ALMOR

“La senda del amor consciente configura parte del camino de un alma consciente”. Ramiro Calle.

Hoy celebramos un día muy especial, nuestro aniversario de boda, aunque realmente no es la fecha de celebración de nuestro amor consciente, pero como nos encanta celebrar, pues ¡adelante con este día maravilloso! en el que recordamos aquel momento tan feliz para confirmar nuestro compromiso,, con familia y amigos.

Así que hoy celebramos el A-mor (sin muerte) en nuestra relación. Porque el amor para nosotros es infinito independientemente de las circunstancias. Hoy celebramos un amor del alma (Almor), que ya no solo se basa en el deseo, del comienzo de una relación de enamorados, sino que se ha transformado en un amor consciente, al mismo tiempo que nosotros hemos cambiado como personas, pareja, etc. La esencia personal es la misma, pero nuestra relación y nosotros individualmente hemos crecido.

Igual que al sol no le importa si quieres tomar sus rayos, pero él, de modo espontáneo, los irradia, para nosotros el amor nunca ha sido una transacción emocional o una moneda de cambio, o un negocio o algo exclusivamente afectivo. Tampoco hemos buscado una relación idílica, sino más bien consciente, con sus altibajos, y reflejando nuestras luchas internas y externas. Pero siempre ha sido desde el alma, compartiendo juntos una vida que nos pone continuamente a prueba, para mostrarnos a diario que pase lo que pase nos amamos.

La vida en pareja es nuestra elección frente a la vida, con un sentimiento profundo de respeto hacia los distintos procesos, del otro y como pareja, una convivencia elegida para compartir el crecimiento mutuo, y una forma de hacer nuestros sueños realidad: crear una familia. No se trata de una relación perfecta, sino del deseo de amar y aceptar una vida en común, con nuestras virtudes y defectos, apoyándonos mutuamente cuando alguno de los dos cae en el camino, cuando surgen problemas en la vida o cuando las cosas cambian y nos distanciamos un poco para evolucionar a nuestro propio ritmo individual. Lo que trabajamos diariamente es ese amor infinito, consciente y desde el alma, para que en los momentos difíciles, triunfe siempre. Amor infinito indestructible ante las discusiones banales de la vida, y basado en la libertad para a diario elegir seguir juntos.

Por una linda vida juntos. Te amo.Aprendizaje: Elegimos la vida en pareja como forma de vida libre.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

EL CORAZÓN Y EL CEREBRO

“Feliz no es quien no tiene problemas si no quien sabe que hacer con ellos…” Jorge Bucay.

El cerebro es necesario para sobrevivir. Pero lo que nos duele no es el cerebro, es el corazón.

Para comprender esto en esencia, solo es necesario saber que las emociones son la traducción que realizamos de los cambios bioquímicos que se producen en nuestro cerebro cuando nuestro corazón siente.

Bajemos al corazón para aprender a ser felices siendo conscientes de nuestras emociones.

Un intercambio afectivo estable, una dieta saludable y un estilo de vida equilibrado nos ayudarán a tener una vida feliz.

El amor por todo y todos es lo más poderosos a la hora de desarrollarnos, crecer y mantenernos saludables. Constituye el pilar fundamental del crecimiento y desarrollo desde nuestra infancia. 

Los niños amados se convierten en adultos que saben amar. Enseñando a amar a nuestros hijos contribuimos no solo a su correcto desarrollo emocional, sino también al físico, social y cognitivo. Además educar desde el amor, la comprensión y el respeto contribuye al crecimiento cerebral, a la vez que configura el desarrollo del resto de aspectos de la vida.

Es muy importante que nuestros hijos nos vean sonreír y ser felices, pues de esta manera su cerebro les va a garantizar que todo va bien, ya que su corazón también estará feliz. 

Además una simple sonrisa puede alegrarle el día a quien se cruza con nosotros en la calle. Sonreír es una demostración de amor por la vida. Sembremos las semillas del amor y recojamos posteriormente la cosecha del desarrollo emocional.

Sabiendo esto, tenemos en nuestra mano la posibilidad de potenciar nuestro bienestar psicológico y físico. Ofrezcamos amor para que en nuestro cerebro florezcan las conexiones más maravillosas. 

Dar para recibir. Así de fácil.

Debemos amar y amarnos por quienes somos y no por lo que hacemos. El amor no depende de nuestras acciones. El amor es incondicional. #amorinfinito

Y porque sabemos que el mundo no es un cuento, hay que entender y afrontar la realidad del entorno en el que nos toque vivir, un camino en el que a lo largo de la vida hay momentos de estrés e inquietud que también hay que afrontarlos con cariño y amor. #vidafeliz

Prediquemos con el ejemplo. Amamos y aceptemos la vida desde ese amor, sin limitar la expresión del resto de emociones. No hay emoción ni sentimiento inválido. La ira y el enfado son normales y naturales, solo hay que gestionarlos de manera que no interfieran y que no se desborden y volver lo antes posible al sentimiento de amor infinito.

Vivamos con y desde el Amor como norma, pero seamos libres para representar todas nuestras emociones, así sabremos gestionarlas, al conocerlas y apreciaremos más los momentos felices.

Si nos alimentamos de amor, los miedos morirán de hambre.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

SOMOS ENERGÍA VITAL

Energía Vital

“Qi es compatible con todas las funciones del cuerpo y nos permite tener la energía y la claridad para abrir nuestro corazón y prosperar en el mundo de hoy”. Master Oh.

Tenemos innumerables tipos de energía como la solar que genera la radiación del sol, la eólica que genera la fuerza del viento o la hidráulica que genera el movimiento del agua. Todo lo que conocemos y lo que no, tiene como soporte la energía, pero en distintas frecuencias vibracionales.

En los humanos y en todas las formas que habitan la tierra, incluidas piedras y aquellas cosas que suponemos no están vivas, la energía tiene una velocidad vibracional.Pero existe una energía en el universo que se encuentra en constante flujo y que todos los seres vivientes comparten.

Es conocida desde la antigüedad como prana por los hindúes, chi por los chinos, ki por los japoneses, qi por los coreanos, ka en Egipto, aliento divino para los cristianos o energía vital para la acupuntura.

Es cíclica y se encuentra en constante circulación, su movimiento en espiral fluye y tiene dos polos opuestos, dos polos magnéticos en sus extremos y no es ni buena ni mala, es neutra por naturaleza.

Es para los hindúes el prana, una palabra que en sánscrito significa “aire inspirado” o “aliento de vida”, según la yoga y la medicina ayurveda el prana fluye a través de una red de canales internos llamados nadis que la distribuyen en todo nuestro cuerpo físico (chacras para el cuerpo astral). Los coreanos lo llaman Qi y los japoneses lo traducen a ki como “flujo vital de energía” y afirman que el ser humano puede manipular esta energía mediante diversos métodos: incrementándola, acumulándola, distribuyéndola por todo el cuerpo o usándola de manera concentrada como instrumento de salud y equilibrio.

Los cuatro elementos que nos conforman como humanos (aire, agua, fuego y tierra), y el éter que se encuentra entre cada cuerpo cósmico, son conductores naturales de esta energía vital que es posible incrementar mediante la respiración, el canto, la danza, el ejercicio físico, el fuego, abrazando árboles o seres vivos, haciendo el amor, asistiendo a eventos multitudinarios donde se compartan emociones, montando a caballo, quedando atónitos ante una obra de teatro, leyendo un libro, cuando nos sentimos conmovidos con la naturaleza al observar el sol en el horizonte o contemplando el movimiento de las olas del mar.

Esta energía se manifiesta a través de sentimientos como el éxtasis y el amor incondicional, entra a nuestro sistema por los pulmones, llega al corazón y se distribuye en nuestro cuerpo a través de la columna vertebral; el corazón es el motor que al igual que el universo, se encuentra en constante movimiento y tiene un ritmo generador de una vibración específica y única que nos da la vida.

A nivel cuántico toda esta energía se encuentra interconectada e incluso con la materia. La realidad cuántica representa otro nivel de existencia, otra dimensión en la cual el campo energético es el orden subyacente, una realidad oculta ante nuestros ojos. Vemos a los objetos materiales sólidos como una silla, una piedra o un ser humano pero a nivel cuántico somos realmente paquetes de energía en vibración, en interacción y si bien tenemos la impresión de que existen en separado, dichas energías están interconectadas, interactuando entre si y en eterno proceso de transformación.

Usemos las palabras con amor.

Usemos las palabras con amor no solo para hablar de nosotros mismos, sino de los demás.

Ser impecable con las palabras, no es cuestión de educación, sino de hablar con integridad.

Digamos solamente lo que queremos decir, y utilicemos el poder de las palabras para avanzar en la dirección de la verdad.

Mucha gente habla pestes de cualquiera, y utiliza las palabras como una especie de exposición pública de las supuestas vergüenzas ajenas. Nadie se salva en esas charlas, a veces ni los presentes. Pero solo un alma ingenua puede dejar de imaginar que las mismas flechas venenosas serán lanzadas sobre el resto de las cabezas apenas tengan ocasión. Como no somos perfectos, siempre la persona con baja autoestima encontrará una víctima a la que difamar o criticar desde su parcialidad.

Así que utilicemos las palabras apropiadamente. Es bonito ser conscientes y emplear las palabras para compartir, no para destruir.

Cada uno demuestra con lo que dice, lo que es.

Y no se trata de ser culto o leído o un monje budista. Se trata de que las palabras lleven verdad, alegría y amor.

Porque una buena palabra genera un buen pensamiento y una acción positiva.

Hoy escribimos este post como apoyo a Sara Rodríguez Martínez.

Sara es una de tantas personas que dedican su vida a ayudar a los demás, en este caso a personas que necesitan apoyo en muchas cosas, por ejemplo en el aseo personal.

“Estoy cansada de tener que escuchar: “que trabaje aunque sea limpiando culos”; como si esta profesión fuera lo último a lo que una persona puede recurrir y careciera de valor (…) Yo por ejemplo no podría trabajar en algo que me exigiese mentir, como un banquero o algo por el estilo”.

GRACIAS a Sara y todas las “Saras” del Mundo. Usemos las palabras para sumar y agradecer.

Por cierto, a mi también me encanta “limpiar culos”?

https://anayany.com/miyoutube

#anayany
#vidafeliz
#serfelizapesardelascircunstancias