HACEMOS LO QUE NOS GUSTA

“La belleza no consiste en la exclusión de ciertas realidades, sino en la inclusión absoluta de todas, y que todo no es por tanto, limitación, sino infinitud” F. Schiller.

Hacer lo que más nos gusta y disfrutar del hacer lo que hacemos, nos llena de energía e inspiración, viviendo y experimentando lo que queremos y nos hace felices. No hay límites: hasta el infinito y más allá.

Para nosotras no es necesario mucho, ni pensar en grandes cosas, las más simples son las que más disfrutamos.

Aunque a cada miembro de la familia nos gusten cosas diferentes, disfrutamos de las de todos.

Compartamos la felicidad de ver al otro en plenitud y aprendamos a disfrutar de lo mismo, de la esencia. Así será un acto de dar y recibir, compartir y crecer en campos diferentes, hacer lo que nos gusta y acompañar a los demás a hacer lo que les gusta. Y disfrutamos todos de todo.

Pero para hacer lo que nos gusta, primero debemos aprender a amar y apreciar aquello que hacemos. Si no apreciamos las tareas cotidianas que realizamos no podremos disfrutar de nuestros deseos.

Mientras no pongamos todo nuestro corazón y nuestra alma en todo lo que hacemos, no esperemos atraer oportunidades para hacer lo que más nos gusta.

Cuando no deseamos despertar a la verdad, es menos probable que nos lleguen oportunidades para disfrutar de lo nuestro y de lo ajeno.

Sin embargo cuando vivimos felices, a pesar de las circunstancias, aumentamos la probabilidad de crear oportunidades mejores.

Tomemos acción y pongamos amor y disfrutemos, de nosotros, de lo que y de los que nos rodean.

#anayany
#juntosfelices
#hastaelinfinito

RODEARNOS DE BUENAS VIBRAS

“Eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo” Jim Rohn.

Así que es fácil para nosotras elegir. Elegimos el “buen rollito”.

Disfrutamos de las energías de los que nos rodean, y así podemos adoptar una actitud más positiva y sentirnos más felices aún.

Rodearnos de gente optimista y entusiasta tiene un efecto motivacional y muy energético. Y desde luego cambia nuestra propia vibración.

Aprovechemos la bonanza de los que nos rodean para estar más inspirados y felices para continuar el camino.

A veces el mundo puede ser un lugar difícil, por lo que es indispensable contar con la ayuda de la gente que está a nuestro alrededor.

Las personas que nos inspiran y motivan, las identificamos no solo porque son felices, sino porque tienen un don, para no tener simplemente un buen día, sino para hacer que el día sea bueno. Además siempre nos aportarán valores y conocimientos, ya sea a nivel intelectual, emocional o espiritual.

La energía que tienen las personas se acaba contagiando y ser positivos motiva a esforzarnos y a valorarnos más también. Así que todo son ventajas.

Al SER, atraeremos las buenas vibras de otras personas, y viceversa. Eso sí, es importante ser siempre uno mismo.

Y no olvidemos que la felicidad es contagiosa, por lo que nunca debemos dejar de sonreír. Incluso cuando no tengamos ganas, no olvidemos que una simple sonrisa mejora el estado de ánimo.

Sonriamos a los demás en el día a día y sonriámonos también a nosotros mismos.

La positividad se da y se recibe y puede hacernos sentir más felices en nuestra vida.

Gracias Yo Soy. Elisabeth Giner, gracias chicas, por el fantástico ratito este maravilloso domingo de verano.

Un abrazo de OSO y hasta pronto.

#anayany
#amorinfinito
#yosoycreacion

EL CABELLO, MI PERSPECTIVA por Any Pascual

Si vamos a hablar de “pelos”, me veo obligada a intervenir.

Mi cabello es una parte de mí, y también más que eso. Para mí, el cabello transmite cosas que mucha gente no es capaz de comprender. Si el mundo entero supiera la importancia real que tiene nuestro cabello, y cuánto refleja de lo que somos nosotros mismos (y de cómo nos comportamos, intrapersonal e interpersonalmente hablando), nuestra conciencia a este respecto cambiaría.

La forma en la que llevamos el cabello importa. No solo para dar una imagen en concreto al mundo exterior (que en nuestra cultura occidental tiene unas implicaciones muy distintas a las que se recogen en las tradiciones y el folklore de otras, como la de los indios americanos), sino como una herramienta para potenciar ciertas cualidades en nuestro interior.

Por ejemplo: la raya al medio de la cabeza se vinculaba con un pensamiento alineado; el cabello suelto se asociaba con la seguridad; el cabello recogido, en cambio, simbolizaba la convicción; el peinado en forma de trenza la unidad del pensamiento con el corazón…

Yo, personalmente, considero que la trenza expresa un entrelazamiento de tres fuerzas diferentes para formar una unidad. Significa, para mí, la unión, relación, convivencia y proporción de energías, como pueden ser el instinto, el sentimiento y el pensamiento, los tres Gunas (Tamas, Rajas y Sattva), el inconsciente, el consciente y la conciencia, o las tres diosas griegas que para mí más significan: Atenea, la sabia, estratega y artesana; Afrodita, la diosa del amor en todas sus formas, de la belleza, del estilo y la elegancia, de la capacidad para fascinar y el poder que tienen las manifestaciones artísticas y las palabras, y, también, de la alquimia; y Hécate (que en realidad es una titánide, pero se le da el mismo tratamiento que a una diosa), la que rige la magia, las encrucijadas (mentales, físicas, emocionales, energéticas, álmicas y espirituales) y todo lo relacionado con ellas y los cambios que traen asociadas, el mundo de los espíritus en general, la capacidad de ver más allá de los espejismos y los artificios (no necesariamente creados con esa intención ya que el ego es mecanismo que nos ayuda a sobrevivir, es un espejismo y un artificio, y mayormente no somos conscientes de ello), la fase nueva de la luna y muchas más cosas. Esas tres diosas, para mí, están vinculadas en una trenza, una vez te haces consciente de su existencia. Desde luego, lo están en la mía. En la religión cristiana serían el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Aunque como ser, yo soy Amor.Eso, con respecto a mi trenza principal.

Tengo también dos trenzas finas, que empezaron a crecer mucho antes de que sintiese que el cabello largo en toda la cabeza era algo importante (y, por ende, liberase mi fuerza como mujer y le permitiese alcanzar el largo, la forma, el peinado, la abundancia y el espesor que deseaba con toda mi alma), las cuales nombré como Nicole y Colette en un momento del cual me acuerdo perfectamente (a pesar de que han pasado ya más de siete años, tal vez ocho), y un flequillo.Nicole es bastante parecida a aquel mechón que a los hombres con el cabello largo en las culturas con esa tradición ancestral se les dejaba crecer en la sien derecha si eran capaces de capturar a un enemigo en la adolescencia. Colette se encuentra en el centro exacto de mi Sahasrara personal, mi chakra corona. Esto tiene un significado que hasta hace tres años más o menos no llegó a mi mente consciente: como yo desde siempre he tenido más energía en Sahasrara que en mis tres primeros chakras (aunque ahora tenga más energía en Anja, el chakra del entrecejo o tercer ojo), y mis chakras cuarto y quinto necesitaban esa energía para funcionar bien, Colette era necesaria como una vía para bajar esa energía a esos planos más densos, por medio de una trenza debido a su significado de unidad. Y sigue haciendo esa función, tras tantos años.

Para mí llevar un flequillo equivale a bajar la energía de Sahasrara a Anja, concretándola lo suficiente como para poder ver e imaginar el pensamiento, y a tener siempre contigo un atrapa-sueños al contrario, que impide que entren en tu sexto chakra (al menos, directamente) energías negativas, puesto que se quedan bloqueadas en el flequillo, al igual que ocurre con las energías negativas de poca intensidad en el resto del cabello, y si te lo lavas bien, por completo, conscientemente, con amor y cuidándolo, se van por el desagüe o se transforman en amor.

Cortar el pelo, en la cultura nativa americana se asociaba a frenar la corriente de la vida, dificultar la recepción y asimilación de la información que llegaba a través de él. A impedir la fusión con la Madre Naturaleza y a perder las habilidades que ella les brindaba. Un indio americano con el cabello cortado veía tremendamente deteriorada su conexión con el mundo sutil, perdía su fundamento, su brújula vital y su honra. Por ello, cuando una tribu perdía una batalla, inevitablemente sus miembros eran sometidos a un corte de cabello. Y lo mismo ocurría cuando un nativo americano era capturado por otra tribu. Así, los captores se aseguraban la superioridad, y eran recompensados con adornos para su cabellera. Llevar el cabello cortado en la batalla era una muestra que indicaba claramente que te habían desvinculado de la fuente de tu fuerza, que habías sido separado de la Madre Naturaleza y de sus dones. Con el cabello cortado, un indio americano era rechazado por su tribu al no contar ya con un lazo con los espíritus que eran venerados. Un nativo con el cabello corto se sentía (lógicamente, debido a sus creencias) perdido, solo, sin recuerdos ni alma ni corazón, pues esas eran virtudes y posibilidades dadas por la Madre Tierra y presentes en ella, de modo que cuando se rompía la conexión la sensación era la de tener un cofre lleno de riquezas del cual no posees ya la llave que lo abre a ti.

En este punto es momento de detenernos, cerrar los ojos, respirar profunda y conscientemente y pensar en lo que significa ahora mismo, sinceramente, nuestro cabello para nosotros. Hagamos de estas enseñanzas algo propio, y valoremos, respetemos y cuidemos, no solo nuestro cabello, sino también todo nuestro cuerpo. Es una bendición, y hay que tratarlo como tal.

Cómo cuidemos nuestro cuerpo es cómo nos cuidamos a nosotros mismos, cómo definamos nuestro cabello es cómo nos definimos a nosotros mismos. Cómo sea nuestro cabello es cómo somos. El cabello es magia y, por lo tanto, todos los seres humanos somos, en realidad, mágicos.

Any Pascual.

#anayany
#amorinfinito
#cuidarelcabello

MÁS QUE PELO

Any tiene una extraña fijación por el cabello desde siempre, consciente e inconscientemente ocupa un lugar simbólico en el desarrollo de su persona. Está convencida de que el cabello juega un papel trascendental en su vida, es el espejo de lo que proyecta y la realidad que percibe de sí misma. También refleja su estado anímico y de los cuidados que se da.

Así que para Any su cabello es algo más que pelo, porque así lo siente, así lo vive y forma parte de sus decisiones vitales tener el pelo tan largo como la naturaleza lo estime.

Desde una perspectiva yoguica el cabello es un regalo que nos puede ayudar a aumentar nuestra energía Kundalini, lo cual a su vez aumenta nuestra vitalidad, nuestra intuición y nuestra tranquilidad. Cuando dejamos crecer nuestra melena estamos alimentándonos de la cantidad justa de Prana como parte de nuestra esencia.

Si decidimos cortarnos el cabello entonces tenemos que ser conscientes de que no solo perdemos parte de esa energía, sino entonces debemos compensar también el alimento extra para nuestro cuerpo produciendo nutrientes para hacer crecer de nuevo el cabello faltante.

Básicamente el cabello es fuente de energía, espejo del alma y reflejo de nuestra autobiografía más certera…

También dicen que cada cabello funciona como una antena, que recibe y canaliza la energía o el Prana a los lóbulos frontales (la parte de la mente que usamos para meditar y visualizar).

En India el hombre sabio se hace durante el día, en la corona de su cabeza, un chongo, para energetizar las células cerebrales, su glándula pineal y su percepción espiritual.

La noche sin embargo es ideal para tener el pelo suelto o en trenza, para equilibrar el campo electromagnético que absorbió durante el día.

Any tiene muy claro que no se lo quiere cortar por el momento, así que la respetamos, ayudamos y disfrutamos de su maravilloso cabello.

#anayany
#masquepelo
#cuidadopersonal

¡FELICES FINES DE SEMANA DE VERANO! (IV)

Este verano vamos a dedicar los fines de semana a cuidarnos aún más. Para compartir y regenerar. Para descansar y recuperar fuerzas. Silencio, ayuno, calma y tranquilidad. Momentos espirituales, de meditación, etc.

Vivir unas horas de paz, conectar con el corazón, relajar las tensiones, escribir y estudiar, perdernos en el no hacer y encontrarnos con nosotras mismas. Es también una oportunidad para cultivar el amor por la familia, cuidar la salud y desconectar de todo. Tiempo para relajarnos y caminar.

Momentos para nosotras, sin wifi y disfrutando de lo que nos rodea.

Este fin de semana lo hemos dedicado a la limpieza interior y exterior. La mente es la casa y la casa es la mente.

Internamente tratamos de estar siempre en orden, tanto en mente como en espíritu.

Pues lo mismo debemos hacer en nuestra casa o cualquier espacio vital en el que nos encontremos. A nosotras nos gusta ordenar y limpiar para que esté saludable y evitar caer en el caos.

Ordenar la casa o cualquier otro espacio de manera consciente y relajada, quitando el polvo como si lo quitáramos de nuestro propio corazón, es importante en el camino a la felicidad. La suciedad y el desorden no favorecen el avance.

Por la mañana, recién levantados, podemos realizar estas tareas de limpieza con toda la familia. Barremos el polvo para remover nuestros deseos terrenales. Fregamos la suciedad para liberarnos de nuestras ataduras. Toda la familia, juntos, como una manera de convivir y de ordenar aquello que tiende al caos de manera natural.

Lo importante está en hacerlo abstrayéndonos de cualquier otra cosa ajena, aprovechando el momento mindfulness que implica cada tarea de limpieza. Que el tipo de energía que le imprimimos a la inevitable faena de la limpieza, pase de fastidioso a un momento de placer por el trabajo y los resultados.

Curiosamente, los beneficios de ordenar el hogar también han sido comprobados por la ciencia: las personas que disfrutamos de ordenar nuestros hogares somos supuestamente más relajadas y tenemos menos estrés, según algunas investigaciones.

Limpiar el hogar mejora nuestras vidas, genera disciplina y ayuda al cuidado de la familia. Así que no hay más que beneficios en el hábito de ordenar y limpiar.

La limpieza del hogar puede ser algo rutinario y fastidioso o algo esclarecedor y una experiencia enriquecedora. Disfrutemos de cada momento.

A nosotras nos parece un tiempo maravilloso para meditar, y cuando terminamos, sentirnos satisfechas con un trabajo bien hecho y regalarnos con un baño refrescante en la piscina para osmotizar y limpiar también por dentro.

#anayany
#vidafeliz
#limpieza

EMPECEMOS A VIVIR

La vida está llena de vida, y como tal nos trae momentos hermosos y momentos más difíciles.

Así es el juego de la existencia, así crecemos, aprendemos, experimentamos y nos realizamos.

Nunca tenemos seguridad de lo que va a pasar mañana, ni siquiera si aún seguiremos con vida.

Nada es predecible, nada está asegurado, todo va y viene, incluidos nosotros mismos.

Pero debemos de ser conscientes de que estamos asistiendo a un cambio sutil pero brutal.

De la era en la que nos servían y nos resolvían los problemas: de salud, de gestión de nuestros recursos económicos, de educación…al siglo XXI, la era actual, donde tenemos que tomar las riendas de nuestras vidas o conformarnos con sobrevivir en vez de vivir.

Se ha terminado el delegar la vida en otros: emprendedores que nos “contraten” como empleados, políticos que “gestionen” la sociedad, empresas de comida rápida que nos “alimenten”, centros que “eduquen” a nuestros hijos… Demos la bienvenida a la autosuficiencia, la autogestión, el autoempleo y el autocuidado.

Pero para poder VIVIR tras este cambio, no voluntario, sino impuesto por la ineficacia del modelo anterior, debemos modificar la mentalidad con la que nos educaron en el siglo pasado y reinventarnos a nosotros mismos.

Con un cambio de ACTITUD. Fuera el negativismo y bienvenido optimismo realista.

Con un cambio de CONOCIMIENTOS. Hola Blockchain, hola economía colaborativa, hola digitalización, hola autoeducación…

Con un cambio de HABILIDADES. Adiós trabajos repetitivos y monótonos, hola creatividad.

Y con un COMPROMISO con nosotros mismos, con los demás, con el planeta…

Aunque queramos seguir viviendo en la comodidad del siglo XX, donde “externalizamos” nuestras vidas, ya no es posible.

Los cambios se van forjando en el silencio hasta que nos han pasado por encima y, o lo aceptamos lo antes posible y nos empoderamos para adaptarnos a lo nuevo, o simplemente sobreviviremos inevitablemente desde la antigüedad de lo obsoleto.

Tomemos las riendas de nuestras VIDAS YA, no solo digitalmente (hacia los demás), sino en nuestro día a día real para mejorar nuestra VIDA ÚNICA desde el interior y con los que nos rodean, para adaptarnos a un nuevo mundo compartiendo, ayudando y amando lo que hacemos.

Mañana es tarde, hoy es el momento de tomar las decisiones que afectarán a nuestro futuro y al de nuestros hijos: cuidemos la salud, cuidemos el planeta, cuidemos las relaciones, cuidemos la situación laboral…No sirve de nada echar la culpa a alguien externo, la responsabilidad es nuestra.

Ya ha llegado la hora de dejar de sobrevivir y empezar a VIVIR.

#anayany
#mundofeliz
#vivirporvivir

DISFRUTAR DE LO SIMPLE

“La calidad del alma es la que crea la calidad de la materia” Alex Rovira.

Vivimos en un mundo complicado. En un modo de vida estresante. Por eso es más necesario que nunca empezar a simplificar.

La simplicidad es esencial para la felicidad, para el futuro del medio ambiente y para una sociedad mejor.

Busquemos un estilo de vida más bello, consciente y sencillo. Seamos conscientes de ello y tendamos a la simplicidad mental, física y espiritual.

Simplificar es uno de los retos más importante de nuestros días. Entender que necesitamos tiempo para caminar, escribir, leer, estar con nuestra familia o cultivar y cuidar nuestro huerto o nuestro jardín… Para ayudar, compartir y vivir, pensando también en los demás.

La vida trata sobre todo de ser feliz, y el estrés, el exceso de ocupaciones y obligaciones y no tener tiempo para nada está reñido con la felicidad.

Busquemos tiempo para una buena formación y estudiar sobre distintos campos de manera holísticas (economía holística, diseño ecológico, nutrición saludable..); para cocinar, cultivar y limpiar la casa; meditar cada día, practicar ejercicio salutogénico y reir a diario…

Aprendamos que podemos elegir vivir de otra manera.

En la sociedad actual trabajamos demasiado, gastamos demasiado y tenemos demasiado.

Trabajemos enfocados en ofrecer nuestro regalo personal al mundo, gastemos menos, poseamos menos y disfrutemos más de lo que tenemos, que es mucho. Vivir con menos nos libera física y mentalmente.

Nuestra vida cotidiana debe estar llena de simplicidad y es importante dedicar tiempo a disfrutar de la naturaleza y cuidarnos. Es mejor para el cuerpo y para el espíritu.

Dejemos de creer que los seres humanos somos diferentes de los árboles, montañas, ríos, océanos, animales…

Humanos y naturaleza somos uno, no existe separación. Es algo que los niños y las niñas deberían aprender desde la infancia.

Evitemos contaminar el aire y llenar los océanos de plásticos, evitemos deteriorar los bosques, ser crueles con los animales… Y seamos conscientes de que cada compra que realizamos tiene unas implicaciones, no solo económicas, sino que estamos eligiendo el futuro de nuestros hijos.

Cuando nos sentirnos uno con la naturaleza, dejamos de comportarnos como turistas para ser peregrinos del mundo. Los turistas solo buscan satisfacerse a sí mismos, mientras que los peregrinos celebramos lo que se nos brinda.

Andemos nuestro propio camino, pero siempre pensando que somos peregrinos: simples, felices y dispuestos a ayudar. Simplemente.

#anayany
#cultivarlamente
#cuidarnos

EN SUEÑOS TE SURRURARÉ

“En sueños te susurraré” de Antonio T. Cortés está, ahora mismo, entre mis novelas favoritas. Su subtítulo es “Un viaje de regreso al hogar”.

Eso es lo que ha sido para mí durante esta lectura: un medio a través del cual he regresado a mi hogar verdadero, mi SER interior, mi alma pura, sabia y completamente amorosa.

Todas las novelas, todas las historias, deberían producirnos este efecto, que emana desde los emisarios inspiradores (como se comenta en lo narrado en este cúmulo de grandes e inmutables verdades con forma de historia de aparente ficción… pero más real que nuestra existencia terrestre momentánea).

Este libro tiene temas que van más allá del mero argumento, pero voy a limitarme a exponer parte de este, para que los que no lo hayáis leído aún, espero, tengáis un marco que os sirva de referencia.

“En sueños te susurraré” cuenta la historia de cómo un alma, al morir el cuerpo en el que había encarnado (en este caso con el nombre de Anselmo Paredes, que trabajaba en la Tierra como minero, en una población llamada Aldea Moret), desencarna y se encuentra en un lugar desconocido hasta entonces para él, que está aún completamente aferrado a su identidad terrestre ya abandonada (no concibiendo al principio haberse desligado de ella, “muriendo”).

Este sitio se llama el Hogar del Espíritu (también conocido como el Cielo), y es donde las almas desencarnadas tras cesar su proceso de aprendizaje en el plano más denso de la Tierra se ubican, se encuentran entre sí y realizan sus auténticas vocaciones en los llamados Pabellones.

Al estar tan vinculado con su anterior existencia en ese plano más denso, es enviado a comunicarse con los miembros del CSD o “Comité de Selección de Descensos”, ya que, como se identifica todavía con el fallecido cuerpo, esta alma no necesita ni le conviene acceder al deseo de su mente de volver a encarnar (y, obviamente, como el cuerpo con el que se manejaba se ha quedado definitivamente sin fuerzas, no puede retornar a él ni continuar viviendo como si retornase). El alma necesita pasar por un proceso de reposo, cuando la encarnación ha sido muy intensa, para acostumbrarse a la situación de no estar ya encarnada.

Esa es la situación de Anselmo. Así que los comisarios expresan su necesidad con palabras y le asignan una acompañante, Calisté, para que le dé consejos sabios y prudentes y haga una función mediadora entre el “regresado” y las demás almas, hasta que se acostumbre y eleve su conciencia lo suficiente como para desprenderse de su identidad terrícola, después de lo cual los comisarios decidirán si puede reencarnar en caso de que siga queriéndolo…

Calisté (discípula en el Pabellón de los Acompañantes) le va mostrando al alma de Anselmo, el Hogar del Espíritu (cuyo cielo es color malva) y sus distintos emplazamientos importantes: la pradera, de un color verde y de un movimiento oscilante, y los siete Pabellones…

Una frase de la página 31 me parece muy significativa: “Recuperad toda esperanza abandonada los que aquí entréis”.

Y así las almas siguen evolucionando espiritualmente…

Y lo mejor es que… si os ha vibrado mi reseña, os animéis a leerlo.

Con prólogo de Emilio Carrillo y muchas cosas bonitas, afronta el tema del tránsito al plano no físico de una forma Mágica.

Espero que os guste.

Any Pascual

#anayany
#lamuerte
#ensueñostesurrurare

SOMOS MAMÁS ESPECIALES

Somos Mamás Especiales, no por un calificativo en referencia a nuestros hijos, sino porque nos hemos visto obligadas a empoderarnos tras su nacimiento. La vida nos ha puesto en una situación tan delicada respecto a su salud, sus capacidades diferentes, en lucha continua por su equidad, siendo sus cuidadoras 24/7, etc. que desde luego nuestra vida cambió un día sin esperarlo, y hemos tenido que aprender a afrontarla de otra forma totalmente diferente, de un forma especial.

Hoy quiero compartir el vídeo que grabamos en la última sesión de la Terapia que realiza Any en Toledo 2019. Las Mamás veteranas que hacemos ABR en España hemos querido dar nuestro testimonio para ayudar de alguna forma a todas aquellas Mamás que tienen hijos con algún tipo de problema motórico y desean conocer la experiencia de otras madres que llevamos ya tiempo haciendo ABR.

A las Mamás Especiales nos une algo muy grande: el amor incondicional por nuestros hijos, como todas las madres, pero en nuestro caso además el empoderamiento que nos ha dado una situación de sufrimiento incalculable y la búsqueda de la felicidad a pesar de las circunstancias.

Las pioneras van dejando paso a las veteranas y así se establece una ayuda incondicional entre nosotras con un único objetivo: empoderar lo antes posible a las nuevas familias para que den un salto cuántico y puedan ofrecer lo mejor a sus hijos, conociendo nuestras experiencias de primera mano en temas de Terapias, Alimentación, Cuidados, etc…

Cualquier Mamá Especial está dispuesta a ayudar a otra familia en sus mismas circunstancias porque sabemos lo duro que es al principio, lo que cuesta aceptar con el tiempo la verdad y el trabajo a largo plazo que supone darles la mejor vida a nuestros hijos, sabiendo que con la teoría hay cosas que nunca se llegarán a enseñar.

Como siempre agradecer desde aquí la generosidad de Mamá Terapeuta, Sonia Castro, por ser nuestro ejemplo y servirnos de guía e inspiración hace 10 años.

Y ahora nos toca a nosotras intentar ayudar en lo posible a todas aquellas familias que quieran conocer otra forma de afrontar la discapacidad en el siglo XXI.

Gracias Leonid Blyum, gracias ABR y gracias a todas las Mamás Especiales por SER y ESTAR.

#anayany

#mamaespecialecologica

#mamasespeciales

HASTA SIEMPRE

“Nada hay más esperanzador en términos de Evolución Social, que la cultura de la Sabiduría Individual, la Compasión, la Libertad y el Desarrollo del Amor” Claudio Naranjo.

Que bellas son las personas que trabajan por amor a los niños. No hay sueldo que lo pague, aunque claro todos necesitamos cubrir nuestras sencillas necesidades.

Nada más enriquece mejor el cerebro de un adulto poder acompañar a un niño.

Y es un privilegio poder darse cuenta de que surgen personas en el Mundo, que han venido a ayudarnos para que nuestros hijos sean ellos mismos. Ni más ni menos.

Con herramientas como el Eneagrama de la Personalidad, desde propuestas de un Nuevo Modelo Formativo para producir mentes despiertas, deseando mejorar nuestra sociedad e impulsando la transformación del sistema.

Acercando a padres y profesores al mundo del desarrollo personal desde su propio proceso de transformación.

Incluyendo en nuestras vidas una vertiente espiritual que nada tiene que ver con la religiosidad, sino con las emociones y el instinto.

Enseñándonos a educar en el humanismo, cultivando la paz interior, la generosidad o el amor por uno mismo. Solo así podremos querer a los demás. Buscando el bien común.

Mostrando como educar en libertad, rompiendo esquemas y creencias tradicionales sobre los niños y jóvenes, pero también sobre la educación en sí misma.

El paso a la transformación comienza en padres, maestros y niños que al mismo tiempo, como sociedad en su conjunto, debe asumir el desafío y comenzar un crecimiento interior.

D.E.P. nuestro querido Claudio Naranjo, una persona muy querida y reconocida que ha contribuido desde hace décadas a que este Mundo sea un poco mejor.

#anayany
#ClaudioNaranjo
#GraciasMaestro