NUESTRO ESTILO DE VIDA VIBRA CON NUESTRO DESTINO

“El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.” William Shakespeare.

Hace tiempo que tomamos una decisión: mantener nuestro estilo de vida con constancia, paciencia y perseverancia. Ahora somos fieles a nuestros instintos y damos margen a la acción para poder ver buenos resultados. Saltar de una cosa a otra buscando una solución inmediata nunca nos ha funcionado, y ahora ni nos lo planteamos. 

Hemos aprendido a vivir lentamente, para conectarnos con nosotras mismas y, sin más, ver cómo las cosas cambian naturalmente poco a poco, buscando el equilibrio.

Antes dedicábamos tiempo a planear, visualizar, hacer, lograr y alcanzar. Ahora simplemente observamos cómo fluye todo de forma natural, apreciando la vida y siendo felices.

Para nosotras hacer muchas cosas no es sinónimo de hacerlas bien, ni garantía para lograr lo que pensamos o deseamos. Incluso lograr lo que deseamos no es garantía de que sea realmente lo que necesitamos. 

Si ponemos toda nuestra atención en hacer y hacer, o en lograr una meta pensada con la mente, sin detenernos a ser, estar y fluir, sabemos que nunca veremos la realidad presente en nuestro interior. Si manipulamos nuestra vida no podremos controlar nuestros deseos o pensamientos, ni positivos ni negativos, y nos iremos a hacer otra cosa más, sin importar el gasto de energía vital y sin esperar los resultados a largo plazo que vienen de forma natural.

Los cambios físicos, mentales, emocionales, espirituales… son continuos. TODO está en continuo movimiento para lograr el equilibrio. Por eso muchas veces, conscientes de que estamos “raras”, no nos detenemos. Es hora de ser, sentir y observar lo que pasa en nuestro cuerpo y en nuestra mente. Entonces conectamos con nuestro verdadero ser, hacemos una pausa y respiramos. Reconocemos el momento y volvemos a respirar conscientes de que lo que necesitamos es simplemente TIEMPO para acostumbrarnos a ese nuevo amanecer tras el cambio. 

Luego seguimos sin olvidarnos de aceptar la nueva situación. 

Más adelante, cuando se asientan los cambios, nos tomamos un tiempo para disfrutar del placer de haber renacido en algún aspecto. Esto nos ha pasado cientos de veces en múltiples ámbitos. Los más visibles: las mejoras físicas de Any. Su cuerpo renace con la ayuda de ABR como el Ave Fénix de sus cenizas. Un proceso mágico de meses con un resultado de vuelta a la vida. Algo naturalmente cambia en el cuerpo, porque hemos trabajado conscientemente el tejido conectivo, y simplemente dejamos que las cosas fluyan hasta que encuentren de nuevo el equilibrio. Ser conscientes, observar, entender, aceptar y, muy importante, conectar con nuestra realidad global nos ayudan a postergar la gratificación y abrazarla cuando llega. 

Sabemos que si ponemos toda la energía en hacer y hacer y hacer sin detenernos un instante a observar, a sentir, a vivir, nos agotamos y no disfrutamos del camino lento pero constante. Hacemos cosas, pero nuestro foco está en vivir, lo otro viene por añadidura como parte de un estilo de vida saludable en todos los ámbitos.

Hoy elegimos construir a diario la vida que nos hace felices. Hace años nos quedábamos en las palabras o deseos y a veces, los utilizábamos como excusas, refugio o una forma de evitar el miedo al fracaso. Porque hablar sobre algo no significa necesariamente que estemos haciendo mucho para que impacte en nuestras vidas. Ahora AMAMOS lo que elegimos y eso repercute directamente en nuestra vida.

Para nosotras vivir se basa en cómo nos relacionamos en el tiempo con lo que elegimos que esté en nuestra vida: seres humanos, terapias, comida, etc. Pero sin deseos, ya hemos elegido la vida que queremos tener con nuestro estilo de vida, el resto nos lo da el destino. Ahora podemos fluir sin tener que perder el tiempo en seleccionar, nuestro libre albedrío a veces hasta se aburre, porque estamos muy ocupadas simplemente en Amar.

Aprendizaje: Elijamos tener una vida feliz sea cual sea nuestro destino.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS

EL JARDÍN ZEN

Un maestro zen pidió a su discípulo que limpiara el jardín del monasterio. El discípulo lo limpió dejándolo impecable, pero el maestro no quedó satisfecho. Lo obligó a hacer un segundo aseo y después un tercero. Desalentado, el pobre discípulo se quejó:

-Pero maestro, en este jardín ya no hay nada que ordenar ni limpiar, todo está hecho.

-Falta una cosa- respondió el maestro, quien sacudió un árbol, del cual cayeron algunas hojas que cubrieron el suelo -. Ahora sí, el jardín está perfecto.

Aprendizaje: Hay un aspecto ordenado del plano mental que permite al intelecto trabajar dentro del orden y un aspecto desordenado que posibilita la manifestación del inconsciente. El orden perfecto sólo existe al lado del desorden El orden total en un jardín mata el jardín.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

CAMBIEMOS EL MUNDO DE FORMA PACÍFICA

 “No se planea fallar, pero se falla al planear” Anónimo.

No todo es como nos gusta, pero nosotras confiamos en la atención plena para superar los obstáculos de la vida de una forma pacífica, sin necesidad de intervenir con acciones concretas, sino impactando con nuestro estilo de vida en todo lo que nos rodea. 

Hoy probablemente tampoco vayamos a “arreglar” el Mundo pero… lo seguiremos intentando y aportando nuestro granito de arena.

A lo largo de la vida hay muchas cosas que debemos “dejar pasar”, siempre que seamos conscientes de por qué lo hacemos y mantengamos el foco. El “dejar pasar” nosotras lo entendemos como centrarnos en VIVIR y permitir que algunas cosas ocurran sin más, sin nuestra intervención, que la vida fluya. Por ello cada vez menos utilizamos la visualización, para no intentar intervenir desde el consciente en el futuro, sino que nos sorprenda nuestro destino.

No arremetemos continua y bruscamente contra aquello que necesita tiempo y otros actores para ser cambiado, paciencia. Y con silencio contemplativo, confianza en nosotras mismas y en los demás y con una dosis importante de humildad logramos SER FELICES CON NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS, ser conscientes de  que SÍ SE PUEDE y así no nos desviamos en el camino mientras disfrutamos del viaje.

Hace ya tiempo que hemos decidido, tras haber pasado por una época de lucha continua con malos resultados, hacer frente a las dificultades de la vida desde una posición más compasiva y comprometida, sin escondernos tras la coraza de la ira, el miedo o el odio. 

Hoy en día tenemos claro que fluir con los cambios constantes no se trata de ir por ahí luchando, o hacer todo lo opuesto: disimular la realidad y hacer la vista gorda, negándola, mirando hacia otro lado o tapándola, evitando entrar en situaciones de dificultad o sensibilidad social. Para nosotras se trata de ser realistas, olvidar rápida y contundentemente aquellas cosas que nos duelen pero no están en nuestras manos cambiar y seguir adelante con nuestra vida saludable y con compasión.

Pasar de ciertas cosas puede ser confundido con falta de implicación, egoísmo, falta de interés… cuando en realidad simplemente surge de ser conscientes de que no podemos tomar un rol activo en todas las causas. Nosotras preferimos mostrar el otro camino, pacífico, saludable y amable, que también existe.

Si queremos “ser el cambio que queremos ver en el Mundo”, y si queremos ayudar a crear un Mundo mejor, somos conscientes de que tenemos que empezar por nosotras mismas, adquiriendo responsabilidad individual en nuestros actos y respeto por el otro.

Todos nos relacionamos en sociedad y sabemos que existen unas normas para evitar los problemas, y nosotras somos conscientes de que esas normas son tan genéricas, que parte de la población siempre se verá perjudicada por ellas, mientras otros se benefician. Intentar cambiar el Sistema, el Mundo, desde la lucha constante de forma individual afecta de forma muy negativa a nuestro estado físico, emocional y dificulta una vida feliz. Por eso nosotras apoyamos el cambio no con actos puntuales, sino con nuestras decisiones vitales. 

Confiamos en un cambio pacífico desde los actos y las acciones individuales diarias.

Aprendizaje:  “Dejar pasar” algunas cosas e influir pacífica y colectivamente en otras es una buena forma de cambiar el Mundo.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

¡COMO ES ADENTRO ES AFUERA!

“Yo soy yo y mis circunstancias”. José Ortega y Gasset.

Los grandes cambios en una vida suelen suceder en un sólo instante. Por eso nadie puede vivir por nadie, tan solo podemos vivir nuestro propio camino y compartir nuestras experiencias para acortar, a quien quiera escuchar, el camino.

Cuando diagnosticaron a Any de sus patologías, yo estaba allí sola, rodeada de personas, pero totalmente sola en mi interior, mi SER. Nadie más estaba ahí, solo mi vida. Y en ese momento, habiéndome criado de forma normótica según los estándares del sistema, no pude moverme, porque simplemente no sabía crear nada por mí misma. Me habían criado para hacer lo que me dijeran (en la familia, el colegio, el trabajo…) y de repente me había quedado sin guión y con una niña en brazos. Así que como Madre Especial no me ha quedado más remedio que aprender, crecer y transformarme para lograr SER FELICES CON NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS. Pero conseguirlo nos ha llevado muchos años de ir incorporando poco a poco experiencias propias y ajenas y conocimientos varios a nuestras vidas y de gritar a diario que ¡SÍ SE PUEDE! y saber hacer frente a los problemas, desde nuestro equilibrio interno, respetando a los demás y relacionándonos desde el Amor. 

Porque vivir se trata de saber disfrutar de muchos momentos, entre obstáculos de muchos tipos.

Han sido muchas las personas que nos han ayudado por el camino. Pero por mucho que haya personas maravillosas ahí afuera, nosotras sabemos que el camino lo tenemos que recorrer nosotras mismas día a día, y aceptarnos, con nuestros defectos y virtudes, y vivir sin manipulaciones externas ni admiraciones irracionales por el otro en vez de por uno mismo. 

Todos somos diferentes, pero todos somos iguales. Todos admiramos a alguien, nosotras adoramos a muchas familias que luchan día a día por su salutogénesis por ejemplo. Y también nos encanta Robert Kiyosaki o Borja Vilaseca, como personas que ayudan a los demás en temas de Educación Financiera, Crecimiento Personal, etc. Vemos a estas personas como personas de las que aprender y que nos inspiran, pero somos conscientes de que todos vivimos una misma situación de forma distinta y que sus vidas distan mucho, como las de todos, de ser perfectas. Lo que sí tenemos claro es que una condición, educación o el éxito no transforma a personas en maestros o gurús con superpoderes. Ellos sienten, aman, ayudan y comparten igual que muchas otras personas. Puede que hayan destacado en alguna actividad mediática gracias a la cual ahora podemos seguirlos, pero sufren igual que nosotras, se equivocan igual que nosotras y enferman igual que nosotras. No son dioses, son humanos que nos inspiran por su experiencia vital.

Por eso, aunque aprendemos de ellos a diario, trabajamos para ser simplemente nosotras, únicas y aprendices eternas de quien está en este Mundo para ayudar humildemente a los demás. Porque todos tenemos cosas valiosísimas que compartir con los demás y todos somos seres perfectamente imperfectos.

Aprendizaje: Dejemos salir, cada uno de nosotros, todo lo que llevamos dentro para colaborar y vivir en un Mundo mejor. 

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#porunmundomejor

LA ENTRADA DEL INVIERNO

«Amanecer y anochecer, en diciembre son casi a la vez». Refranero Castellano.

Ayer fue el Solsticio de Invierno. Astrológicamente seamos conscientes y hagamos que este inicio de año solar esté lleno de bendiciones. Porque además es un momento cósmico muy especial, en el que Júpiter y Saturno se han alineado entrando directos en el signo de Acuario, iniciando la celebración de la nueva Era Acuariana.

Está en nuestras manos aprovechar las energías circundantes para evolucionar. Aprovechemos el cambio vibracional a nuestro favor para ayudar a producir algunos cambios positivos en nuestras vidas y en nuestras rutinas.

Aunque a partir del solsticio de invierno los días comienzan a alargarse (lo que marca el inicio del cambio del Yin al Yang), entramos en la estación más Yin: la más fría y oscura.

Ya hablando con los pies en la Madre Tierra, estamos en un momento de cambios muy interesantes estos días. El invierno es la estación en la que la energía de la naturaleza se retrae: las plantas parecen muertas, los animales hibernan…y los días oscuros y fríos nos llevan a quedarnos en casa, a descansar, a estar con la familia y a recordar, a agradecer y a crear nuevos propósitos para acoger con amor, salud, paz, felicidad y libertad el año que está llegando. Es una estación orientada al descanso y a la reflexión. Todo está en pausa, esperando a renacer en primavera.

También debemos ajustar el cocinado y los alimentos a las circunstancias. Dr. Pérez Calvo: “Nuestra dieta también varía siendo más rica en proteínas y grasas, especialmente legumbres y productos del mar, que nos mantienen calientes y nutren el riñón. Los cereales integrales cocidos a fuego suave durante largo tiempo nos darán calor y vitalidad. Las algas y otros productos marinos nos nutrirán de minerales y oligoelementos imprescindibles para el metabolismo”.

Pero no perdamos de vista la moderación: lo que guardemos ahora en el cuerpo aflorará en Primavera con la explosión de Yang de la estación, y entonces quizás los excesos tradicionales navideños nos pasen factura.

También notaremos que estos días tenemos más sueño de lo normal, porque nuestro cuerpo está adaptándose a la nueva estación. Es momento de aprovechar las largas noches para dormir y soñar con el nuevo ciclo que comienza. Y los días para preparar las semillas que brotarán en la próxima primavera.

¡Feliz Yule!

¡Felices sueños invernales!

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

¡MI EXPERIENCIA RADIOFÓNICA! por Any Pascual

“Esto es lo que me gusta de la radio: el no saber qué va a ocurrir.” Luis del Olmo.

Siempre es bueno compartir el Amor, y más cuando nos rodeamos de gente que no solo está dispuesta a recibirlo, sino también a compartirlo con cuantas más personas mejor para ayudar a que todos seamos un poquito más felices.

Esto fue lo que ocurrió ayer en el programa Generación Z de la Cadena Ser. Olga Grande me invitó y lo disfruté muchísimo. Gracias, Olga.

Participé en una hermosa entrevista con otros chicos de la Generación Z para hablar sobre la diversidad funcional y surgió la Magia. Como siempre el Universo sabe qué es lo mejor para todos nosotros. Espero haber podido transmitir un mensaje de Amor, Felicidad y Esperanza.

Gracias a Marta, Patxi, Aitor y Gaizka, por ayudarme un día más a recordar qué es lo importante y a darme cuenta de que soy eterna aprendiz de lo que surge de mí cuando me convierto en un canal que expresa el Amor Verdadero que soy.

Os invito a todos a escuchar y compartir mi participación en este Podcast maravilloso. Y recordad ¡SÍ SE PUEDE!, independientemente de las circunstancias.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#AnyPascual

¡ESTAMOS EN DOJO!

“Nuestra existencia es tan transitoria como las nubes del otoño”. Buda.

En el mundo de hoy, sobre todo en las ciudades, las prisas y la tecnología nos hacen a veces olvidar en qué momento del ciclo anual nos encontramos. Sin embargo, debemos ser conscientes de los mismos para abrirnos a la armonía del mundo. Es esencial conectar con los ritmos de la naturaleza, percibir los cambios y los ciclos, en el macrocosmos y en el microcosmos de nuestro interior y sentir cómo se manifiestan el transcurrir de los días y noches y las estaciones.

En japonés dōjō (道場) significa literalmente «lugar donde se practica la Vía» o «lugar del despertar» y se refiere a la búsqueda del equilibrio físico, moral, mental y espiritual. Los dojos son los períodos de transición entre las estaciones, alrededor de los dos solsticios y los dos equinocios. Duran aproximadamente dieciocho días. La Tierra al girar en torno a su eje se relaciona con los ciclos de la naturaleza y los ciclos de la vida. En estas dos o tres semanas la energía de una estación se va desvaneciendo mientras comienza a sentirse la de la siguiente. 

Esta metamorfosis del mundo nos cambia también a nosotros. Con el paso de las estaciones no solamente cambia la naturaleza que nos rodea, también se transforma nuestra existencia, que sintoniza con nuevos ritmos de luz y oscuridad, de calor y frío, cambios en la humedad y en los vientos que renuevan el aire, cambios de actividad en los ciclos del agua, flora, fauna y cielos. Por eso las personas muy sensibles se sienten revueltas y no es extraño que realicemos una limpieza en forma de gripe, diarrea o aparezcan síntomas de viejas lesiones físicas.

Es por ello que es especialmente importante mantenernos centrados durante estas transiciones y en contacto con la tierra. Aprovechemos para observar nuestro interior, estos días de conclusión, de quietud y de preparación para el cambio. Es buen momento para cuidarnos y cuidar a los que nos rodean.

Soltemos lo que ya no sirve, reforcemos nuestro interior y preparémonos para renacer a un nuevo momento, para la transformación.

#anayany

#dojo

#salutogénesis

#vidafeliz

#amorinfinito

UNA DE CUENTOS (XXXIX)

NECESIDAD

No necesitas café; necesitas dormir.

No necesitas nicotina; necesitas caminar.

No necesitas alcohol; necesitas reír a carcajadas.

No necesitas sexo duro; necesitas conexión.

No necesitas estupefacientes; necesitas pensar.

No necesitas estimulantes; necesitas que te abracen.

No necesitas alucinógenos; necesitas arte.

No necesitas televisión; necesitas poesía.

No necesitas consumir más; necesitas ir a la naturaleza.

No necesitas creencias culturales; necesitas cuestionar.

No necesitas juzgar; necesitas empatizar. 

No necesitas relacionarte por interés; necesitas amor propio.

Te necesitas a ti.

Me necesito a mí.

(Anónimo). 

UNA DE CUENTOS(XXXVIII)

La mariposa azul.

Cuenta esta leyenda oriental, que hace muchos años, un hombre enviudó y quedó a cargo de sus dos hijas.

Las dos niñas eran muy curiosas, inteligentes y siempre tenían ansias de aprender. Constantemente le hacían preguntas a su padre, para satisfacer su hambre de querer saber. A veces, su padre podía responderles sabiamente, sin embargo, las preguntas de sus hijas le impedían darles una respuesta correcta o que convenciera a las pequeñas.

Viendo la inquietud de las niñas, decidió enviarlas de vacaciones a convivir y aprender con un sabio, el cual vivía en lo alto de una colina. El sabio era capaz de responder a todas las preguntas que las pequeñas le planteaban, sin ni siquiera dudar.

Sin embargo, las dos hermanas decidieron hacerle una pícara trampa al sabio, para medir su sabiduría. Una noche, ambas comenzaron a idear un plan: proponerle al sabio una pregunta que no fuera capaz de responder.

-¿Cómo podremos engañar al sabio? ¿Qué pregunta podríamos hacerle que no sea capaz de responder?- preguntó la hermana pequeña a la más mayor.

-Espera aquí, enseguida te lo mostraré- indicó la mayor.

La hermana mayor salió al monte y regresó después de una hora. Tenía su delantal cerrado a modo de saco, escondiendo algo.

-¿Qué tienes ahí?- preguntó la hermana pequeña. La hermana mayor metió su mano en el delantal y le mostró a la niña una hermosa mariposa azul.

-¡Qué belleza! ¿Qué vas a hacer con ella?

-Esta será nuestra arma para hacer la pregunta trampa al maestro. Iremos en su busca y esconderé esta mariposa en mi mano. Entonces le preguntaré al sabio si la mariposa que está en mi mano está viva o muerta. Si él responde que está viva, apretaré mi mano y la mataré. Si responde que está muerta, la dejaré libre. Por lo tanto, conteste lo que conteste, su respuesta será siempre errónea.

Aceptando la propuesta de la hermana mayor, las niñas fueron a buscar al sabio.

-Sabio- dijo la mayor- ¿Podría indicarnos si la mariposa que llevo en mi mano está viva o está muerta?

A lo que el sabio, con una sonrisa pícara, le contestó: “Depende de ti, ella está en tus manos”.

Esta leyenda japonesa nos recuerda que nosotros somos los responsables de nuestras acciones cotidianas y de sus consecuencias.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

UNA DE CUENTOS

“Era un hombre muy destacado profesional, social y políticamente. Pero un día sintió que había empezado a padecer una enfermedad muy rara. Entonces se enteró de que en un lejano país había un médico de incomparable sabiduría y lo mandó llamar.

– Te daré todo lo que me pidas si me curas- dijo el hombre.

– Pues en ese caso, y antes de que te examine con detenimiento, dime cómo sientes tu enfermedad- le dijo el médico.

El hombre se expresó así:

– Cuando soy halagado por otros, no siento orgullo; cuando los demás hablan mal de mí, no me siento desdichado. Cuando gano algo, no me siento dichoso por ello, y cuando pierdo algo, no me pongo triste. La vida y la muerte, las riquezas y las pobreza, la fortuna y la desgracia son lo mismo para mi. Cuando estoy en casa me siento como si estuviera de paseo y cuando estoy en mi país me siento como si estuviera entre extraños. Desde que padezco esta rara enfermedad, he perdido todo interés por hacerme famoso, y no me importan los títulos, ni la celebridad, así como tampoco me preocupan las leyes y normas, ni me interesa la toma del poder, la caída del gobierno, ni mucho menos los políticos, y no me afecta el humor de los que me rodean. A causa de mi rara enfermedad no puedo seguir en mis cargos públicos, ni llevar mis negocios, ni ser padre de familia

– ¿Qué diagnóstico me das? ¿Cómo puedes curarme?.

El médico examinó detenida y cuidadosamente al enfermo y le dijo:

– Puedo ver que en tu corazón hay paz y te queda muy poco para ser un verdadero sabio. Seis de las siete cavidades de tu corazón están completamente abiertas, aunque todavía una permanece cerrada. Este bloqueo es la causa de tu verdadera enfermedad, que consiste en considerar la liberación de la mente y la iluminación como una rara enfermedad. Sólo tú puedes abrir la última cavidad en cuanto te des cuenta de que lo que tomas como una rara enfermedad es la sabiduría”.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito