ESCOGER NUESTRO CAMINO EN LA VIDA

Cuando la vida golpea, es cuando realmente despertamos. Entonces podemos escoger entre distintas formas de afrontar la situación: desde la libertad o desde la esclavitud; o lo que es lo mismo desde la consciencia o desde el miedo; o también lo podemos ver desde el amor o la lucha.

Cada uno debe decidir qué camino seguir: el del crecimiento, el conocimiento y la antifragilidad que exige una actitud interior positiva y un talante firme para no desfallecer, o el de dejar que otros decidan por nosotros.

Nosotras hemos elegido la LIBERTAD, la CONSCIENCIA y el AMOR.

Pero hace muchos años hemos pasado por la esclavitud, el miedo y la lucha así que sabemos lo que es y conocemos ambos lados. Cuando estábamos allí no éramos conscientes de que existían otras posibilidades, pero después de tantos años en este otro lado, cada vez valoramos más haber dado el paso y saber, no solo otras formas de afrontar los problemas, sino cómo mantenernos, crecer y evolucionar. Así podemos beneficiarnos de ambos mundos.

Desde la LIBERTAD descubrimos la naturaleza real del ser humano y que a pesar de las circunstancias se puede vivir en paz, amor y creciendo día a día.

Hemos alcanzado cierto grado de CONSCIENCIA en diversos campos y trabajamos para mantenerla, compartiendo nuestras experiencias y participando de corrientes de energía viva que velan por la sabiduría compartida.

Para alcanzar la libertad interior y completar la conquista de la vida y la evolución consciente, nosotras hemos elegido vivir desde el AMOR pleno en la actividad diaria, creando nuestras propias circunstancias y situaciones, trabajando duro, desarrollando la comprensión y disponiéndonos para recibir SABIDURÍA. No es fácil, pero cuando encuentras a buenos Maestros, el camino se hace más ligero.

Así nuestra vida se ha transformado en un camino existencial, por dolorosa que haya sido la situación de la que hemos partido, ahora sabemos que nada en sí mismo es un obstáculo sino que se convierte en soporte para mejorar.

Sabemos que para ser antifrágiles hay que ser a la vez recias y mansas, controladas y fluidas. No descuidar la actitud de coraje, enfrentando los miedos y temores, apreciando la destreza y trabajando el carácter. Porque la verdadera motivación está en nosotras y nuestro motor más potente es el AMOR.

Seguimos queriendo aprender como el primer día, a nivel de lo cotidiano y aún más allá, y estamos siempre preparadas para los cambios, sin ser rígidas ni impulsivas. Neutras.

Este es nuestro propio desafío para el Año Nuevo. Nuestro reto, donde la apatía no tiene hueco en nuestro ánimo y donde nunca cederemos a las dificultades que se nos presenten en el camino.

Adquiriremos aún más Sabiduría para seguir y aunque somos conscientes de que no se adquiere gratuitamente, todo tiene un precio, nosotras caminaremos más duro que nunca desde la LIBERTAD, la CONSCIENCIA y el AMOR.

Desde anayany.com trabajaremos aún más nuestra salutogénesis y antifragilidad porque sabemos como hacerlo, tenemos grandes Maestros y vamos a poner de nuestra parte toda la energía focalizada en un punto vital: la mejora constante a todos los niveles.

#anayany
#amorinfinito
#antifrágil
#vidafeliz

NOSOTRAS ELEGIMOS AMAR

«Si amas una flor, no la recojas. Porque si lo haces morirá y dejará de ser lo que amas. Entonces si amas una flor, déjala ser. El amor no se trata de posesión. El amor se trata de apreciación». Osho.

El amor es un estado, no tiene nada que ver con nadie más. No nos enamoramos, somos amor. No debemos confundir amor con una relación.

Por supuesto, si somos amor estamos enamorados, pero ése es el resultado.

El odio es amor al revés no lo contrario del amor. El odio solo está presente en la baja vibración.

Y el miedo es exactamente lo contrario del amor.

Con el miedo nos encogemos, con el amor nos expandimos.Con el miedo nos cerramos, con el amor nos abrimos. Con el miedo dudamos, con el amor confiamos. Con el miedo nos quedamos en soledad. Con el amor se desvanece la soledad.

Los niños no tienen miedo. Nacemos sin miedo. Puro amor.
Si les ayudáramos y apoyáramos para que permanecieran sin miedo… Si les ayudáramos a abrazar a los árboles y a visitar las montañas, y a nadar en el mar y los ríos…para ser aventureros, aventureros de lo desconocido, y fomentáramos una búsqueda, en vez de darles creencias, entonces, los niños seguirían siendo siempre grandes amantes, amantes de la vida.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

LA ARROGANCIA DEL QUE NO SABE QUE NO SABE

“Mantener el cuerpo con buena salud es un deber, de lo contrario no seremos capaces de mantener nuestro cuerpo y mente fuertes y claros.” Buda.

Es importante estar abiertos a aprender cosas nuevas. A menudo mantenemos viejas creencias que no son realistas y a veces incluso sabemos que son cosas que no han dado resultado en décadas.

En el mejor de los casos simplemente esperamos que terceros se responsabilicen de nuestra vida (el banco, el médico, el supermercado…), sin nosotros hacer nada.

La vida no es un proceso pasivo, sino activo.

Es importante ser conscientes de lo que nos rodea y reconocer que hay cosas que no van como nos gustaría.

Cuando uno es consciente de que puede mejorar, ya sea con cambios radicales o poco a poco, debe ser constante, ya que cualquier proceso casi siempre necesita tiempo, más o menos dependiendo de cada persona.

A menudo nos hacemos la ingenua pregunta de si existe la solución milagrosa a los problemas. Pues NO, NO EXISTE. Lo más parecido a una solución es un cambio.

El camino comienza cuando tenemos la intención de cambiar y dejamos ir nuestras viejas creencias que nos han causado problemas o no nos han ayudado a solucionarlos.

La responsabilidad total de lo que hacemos en nuestra vida recae en nosotros mismos, somos los caminantes de nuestro camino.

Y aunque la vida tiene diferentes posibilidades para cada persona, se necesita tiempo y reflexión para dilucidar qué significa para cada uno vivir y a qué estamos dispuestos a renunciar, pensando siempre que vamos tener una recompensa: ser felices.

Está claro que invertir en salud, felicidad y libertad tendrá resultados muy positivos para nuestra vida.

La felicidad, la salud y la libertad son las mayores riquezas para el ser humano.

Y aunque a veces nos encontremos con personas que cuestionen nuestros valores y estilo de vida, está en nuestras manos ser compasivos y no intentar convencer a nadie de nada, simplemente respetar su caminar, quizás un poco más lento que el nuestro.

Otra cosa es ser arrogante, con una carga negativa muy alta, y presumir de escepticismo cuando no quieren ver más allá de sus narices. Y juzgan, diciendo “no me cuentes más de esa chorrada”, “es que a mi las pseudociencias…”, “esto no es cierto”, etc., basándose en el credencialismo y ridiculizando lo que no saben por ignorancia.

La arrogancia es una actitud ineficiente e insostenible que limita nuestra capacidad de ver y comprender las cosas desde una nueva perspectiva y nos impide evolucionar como seres humanos.

Por el contrario, la humildad de reconocer que no sabemos y que estamos dispuestos a aprender, nos permite desarrollar un sano y constructivo escepticismo. Es decir, la actitud de explorar aquello que desconocemos para expandir nuestra comprensión y entendimiento.

Por eso, es esencial estar abiertos a lo nuevo, pero sin creernos nada de lo que nos digan. Veamos e informémonos. Es más, hemos de analizar, cuestionar y contrastar detenidamente toda la información que nos llega y, en la medida de lo posible, verificarla a través de nuestra propia experiencia.

Para adoptar una postura crítica frente a la realidad, es imprescindible comenzar por ser autocrítico con uno mismo, cuestionando el núcleo desde donde procede nuestra forma de pensar.

El mayor obstáculo para evolucionar como seres humanos y progresar como sociedad es apegarnos a nuestro viejo sistema de creencias.

Es hora de cuestionarnos nuestro modo de vivir.

Darnos la oportunidad de probar, para conocer y, si no funciona o no nos gusta o no es verdad, hablar de ello con criterio.

Seamos los creadores de nuestra vida desde la humildad del que aprende a diario, y seamos compasivos con los que sin saberlo, ignoran la alternativa desde la arrogancia.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito

COMPASIÓN O AMOR INFINITO

“No existe nada malo en nuestros hogares y país que un poco más de compasión, cuidado y amor no puedan curar. Somos todos hermanos y hermanas y debemos ayudarnos mutuamente cuando es necesario.” Roberto Clemente.

Nosotras la Compasión la entendemos como Amor Infinito.

El problema es que el término compasión ha adquirido en nuestra cultura cierta connotación negativa relacionada con la pena.

Y al mismo tiempo muchas veces se utiliza la palabra amor, que tiene muchos grados y matices, de muchas formas que se alejan del concepto puro de compasión.

Por eso nosotras hablamos de Amor Infinito, el más profundo, el que sustituye a la palabra Compasión, por ser malentendida.

El Amor Infinito no se trata solamente de comprender el sufrimiento material, afectivo, o la angustia. Es llegar a ser como el otro, tener la capacidad y la sabiduría para conocer el espíritu de la otra persona.

No se trata de amar solamente, sino que debemos identificarnos con su ser interior.

En el amor egoísta se es siempre dos. Se trata siempre como una dualidad, una oposición entre los miembros de ese amor.

El Amor Infinito es unidad. En la compasión, los dos seres nos fundimos en uno.

El amor es relativo. La compasión es comunión total entre dos seres.

Desde el Amor Infinito cuando nos encontramos con los demás, nos convertimos en los demás.

La verdadera compasión es auténtica simpatía.

Cuando existe Amor Infinito nos olvidarnos por unos minutos de nosotros mismos y nos convertirnos en el otro.

Pero el Amor Infinito debe ir acompañado siempre de sabiduría.

El amor es ciego sin sabiduría.

Por ejemplo, muchos padres sin darnos cuenta amamos a nuestros hijos con un apego egoísta. Si estamos demasiado apegados a ellos, no los amamos verdaderamente, porque no somos capaces de sentir la verdadera compasión. Estaremos ciegos, y eso no será positivo para ninguno de los dos. Lo mismo puede pasar con la pareja.

Amemos Infinito. Tengamos Compasión. Y seamos conscientes de que el amor también puede hacer daño si no lo extendemos hasta el Infinito.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

LA VIDA HAY QUE VIVIRLA CON KARMA

“La arrogancia dice: esto es absurdo. La experiencia dice: esto no puede ser. La razón dice: esto no es lógico. Pero el corazón solo dice una cosa: atrévete” Mario Alonso Puig.

Muchas cosas ocurren, y no podemos hacer nada por evitarlas.

Sin embargo también hay muchas cosas que podemos ayudar a que pasen, y ese es el verdadero camino. Cuando pasan lo hacen como consecuencia de haber tomado acción. Realmente, desde el primer momento tenemos que creer que van a pasar. Si no, nos estaríamos engañando a nosotros mismos. Accionamos para crearlas en el camino.

Por ejemplo, si la homeopatía no es más que “azúcar” ¿por qué se le ha caído solo uno de los pólipos nasales a Any? Lo que está claro es que para nosotras ES mucho más: nos informamos, formamos y accionamos para tener resultados, aunque a veces a parezcan increíbles para quienes no accionan.

Karma literalmente significa acción, nuestras acciones son la causa de lo que experimentamos.

Pero hay que darse cuenta de que hace referencia a “lo que hacemos con lo que nos ocurre” y no a lo que “nos ocurre”.

Es el conjunto de acciones que tomamos para decidir, o no, ser felices a pesar de las circunstancias, y no es producto de la casualidad sino de la causalidad.

No debemos jugar a ser dioses, pero sí hacer que las cosas sucedan.

Y saber que si nuestras acciones y pensamientos son negativos, y están desconectados de nuestras emociones, producirán sufrimiento.

Y si por el contrario nuestras acciones son compasivas, nobles, y existe una plena conexión mente-corazón, seremos mucho más felices.

Nada nos puede librar de padecer pérdidas, enfermedades, cambios dolorosos… pero cuando podemos aceptar lo que nos pasa estamos creando una cadena causal de bienestar y felicidad. Cuando reaccionamos negando o luchando, estamos generando una cadena causal de malestar y sufrimiento.

En la causalidad participan acciones físicas, verbales, emocionales y mentales.

Para el Dharma o ley de la naturaleza, las mentales son las más importantes, ya que configuran la Intención, el verdadero factor que determina la dirección de nuestros actos.

Como método de atracción nosotras muchas veces utilizamos la verbalización o la visualización.

Y está claro que, por mucho que trabajemos nuestra mente y visualicemos muy bien, si nosotras por ejemplo no le hacemos ABR a Any, es imposible que ella consiga tantos resultados a nivel físico.

Por eso trabajamos todos los campos a la vez.

El verdadero Karma es la acción positiva, y ella es la causa que nos genera resultados positivos en el presente y en el futuro.

El camino para poder generar una cadena causal feliz, para poder construir una vida virtuosa, es reducir al mínimo la reactividad de nuestra mente y mantener una intención saludable en nuestras acciones.

Entrenar nuestra mente para construir una existencia feliz, causalmente feliz, deliberadamente feliz, está en nuestras manos.

Os recomendamos ojear el libro “El Agua: Espejo de las Palabras” de Masaru Emoto donde expresa como “la confianza es la capacidad de aceptación” y donde se ve perfectamente el poder de la verbalización. Gracias por el regalo @DrTinao

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

VIVIR CON ENTUSIASMO

“La única manera de vivir a plenitud es asumir lo que somos, independientemente de lo que los demás quieran que seamos”. Ángela Becerra.

El entusiasmo se produce cuando disfrutamos del camino, cuando sabemos dónde queremos llegar desde el SER.

Entonces visualizamos y actuamos desde el entusiasmo, la seguridad y la felicidad.

No hablamos de un entusiasmo ególatra y puntual, sino del entusiasmo que experimentamos en el camino, concentradas en la rutina cotidiana.

Las dificultades en sí mismas dan a veces mucha experiencia y nos enseñan lo que es la resiliencia. Pero esto, en nuestra opinión, no es nada comparado con el valor de esa misma experiencia vivida con entusiasmo, en calma y felices a pesar de las circunstancias.

Para ello es necesario mantenernos tranquila y constantemente en el camino.

Cuando uno se esfuerza, y se entusiasma y excita demasiado, la mente nos entorpece y se embota. Esto no es bueno.

Hacer el camino es como hacer el pan: hay que mezclarlo todo poco a poco, paso a paso, y requiere una temperatura moderada. Porque si nos excitamos demasiado, nos olvidaremos de cual es la buena temperatura y perderemos la orientación, el entusiasmo, el disfrute del camino… lo cual es peligroso.

Cada cual se conoce bien a si mismo y sabe exactamente lo que necesita.

Nuestro querido Leonid Blyum, por ejemplo, tiene entusiasmo por acercar el trabajo fascial a todas las familias de niños con problemas del movimiento desde la ciencia y los resultados reales de cosas alcanzables trabajando la fascia los padres en el hogar, porque con ello sabe que entre todos cambiaremos el mundo de la discapacidad. Y a nosotras nos entusiasma poder trabajar con alguien con tan altas capacidades en todos los aspectos. Y esto nos permite estar en simbiosis, paz y tener seguridad.

Pensar en los honores, ya sea en términos de importancia, popularidad o dinero, es objeto del ego, pensar en la finalidad de la mejora para todos es el verdadero ENTUSIASMO que alimenta el trabajo constante.

Tenemos que saber ver que cuando el camino es tranquilo y disfrutamos, la misma vida cotidiana es emocionante.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#vivirentusiasmadas

LA ALEGRÍA DE VIVIR CON VÍCTOR KÜPPERS.

“Que nadie llegue jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz”. Santa Teresa de Calcuta.

Ayer estuvimos en Molina del Segura con Víctor Küppers :-).Nos reímos como hacía tiempo que no lo hacíamos, y al mismo tiempo nos hizo reflexionar sobre algo que para nosotras es fundamental en la vida: ser felices, aunque él lo llame la alegría de vivir.

CEU TALKS Molina del Segura

Nos habló de la importancia de aprender a tener una buena actitud ante la vida desde pequeños.

Asegura que en general y salvo circunstancias dramáticas, cada uno tiene la actitud que quiere.

No nos damos cuenta de que es una opción personal pero no deja de ser nuestra gran libertad, nuestra gran responsabilidad.

“En cada instante elegimos nuestra actitud; en cada instante decidimos ser alegres o cenizos, sonreír o no, ser amables o ser unos melones, ayudar a alguien o pasar. Por eso cada instante nos acerca un poquito más a la grandeza como personas, o cada instante nos acerca más a la mediocridad”. Küppers.

Uno de los trucos que nos propuso es saber elegir nuestra mejor actitud en cada momento con las cosas que nos van pasando. Al principio puede costar mucho, pero cada vez será más fácil.

Víctor Küppers

“Cuando uno coge el hábito, acaba formando parte de tu manera de ser. Así se suman minutos fantásticos, que son los que todos merecemos. Las circunstancias no las podemos cambiar muchas veces, pero la actitud depende solo de nosotros”. Küppers.

El estado “normal” de una persona es estar feliz, no sufrir. Y para eso necesitamos también crear entre todos una Sociedad que sonría más.

Nos propone trabajar, lo que nosotras llamamos felicidad, a través de la psicología positiva, ya que somos nosotros mismos los únicos responsables de nuestro estado de ánimo y de los hábitos que desarrollamos.

“Se puede aprender a ser optimista y a vivir la vida con alegría”. Küppers.

Trabajemos las emociones y la actitud desde pequeños para que seamos personas felices y capaces de transformar la sociedad.

Otro de los trucos que nos dio es leer a los sabios. Aprender de los mejores para nosotras siempre ha sido un atajo en el camino, así que ya estamos manos a la obra.

Su humildad, su verdad y su sencillez nos llegaron al corazón. No parece muy espiritual, según la percepción de Any, pero sin duda es UN MAESTRO.

Finalizó su ponencia afirmando que la manera más rápida y sencilla para ser feliz es ser amable con los demás.

“Así de simple”. “Cuando tú haces feliz a los demás, tú también te sientes mejor”. Küppers.

Así que todos salimos de allí con una gran sonrisa, con una alegría de vivir maravillosa y bañados en humildad, sencillez y cariño.

Nosotras sabemos que se puede ser feliz a pesar de las circunstancias, aunque no sea fácil. Por eso trabajamos día a día nuestras emociones desde el amor, la paz y la felicidad.

Gracias, Víctor.

P.D. Compartimos sus autores favoritos a los que nosotras ya leemos o vamos a incorporar a nuestra biblioteca: Stephen Covey, Jaques Philippe, Josep Maria Alimbau, Martin Seligman, James Hunter, Anthony de Mello, Georges Chevrot, Thomas Mann, Barbara Fredrickson, Tolstoi, Charles Dickens, Victor Frankl, Joan Bestard, Santa Teresa de Calcuta…

¡A leerrrrrrr!

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#VíctorKüppers

DISFRUTAR

“Da un paso atrás, evalúa lo que es importante, y disfruta de la vida” Teri Garr.

Disfrutar de la vida día a día.

Nosotras disfrutamos con todo lo que hacemos: en nuestro hogar o fuera, con lo que comemos, de la buena compañía, con lo que leemos… es el mayor motor de nuestras vidas. Disfrutar con todo.

No se trata de perseguir un fin, como sería un deseo que es egoico en realidad, o de ser ilusas, sino que simplemente nuestro propio camino es el que genera el disfrute.

Para nosotras recorrer el camino es el logro y entonces no hay diferencia entre logro final y el logro de los pasos que se dan día a día. Todos los días damos las gracias por poder disfrutar de un día más y lo valoramos así.

Lo más normal es pensar que se disfruta solo si hacemos cosas. Por ejemplo si pensamos “disfruto yendo al cine” parece que si no podemos ir al cine no podemos disfrutar, pero entonces estamos poniendo el disfrute en algo externo.

Disfrutar es algo distinto, no basado en algo en concreto. Es producto de estar totalmente presentes en lo que hacemos y disfrutarlo a tope. En el ejemplo anterior si disfrutamos yendo al cine porque ahí no pensamos en los problemas, ese es el problema. Pero si aplicamos el principio de estar presentes se puede disfrutar y tener nuestra mente en paz en cualquier lugar, no hace falta huir al cine. Leyendo un libro, tomando el sol en la terraza o haciendo la terapia, nosotras disfrutamos de cada pequeña cosa, no necesitamos escapar.

Entonces la llave del disfrute está en ser conscientes plenamente de lo que hacemos, mientras que el ego nos ha vendido que el goce es la consecución de un resultado o hacer algo concreto.

Cuando somos conscientes de lo que hacemos, nuestra vida pasa a estar dirigida por ese SER que somos y no por influencias externas.

Entonces es cuando sentimos que todo el universo vibra con nosotras en la misma frecuencia a pesar de las circunstancias.

Tradicionalmente siempre se nos ha dicho que para lograr una meta hay que poner mucho esfuerzo, y que al final, sólo al final y si el esfuerzo ha sido suficiente, se llega a alcanzar lo deseado. Ese es el montaje del ego.En realidad eso es falso ya que la culminación del deseo se acaba en seguida y siempre queremos más.

Aprendamos a disfrutar del camino.

Recordemos nuestra vida. Hace 10 años. Yo era una Mamá Especial que no paraba en todo el día. Me tiraba horas y horas yendo y viniendo a terapias, pruebas, etc. pensando que cuantas más cosas hiciera, mejor estaría mi hija. En el mejor de los casos, tras forzar al máximo, llegaba a obtener algún pequeño resultado. Veía cumplido mi deseo y podía pensar que todo el esfuerzo anterior se justificaba. Pero los momentos de gloria pasaban, siempre había una próxima meta, así que volvíamos a empezar otra vez en un círculo vicioso. La tensión y el estrés eran continuos y no había tiempo para disfrutar.

Veamos el ahora. Una Mamá Especial que ya ha pasado por todo eso y decide probar una vida más tranquila, aunque al principio le cuesta porque tiene la sensación de que ella hace menos que las demás. Pero ya tienen la experiencia propia y la de todas las demás madres que durante años han hecho de todo. Ahora se ha informado, formado y trabaja a diario por su hija en casa obteniendo resultados mucho más satisfactorios y globales que cuando iba a miles de terapias. Descubre que lo importante no es hacer muchas cosas, lo importante es decidir disfrutar del camino con su hija aunque eso externamente no se valore, pero para ellas tiene una importancia capital. Ahora su tiempo se reparte entre trabajo real de terapia en el hogar, no se trata de no hacer sino de hacer consciente, y al mismo tiempo y durante el resto del día, disfruta de cada pequeña cosa con su familia.

En resumen: es en el camino no en la meta donde reside el disfrute.

Disfrutar de lo que hacemos es algo que está totalmente a nuestro alcance, ya sea como yo, haciéndole la terapia a mi hija en la calidez del hogar mientras escuchamos música y nos damos amor mutuo, o en la playa un buen día de sol o…

Esa sensación de gozo debe estar presente en toda nuestra vida.

Y para disfrutar no hay que pedir permiso a nadie, ni a la mente.

Es una simple vivencia al alcance de todos.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

ACEPTACIÓN

“La aceptación es el amor incondicional a todo lo que ES, incluidos nosotros mismos” Any Pascual.

En la vida, evidentemente, muchas cosas de las que nos suceden no son agradables.

Entonces solo queda una solución; aceptar que esto, sea lo que sea, es lo que es ahora, en el presente, ahora, y en consecuencia actuaremos sin ponerle carga negativa a lo que nos toque hacer. Desde la verdad, el trabajo y el amor.

Ello significa estar en paz con todo lo que hacemos aunque por supuesto no nos tenga porque gustar, o si.

Tener un hijo con una enfermedad grave, por ejemplo, no es una realidad agradable, pero la aceptación del momento presente, nos debe permitir mantener la paz.

Hagamos en nuestra vida todo lo que nosotros consideremos oportuno desde el conocimiento, el corazón y con amor. Esto nos ayudará a estar bien en los momentos más relajados y poder llevar los más duros.

Ser Mamá Especial, otro ejemplo, a los ojos sociales del mundo puede parecer un sacrificio vital, pero realmente si vivimos día a día desde el amor, la aceptación y con compasión se creará inevitablemente esa fortaleza ante lo que nos sucede y seremos cada vez más conscientes y felices.

Trabajemos, estudiemos y despertemos para poder ser lo suficientemente fuertes para no dejar que lo externo, el pasado o el futuro nos afecte y altere nuestra paz. La paz empieza cada día en nosotros.

Esto es aplicable a cualquier situación de la vida que no nos guste, nos angustie o nos preocupe.

Si sufrimos por no poder aceptar una situación, debemos despertar para poder ser felices a pesar de las circunstancias. Si podemos mejorar nuestras vidas, trabajaremos duro para mejorarlas, y si no, aceptemos la ayuda necesaria.

Por ejemplo puede ser que un médico nos de su punto de vista (operaciones, órtosis, terapias…) pero si nos hemos informado y formado y no estamos de acuerdo con esa vieja visión de rehabilitación, entonces podemos cambiar tranquilamente de médico. Eso puede tener a corto plazo consecuencias, muchos papeleos y explicaciones por ejemplo, pero debemos actuar haciendo lo que podemos aceptar en nuestra vida, y no en contra de nuestro SER porque a la larga puede ser mucho peor. Se trata de no luchar en la vida sino disfrutar de nuestros hijos.

Aceptemos, trabajemos duro y elijamos vivir despiertos en paz y felicidad a pesar de las circunstancias.

Busquemos nuestra paz para aceptar nuestra vida.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito

ELIMINEMOS LOS DESEOS DE NUESTRA MENTE Y TOMEMOS ACCIÓN

“Solo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos.” Voltaire

Lo más normal es que nos queramos liberar del dolor o del miedo. Pero parece un signo de escasez o extraño limitar nuestros deseos, sin darnos cuenta que el poder viene del hacer y el problema del desear.

No le demos supremacía al ego en nuestras vidas. Desde el ego siempre deseamos más y más…

El ego es básicamente “lo que creemos, pensamos que somos”: ”yo soy…” Sin darnos cuenta que no “somos” lo que pensamos. Es solo una ilusión de nuestra identidad.

Despertemos.

La mente egoíca está dominada por el pasado y se identifica fundamentalmente con las cosas: “mi” coche, “mi” marido, “mi” hijo, “mi” casa… y claro cuando desaparece algo de esto, nos venimos abajo. Nuestra cultura premia esas identificaciones, en eso se basa la sociedad de consumo.

Toda manifestación del tipo “ has visto lo que soy/tengo/opinan/gano/quiero/me quieren…” son manifestaciones de ego pues identifican el SER con algo externo a nosotros, en términos de los inexistentes “bueno” o “malo”.

Claro que alguien puede decir: “Mi problema no es de ego, mi problema es de …” Ese es el que más padece de ego, simplemente habla desde la infelicidad y eso es egoico total. Cuando estamos en el ego consideramos que somos felices cuando las cosas del mundo exterior se alinean con las ideas que nos hacen infelices: “si tuviera `x´ sería feliz” o “si no fuera por lo que me pasó”… No tiene por qué ser algo material, puede ser una idea mental. Por ejemplo toda comparación es egoica, por eso compararnos hace daño.

Si logramos despertar no solucionaremos la situación o problemas que vivimos, pero por lo menos no nos causarán sufrimiento y podremos trabajar en el camino correcto.

Quien es consciente puede ser feliz por encima de las circunstancias.

Trabajemos la consciencia dándonos cuenta de que existe el apego y de que continuamente alimentamos nuestro ego. Ese será el primer paso para despertar. Si somos más o menos felices en nuestra vida, vamos por el camino correcto, si todavía prevalece el “pero…” o la queja, debemos seguir trabajándonos.

El ego está en todo deseo. Cuanto más se desea, más se adquiere, y a efectos del ego, más se es. Por eso el deseo, todos los deseos, no tienen fin, siempre se quiere más y más y más…

La estructura del ego es todo, todo y todo. Aparecen conceptos como: “yo” “mío”, “más que”, “quiero”, “necesito”, “no es suficiente” o los similares “¡Cómo te atreves!”, “¡Esto es indignante!”, “ Tengo razón”, “Yo lo sé”, “Esto no se hace”, etc.

Hasta que reconozcamos en nosotros estos problemas y seamos capaces de frenarlos, la idea de la felicidad verdadera será imposible.

Trabajemos en hacer consciente al ego inconsciente para rehuirlo.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito