toda la ira y tiempo perdido con quien no ve ni empatiza con los demás.

Desde entonces solo visualizo mi plaza de aparcamiento donde la necesito, cambiando la ira por amor, y como dice una buena amiga, si no aparco en ese momento será que “el Universo nos tiene reservado…” algo mejor en nuestro macrodestino.

Libre albedrío en las microsituaciones para llegar al destino final. Las cosas pequeñas y como nos las tomemos, no pueden perturbar la grandeza de nuestra vida. Nuestro libre albedrío, la capacidad que tiene el alma para decidir por si misma lo que quiere hacer, nunca será un obstáculo para nuestro destino. Pero entonces… para qué ser negativos en nuestra vida.

Así que desde ese día, sonreímos cada vez que tenemos que buscar aparcamiento, acordándonos de aquella joven que no tenía plaza pero si silla, que no tenía plaza pero si el amor infinito de su padre, que no tenía plaza pero que convirtió a su padre en un MAESTRO para nuestras vidas.

GRACIAS PORQUE AUNQUE NO TE CONOCEMOS TE QUEREMOS.

Todos somos miembros de la gran familia humana. Es mucho más lo que nos une que lo que nos diferencia. Practiquemos la compasión, la empatía y el amor por los demás.

#anayany
#amorinfinito
#siquieresmisitioteregalomisilla

SIN ÉTICA NO HAY PARAÍSO

Por Any Pascual.

Actualmente en secundaria a los jóvenes se nos intenta enseñar ética y valores con un libro de texto.

Para los que tuvieron esta idea, la ética se podía enseñar mediante palabras que incitaran al buen comportamiento.

Estos “valores” son solo un sustituto venido a menos de los auténticos valores, puesto que la ética difiere en muchos aspectos de otras materias que se puedan enseñar de forma académica, como las Matemáticas o la Física.

La ética que nos sirve a todos, y es como las gafas con las que miramos el mundo, no es una ética reducible a un libro de texto, sino la que se aprende (en lugar de enseñarse) mediante las interacciones con otros seres humanos y con el entorno: padres, maestros, amigos, naturaleza…

La ética se aprende teniendo una mente abierta y un corazón amplio y generoso.

No se trata de la moral, de lo que consideramos que está “bien” y lo que está “mal” como humanos que todavía no hemos descubierto que somos SERES más inteligentes de lo que parecemos, ni de normas, cumpliendo unos determinados estándares, ajustándose o restringiendo la vida a los parámetros populares. La ética se basa en el RESPETO y en la ACEPTACIÓN de todo lo que existe, incluidos nosotros, los otros y la Madre Tierra.

La ética para mí consiste en escuchar al corazón que nos susurra que todos somos iguales y que todo el mundo merece AMOR. Así actuaremos en consecuencia.

Yo puedo vivir feliz, en paz y desde el amor porque entiendo y valoro la ética. Si no RESPETAS a tus vecinos, al resto de seres vivos y a Pachamama, te estás faltando el respeto a ti mismo más que a los demás.

#anayany
#amorinfinito
#ética
#AnyPascual

LA IMPERMANENCIA VITAL

“No tengo ningún tiempo. No existe el tiempo. El tiempo es sólo la conciencia individual de cada persona de lo largo y de lo corto, eso es todo.” Siddhartha Gautama, Buda.

El tiempo como tal no existe. El tiempo depende de las cosas. Por eso no existen las prisas, solo están en nuestra cabeza. Y por eso, cualquier cosa si no es en este momento, podrá ser en otro.

Si somos felices, el tiempo parece que pasa rápido, si no, parece que pasa lentamente. Todo está en nuestra mente. Es el tiempo psicológico, el que nos puede llegar a influir muchísimo en nuestras vidas, y normalmente de forma negativa.

Todos los seres nacemos, envejecemos, enfermamos y morimos.

Ocurre lo mismo con todo lo del mundo: empieza a ser, alcanza estabilidad, decae y deja de ser, a través de ciclos, que son el resultado de una compleja red de relaciones causa-efecto producidas por los distintos seres vivos.

Lo mismo se puede aplicar a cada momento del pensamiento o del amor: surge, permanece, decae y desaparece.

Veamos la realidad como mera impermanencia en vez de pensar en el paso del tiempo.

Any me ha enseñado muchas veces el sentido de la impermanencia: nada permanece igual en dos momentos consecutivos.

Por eso podemos salir del sufrimiento, por eso existe la justicia social, la esperanza, el devenir…Sin impermanencia, la vida no sería posible. Todo sería estático, sin cambios y por lo tanto sin vida.

Si llegamos a ser conscientes de la importancia del cambio, podremos llegar a ser positivos, amorosos y sabios.

Impermanencia es sinónimo del cambio para bien.

Todo es impermanente, no nos hagamos daño pensando que existe un tiempo.

#anayany
#impermanencia
#vidafeliz
#amorinfinito

LA IMPORTANCIA DE LEER DESDE EL PLACER

“Los libros son los amigos más silenciosos y constantes; son los consejeros más accesibles y los maestros más pacientes”. Charles William Eliot.

Leer es una de las actividades que nos define como humanos. Gracias a la lectura podemos adentrarnos en mundos maravillosos, conocer distintas alternativas y explorar lo desconocido.

La lectura nos acerca al conocimiento, estimula nuestra creatividad, nuestros sentidos y nuestras emociones.

Es un ejercicio mental en el cual nuestro cerebro participa activamente, ordenando ideas, relacionando conceptos y provocando reacciones y opiniones. Por eso aprendemos tanto cuando leemos con interés y repetidamente sobre un tema.

Favorece nuestro pensamiento crítico y evita que nuestras funciones cognitivas: memoria, concentración, atención… se deterioren.

Al proporcionarnos nuevos y diversos conocimientos, nos da la posibilidad de hablar con los demás de distintos temas. Además, tener un tema común de conversación por una lectura, hace que nos unamos a grupos de personas dando sentido de pertenencia y cercanía .

Leer también es una actividad placentera por sí misma, que nos relaja y simplemente hace que disfrutemos del momento.

La lectura de temas edificantes que nos dan conocimientos, esperanza y nos muestran alternativas constructivas de cómo ver la vida, tales como libros espirituales, artículos sobre terapias naturales, sobre alimentación saludable, sobre educación financiera…expande nuestras posibilidades y aumenta nuestro bienestar, además de darnos alas para elevarnos por encima de nuestra realidad cotidiana y llevarnos hasta un mundo maravilloso de conocimientos que nos harán crecer.

El olor a libro es el mejor perfume para nuestra mente y nuestro corazón.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#oloralibro
#lecturas

YA TRABAJANDO EN CASA

Ya hemos llegado a casa tras el Curso de ABR en Toledo esta semana, y ¡A TRABAJAR!

Vídeo en mano con los ejercicios marcados por Leonid Blyum, para no dejar que la memoria nos falle. En casa y tras practicar en el curso, es todo más sencillo y natural.

Los primeros días son muy importantes, es cuando interiorizamos el aprendizaje adquirido, sin fiarnos de nuestras interpretaciones y siendo fieles al aprendizaje presencial, a las imágenes y notas.

Nos gusta repetir una y otra vez los ejercicios para consolidar y si hay alguna duda, preguntarla cuanto antes.

Sabemos que una vez que practiquemos mucho las posiciones, técnicas y materiales, todo será más fluido y natural, solo es cuestión de días.

Todavía no hemos recibido las pelotas vibratorias, pero si tenemos los materiales para otro tipo de ejercicios, Slam Ball, Wall Ball, huevos, etc.

La disciplina, la rutina y el compromiso desde el primer día es total. Incorporamos lo nuevo a nuestras vidas y listo, como quien sale a correr todas las mañanas.

Estos días le daremos muy duro porque somos conscientes de que con todo el trabajo de fondo y la estimulación continua, los cambios y mejoras florecen pronto, y nos apetece tenerlas cuanto antes.

Así que ¡ a trabajar duro! Pero desde la felicidad, el conocimiento y la seguridad de que el avance está en nuestras manos.

#anayany
#amorinfinito
#ABR
#ABR2019
#vidafeliz