GRACIAS MAESTRO

“Los errores nos convierten en personas más inteligentes, lo importante es no cometer los mismos”. Fernando González.

Gracias por ser y estar presente desde el día en que nos conocimos, eres el mejor “regalo” que Any ha podido recibir.

Nos cambiaste la vida y ahora nos acompañas en el camino. Eres más que un Mentor, para nosotros eres un AMIGO, una palabra que utilizamos poco porque para nosotras es muy importante y conlleva una gran responsabilidad.

Recibir directamente de ti una Master Class como la de ayer es un regalo impagable. Pero como sabemos que la vida devuelve con creces a las personas todo lo que dan a los demás desde la generosidad, la compasión y la experiencia de quien se sabe parte de un todo, estamos seguras de que tu vida es el resultado de la gran persona que eres.

Gracias por compartir con nosotras tanto sin pedir nunca nada a cambio, solo por el placer de ayudar desde tu sabiduría basada en tu experiencia como persona, padre, empresario y amigo.

El tiempo que se dedica a algo o alguien es para nosotras proporcional al amor, interés y generosidad de la persona que decide reservar su tiempo a esa actividad. Tú nos dedicas tu tiempo desinteresadamente y eso es algo tan valioso para nosotras y tan difícil de encontrar hoy en día… Tus valores, sentido de Familia y experiencia vital hacen que seas un Maestro en muchos aspectos y un espejo donde mirarnos. Siempre decimos que nos gusta rodeamos de personas que son de verdad, en muchos campos distintos de la vida, y tú eres un ejemplo de ello. 

Aquí estamos para todo lo que necesites y nosotras te podamos ofrecer.

Seguimos tus pasos, tus enseñanzas y eres el mejor ejemplo para Any. 

GRACIAS POR TODO, FERNANDO.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

VIVIR PLENAMENTE FELICES

“¿Tenemos la estabilidad mental y la inteligencia emocional para reinventarnos repetidamente?(…) los seres humanos se dividirán entre los que marcarán la diferencia y se adaptarán y los que sucumbirán al escenario de variabilidad constante que presenta el siglo XXI”. Yuval Noah Harari.

Creamos anayany.com para mostrar que SÍ SE PUEDE tener una vida plena con nuestras circunstancias.

Plena no significa libre de problemas, plena significa, para nosotras, feliz. Y feliz no es reírse a todas horas, ser feliz para nosotras tiene más que ver con el equilibrio, el centramiento y la paz interior.

Hemos llegado a la conclusión de que la aceptación de nuestros desequilibrios es lo que nos da el equilibrio y lo que nos hace únicas, con sus ventajas e inconvenientes.

Nuestra vida pasa entre cosas maravillosas y cosas que no lo son tanto pero que hemos aprendido a aceptar como parte del camino.

Nada de buscar lo perfecto. Buscamos estar centradas, con nuestras maravillosas imperfecciones.

Nos aceptamos, aceptamos a los demás y elegimos la vida que queremos vivir.

Aceptar, para nosotras, es encontrar el equilibrio para ser felices con lo que nos toca vivir: es encontrar la fórmula para solucionar, mejorar, adaptarnos, respetar y ver lo positivo de cada situación. Es comprender las cosas tal como son, y aceptarnos tal y como somos, respetándonos primero a nosotras mismas y por supuesto a los demás.

Por eso no nos asustan los cambios, los aceptamos como parte de nuestra evolución. Lo que tenemos claro es que nosotras somos siempre las mismas, solo que evolucionamos a través de experiencias de distintos tipos. 

Pero nuestro carácter, nuestra personalidad, nuestras rarezas, nuestras… no cambiarán nunca, porque nos encantan, las aceptamos, nos definen y nos hacen únicas. Muchos pensarán que somos raritas, locas o difíciles, pero a nosotras nos encanta.

Como somos transparentes y reales, con nuestras virtudes y defectos, nos sentimos bien con nosotras mismas en distintas situaciones. Y aprendemos a evolucionar bien, sin sufrimiento, sin desbordarnos, viéndonos capaces, con herramientas, aptitudes positivas y respeto por los demás. 

Porque evolucionar manteniendo la esencia es, para nosotras, vivir plenamente felices.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

HIPERSENSIBILIDAD A AGENTES EXTERNOS

“Los agentes perturban, los elementos nos ayudan” Leonid Blyum.

Esta vez, en el Curso de Formación de la Terapia Motórica que le hacemos en el hogar a Any, ABR, Leonid Blyum, su creador, nos dio su visión, basada en el estudio y la experiencia, sobre la reacción de Any con determinados AGENTES EXTERNOS.

Nos gustaría compartir este concepto con todas las personas que puedan preguntarse por qué sus hijos, sus conocidos, familiares, etc., tienen reacciones aparentemente “exageradas” frente a ruidos, luces, moscas, etc. 

Si este texto puede ayudar a alguien más a conocer y aceptar estas situaciones, bienvenido sea. Normalmente no hacemos este tipo de post, pero hoy lo consideramos importante. Con información SÍ SE PUEDE.

Los seres humanos interactuamos con el medio que nos rodea. En esta interacción hay elementos naturales que no podemos cambiar (viento, lluvia, etc.) y AGENTES EXTERNOS más o menos molestos dependiendo de nuestra sensibilidad y atención.

Entender cómo decide el cerebro a qué debe prestar atención puede ayudarnos a entender, a respetar y a actuar con naturalidad cuando algunas personas tienen ciertas reacciones atípicas. 

Como padres podemos observar claramente como algunos niños, frente a estos agentes, pierden el control, deciden aislarse y no interactuar con lo que está pasando a su alrededor. Otros sin embargo, como Any, la reacción que tienen es de focalizarse inevitablemente en ese agente extraño, y les resulta insoportable ese mosquito, ese sonido de moto, etc.

Siempre que nos enfrentamos a una situación nueva, cada detalle (cada luz, cada cambio en el tono de voz de una persona…) parece significativo. Sin embargo, a medida que ganamos en experiencia, y comenzamos a integrar esos estímulos aprendemos a modularlos y a entender cuál es importante y cuál no en relación a la respuesta que debemos dar en relación al entorno, lo que hace que el cerebro integre los fragmentos en un todo y le dé sentido a la información general. De esta manera, el cerebro domina un desafío y se mueve al siguiente, manteniéndose en estados fluctuantes entre alerta y relajación. 

En nuestros niños existe una curva de aprendizaje diferente, donde el cerebro se centra en detalles que conforman patrones específicos, no viendo o integrando el contexto en general. 

Toda percepción es un ejercicio de construcción de modelos, de hacer predicciones y ver si se hacen realidad. 

El cerebro de nuestros hijos pone énfasis en las diferencias entre las expectativas del modelo que construye y los datos sensoriales. Mientras otras personas podemos atribuir el sonido del claxon de un automóvil a una variación aleatoria en un entorno sonoro de una ciudad y desconectarla o aislarla porque no es relevante en ese momento, en el caso del cerebro de nuestros niños, cada bocinazo se percibe de manera consciente. 

Karl Friston, neurocientífico de la University College London, ha desarrollado los fundamentos matemáticos de la teoría de la codificación predictiva dentro de la reconocida Nueva Neurociencia o Neurociencia Moderna.

Las personas confiamos tanto en las expectativas de nuestro cerebro porque nuestras percepciones van más allá de la realidad. Gran parte de lo que hacemos, desde tocar las dieciséis notas en la guitarra hasta ajustar nuestra postura corporal sucede más rápido que los 80 mili-segundos que nuestras mentes conscientes necesitan para registrar información y actuar sobre ella. De esta manera el cerebro siempre está anticipando lo que viene después; genera un modelo del mundo, toma decisiones sobre esa base y actualiza el modelo basándose en la retroalimentación que le brinda la información sensorial.

Predecir y actualizar no son actos conscientes, ya que el cerebro construye sus modelos en múltiples niveles subconscientes. 

Por ejemplo, hace casi 20 años los investigadores mostraron que la corteza visual funciona de manera jerárquica y predictiva. La corteza visual primaria genera una predicción para los patrones de imagen a pequeña escala, como los bordes, y los perfecciona o refina su predicción para que coincida con las señales entrantes de la retina, pero si este ajuste fino localizado no es suficiente pasa la “pelota” al córtex secundario, que renueva sus expectativas para que patrones geométricos de mayor escala estén disponibles. Y así sube la jerarquía, evocando cambios cada vez más radicales, hasta que la pelota se detiene en el nivel más alto: la conciencia. Cuando el cerebro percibe una discrepancia, puede responder actualizando su modelo o considerando que la discrepancia es una desviación fortuita, en cuyo caso nunca llega a la conciencia consciente.

