LOS FALSOS MAESTROS

“En un mundo con sobrecarga informativa hay que saber evaluar lo que es real y usar esa verdad y hechos para tomar el control” Robert Kiyosaki.

Para que los falsos maestros no nos confundan y podamos alcanzar la libertad, en todos los campos de la vida, es indispensable que busquemos la comprensión real en el momento actual mediante el autococimiento y la experiencia.

Para ser libres empecemos por dejar de buscar fuera de nosotros mismos la verdad, seamos sencillos y dejemos a un lado toda preocupación y artificialidad. El apego a los conceptos y frases hechas nos dificultan la percepción de la realidad objetiva, el logro de la comprensión y la adquisición del conocimiento.

Para alcanzar la libertad debemos conocer nuestra verdad auténtica, una realidad que debe estar rebosante de vida, a la que debemos responder con total espontaneidad y saber que carece de límites. Porque en la vida no hay nada estable, todo cambia, como el camino que es, y no distingue entre condiciones, edades o sexos. Ser conscientes del mismo concepto de impermanencia nos hará más libres.

Vivamos el hoy sabiendo que todo va cambiar inevitablemente, disfrutemos del camino y aprendamos a distinguir a los verdaderos Maestros que nos hacen de puentes para acelerar el crecimiento en nuestro interior.

Dejemos en paz los pensamientos, prestemos atención a las cosas tal como son y atendamos al presente real despreocupándonos de todo lo demás.

Vayamos hacia nuestro interior. Pero no confundamos la consciencia con sentarse a meditar en silencio, no solo consiste en esto. Meditar no es solo un estado de lucidez inmóvil. Es un camino hacia el autoconocimiento. Y el conocimiento se mueve con entera libertad. Si intentamos atrapar el conocimiento en el movimiento, se quedará quieto. Si pretendemos alcanzarlo cuando esté quieto, comenzará a moverse.

Utilicemos a nuestro antojo tanto la actividad como la quietud para avanzar en el camino y, como un peregrino más, allí encontraremos a los verdaderos Maestros, a nuestro lado caminando o descansando.

Sabremos que son Maestros porque lo serán por necesidad, y al descubrirlos nos convertiremos en sus discípulos por la eternidad. Y todos los que estamos en el camino en algún momento encontraremos a nuestros Maestros a nuestro lado. Y del mismo modo, siguiendo en el camino de la vida, algún día nos daremos cuenta de que a nuestro lado caminan otros.

Pero empecemos por caminar nosotras para que la ignorancia no sea nuestra maestra. No permitamos que los demás nos confundan.

Así cuando actuemos y tomemos una decisión lo haremos sin titubeo ni duda, tras un largo camino de aprendizaje propio adquirido de las experiencias, de llevar a la vida real el conocimiento propio y de los verdaderos Maestros, que simplemente llevan caminando más tiempo por la verdad del presente, y han visto cosas que nosotras no.

Caminemos día a día, poco a poco, y en buena compañía, así a nuestro crecimiento interior le acompañará el conocimiento experiencial, propio y de nuestros Maestros Reales.

Y gracias Any, como siempre, por recordarme lo importante que es la CONFIANZA para que la Magia fluya.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

UNA DE CUENTOS (XXII) por anayany.com

EL HELECHO Y EL BAMBÚ

Aquel día Kishiro decidió darse por vencido y renunció a su trabajo, a su relación, a su vida…

Fue al bosque, para hablar con un anciano que decían era muy sabio, y le preguntó:

-¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido?

-Mira a tu alrededor -respondió el anciano- ¿Ves el helecho y el bambú?

-Sí, respondió Kishiro

-Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé bien. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié a él. Durante el segundo año, el helecho creció brillante y abundante, y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú. Al tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié. En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. Al quinto año, un pequeño brote de bambú se asomó en la tierra. En comparación con el helecho era, aparentemente, muy pequeño e insignificante. El sexto año, el bambú creció más de 20 metros de altura. Se había pasado cinco años echando raíces que lo sostuvieran. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

-¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? -Le dijo el anciano- El bambú tiene un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos son necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso.

Moraleja: nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida. La felicidad te mantiene dulce, los intentos te mantienen fuerte, las penas te mantienen humano, las caídas te mantienen humilde, el éxito te mantiene brillante… Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá sólo estés echando raíces…

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

CREER EN LAS HADAS

“Hay quien dice que las hadas son fantasías de nuestra mente; que solo lo que tocan, ven y oyen puede existir realmente. Pero otros dicen que las leyendas tienen algo de verdad, creen con todo su corazón que las hadas existen de verdad”. “Campanilla y el gran rescate”. Disney.

Lo mágico está en nuestro interior.

Si aquello que ahora consideramos mitos o leyendas ha perdurado durante tantos siglos en la humanidad, creo que es porque resuena con algo que solo en muy contadas ocasiones nos permitimos explorar.

Si rituales como las hogueras en la noche de San Juan, o el abeto en Navidad, siguen vigentes, es porque en lo más profundo de nuestras almas sentimos que tienen sentido. Incluso la propia expresión lo dice “tener sentido” es algo que tiene nuestro sentir, algo gracias a lo cual sentimos.

Puede que haya mucha gente que no celebre fiestas como la Noche de Yule o el Solsticio de Verano, pero aún así siempre hay algo que les llama, algo que todos notamos en el aire cuando este tipo de celebraciones se acercan.

Igualmente puede que la mayoría de la gente piense que la “Magia”, por ejemplo, es algo trucado e incluso lo relacionen con Merlín en la Edad Media.

Es posible que muchos hayan aceptado aquello de que solo existe lo que se puede ver y que por lo tanto ni los elementales ni las energías existen.

Pero al fin y al cabo, de cierta manera también sabemos que esas ideas acaban volviendo a nuestras vidas, aunque sea en sueños o cuando estamos bajo mucho estrés. Entonces esperamos que se obre el milagro o que se solucione de forma mágica.

Todo esto, estas cosas, son las que los más pragmáticos rehusan creer, puede que por una adhesión fiel a su religión o puede que por una admiración obsesiva de lo tangible y material.

Pero la Magia sigue existiendo y siempre existirá mientras haya una sola persona en el mundo conectada a su verdadero SER.

Porque aquí está el secreto, todos estos mitos conectan con lo mágico que hay en nuestro interior.

Somos seres de energía pura, que podemos ser, hacer y transformarnos en lo que queramos en el mundo material tan solo para experimentar lo que se siente al vivir con plenitud.

En realidad las hadas, los unicornios, los ángeles y todos esos seres etéricos y espirituales, son simplemente representaciones físicas de formas de energía.

Cuando sentimos una conexión especial con los dones de las hadas, por ejemplo, puede ser por miles de motivos, y uno de ellos es que ellas representan la unión entre el espíritu y la materia, entre el cielo y la tierra, lo tangible y lo intangible y están fuertemente conectadas con la Madre Tierra y los dones de la Pachamama. La voz interior que nos dice que no lo estamos, es una ilusión, algo que nosotros elegimos creer. Y las hadas simplemente nos recuerdan día a día la verdad: que estamos intrínsicamente vinculados con todo lo que existe y que tenemos el poder de ser y manifestar siempre desde le amor lo que el corazón nos dicte. Realmente en algún recóndito lugar de nuestro espíritu todos nosotros sabemos eso y siempre lo hemos sabido.

Es por eso por lo que nos sentimos tan vinculados a aquello que nos parece mágico.

En realidad cualquier cosa que parezca imposible puede realizarse porque en nuestro interior somos parte de aquello que lo ha realizado todo.

Si vemos y si creemos en la magia y en los seres mágicos es porque vemos, creemos y sabemos que en nuestro interior existe el potencial de ser creadores, siempre con amor, porque vemos y sentimos nuestra propia magia interna.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#lamagiaennuestrointerior

ELEVEMOS NUESTRA FRECUENCIA VIBRATORIA

Vibración, en la física cuántica, significa que todo es energía.

Somos seres que vibran en ciertas frecuencias.

Y como cada vibración equivale a un sentimiento y en el mundo vibracional existen solo dos fuerzas, la positiva y la negativa, cualquier sentimiento hace que emitamos una vibración que puede ser positiva o negativa.

Todo pensamiento emite una frecuencia hacia el Universo y esa frecuencia retorna hacia el origen.

Atraigamos hacia nuestra vida exactamente aquello que queremos, vibrando en su misma frecuencia.

Por eso es tan importante que cuidemos la calidad de nuestros pensamientos y aprendamos a cultivar pensamientos más positivos.

Que seamos conscientes de las personas de las que nos rodeamos. Personas alegres, positivas, amorosas, creadoras…así también entraremos en esa vibración. Y predicar con el ejemplo, por supuesto.

Que escuchemos música de alta vibración, que meditemos, hagamos yoga, etc., son muy poderosos.

Que nos alimentemos de vida, comida fresca, saludable y ecológica, que nos llene de alta vibración.

Que nos cuidemos de lo que vemos en internet o en la tv. Veamos cosas que nos hagan bien, o por lo menos no mal.

Ya sea en casa o en el trabajo, mejoremos el ambiente que tenemos a nuestro alrededor. Y cuidemos de lo que ya tenemos. Hoy hemos limpiado, ordenado y clasificado nuestras librerías, un trabajo feliz, en familia y lleno de recuerdos. Es maravilloso transformar una tarea ardua en una fiesta.

Para mantener nuestra frecuencia elevada es fundamental crear desde las palabras conversaciones enriquecedoras, creadoras y felices. Las palabras tienen poder, usémoslas adecuadamente.

Y comencemos a agradecer por todo, por las cosas buenas y las que consideramos no tan buenas, agradezcamos por todas las experiencias que hemos vivido. Este es un hábito que debemos incorporar. La Gratitud abre las puertas para que las cosas buenas fluyan positivamente en nuestras vidas.

Mostremos al Universo que somos aptos para recibir mucho más.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito
#buenasvibras

CRIANZA MÁGICA por anayany.com

“El propósito de la educación es mostrar a la gente cómo aprender por sí mismos. El otro concepto de la educación es adoctrinamiento”. Noam Chomsky.

Todos los niños son pura luz cuando nacen, es el sistema disfuncional al que los incorporamos el que modifica su evolución natural, con nuestro consentimiento o desconocimiento.

Como madres y padres, aprendamos de nuestros hijos desde el nacimiento y acompañémosles en la vida como lo que son, un regalo del cielo en la tierra.

Cuando despertamos como padres conscientes podemos ver que cada niño tiene unos dones por desarrollar. Si les damos la oportunidad y les acompañamos, podrán maximizarlos. Si no…

Nuestros hijos nacen siendo seres puros, empáticos y cariñosos. Abrazan y cuidan a quienes los rodean y ofrecen amor incondicional, el único amor verdadero. Ellos son amor verdadero. No comprenden el amor por conveniencia, ni el amor por miedo, ni el amor por soledad, ni el amor por no responsabilizarse de uno mismo, ni el amor por conseguir algo a cambio, ni el amor por vivir cómodamente, ni el amor por hacer algo… Eso lo aprenden en el medio, al relacionarse con el ambiente en una sociedad distópica.

Pero para eso está la Familia, para dar ejemplo de amor incondicional hacia uno mismo y hacia los demás, y vencer al medio perturbador.

Démosles la posibilidad de amar libremente sin manipulaciones y mantener en sus corazones ese amor verdadero para siempre. Así no llegarán a adultos con la necesidad de recuperar su “niño interior”, ni desaprender, ni cambiar una vida infeliz… Acompañémoslos para que toda su vida mantengan la magia y la luz con la que nacen.

Incluso desde antes de nacer, en el vientre de sus madres, aprenden a saber y sentir lo del otro, que es tan fácil como sentir y saber lo suyo.

De pequeños todos manifiestan aún una inocencia, una falta de malicia, una pureza… debidas a la ausencia de ego, que no debemos dejar que pierdan jamás. Dejémosles crecer en paz, felices, con amor para que no aparezca el ego nunca.

Any por ejemplo pertenece a la llamada Generación Z. Niños que al nacer en ese momento son por naturaleza extremadamente sensibles con el medioambiente, sonidos, colores, emociones negativas, olores, comida, productos químicos, tóxicos en la ropa que visten, etc. Por eso sienten que el planeta Tierra podría ser un lugar extraordinario, pero que el exagerado ego humano está acabando con él. Si les damos libertad manifestarán siempre rechazo a la violencia, los asesinatos, las agresiones, la codicia, el hambre, la miseria, la crueldad, la mentira, la dureza, el poder malentendido, la vulgaridad, el sufrimiento, la falta de respeto, la falta de educación… Simplemente no comprenden cómo el ser humano puede ser, todavía, tan primitivo y encima creerse el ser más inteligente del Universo.

Ellos nacen siendo seres conscientes, despiertos y están preparados para ayudar al cambio y constituir las nuevas sociedades.

Si no tenemos en cuenta todo esto en la crianza, los estaremos haciendo insensibles, incapaces y pasivos, y habremos destrozado otra civilización antes de que tengan tiempo de echar raíces, cambiar el Mundo o crear uno nuevo. La violencia contada por los medios desinformativos, la alimentación tóxica, las frecuencias electromagnéticas… les van alejando de ese instinto creador por la supervivencia natural, a favor de una socialización normótica y materialista.

Si menospreciamos el poder de la crianza natural, y dejamos que se encuentren solos en y con la sociedad distópica actual, huirán física, mental, espiritual y emocionalmente, ya que será insoportable para ellos.

Nuestros hijos necesitan nuestra presencia para no perder esa conexión con su SER REAL, que es la orientación que les mantiene unidos al TODO NATURAL.

Debemos acercarlos a tener esa experiencia de comunión con la naturaleza, ya que esto les ayudará a equilibrarse. Cuando están en y con la Naturaleza, esta les permite sentirse profundamente conectados a la esencia de la existencia (desarrollo espiritual), les permite observar la belleza de la creación (desarrollo mental), les permite sentirse plenos (desarrollo emocional), y les permite agudizar los sentidos y llenar los pulmones de aire fresco necesario para subsistir (desarrollo físico). La Tierra es fuente de energía positiva, el Aire Puro nos alarga la vida, el Sol (fuego) nos recarga las pilas y el Agua nos limpia y calma: baños de sal, duchas de agua pura, cascadas, fuentes, lugares con agua y arenas… Los niños necesitan el contacto con TODO LO NATURAL para poder ayudar a los demás.

Nacen siendo muy vulnerables, pero pacificadores. No dejemos que los manipulen desde pequeños y pierdan su esencia, instinto y poder de creación. Ellos, desde su pureza, no entienden la inhumanidad del Hombre hacia el Hombre, la guerra, la avaricia, la codicia… Nosotros como padres somos los responsables, con nuestro ejemplo, de mostrarles que se puede vivir en este momento en un camino saludable en todos los aspectos. Porque estar bajo la influencia de los tóxicos ambientales, los químicos, el azúcar, la tv, el adoctrinamiento, etc., les corta las alas.

Ayudémosles con una crianza mágica a mantener su espíritu libre y creador.

Practiquemos una crianza mágica, consciente y natural, basada en el amor, la igualdad y la verdad, sin diferencias entre miembros y sin delegar nuestras responsabilidades en terceras personas. La crianza en el hogar, junto a la familia, compartiendo, aprendiendo juntos y creciendo por un Mundo mejor, da sentido al deseo real como seres humanos libres de tener una descendencia feliz.

Muchas personas cuando se encuentran con Any sienten su energía mágica, especial o de luz, como la quieran llamar. Para ella eso es lo natural en el ser humano: mantener siempre su esencia, ser libres y crecer rodeados de comprensión, amor y paz.

Criemos a nuestros hijos de forma consciente.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito
#crianzamagica

CUANDO SALES DE CASA DESPUÉS DE 5 MESES

“Nunca pude admitir una utopía que no me deje la libertad que yo más estimo: la de obligarme”. Chesterton.

Tras 5 meses sin salir de casa

Las normas sociales, si bien pueden ser sentidas como opresoras por algunos, son liberadoras para la mayoría. Respetemos.

Lo revolucionario no es luchar contra las normas sociales que no vibran con nuestra forma de entender el Mundo, ni presumir de infringirlas por mera pose, sino vivir acorde a nuestras propias normas y valores sin hacer daño a los demás.

Cada cultura tiene sus normas, creencias y tabúes, y las personas se basan en ellas para regular sus comportamientos sociales. 

Si decidimos ser seres libres pero queremos vivir en sociedad, tenemos que ser compasivos, responsables, empáticos, etc. con las creencias de los demás, sean las que sean. 

Por eso para nosotras es muy importante ser correctas ya que forma parte de cómo entendemos las relaciones sociales. Si nos relacionamos en sociedad, lo hacemos aceptando las condiciones del entorno, pero sin perder nuestras normas y valores, que obviamente encajan en cualquier circunstancia porque van más allá de lo cultural. 

Así nos relacionamos con el entorno:

Con empatía. Mirando el mundo conscientes de que existe el sufrimiento, la inquietud, el miedo. Sabiendo que para superarlos es necesario conocerlos, y eso se hace aprendiendo a mirar la realidad tal cual es, con objetividad, no como nos gustaría que fuera. A veces como estamos llenos de prejuicios y opiniones no podemos ver la verdadera situación que vivimos. No juzgar es la clave de la empatía. Mirar la realidad de frente, sin posiciones, sin colores. La realidad es lo que es y no lo que parece. Lo que es, es.

Como Librepensadoras. Pensar libres de manipulaciones interesadas, mala voluntad y crueldad. No miremos la realidad con ojos que ven pasiones o creencias. Vivamos la vida real que tenemos, no la cambiemos con nuestras opiniones, ni con las situaciones (familiares, sociales, laborales), ni por supuesto juzgando a las personas. La realidad es lo que es, y así también son las personas. Lo que es adentro es afuera. Nuestro pensamiento debe ser puro en su esencia y directo en su dirección. Si al pensamiento lo guían las creencias perderemos el camino.

Ser conscientes del poder de nuestras palabras. Libres de engaño, insulto, malicia y estupidez. Lo que decimos lo creamos. Si insultamos, recibiremos insultos; si amamos, seremos amados. La armonía familiar o social puede desaparecer por no saber gestionar nuestras palabras. Debemos tener siempre en cuenta su poder y recordar que las consecuencias siempre van más allá de los actos.

Siendo un ejemplo para los jóvenes de la casa. Ellos no deben recibir órdenes de nosotros, que reciban patrones de conducta. Más que a dirigir, aprendamos a ejercer liderazgo. Nuestros hijos siempre estarán más pendientes de lo que hacemos que de lo que hablamos. No digamos “haz esto” invitémoslos a seguirnos.

La responsabilidad y el respeto deben ser las plataformas de nuestros actos. Las personas, las familias, las organizaciones, las empresas, las sociedades nos debemos guiar por valores, no por órdenes.

Valoremos el esfuerzo. Con el esfuerzo correcto se obtienen resultados correctos y se construyen grandes obras. Hacer las cosas bien independientemente del resultado, es la clave para conseguirlos. No nos preocupemos del guiso, pongamos la atención en los ingredientes y el guiso saldrá delicioso.

Practiquemos la atención plena. Nuestra acción debe estar basada en el conocimiento de que todo es cambio, y que incluso nosotros cambiamos a cada segundo. Por lo tanto, concentrémonos en el aquí y ahora. No pensemos en el pasado, que ya no es reparable, ni en el futuro, que aún no existe. Concentrémonos en lo que hacemos, no en lo que hicimos o pensamos hacer.

Pongamos foco en lo que hacemos. Hagamos sólo una cosa a la vez y hagámosla bien. Por ejemplo, cuando comamos, dediquémonos a comer y no a hacer otras cosas en el mismo tiempo. Busquemos la calidad en todo lo que hagamos, ser impecables. Concentrémonos en el objeto de nuestro esfuerzo y el resultado será perfecto.

Si aplicamos estos valores y normas a nuestra vida, podremos relacionarnos en sociedad, sean cuales sean las circunstancias, desde el amor, la paz y la felicidad.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

CELEBRANDO EL SOLSTICIO DE VERANO

“Yoga es…no dejar que tu luz se eclipse” Feliz Día Internacional del Yoga.

Este fin de semana entramos en el intercambio de las horas de luz. Entramos en el intercambio entre el día y la noche. Entramos en un momento que nos llevará a una fase del año de energía diferente.

Ayer celebramos mi cumpleaños y el Solsticio. Y hoy dimos la bienvenida al verano.

Vivir un atardecer tan especial en plena Naturaleza en Sierra Espuña es tan mágico como pasear por la mañana temprano por el Mediterráneo.

Las luces naturales que se crean en estos momentos y lugares hace que nuestros sentidos viajen a lugares insospechados.

El solsticio es un momento de abundancia: se recogen las cosechas de las semillas plantadas, se recolectan flores y plantas con poder medicinal y curativo, etc. Supone la plenitud de nuestra Madre Tierra, es pura abundancia y se puede ver claramente el poder de la luz.

Es momento de compartir sentimientos, energías, meditación, silencio…

Nosotras celebramos ayer y hoy el cambio de ciclo de la Madre Tierra, abriendo nuestro corazón a todo lo que late y está vivo. Al atardecer en la intimidad del bosque en la Naturaleza, con el canto de los pájaros y las “hadas” de fondo, y por la mañana en la orilla del Mar, con el susurro de las olas y el canto de las “sirenas”. Ayer nos abrimos en la montaña a un espacio de aprendizaje y reencuentro con lo que es el centro de nuestra vida, el corazón; y hoy en la playa con el agua salada que forma el 70% de nuestro cuerpo físico y nos purifica.

Hace años que celebramos las puertas de los ciclos de nuestra Madre Tierra, como nuevos ciclos que se abren en nuestras vidas. En estas fechas Any deja su estilo de vida “hikikomori” para fundirse con la tierra, el agua, el aire y el fuego. Además este año coincide con Luna Nueva en el inicio del ciclo lunar, así que es un buen momento para soltar lo que no nos sirve y “sembrar” nuevas intenciones. Y también hay Eclipse Solar con lo cual se acentúa aún más esta energía de siembra.

Aprovechamos el atardecer de ayer para hacer sungazing, que es la práctica de mirar fijamente al sol en silencio durante unos minutos justo antes de que se esconda. Esta práctica nos conduce rápidamente a un estado profundo de meditación, al mismo tiempo que nos llena de Prana.

Además como el sol está relacionado con la energía masculina, la utilizamos para integrar nuestros lados masculino y femenino con consciencia.

🌞¡Feliz Solsticio! Y mejor verano.

No dejemos de aprovechar el impulso energético que nos ofrecen estos días para ser abundantes en amor, paz y felicidad.

¡¡Disfrutando de la Pura Magia Natural!!

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#solsticio
#sol
#diainternacionaldelyoga

¡QUÉ LA MAGIA NO TERMINE NUNCA!

“Saben, el mejor premio que la vida ofrece, es trabajar duro en lo que valoras.” de la película “Un puente hacia Terabithia” (2007).

Vibremos muy alto todos los días.

Somos energía que cuando estamos llenos, y nos desbordamos hacia el exterior, se expande para compartirla con los demás.

Esa energía o luz surge de nuestro gran valor, nuestro don más potente, que si explotamos y potenciamos, nos hará vibrar a nosotros y a los demás.

Llenemos de energía de luz nuestra vida para iluminar el tiempo en el que vivimos desde la paz y el amor a través de los valores que nos definen como SER.

Conectémonos con nuestros dones en el estado presente, en el aquí y ahora. Y vibremos. Eso manifestará la felicidad que está en nuestro interior, en quienes somos, no en lograr algo. Todos tenemos valores, pero solo uno de ellos encierra nuestro DON. Descubrámoslo y dejémoslo salir.

Repartamos nuestra esencia infinita para transformar el Mundo a través de la energía común que vibra. Todos podemos compartirla con los demás si nos dejamos fluir conscientemente.

Ese Amor por dar nuestros dones por el bien común es lo más poderoso que existe.

Aportemos al Mundo lo que somos, no lo que tenemos, es el mejor regalo.

Y agradezcamos el poder que tiene esa energía, que nos llega de otros seres vivos, desde la felicidad, la paz y el amor.

Necesitamos desbordar nuestra energía, para estar mejor, ser más intuitivos, más creativos, concentrarnos mejor, estar en EQUILIBRIO… Si además, no paramos de aprender, trabajaremos nuestra memoria, y si le añadimos el control de la carga emocional, potenciaremos nuestra inteligencia.

Nuestra “Magia” resulta de la inteligencia en equilibrio al compartir nuestros dones.

#anayany
#sueñosfelices
#amorinfinito

UNA DE CUENTOS (XIX)

“Los cuentos se escriben para que los niños duerman tranquilos y los adultos se despierten.” Andersen

“🎶 No se han podido llevar la música

Se dice que era un mago del arpa. En la llanura de Colombia no había ninguna fiesta sin él. Para que la fiesta fuese fiesta, Mesé Figueredo tenía que estar allí con sus dedos bailadores que alegraban los aires y alborotaban las piernas.

Una noche, en un sendero perdido, fue asaltado por unos ladrones. Iba Mesé Figueredo de camino a unas bodas, él encima de una mula, encima de la otra su arpa, cuando unos ladrones se le echaron encima y lo molieron a palos.

A la mañana siguiente alguien lo encontró. Estaba tendido en el camino, un trapo sucio de barro y sangre, más muerto que vivo. Y entonces el mago del arpa dijo con un hilo de voz:

– Se llevaron las mulas.

Y dijo también:

Se llevaron el arpa.

Y, tomando aliento, rió:

-¡Pero no se han podido llevar la música!”. Eduardo Galeano.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito

ALIMENTANDO NUESTRO SER DE LUZ

“En el mundo todo es señal, amigo mío. El azar no existe”. Antonio Buero Vallejo.

Necesitamos reequilibrar, rearmonizar y energetizar nuestro ser a través de los alimentos.

Nutramos nuestro cuerpo físico para poder respirar, beber y seguir viviendo, pero seamos conscientes de que también, en este camino que es la vida, tenemos que nutrir nuestros pensamientos, nuestro ánimo y el alma.

A veces comemos por supervivencia, por placer, por pertenencia a un grupo… pero nos olvidamos de que también tenemos que comer con el objetivo consciente de optimizar nuestra vida.

Tenemos que aprender a equilibrar el hambre física, emocional, mental y espiritual.

Una vez que tenemos afortunada y saludablemente satisfecha el hambre física, viajemos por los diferentes tipos de hambre para que todos estén satisfechos.

Cuando nuestros pensamientos rápidos dirigen nuestras vidas según unas normas y sistemas establecidos por otros y nos dominan las creencias en blanco o negro, le damos la espalda al resto de sensaciones que nos envía el cuerpo, a nuestro instinto, impidiendo que el resto de hambres sean nutridas.

Miremos hacia el interior, hacia que necesitan como alimento nuestro cuerpo emocional, espiritual y mental.

Sabemos que los cambios en el cuerpo físico son muy lentos. Así que es cuestión de paciencia si queremos conseguirlos. Nosotras hemos tenido que estudiar mucho para entender que el proceso de avance de Any a nivel físico tiene que ser necesariamente lento. Un avance rápido puede suponer un desequilibrio inaguantable.

A muchos, a los cuerpos emocional y espiritual no nos han enseñado cómo alimentarlos, por eso nos dan miedo, por lo desconocido. Y a veces no los queremos conocer bien, porque entonces pesan mucho. Así que utilizamos la comida para alejarnos de ellos, inhibirnos, taparlos con comida chatarra y bebida. Basta ya.

Nuestro cuerpo metal, la torre de control, está lleno de información y es rápido como un cohete. No nos deja tiempo para reflexionar, porque ya está en otra cosa. Así que nos paraliza o nos confunde con todas las posibilidades.

Miremos nuestros cuerpos desde el corazón, buscando alimentarlos para el equilibrio, la moderación y sin extremos.

Démosle importancia a los alimentos que ingerimos: texturas, colores, sabores, sensaciones, energías, temperaturas… Estamos alimentando todos nuestros cuerpos y órganos vitales. Pero al mismo tiempo seamos conscientes de otras necesidades que también nos nutren.

El cuerpo físico necesita descanso, respirar, movimiento, lavarnos, que vayamos a terapia, etc. que son también alimentos.

El cuerpo emocional necesita que nos escuchen, nos ayuden, nos acompañen, etc. Y un medio de eliminación de la basura acumulada. Y que seamos nosotros los creadores de nuestras emociones, no los demás. Necesitamos amor, ver el amanecer, una flor, música…

Para el cuerpo mental tenemos que buscar tranquilidad, silencio, relajación, meditación… Calmemos la mente. Cuando el cuerpo se cansa la mente descansa: ejercicio físico para aquietar nuestros pensamientos.

Y el cuerpo espiritual lo podemos alimentar trabajando nuestras creencias limitantes. Nuestros pensamientos crean nuestra realidad, así que seamos conscientes y agradezcamos, oremos y meditemos. Tenemos que elevar nuestra vibración como seres de luz que somos, seres energéticos.

Los cuatro cuerpos tienen que formar un equipo para vivir en PAZ desde el AMOR y ser FELICES.

Y cuánto nos queremos, está muy relacionado con lo que comemos a todos los niveles.

Alimentemos todos nuestros cuerpos siendo conscientes de nuestras acciones. Tenemos un cerebro en la cabeza y otro en el intestino y ambos están conectados. Esta conexión es muy importante para que nuestros neurotransmisores funcionen bien, como la dopamina o la seratonina. Ëstas controlan nuestro estado de ánimo, nuestro comportamiento, y depende también de la calidad de nuestro sistema digestivo. Por su lado cada órgano corporal tiene una emoción diferente, y según cómo comamos, nuestros órganos estarán más o menos saludables: mucha proteína nos hará estar irascibles y coléricos; etc. Peso, barrera de toxinas, síntesis de vitaminas, formación de neurotransmisores, defecación, absorción de nutrientes, estado de microbiota… todo está basado en la conexión entre nuestro sistema digestivo y el cerebro.

Por lo tanto nuestra consciencia depende también de los alimentos que ingerimos, la calidad de la microbiota que tengamos y de la absorción correcta de los nutrientes para nuestro cerebro. No intoxiquemos nuestros cuerpos con alimentos sucios. Nada de comida ultraprocesda, azúcar, carbohidratos simples, gluten, leche, exceso de proteína, aditivos, etc. que nubla nuestra vida, que nos hace confundir la falta de voluntad con el no poder hacer algo. Evitemos los antinutrientes (trabajo externo) y favorezcamos la asimilización de los alimentos (proceso interno).

Seamos conscientes de que nuestras Hormonas, Sistema Digestivo y Sistema Nervioso van de la mano.

Necesitamos comida saludable, higiene en nuestra vida y aprender a gestionar nuestros recursos.

Tenemos que distinguir si necesitamos comer mejor, o saber que aunque comamos de forma saludable necesitamos un abrazo, salir a dar un paseo, desconectar… Todo es alimento.

Y descansar durante la noche también es importante para nuestro sistema. Es tan simple como hacer un ayuno 12/12. Un ayuno físico, pero también emocional y mental. Paremos.

Sensibilidad, amor y consciencia a la hora de alimentarnos.

Descodifiquemos nuestra alimentación, para que nuestro campo áurico esté equilibrado.

#anayany
#DíaMundialdelaNutrición
#amorinfinto
#vidafeliz