VERANO

““No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario”. Walt Whitman.

En verano nos cuidamos aún más. Agua de Mar, Baños de Sol y Relax. Somos conscientes de la necesidad de hacerlo y utilizamos estas fechas para limpiar y regenerar el organismo. Para osmotizar, descansar y recuperar fuerzas.

Practicamos el silencio y el ayuno, en calma y con tranquilidad. Creamos momentos mágicos, espirituales, de meditación, etc.

Vivir en paz, conectar con el corazón, relajar las tensiones, escribir y estudiar, perdernos en el no hacer, cuidarnos y encontrarnos con nosotras mismas, son nuestros objetivos.

Es también una oportunidad para cultivar, como siempre, el amor en familia y desconectar de todo.

Tiempo para relajarnos, sonreír y leer.

Y para practicar la libertad. Levantarnos muy tempranito y disfrutar de la naturaleza.

Saludos al Sol por las mañanas y atardeceres cenando mientras aprovechamos los últimos rayitos.

En el hogar, felices y sin prisas. Disfrutando de lo que nos rodea y…

Agradecidas.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito
#vacacionessalutogénicas
#cuidarnosparacuidarlos

TERAPIA PASIVA

“Hoy tengo un lema claro “Nada por la fuerza”, pero ha sido un largo camino antes de que fuera posible.” Leonid Blyum.

Y ese es también uno de nuestros Mantras vitales que aplicamos a todos los campos. 

Y otro concepto básico es “Primum nil nocere” o “lo primero es no hacer daño” tan olvidado en la Medicina del siglo XXI. Asclepio, Dios de la Medicina, tuvo dos hijas, Panacea, Diosa de la Curación, e Higía, Diosa del Arte de Curar a través del Arte de Vivir.

Apostemos por una visión integrativa, que no “integrista” de las intervenciones en el cuerpo humano. Ayudemos a despertar la curación del organismo sin tensiones sino con conocimientos. 

Cuando actuamos desde el amor, la salutogénesis y el conocimiento, ya solo por eso, estamos ganando energía con el gusto, el placer y la alegría de las cosas bien hechas. A partir de ahí, crear es cuestión de tener el conocimiento adecuado y aplicarlo con una técnica, no invasiva, fácil y resolutiva. No hay más. 

Seamos “hacientes” en vez de pacientes.

Para nosotras toda Terapia, además de mostrar resultados, debe de incluir como mínimo estos ingredientes: no hacer daño, ayudar al cuerpo a no consumir más energía de la disponible (sin lucha) y generar placer en el hacer.

El fortalecimiento corporal, por ejemplo, supone un trabajo extremadamente intensivo, pero se puede hacer sin lucha. En comparación con cualquier otra forma de liberación que muestra una respuesta rápida, el fortalecimiento eficaz demanda horas de trabajo realmente significativas para lograr un progreso tangible, pero duradero en el tiempo y regenerador intrinsecamente.

O estamos en el crear o en el destruir, no hay término medio. Y nosotras elegimos CREAR y para crear tenemos que ser prudentes y respetuosas con nuestras características particulares y no forzar. Por eso creemos que las terapias deben ser individualizadas.

Nosotras durante 10 años hemos podido experimentar con la recuperación salutogénica, a través del fortalecimiento pasivo, aplicada por mí tras formarme (porque una persona como Any con Parálisis Cerebral o cualquier persona con discapacidad motora grave, no tiene mucho control voluntario propio en las áreas en las que necesita más fortalecimiento) y con resultados fantásticos. Y sabemos que con una condición mucho más favorable, el resultado es aún más rápido y sorprendente, mucho más que con cualquier técnica forzosa de realineamiento.

Los métodos no invasivos nunca han tenido una oportunidad realmente justa porque los profesionales de la salud, que sólo pueden brindar horas muy limitadas de terapia, no están listos en actitud ni están metodológicamente equipados para pasarnos el rol clave a la Familia en el Hogar, que somos la únicas personas con las reservas suficientes de tiempo y de entusiasmo para tratar las conexiones más débiles durante año. 

Las Familias somos las únicas personas que tenemos tiempo, dedicación y conocimiento REAL de lo que pasa en el día a día de forma holística. Ningún profesional por desgracia, según está establecido el Sistema de Salud, tiene esta combinación. Por eso si nos formamos nosotros adecuadamente, los resultados llegan pronto. Igual que un profesional se forma no solo en su periodo académico, sino continuamente, los padres podemos formarnos para tener las herramientas adecuadas para ayudar a nuestros hijos el resto de su vida. 

Llevo muchísimas más de 10.000 horas prácticas de Terapia con mi hija, formándome continuamente y aprendiendo de los mejores, con resultados impensables para los profesionales tradicionales del sector. No es Magia señores, es trabajo, dedicación y conocimiento.

En el mundo de hoy, que está lleno de consumismo y falta de moderación, muchos no lo verán, pero aquí estamos, una clase diferente de personas dedicadas, personas con valores familiares, listos para hacer sacrificios personales y hacer lo que sea para ayudar a los demás a mejorar. No somos titulados pero si estamos formados, informados y tenemos más práctica que muchos profesionales. Por lo menos merecemos que nos escuchen cuando quieren interactuar con nosotros. Ir a la Universidad no cualifica a nadie para obtener resultados, todos conocemos a personas que simplemente hicieron una carrera para optar a un sueldo fijo cada mes. Los resultados son los que cualifican. Solo pedimos que se nos escuche y se nos tenga en cuenta, ya que en cuanto a nuestros hijos solo les queda rendirse ante la evidencia de los resultados. Hagan el menor daño posible y un poco de humanidad, por favor. 

Mejorar la calidad de vida de Any, en el hogar, en Familia, nos ha cambiado la vida. Somos un Equipo imparable. Nunca nos quedaremos de brazos cruzamos si podemos hacer cosas para mejorar nuestra vida. 

Gracias Leonid. Amor Infinito ABR.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

LA DESPENSA ES IMPORTANTE PARA NUESTRA SALUD

“Quien en agosto ara, despensa prepara”. Refrán Popular.

Tener una despensa llena de una gran variedad de alimentos saludables y una nevera repleta de verduras frescas es el primer paso para transformar nuestra alimentación.

Lo que tenemos en casa es lo que va a marcar nuestro estilo de vida, así que la mejor opción es tener una despensa llena de alimentos nutritivos que nos llenen de energía y vitalidad y no llevar a casa enemigos de nuestra dieta saludable.

Algo típico cuando empezamos a cuidarnos de forma consciente es ir a comprar al mismo supermercado de siempre con la idea de comprar solo lo más sano e indispensable…pero, si hacemos esto, acabaremos en la caja con el carrito a tope, y unos cuantos alimentos “poco saludables” que compramos sin pensar y que no nos ayudan. Por eso nosotras empezamos cambiando nuestros hábitos de compra. En vez de ir a un supermercado, realizamos la compra online en un almacén de productos ecológicos. Así ahorramos tiempo, dinero y, al principio, caer sin darnos cuenta en compras compulsivas, aunque sean saludables.

Los buenos hábitos alimenticios empiezan mucho antes de llevar los alimentos a nuestra boca, empiezan con las decisiones de compra.

Podemos hacer una lista de la compra a partir de un menú semanal hasta que nos acostumbremos, incluyendo solo esos ingredientes que reconocerían nuestras abuelas. Y como los adquiriremos ecológicos nos garantizaremos que son frescos, de cercanía, de temporada, etc. porque realmente en las tiendas eco es difícil conseguir cosas que no cumplan estos requisitos.

Lograr comprar sano y llenar la despensa de alimentos saludables es conseguir una buena parte del proceso que nos ayudará a mejorar nuestra salud y nuestro bienestar.

Estos son un ejemplo de los alimentos que podemos tener en nuestra despensa y que entrarían a forman parte de nuestra alimentación.

Cereales integrales y harinas: arroz integral (de grano corto o de grano largo), arroz basmati integral, arroz rojo, arroz salvaje, mijo, quinoa, trigo sarraceno, copos de avena, cereales de desayuno de maíz, de arroz, de quinoa, de trigo sarraceno, pasta integral de trigo sarraceno, arroz o maíz, harina de arroz, garbanzo, maíz, algarroba, etc.

También tenemos una sección de envasados para cuando viajamos.

Legumbres: garbanzos, lentejas, lentejas rojas (o lentejas coral), alubias blancas, rojas, pintas, negras, azukis, guisantes frescos o congelados, judías frescas o congeladas, legumbres de bote para emergencias, etc.

Frutos secos : nueces, almendras, anacardos, pistachos, avellanas, nueces de macadamia, nueces de brasil,etc.

Semillas: de sésamo (blanco y/o negro), de girasol, de calabaza, de lino, de chía, de cáñamo, de amapola, etc.

Aceites y otras grasas: aceite de oliva virgen extra (AOVE), aceite de coco, aceite de sabores (para desayunos,) aceitunas, coco rallado, chips de Coco, leche de coco, cacao, aguacate.

Frutas deshidratadas: uvas pasas, orejones, higos y manzana.

Endulzantes: miel, azúcar de coco y stevia en polvo, en hoja, fresca y líquida.

Aliños: Vinagre de manzana.

Verduras envasadas: alcaparras, pepinillos, palmito, etc. 

Leche vegetal: de arroz, avena, almendras, avellana…etc. Aunque todos los días la hacemos en casa, tenemos siempre envasados para viajes.

Otros: miso, chucrut, algas (kombu, wakame,…), chocolate, atún, melva o caballa en bote de cristal, etc.

Congelados y refrigerados: carne de pollo, ternera, cerdo y cordero, pescado, verduras congeladas en casa, fruta para sorbetes, etc.

Especias secas: cúrcuma fresca y en polvo, jengibre fresco y en polvo, albahaca, ajo en polvo, cebolla en polvo, curry en polvo, laurel, orégano, perejil, pimentón, pimienta negra, romero, tomillo, canela en polvo y en rama, etc.

Germinados: alfalfa, berro de agua, trébol rojo, etc.

Plantas frescas: stevia, aloevera, etc.

Frutas locales y de temporada, por ejemplo: albaricoque, arándano, ciruela, granada, higo, kiwi, lima, limón, mandarina, manzana, mango, melocotón, melón, mora, naranja, nectarina, níspero, papaya, pera, piña, plátano, pomelo, sandía, uva, etc.

Verduras locales y de temporada: acelgas, ajo, alcachofas, apio, berenjena, berros, boniato, brócoli, calabacín, calabaza, canónigos, cebolla, cebolleta, coliflor, champiñones, col (repollo), espárragos, espinacas, escarola, judías verdes, lombarda, patata, pepino, puerro, rabanitos, remolacha, rúcula, setas, tomate, zanahoria, etc.

Somos lo que ingerimos, asimilamos o acumulamos. Cuidemos nuestra compra. 

Conocer nuestro cuerpo nos ayudará a alimentarlo.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

VOLVAMOS A LA COCINA

“Antes de cambiar el Mundo da tres vueltas por tu casa” Proverbio Chino.

Todos queremos tener independencia, libertad, empoderamiento, salud, bienestar, creatividad, placer…Seamos entonces conscientes de que, lo que hacemos a diario es lo que nos acerca o nos aleja a eso que nos hace felices.

Entender LA ALQUIMIA EN LA COCINA, es una necesidad imprescindible para nosotras, para nuestra familia y para toda nuestra vida dentro de un estado de felicidad.

Con el conocimiento energético en la cocina, podemos escoger libremente lo que nos conviene en cada momento. Sabemos que cada alimento vibra de una forma diferente, y al consumirlo tendremos unas reacciones diferentes, tanto a nivel físico, como emocional y mental. Un mal ejemplo, pero muy claro, lo encontramos en un “ingerible” como el alcohol.

Cada alimento tiene su carácter y personalidad, su efecto y reacción en nosotros. Cada alimento tiene su fuerza vital y de acuerdo a la cantidad y la forma en que lo consumimos, nos ofrecerá su espíritu y su energía.

Comamos para construir una buena calidad de sangre, que nutra nuestros órganos y nos genere energía y vitalidad.

Cocinar sano es un acto de amor que nos hace libres.

Nosotras tenemos claro que cocinamos para mejorar el estado de toda la familia. Y si salimos a comer fuera, sabemos dónde hacer del almuerzo una fiesta de la vida. O si no, utilizamos el ayuno para evitar lo que sabemos que no nos cae bien. Un ayuno consciente alimenta el alma y depura nuestro cuerpo.

Cada día cocinamos e intentamos equilibrar nuestra microbiota, con una dieta rica en vegetales, así sabemos que estamos trabajando también nuestras emociones. Y tenemos muy claro que somos lo que absorbemos y lo que las bacterias pueden fabricar a partir de los alimentos, así que nutrimos nuestro cuerpo con alimentos, que no es lo mismo que “comestibles”.

Como buscamos una vida salutogénicamente estable e impecable, no fumamos, no bebemos alcohol, ejercitamos nuestro cuerpo, etc. y cocinamos comida eco, así mantenemos sin esfuerzo un peso adecuado, una energía rebosante y un estado óptimo. Este equilibrio nos lleva al bienestar emocional, nos ayuda al descanso, y a respirar saludablemente… y todo esto a meditar, vivir en calma, etc. Es decir, cuando se lleva un estilo de vida saludable, todo encaja.

Por eso para nosotras preparar un plato para alguien o para nosotras mismas es revolucionario, una muestra de amor, y un regalo.

¡Pongámonos el delantal! y empoderémonos para no ser unas esclavas en la cocina, sino hacer del cocinar un placer.

Y enseñemos a nuestros hijos a cocinar, porque sino serán de la generación “Kitchen Orphans” cuyas madres no les han enseñado y por lo tanto para comer solo saben abrir un envases con el mensaje “La receta de la abuela”, “¡Como lo hacía tu madre!”, etc.

Seamos libres para alimentarnos de manera saludable. Cocinemos nuestros alimentos orgánicos manteniendo sus propiedades y enseñemos a nuestros hijos a crucinar, a disfrutar de la comida, a respetar el producto, a agradecer a las personas que han hecho posible tener esos alimentos en la mesa y… en silencio, disfrutemos a diario de la comida en familia, masticando, ensalivando y finalizando con una sobremesa maravillosa para compartir las experiencias del día.

Comer saludablemente es un placer que cada vez menos personas tienen a su alcance. Disfrutemos de nuestra dieta Mediterránea libre de tóxicos.

Y démosle las gracias a cada agricultor consciente.

#anayany.com
#amorinfinito
#vidafeliz

SOMOS NOSOTRAS MISMAS CUANDO HACEMOS LO MÁXIMO QUE PODEMOS HACER

“Mejor que hacer el primer movimiento es aguardar y ver. Mejor que avanzar un centímetro es retroceder un metro. A esto se le llama progresar sin avanzar, rechazar sin emplear las armas”. Tao Te Ching.

Ser impecable no tiene nada que ver con la perfección. Ser impecable es hacer lo máximo que podemos en cada momento y que cada acción haga vibrar a nuestro corazón, y flote sobre nuestros valores y principios.

La palabra “impecabilidad” significa “sin pecado”. Un “pecado” es cualquier cosa que hacemos y que va contra nosotros mismos, todo lo que sintamos, creamos o digamos que vaya en nuestra contra.

Entonces cuando no nos juzgamos y no nos culpamos somos “impecables”.

Nosotras, por ejemplo, siempre hemos buscado ser impecables en ABR, la Terapia de Any. Esto implica hacer ABR a diario con compromiso, desde el corazón, sabiendo que estamos dando lo mejor de nosotras en cada acción y más allá del resultado, porque no hay alegría mayor que ser impecable y cumplir. Los resultados vendrán inevitablemente.

Nosotras gracias a nuestro estilo de vida siempre buscamos ser impecables, así que nos damos cuenta enseguida de cuando estamos siéndolo de verdad y cuando no, de si algo se nos pasó por alto, o algo simplemente no está como debería.

Pero como somos humanas y sentimos, sufrimos y nos equivocamos, como estamos vivas y fluimos todo el tiempo con nuestro entorno, y a veces nos dispersamos, ya sea por distracción, por pereza, por estar con otros, o porque sí, entonces nuestro trabajo también consiste en volver sobre nuestros pasos, y reconocer las cosas que nos han desviado del camino. Y para eso nos sirven parar, y algunas herramientas como la respiración y meditación.

Y lo genial que tiene darse cuenta de que nos salimos del camino, es que la revisión no solo nos muestra dónde nos equivocamos, sino que nos abre nuevas perspectivas. Dar unos pasos atrás para nosotras no es retroceder. Muchas veces es lo que nos permite ver con mayor amplitud o con mayor detalle el camino. Y al reeducarnos y crecer, cambiamos de planes y cambiamos de opinión, y eso nos hace más auténticas para seguir adelante tropezando a pesar de todo. Porque sabemos que si queremos avanzar salutogénicamente, tenemos que ser impecables y tenemos que sentir que estamos alineadas con nuestros principios y valores: la verdad, el trabajo, la felicidad, etc.

Y cuando lo que vivimos es bueno, es real y nutre, es cuando resulta muy fácil ayudar a los demás. Y de ahí nace anayany.com , conscientes de que hay mucho todavía por desarrollar en nuestro interior y de que la vida tiene mucho que ofrecernos para que aprendamos día a día, pero en el camino.

Por supuesto que a veces aparecen situaciones y personas, neutras todas ellas, pero que nos suponen un mayor reto, nuevas dificultades, y que hacen florecer lugares oscuros que desconocíamos o que no tenemos tan dominados. Pero nosotras seguimos el camino, en espiral. Porque el camino no es lineal. Giramos y vamos creciendo, dando pasos hacia adelante, viendo las cosas más claras, lidiando mejor con nuestra realidad, perturbándonos menos… Y de repente volvemos a tropezar, a caer y nos da la sensación que hemos involucionado, dando pasos atrás. Pero en esos momentos, ya no nos juzgamos ni rendimos, sino que aceptamos y nos queremos. Porque ya somos conscientes de que esos momentos también forman parte del proceso. Ojalá pudiéramos estar en paz con nosotras mismas siempre, independientemente de las circunstancias, pero la perfección no existe.

Hay momentos de desequilibrio y cambio. Hay rachas malas. Hay momentos de estabilidad, de tranquilidad. Hay momentos en que no nos apetece avanzar, que no nos apetece remover. Hay momentos en que nos apetece dar…

Todo forma parte del proceso, no existe el final.

Los momentos de crisis, de desmoronamiento, sabemos que forman parte del viaje, igual que los momentos de felicidad y de luz. La diferencia es que con los años hemos aprendido a ser antifrágiles y nos levantamos de un salto llenas de energía para continuar. Preparadas para seguir, siendo impecables, poniendo lo mejor en cada paso, desde el corazón y cuidando nuestra propia impecabilidad, porque es fácil dejarse caer, empujar, hundir, desfallecer… lo difícil y lo que requiere de toda nuestra entereza es saber pararnos y continuar el camino, sin tener que empujar a nadie.

En eso consiste para nosotras la felicidad, en disfrutar de lo bueno y aceptar el cambio que debemos hacer para mantener nuestro equilibrio en la convivencia con lo menos bueno, siendo impecables.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

CUIDAR NUESTRA VIDA

“Antes de cambiar el Mundo da tres vueltas por tu casa” Proverbio Chino.

Se trata de hacernos responsables del cuidado propio desde el amor, por decisión propia y sin sufrimiento.

Cuidemos de nosotros y de la Familia. La familia es la célula básica de la sociedad, y cuidar todos de todos, dentro del núcleo familiar, es la manera más inteligente de poner en práctica nuestros dones, crecer siendo felices individualmente y en conjunto respetando las diferencias, y salir al Mundo a compartir y ayudar a los demás desde el amor.

Y para ello tenemos que responsabilizarnos de los cuidados propios, familiares y en la sociedad del siglo XXI, que no son los mismos que en otras épocas.

La Familia es la unidad básica de cuidado y como tal tenemos el poder en nuestras manos para decidir cómo queremos que sea nuestra vida, qué queremos hacer y desde dónde queremos vivir.

Pero para tener éxito en este camino debemos de ser conscientes del Arte de Cuidar. Y para ello tenemos que organizar nuestro:
– Tiempo. Planifiquemos los días.
– Dinero. Economía deriva del griego “okomos”, siendo “oikos” el hogar y todo el contenido de la casa y “nomos” su administración.
– Salud. Hagámonos responsables de nuestra salud mental, física y emocional.
– Paz. El control y el orden nos ayudan al Equilibrio.
– Sabiduría. Aprendizaje continuo y experiencia para compartir.
– Ecología. Alimentación consciente y terapias no invasivas.

Nuestro vida la creamos nosotros mismos y si buscamos una vida estable es importante cuidarnos: con una alimentación saludable: nutramos nuestros 2 cerebros y hagamos descansos digestivos; no consumiendo sustancias tóxicas; moviéndonos de forma consciente, con un ejercicio beneficioso para la salud a largo plazo; bienestar emocional a través de una actitud positiva; descanso suficiente; respiración consciente; contacto con la naturaleza: pasear, tomar el sol, etc.; y Equilibrio a través de la meditación, agradecimiento, oración…

Independientemente de nuestras circunstancias vitales, todos podemos mejorar nuestra calidad de vida, si somos conscientes de lo que es verdaderamente importante: cuidarnos desde el amor mutuo.

Cuidémonos, cuidemos a los demás y dejémonos cuidar.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito
#cuidar

ALIMENTACIÓN PARA LA PAZ

“La felicidad es cuando lo que piensas, dices y haces están en armonía.” Gandhi.

Alimentémonos de una forma sencilla, sana y consciente. Local, estacional y Km. 0.

Alimentemos el cuerpo físico y cuidemos los demás cuerpos desde la boca.

Empecemos por comer ecológico para evitar los agrotóxicos, alcalinizando nuestro cuerpo con una alimentación consciente, eligiendo según como estemos y con libertad lo que queremos en cada momento, lo que nos pida el cuerpo, el alimento o el ayuno.

Agradezcamos la parte vibracional de los alimentos, la parte energética y respetemos el alimento. Hagamos una alimentación para vivir en paz y felicidad.

Como todos somos diferentes, todos tenemos que comer diferente.

Por eso primero tenemos que aprender: qué tipo de alimentos trasmiten qué energía, cómo cocinarlos, cómo combinarlos, etc. Y saber cómo estamos a la hora de comer, escuchando a nuestro instinto y a nuestro cuerpo. Y agradeciendo los alimentos y a las personas que han ayudado para que podamos disfrutarlos.

Cocinemos para satisfacer a nuestros cuerpos: físico, emocional, mental y espiritual, de forma consciente, para estar felices, sabiendo que vivimos bajo dos vibraciones, activa o sosegada, y buscando el centro, el equilibrio.

Conozcámonos y alimentémonos según necesidad.

Y conozcamos los alimentos que nutren nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro corazón..

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

SOÑAR Y SER FELIZ

“Al final todo acabará bien y si no acaba bien es que aún no es el final” del joven dueño del hotel Marigold.

Dormir bien es fundamental para una reparación física, espiritual, mental y emocional.

Nosotras siempre decimos que caminamos por el sendero que nos ayuda a dormir bien, por eso no hacemos nada que nos quite el sueño.

Los sueños son regalos. Refuerzan la memoria y ayudan a la salud mental y al estado de ánimo. Soñemos a lo grande.

Y despertar forma parte del principio del cumplimiento de los sueños, así que despertarnos bien es fundamental para cerrar el ciclo. Por eso nosotras nos despertamos de forma natural y suave ya que la energía con la que nos despertamos nos impregna todo el día. Y nada más levantarnos agradecemos, nos abrazamos y le damos un “saludo al sol”.

Tengamos hábitos de sueño saludables y despertares tranquilos.

Sueños e intuición tienen mucho en común. Cuidémoslos.

Recordemos que soñar es gratuito, y que podemos utilizar los sueños a nuestro favor para visualizar nuestros objetivos.

#anayany
#sueñosfelices
#amorinfinito

MAMÁS TERAPEUTAS

“La vida moderna es más moderna que vida.” Mafalda.

Amar supone tres cosas: la voluntad de comprender la singularidad del ser amado, cuidar e inspirar.

Como Mamás somos Mujeres AMOROSAS, CUIDADORAS Y TERAPEUTAS… y ahora más que nunca necesitamos recordárnoslo.

Despertemos ese potencial adormecido por la socialización distópica y por la educación sistémica.

En una sociedad del “descuido” y de la desconexión, observemos y aprendamos de nuevo a escuchar la sabiduría del cuerpo y de la naturaleza. Escuchemos a nuestra intuición y nuestros dones como seres humanos. Mirémonos y aprendamos de los demás.

Todas venimos con un potencial maravilloso para convertirnos en seres adultos medicinales para nosotras mismas y para nuestro entorno. Recuperemos nuestros dones. Utilicemos herramientas para la reconexión, para desandar y recuperar el camino del que nos desviamos.

Necesitamos abrirnos a desaprender ciertas cosas a las que ahora estamos aferradas, especialmente creencias.

Activemos nuestra intuición con un enfoque emocional, físico, espiritual y mental a través de la reconexión con la naturaleza; de abrirnos a la Vida en la magia de lo cotidiano; redescubriendo nuestra propia historia para sanar la herida y conectando con la mejor versión de nosotras mismas.

Somos Terapeutas para nosotras y para el mundo.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito

PRINCIPIOS

“Ser un genio requiere de mucha práctica” Robert Kiyosaki.

Comencemos siempre por la base, por el principio, y basándonos en principios totalmente comprobados y reales.

Uno de nuestros principios desde siempre es formarnos y trabajar para solucionar nuestros problemas: minimizando los problemas actuales y maximizando los cambios positivos que hagamos.

Por ejemplo, nosotras no podemos revertir los diagnósticos médicos de Any, pero trabajamos a diario para minimizar sus síntomas y maximizar sus progresos en todos los campos de forma holística.

Por eso es importante para nosotras informarnos, educarnos y ser conscientes de que debemos empezar por basarnos en buenos principios para tomar buenas decisiones, y después hacernos responsables de aplicarlos.

Por eso formarse con Maestros Reales es para nosotras magnífico. Algunos aún tenemos la suerte de poder acceder directamente a sus enseñanzas y otros nos han dejado su legado para auto-formarnos.

Uno de nuestros grandes Maestros, de los que nos han dejado un gran legado, es Buckminster Fuller, que entre muchos otros campos trabajó para crear, a través de su extensa investigación y ensayos estructurales, el concepto del término “Tensegrity” o Tensegridad.

Él nos enseñó sobre las estructuras autotensionadas compuestas por estructuras rígidas y cables, con fuerzas de tracción y compresión que forman un todo integrado.

En otras palabras, sobre la tensegridad, que es la propiedad presente en un sistema que se apropia de “cables” (tracción) y de la rigidez de otros elementos capaces de actuar conjuntamente bajo esfuerzos intrínsecos (tracción y compresión) propiciando resistencia y estabilidad formal. 

Para nosotras saber estos principios es la base para entender ABR, que es la terapia que hacemos en el hogar a Any, y nos ahorra tiempo, al tener acceso a esta información, y nos ahorra dinero, al no tener que externalizar la terapia para toda la vida en manos de otras personas, y nos hace libres, tenemos el conocimiento y lo aplicamos, obteniendo fantásticos resultados.

Al conocer e integrar este principio de Tensegridad y saber que este concepto se puede aplicar al cuerpo, pues trabajan de forma similar las estructuras biológicas, como músculos, huesos y tejido conjuntivo donde uno fortalece al otro, nosotras nos empoderamos para entender y aplicar ABR.

Así se cumplen muchos principios vitales para nosotras: aprender de los mejores, de los verdaderos Maestros, y tomar acción y aplicarlo en nuestras vidas.

Para nosotras poder trabajar directamente con Leonid Blyum, creador de ABR, es un regalo vital. Es como si en la vida nos cruzáramos con Kiyosaki, Tesla o el propio Fuller. Son personas que si tienes la oportunidad de conocer, entender y beneficiarte de su sabiduría compartida, te cambian la vida.

Blyum es el gran Maestro en Parálisis Cerebral del siglo XXI.

Para Leonid el principio de biotensegridad es la base para explicar la organización de los elementos que componen los seres vivos de acuerdo con las características de su geometría. Tal organización espacial forma un campo continuo de tracciones y compresiones en constante equilibrio, en un juego de tensiones con la fuerza de la gravedad. 

Si entendemos el principio, basado en la Tensegridad de Fuller y encontramos el Genio que crea un sistema vivo y actualizado para llevar esa teoría a la práctica, en este caso formando a las Familias en el Hogar para que trabajen con su hijo con técnicas novedosas, no podemos dudar en aplicarlo, más cuando Mamás “adaptadoras tempranas”, están compartiendo con todos los magníficos resultados desde hace más de 15 años. No estamos hablando de fisioterapia ofrecida por de terceros, estamos hablando de empoderamiento de la Familia, para brindar fácilmente horas y horas de terapia al cabo de un año.

Se trata de que los padres nos hagamos responsables de la terapia de nuestros hijos para toda la vida con la regla de las 10.000 horas de “práctica deliberada” de Anders Ericsson. Desde el primer día hemos obtenido resultados con ABR ya que se basa en principios sólidos, pero tras 10 años de Terapia, Formación continua y contacto directo con Leonid Blyum, ya hemos superado esa cifra de 10.000 horas de prácticas, con creces. Ya somos Libres Terapéuticamente. No necesitamos cambiar tiempo ni dinero por mejoras físicas en Any. Eso sí, siempre seremos eternas aprendices, y continuaremos empapándonos de la fuente LEONID BLYUM. 

Si no nos formáramos para conocer estos principios, no entenderíamos realmente lo que estamos haciendo. Por eso toda acción se debe basar en un estudio profundo y en una asimilación de los principios básicos. Y si por algún motivo no podemos acceder a ese conocimiento, siempre podemos buscar un Mentor que haya pasado antes por ese proceso y nos acelere la curva de aprendizaje, en nuestro caso fue otra Mamá que ya hacía ABR.

Leonid Blyum está continuamente desarrollando sistemas para seguir compartiendo su sabiduría y habilidades manuales como un gran Mentor de Familias con Necesidades Especiales, y a diario sigue buscando, creando y compartiendo con todos los que quieran escuchar un mayor entendimiento de las potencialidades del sistema corporal en niños con trastorno del desarrollo, tanto a Familias como en Conferencias Internacionales de Biotensegridad aportando a la comunidad científica su experiencia.

Nosotras eternamente agradecidas de poder conocer a personas que cambian el Mundo, porque tocan el corazón y la vida de muchas personas, y con su entrega y objetivo vital de ayudar a los demás, generan con sus capacidades extraordinarias, técnicas que ya forman parte del presente, pero sobre todo estarán integradas en el futuro de la humanidad.

#anayany

#vidasana

#amorinfinito