“Queremos atenuar las entradas falsas“, dice Friston. 

Hay otra alternativa en la que, frente a una discrepancia entre el modelo y el mundo, el cerebro también puede actualizar el mundo; por ejemplo, moviendo un brazo o flexionando una mano para hacer que la predicción se haga realidad. “Uno puede reducir los errores de predicción no solo actualizando el modelo, sino también realizando acciones“ dice Anil Seth, neurocientífico de la Universidad de Sussex en el Reino Unido. “De esta manera, la codificación predictiva puede ser no solo un sistema para la percepción, sino también para el control motor“. 

En el modelo de codificación predictiva el cerebro decide entre esas alternativas asignando una precisión a sus predicciones. 

Muchos sistemas de aprendizaje automático tienen un parámetro llamado “tasa de aprendizaje”, que, según Friston, desempeña el papel de la precisión predictiva. Friston ha comprobado como una red neuronal artificial aprende por ensayo y error. Si clasifica a un cachorro como un gatito, modifica sus conexiones internas para hacerlo mejor la próxima vez, y la tasa de aprendizaje dicta la cantidad de ajustes. El sistema puede ajustar la velocidad de aprendizaje para optimizar su entrenamiento y evitar problemas como el ajuste excesivo de los datos (reconociendo a todos los gatitos y cachorros con los que ya se ha encontrado, pero no entendiendo las características generales que distinguen a estas mascotas). La tasa de aprendizaje suele ser alta al principio, pero disminuye con el tiempo. 

En el modelo de codificación predictiva, el cerebro típico también comienza con una alta precisión y la reduce gradualmente, posiblemente ajustando las concentraciones de mensajeros químicos como la norepinefrina y la acetilcolina. “La creencia es que la precisión suele estar codificada por neuromoduladores en el cerebro, sustancias químicas que cambian la ganancia en las respuestas corticales“, según Rebecca Lawson, de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido. Cuando es hora de iniciar otra ronda de aprendizaje, el cerebro pone en marcha la precisión de nuevo.

Sin embargo la precisión puede tener una tendencia a saltar a un nivel alto o a quedarse atascada allí en el caso de nuestros hijos; por determinada razón, el cerebro tiende a adaptarse excesivamente. 

El cerebro da muy poca credibilidad a sus propias predicciones y, por lo tanto, demasiado a la información sensorial. 

Friston y Lawson sugirieron que la codificación predictiva podría proporcionar la comprensión del mecanismo por el cual existe un desequilibrio entre predicciones y sensaciones. 

En la vida social algo que puede parecer obvio para las personas típicas, y ser sin embargo significativo para unos pocos, hace que algunas personas puedan tachar a nuestros hijos como caprichosos o consentidos.

Para nuestros hijos el mundo nunca deja de ser sorprendente. “Tienden a sorprenderse con más frecuencia que el resto de personas“ Kumagaya. 

Pero la hiperactividad o ese estado de alerta permanente es agotador. “Siempre estás esclavizado por las sensaciones“, según Friston. 

Prestar demasiada atención a lo mundano explicaría la sobrecarga sensorial que nuestros hijos experimentan. Pueden permanecer muy conscientes de las lámparas que emiten zumbidos, los ruidos del aire acondicionado, un mosquito, etc.

El problema se amplifica cuando se trata de las cosas más impredecibles de todas: los seres humanos. Predecir lo que alguien hará en un contexto dado es complicado.

De ahí su preferencia por la rutina, como un mecanismo de afrontamiento. 

Cuando los datos sensoriales reciben demasiado peso es cuando les resulta inaguantable. “En lugar de estar sorprendido de forma adaptativa cuando deberías haberte sorprendido, es como si hubiera una leve sorpresa en todo“ Rebecca Lawson.

Los propios investigadores de codificación predictiva reconocen que apenas están comenzando. 

“El cerebro es un artilugio muy constructivo y muy activo, que intenta forjar hipótesis y explicaciones con los datos y observaciones que le llegan” Karl Friston.

Si la codificación predictiva se sostiene como modelo podrían sugerir nuevas direcciones para las terapias. 

“Diferentes niños pueden mostrar retos en partes diferentes de esa cadena predictiva“, dice Chawarska, lo que podría requerir una variedad de enfoques. 

La codificación predictiva podría ofrecer la percepción que algunos padres ansían. 

Ayaya es una de esas adultas que han pasado por estos procesos en su niñez y actualmente comparte su experiencia para ayudar a otras personas. “Noté las diferencias entre yo y otros niños, y estaba pensando, ¿por qué sucedía esto? Como adulta mi ansiedad ha disminuido, no solo por el autoconocimiento que he logrado, sino también por la conciencia mostrada por mis familiares, compañeros y amigos.” A menudo, las personas típicas con las que pasa tiempo saben sobre su condición. “Me conocen. Así que me siento más libre de preguntar: me sorprendí, pero ¿y vosotros?“.

De nada sirve decirles a nuestros hijos “no pasa nada”, “solo es un mosquito”, etc. Igual que a nosotros hay cosas que nos resultan insoportables, para ellos estas cosas lo son. INSOPORTABLES. 

Así que apliquemos la aceptación, compasión y empatía en vez de verlo como un capricho, una reacción infantil o algo parecido. Es simplemente su modo de lidiar con los Agentes Externos.

Está claro que todas las personas somos diferentes, que todas percibimos diferente y que hay que respetar al otro y su interacción con el Mundo.

Y por eso nosotras, entre otras muchas cosas, hacemos ABR. Porque somos un TODO y así lo trabajamos. 

Gracias Leonid Blyum por la clase magistral, por hacernos reflexionar sobre las últimas investigaciones científicas y por ser consciente de cómo estos conocimientos teóricos pueden ayudarnos a trabajar infinitamente mejor con nuestros niños. 

Tener información tan actualizada en el campo de la Neurociencia Moderna, explicada por ti de forma tan generosa y sencilla y saber que estos conceptos tan actuales forman parte de la renovación holística de cada Técnica ABR, es un mágico.

En la Neurociencia Moderna convergen varias tradiciones científicas: la Embriología, la Fisiología, la Bioquímica, la Psicología, la Neurología, la Anatomía, la Bioingeniería, la Biotensegridad, la Fasciología o las ciencias de la Computación… 

Y, por supuesto ABR (a través de la investigación de Leonid Blyum) bebe de las últimas novedades de las múltiples investigaciones en todos estos campos. 

Muchos de los neurólogos tradicionales ni siquiera conocen estos conceptos.

Espero que los conocimientos que Leonid Blyum ha compartido con nosotros en la última sesión de ABR (basados en su experiencia, conocimiento y en las últimas investigaciones científicas) sean de ayuda a otras personas.

Gracias Leonid Blyum.

REFERENCIAS:

https://blyum.typepad.com/on_abr_and_beyond/

https://www.xn--abrespaa-j3a.es/que-es-abr?fbclid=IwAR3B9UCRZqca4qXpw1UBobhqShaKIfokvzLndE8pKxE1GtdqpErVoM9-Chc

https://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-formula-del-cerebro/1253759/

culturacientifica.com/2018/03/12/tojisha-kenkyu-la-tecnica-japonesa-la-los-pacientes-se-estudian-mismos/

djxhemary.wordpress.com/tag/codificacion-predictiva/

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS (XXXIII)

EL TELAR

“La vida del hombre es tejida en el telar del tiempo conforme un patrón que él no ve, y su corazón está en la lanzadera.

De un lado del telar esta la tristeza, del otro la alegría. Y la lanzadera, impelida alternativamente hacia cada lado, vuela para el frente y luego hacia atrás, cargando la línea que es blanca o negra conforme exige el modelo.

Al final, cuando la vida extrae el tejido terminado, y todos sus colores alternos son observados en su conjunto, se ve que los colores oscuros son tan necesarios a la tela como los colores brillantes”. Henry Ward Beecher.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

VIVAMOS ESPIRITUALMENTE Y AYUDEMOS A LOS DEMÁS

“Espíritu: aquello que está en el centro de mí. Para ser verdaderamente espiritual necesito mente alegre, descanso y alimentación sana”. Karmelo Bizkarra.

Pensar, sentir y hacer de forma armónica crea un todo equilibrado. 

Y en eso consiste para nosotras Ser Espirituales. Vivir en concordancia, felices. Que lo que hacemos, sentimos y pensamos nos dé siempre paz, nos ayude a estar relajadas y a ver la vida desde el amor infinito.

Esta forma de ver la vida también nos ayuda a disfrutar de ayudar. Para nosotras vivir es inseparable de ayudar al equipo, empezando por nosotras mismas, la familia, etc., hasta llegar al mayor equipo que lo formamos todos y todo.

Somos conscientes de esto y por eso actuamos desde el amor y tenemos claros nuestros objetivos. 

Intentamos ser conscientes y “hacientes” para evitar ser pacientes, clientes o sirvientes. Así somos libres para hacer, pensar y sentir desde nuestro interior y no influenciadas por los demás. Así estamos en armonía con el infinito.

Por eso crecemos a diario, por el bien propio y por el de los demás, y descansamos todas las noches desde el deber cumplido de aportar nuestro granito de arena.

Ahí afuera hay muchos agentes que nos pueden o no influir, dependiendo de donde tengamos el foco. Por supuesto que los agentes externos existen, pero para nosotras nunca son nuestra prioridad, no dejamos que nos quiten energía, nos perturben desde la ignorancia o nos manipulen. Respetamos la diversidad de pensamientos, acciones y opiniones, empezando por nosotras mismas, pero nuestro estilo de vida nos ayuda a discernir la verdad natural. Comer saludablemente ecológico; formarnos continuamente en diversos campos para tener la información más actualizada posible; practicar distintas técnicas salutogénicas, etc., forma parte de nuestro centramiento para poder vivir espiritualmente.

Nuestra vida es nuestra y por eso trabajamos para que todo lo que nos rodea esté en armonía. Si no es armónico existirá, pero no tendrá nunca nuestra atención y no dejaremos que nos impacte siempre que esté en nuestras manos.

Hacer, pensar y sentir paz, amor y todo lo que cree equilibrio de una forma natural nos ayuda a cumplir nuestro objetivo vital como seres espirituales que forman parte de un todo en el que todos somos igual de importantes para que el Mundo funcione naturalmente.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

CURSO ABR ESPAÑA

“En mi opinión, el enfoque de la Parálisis Cerebral “centrado en el cerebro” que trata la ‘lesión cerebral’, en otras palabras el daño en una parte del cerebro, y ‘parálisis cerebral’ -un desorden de postura y movimiento que falla en alcanzar grandes hitos del desarrollo biomecánico – como sinónimos intercambiables es el obstáculo más importantes que estanca el progreso de la rehabilitación física y mantiene congelado el abismante status quo actual.” Leonid Blyum.

¡Ya de vuelta en casa de la Evaluación y Formación ABR!

Como siempre muchos resultados en forma de mejoras, felicitaciones y nuevos ejercicios para nuevos objetivos.

En 10 años ABR nunca nos ha fallado: hemos trabajado y ahí están los resultados. No es magia, es constancia.

No puedo olvidar la primera evaluación con Leonid Blyum, en la que por, pura ignorancia por mi parte me vine abajo cuando me comentó literalmente que “me olvidara de los pies de Any”. Duro. Pero totalmente realista en aquel momento. 

Ahora los pies de Any están listos para “revivir”. Y ahí se centrará nuestro trabajo este año, en generarles la vida que nunca tuvieron, y eso gracias a haber creado las conexiones necesarias: cabeza, tronco, extremidades; cadera, pelvis, piernas; espalda, pecho, clavículas; etc. Así hemos llegado a los pies, y no tenemos ninguna duda de que los rescataremos, igual que nos ha pasado estos 6 meses con el sistema respiratorio.

Any, además de parálisis cerebral, tiene una de las llamadas “enfermedades raras”(Fibrosis Quística), un desorden genético que afecta sobre todo al sistema respiratorio y digestivo. El tema digestivo lo hemos controlado con encimas pancreáticas, ABR y alimentación saludable. Y el tema respiratorio…

La verdad es que desde el primer curso de ABR su respiración varió. Pero han sido años de trabajo para conseguir respiraciones yóguicas completas, un breathing bastante bueno y unas meditaciones óptimas. 

Este ha sido el gran triunfo en los resultados observados por Leonid este curso. 

La respiración.

Desde el principio de la pandemia Leonid nos ofreció a todas las familias de ABR un Programa Respiratorio de Ejercicios para prevenir y ayudar de forma “extra” a nuestros hijos.

El resultado tras 7 meses de aplicación ha sido un “WOW” de Leonid Blyum. 

Que toda la pelvis se mueva naturalmente con cada respiración, que se ensanche la caja torácica, etc., es un logro a la altura de las cientos de horas realizadas durante meses ¡y más en una persona con FQ!

¡Objetivo conseguido! Programa respiratorio aprovechado al máximo y con beneficios motrices impagables. Os animo a ver en ABR Hispano el vídeo de Mauricio sobre la importancia de la respiración en el desarrollo de la pelvis.

Pero el primer ¡WOW! fue inmediato en la exploración de la Evaluación. Any ya nos lo había contado en casa hace semanas, y Leonid lo describió de la misma manera: “las piernas ya están totalmente conectadas con la pelvis”. Any nos comentó que sentía cómo sus piernas la sujetaban, aunque sus pies no. ¡Exactamente lo mismo a la primera! Ese es un gran paso para la bipedestación, pero como siempre no forzaremos nada hasta que Any naturalmente se pueda poner de pie. Por supuesto que ya hace las transiciones sola, se incorpora para ayudarnos, etc., pero tenemos claro que nada de aparatos forzosos o caminar hasta que todo esté listo. Tenemos que conservar los logros, no deteriorarlos, para que el pie se incorpore a la pierna y se produzca la magia. No hay prisa. Gracias a ABR tenemos todo el tiempo del mundo y la vida de Any en silla de ruedas es plena, feliz y cómoda en su situación actual.

En estos meses ha mejorado muchíiiiisimo. Pero “las cosas de palacio van despacio”. Pasito a pasito. Forzar significa retroceder, dolor, operaciones, etc. 

Conseguir estos resultados estando tanto tiempo en casa por las circunstancias actuales, no creo que se haya visto en ninguna otra Terapia.

Lo puedo decir más alto pero no más claro. I LOVE ABR. Gracias Leonid Blyum por existir.

Más “WOWs”. 

La magia de la conexión ligamentosa. Resumiendo, un movimiento en una parte del cuerpo afecta al resto. La fascia es un todo. Cuando el todo está unido, lo que pasa en una zona afecta a las demás. El cuerpo de Any está cada vez más unido, más interdependiente, más libre, más relajado, más natural, más vivo… 

Las clavículas y su virtuosa posición actual respecto al cuello y la tráquea (objetivo para esta etapa).

Y me tendré que ver los vídeos un ciento de veces más para entrar en detalle en cada una de las mejoras. Nueve horas seguidas “señoras y señores” de Leonid Blyum en estado puro, con el Maestro, disfrutando de su ilusión, como un niño, de ver crecer a Any sana, con mejoras espectaculares e incorporando totalmente nuevas técnicas, como la Fascia “Gun”, la pistola de fascia, una conocida que nos va a acompañar muchísimo más en esta etapa.

Y disfrutando como siempre de la sabiduría de Leonid, de su sencillez y simplicidad en las explicaciones, en los ejercicios, en la comunicación. Gracias Leonid.

Tener tanta información teórica sobre ABR, estudiarla a diario y sobre todo contar con la experiencia adquirida tras la formación continua y el aprendizaje basado en los resultados nos da la confianza necesaria para seguir adelante. 

Ser conscientes de que tenemos la oportunidad de hacer a diario Terapia en el Hogar, independientemente de las circunstancias externas, de que hemos evitado desde el primer día deterioros y complicaciones asociadas tradicionalmente a la parálisis cerebral y sabiendo que con 16 años nos queda camino que recorrer para que los cambios sean suaves pero continuos, nos hace sentirnos afortunadas. Encontrar soluciones fáciles a problemas difíciles es una bendición.

En fin, ha sido un curso fantástico, basado en la práctica, y además hemos disfrutando con una de esas Master Class de Leonid Blyum sobre “la forma de vida de nuestros hijos”. Una de esas charlas hechas desde el amor, respeto y buscando simplemente la mejora integral de Any en todos los campos vitales que por supuesto afectan a la parte motórica.

Un placer MAESTRO. Nos vemos pronto.

¡Ánimos Familias! SÍ SE PUEDE.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

LECTURA

Por Any Pascual de anayany.com

Leer es más que pasar las hojas de un árbol, más que deslizar la vista por las páginas, más que descifrar los signos impresos en negro sobre blanco.

Leer es más que escribir un resumen para el colegio, más que recitar pasajes líricos de memoria para que el mundo se dé cuenta de cuán cultos somos.

Leer cambia la vida. Si no fuera así, ¿para qué habría tantas novelas en el mercado? ¿Por qué, entonces, existirían cientos, miles de escritores noveles cada año? ¿Por qué alguien leería?

Desde las cartas de amor de tu pareja del instituto, hasta un currículum de un empleado, pasando por la poesía (y la prosa poética), los libros de vocabulario para aprender idiomas, la autoayuda y las novelas de ciencia ficción o las históricas, cada frase que leemos nos influye, aunque no lo parezca.

En los tiempos actuales, con los nuevos medios de comunicación, la forma en la que leemos cambia. Y aun así, se sigue leyendo mucho. Seguro que si juntáramos los 140 caracteres de cada tweet que leemos a lo largo del año, nos daríamos cuenta de que para muchos de nosotros suman más que “La regenta”.

Pero hay algo que nunca va a cambiar, como no cambia la pintura o la danza. La lectura va a seguir ahí, por muchos audiolibros que se creen, por muchos vídeos de Youtube que se graben alrededor.

Y eso es porque leer no es algo mecánico, no es un procedimiento lógico. Leer es una experiencia. Leer es creativo. Leer es un modo de crear magia, de conectar con el Universo a través del enlace que se genera entre quien escribe y quien lo recibe.

Gracias a la lectura, incluso a la de libros de no ficción, nuestra mente se abre a nuevas perspectivas, a otras posibilidades, a opiniones distintas, a conexiones. A cambios, internos.

Cuando nos sentimos encerrados, leer nos hace ver el mundo desde una mentalidad diferente.

Por ejemplo, especialmente en esta situación global, el libro “Tú puedes sanar tu vida”, si le damos una oportunidad y estamos abiertos a sus mensajes, puede mejorarlo todo. Quizá no cambie lo que sale en las noticias…, lo que cambia es cómo nos afecta eso, y la forma en la que nos comportamos.

Para explicar el efecto que causa el libro preciso, la frase exacta, se necesitarían más palabras de las que cabrían en todas las páginas del mundo. 

Para empezar, la magia de un libro tiene su aliado en la imaginación. ¿Qué te viene a la mente cuando lees “te amo, amor”? Tiene nueve letras y una coma, pero en el momento correcto puede incluso salvar una vida.

Un libro puede necesitar más ayuda para enraizarse en tu ser, para ayudarte. Por eso, la clave es:

repite, repite, repite. No para memorizarlo, sino para recordar (“volver a pasarlo por el corazón”).

Cuando comprendes de verdad el alcance de lo que un libro puede hacer por ti, lo que tú puedes crear en ti mismo gracias a un libro, lo que puedes descubrir leyendo, de ti y/o del mundo, siempre encuentras tiempo para leer, por muy apretada que esté tu agenda. Y te das cuenta de que, incluso esa única página que lees antes de acostarte o por la mañana, te resulta casi indispensable.

Lo sé porque me ocurre.

Tal vez un libro no te cambie significativamente si lo lees una vez y luego lo abandonas, a él y a todos los demás parecidos. ¿Has pensado qué te ocurriría si leyeras un libro de ese género a la semana, o dos, o ese mismo libro más de veinte veces? Sería un cambio exponencial, mayor del que puedas pensar. 

Una vez más, lo sé, porque me ocurre.

Lo integras, descubres, cambias, hay magia.

Eso es lo que a mí me ha pasado en el 2020. Para este año, me propuse leer cien libros como mínimo, dado que el año pasado apenas había leído la mitad puesto que estaba centrada en escribir.

Pensad cuánto suman cien libros… he leído bastante en el género de novela corta este año, así que…

Digamos que son 150 páginas por libro, de media. Eso son 15000 páginas. ¿Cuánto puede cambiar una vida leyendo 15000 páginas de libros edificantes, positivos y creativos al año? Como mínimo, es como si alguien te diese más de diez mil abrazos. Repitiendo, y repitiendo, y repitiendo, al final se crean nuevos caminos. Al final, empiezas a pensar de una nueva manera, ante todo si conviertes la lectura en un hábito. Al final, si lo que lees te da paz, si tus lecturas te rodean de amor, comienzas a notar el amor que hay en ti, y si persistes, encontrarás que el mundo refleja esos sentimientos.

Al final, si te abres a cambiar y das con las lecturas adecuadas para ti en cada momento de tu vida, si atiendes a tu intuición y te guías por ella, si te permites experimentar todo lo que un libro tiene para ofrecer, y plantas más y más semillas en el campo fértil de tu mente, si creas amor y paz a través de tu imaginación, si riegas las plantitas con paciencia y regularidad, si las abres a la luz y les proporcionas sombra de vez en cuando, si las diriges gracias a tutores, a maestros verdaderos para que crezcan rectas y fuertes, y si permites que se arraiguen al suelo con raíces poderosas para que puedan recibir el alimento de tu atención e interés…, al final dará fruto y podrás disfrutar de la magnífica, jugosa y brillante vida que está a tu alcance.

Eso, muchas veces, también ocurre con las novelas, si estamos receptivos y leemos entre líneas.

Un ejemplo muy conocido, y aun así todavía útil y válido, es “El Alquimista” de Paulo Coelho. Pero también puede pasarnos con un cómic de Marvel…

Y ¿quién sabe?, es posible que esa semilla evolucione hasta ser un poderoso árbol robusto y maravilloso, un árbol del que quizá en algún momento podamos extraer madera suficiente para crear nuestro propio libro.

Any Pascual.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS (XXXII)

ARRIÉSGATE.

Dos semillas estaban juntas en el suelo primaveral y fértil.

La primera semilla dijo:

—¡Yo quiero crecer! Quiero hundir mis raíces en la profundidad del suelo que me sostiene y hacer que mis brotes empujen y rompan la capa de tierra que me cubre… Quiero desplegar mis tiernos brotes como estandartes que anuncien la llegada de la primavera… ¡Quiero sentir el calor del sol sobre mi rostro y la bendición del rocío de la mañana sobre mis pétalos!

Y así creció.

La segunda semilla dijo:

—Tengo miedo. Si envío mis raíces a que se hundan en el suelo, no sé con qué puedo tropezar en la oscuridad. Si me abro paso a través del duro suelo puedo dañar mis delicados brotes… Si dejo que mis capullos se abran, quizá un caracol intente comérselos… Si abriera mis flores, tal vez algún chiquillo me arrancara del suelo. No, es mucho mejor esperar hasta un momento seguro.

Y así esperó.

Una gallina que, a comienzos de la primavera, escarbaba el suelo en busca de comida encontró la semilla que esperaba y sin pérdida de tiempo se la comió.

Moraleja: A los que se niegan a arriesgarse y a crecer los devora la vida.

HONESTIDAD

“Nunca te entregues ni te apartes junto al camino, nunca digas no puedo más y aquí me quedo” José A. Goytisolo.

Buscando la honestidad las personas actuamos siempre con base a unos valores y con afán de ser justos, dando a cada quien lo que le corresponde, incluidos nosotros mismos, aunque con el tiempo nos damos cuenta de que es un concepto que tiene más que ver con el comportamiento moral de cada individuo en conformidad con su conciencia que con otras cosas.

Seamos honestos a través del autoconocimiento. 

Conozcámonos mejor para darnos estabilidad interna, equilibrio. 

Así podremos ser honestos con nosotros mismos y con los demás.

La honestidad es un valor que abre puertas, que permite crear mejores relaciones con los demás y que nos permite decidir óptimamente. 

Nos permite reconocer nuestras limitaciones, nuestros errores, nuestros aciertos y desaciertos, y nos permite construir relaciones más solidas, con personas que probablemente tengan la honestidad como uno de sus valores.

Pero ser honesto con uno mismo, siempre es el primer paso.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz