NUESTRO YOGA TERAPÉUTICO

Nuestros momentos de Yoga los forman la conciencia corporal, la relajación, la respiración, los mantras, el Mindfulness y la meditación.

Any realiza un gran trabajo día a día adaptado su rutina yóguica a su diversidad funcional. Ella misma percibe y muestra la mejora en su bienestar tras practicar ciertas técnicas y manifiesta que aumenta sus potencialidades y felicidad.

El Yoga ayuda a modificar el alineamiento de nuestro cuerpo a través del reajuste fascia-cerebro. Para ello es preciso conocer y formarnos en la manera en la cual una postura sostenida durante un tiempo determinado (ejercicio isométrico) o en movimiento (isodinámico) modifica parámetros de nuestra biomecánica y la posturalidad.

La fascia es un tejido conectivo que se extiende en el cuerpo como una red tridimensional desde el cráneo a los pies, de anterior a posterior y desde el interior al exterior sin interrupción. Está constituida por fibras elásticas, colágeno, agua y la matriz extracelular. Pero la fascia lo envuelve todo: los músculos, los huesos, los nervios, los vasos sanguíneos y los órganos con sus diversas capas finalizando en tendones o ligamentos.

Las funciones de la fascia son de soporte y estructura del cuerpo, apoyo del movimiento y absorción de impacto, ayuda en la circulación sanguínea, especialmente en el sistema venoso y la circulación linfática, etc.

La modificación negativa de la fascia por algún problema, precede a la congestión crónica en cualquier tejido.

Pero además de la parte física, la fascia conecta nuestro cuerpo y nuestra mente, porque las fascias registran y guardan nuestras impresiones mentales y emocionales.

Nosotras gestionamos en cada momento como trabajar la fascia, bien profundizando más en la parte emocional o en la relacionada con la biomecánica mediante las técnicas ABR.

El cuerpo humano se encuentra afectado por una alta acidificación que afecta al tejido conectivo, por la intoxicación de estar expuestos a pesticidas, químicos, etc. y por una alta concentración de cortisol en sangre producto del estrés. Todo esto favorece que la fascia pierda hidratación y elasticidad.

Por eso, toda ayuda es poca, así que ayudemos a detoxificamos también practicando Yoga Adaptado a nuestras Circunstancias Vitales.

#anayany
#fascia
#yoga

#anayany

#yoga

#fascia

AMAMOS LA VERDAD

“La humildad es andar en la verdad. Pues de nosotros depende”. Santa Teresa de Jesús.

Hay mucha mentira en el camino de la vida. Ya no es fácil fiamos. Por eso hay que recuperar el amor a la verdad. Y para eso hace falta mucha humildad.

Todo lo que es verdad es belleza. Es tan fácil de ver, aunque claro, solo los que viven de verdad lo ven. Porque la verdad jamás daña a una causa justa.

Cuando en nuestro sufrimiento previo al despertar interior nos aferramos a la verdad, es cuando comenzamos a andar. Por eso debemos practicar conscientemente la atención plena y aunque cometamos errores, levantarnos, aprender y no alejarnos de la senda. El silencio ayuda mucho a la verdad ya que el ser humano requiere de su conocimiento interior para vivir feliz.

Es tan fácil y bonito vivir de verdad, porque la verdad se nutre a si misma y cada vez nos da más verdad. Al contrario que la exageración y la mentira que no son buenas compañeras.

Pero cuidado, creerse en la verdad absoluta y apegamos a ella, transforma la verdad en un dogma que nos separa de la realidad. Un dogma que se instala fácilmente en nuestro pensar y que implica intolerancia. Que se detecta fácilmente porque piensa que las cosas están bien o mal en función de si están alineadas o no con nuestra visión. Los demás son buenos o malos siempre en función de si se comportan de acuerdo a nuestra conciencia moral.

Por eso es tan importante la Ética en nuestra sociedad, porque implica la predisposición permanente para hacer el bien, nos muestra que hasta lo que pensamos que es el ideal mas puro esta sujeto a nuestra percepción individual y subjetiva que nos conduce a pensar que nuestra opinión es la única verdadera.

Si queremos estar en paz, lo primero es mirar hacia nuestro interior y saber que si buscamos la verdad tenemos que empezar por SER nosotros de VERDAD.

No hay nada nuevo para enseñarle al mundo. Solo podemos experimentar la vida a nuestra manera, y nosotras hemos elegido a la verdad, la belleza y a la no violencia, entre otras, como compañeras para experimentar una vida plena.

#anayany
#amorinfinito
#amamoslaverdad

DESDE EL PRIMER DÍA: EDUCACIÓN EMOCIONAL

“La salud depende de estar en armonía con nuestras almas” Edward Bach.

Nuestros hijos son seres emocionales desde que nacen. De bebés, a veces nos tiran del pelo, escupen la comida, tiran los juguetes y sonríen…y así llegan casi sin darnos cuenta a la adolescencia, expresando ese mismo carácter y esa rebeldía, de otra forma diferente, pero con el mismo objetivo, llamar nuestra atención.

Por eso la educación emocional empieza desde el nacimiento con: la lactancia materna, el colecho, etc. Aunque en la actualidad parece que nos entra la prisa, en el largo camino de la crianza, y queremos que se hagan mayores e independientes muy pronto, cuanto antes mejor. Así que delegamos esa transmisión del vínculo emocional que ofrecemos desde el amor, la seguridad, la calma, la confianza y el bienestar familiar, en terceras personas o instituciones.

Pero si queremos tener en cuenta las emociones y trabajarlas, es algo que requiere paciencia e intuición por parte de los padres. Porque amar es consolar, atender necesidades, apagar miedos o saber dar abrazos o caricias.

Cuidar es un Arte. Intuir las necesidades y saber dar la atención adecuada para sanar esos dolores emocionales, el contacto físico y ese tono de voz capaz de hablar con calma y cercanía, compartir momentos, situaciones, hábitos, risas…son pequeñas cosas que generan auténticas improntas que marcarán el desarrollo emocional a lo largo de toda la vida de nuestros hijos. Consolar, abrazar y estar presente, mejora el desarrollo emocional.

La seguridad, el afecto, el reconocimiento y disfrutar de estímulos enriquecedores con los que favorecer el crecimiento emocional, hacen que las relaciones intrafamiliares y externas, se hagan naturalmente desde el amor, con empatía y por el bien común.

Besemos, acariciemos, acompañemos y juguemos con nuestros hijos todo el tiempo posible, así ellos sabrán reproducir lo que ven en casa, para crear una sociedad más saludable, donde se cambie competencia por colaboración, interés propio por común y ego por amor.

La Familia es el primer Equipo Vital, y cómo afrontarán nuestros hijos sus relaciones en el resto de Equipos (el Colegio, la Universidad, el Trabajo, la Pareja…su Propia Familia) tendrá mucho que ver con cómo ellos han vivido este primer contacto afectivo con nosotros, su Familia.

Enseñemos a los niños a ser conscientes de sus sentimientos más profundos y a gestionarlos.

El mindfulness, por ejemplo, fortalece un circuito del cerebro que regula el control cognitivo y la atención. En Nueva Zelanda han investigado este tema con 1.000 niños de entre 4 y 8 años, a los que han vuelto a ver con 30 años. Cuanto mayor era el control emocional en la niñez, mayor éxito financiero y mejor salud tenían de adultos. Resultó un predictor mucho más fuerte que el cociente intelectual o el nivel económico de la familia. Y una forma de igualar el plano social.

Por eso ESTAR con nuestros hijos, meditar juntos, escucharlos, jugar, compartir…es el mejor regalo que les podemos hacer en este momento y para su futuro.

#anayany
#amorinfinito
#desarrolloemocional

HACEMOS LO QUE NOS GUSTA

“La belleza no consiste en la exclusión de ciertas realidades, sino en la inclusión absoluta de todas, y que todo no es por tanto, limitación, sino infinitud” F. Schiller.

Hacer lo que más nos gusta y disfrutar del hacer lo que hacemos, nos llena de energía e inspiración, viviendo y experimentando lo que queremos y nos hace felices. No hay límites: hasta el infinito y más allá.

Para nosotras no es necesario mucho, ni pensar en grandes cosas, las más simples son las que más disfrutamos.

Aunque a cada miembro de la familia nos gusten cosas diferentes, disfrutamos de las de todos.

Compartamos la felicidad de ver al otro en plenitud y aprendamos a disfrutar de lo mismo, de la esencia. Así será un acto de dar y recibir, compartir y crecer en campos diferentes, hacer lo que nos gusta y acompañar a los demás a hacer lo que les gusta. Y disfrutamos todos de todo.

Pero para hacer lo que nos gusta, primero debemos aprender a amar y apreciar aquello que hacemos. Si no apreciamos las tareas cotidianas que realizamos no podremos disfrutar de nuestros deseos.

Mientras no pongamos todo nuestro corazón y nuestra alma en todo lo que hacemos, no esperemos atraer oportunidades para hacer lo que más nos gusta.

Cuando no deseamos despertar a la verdad, es menos probable que nos lleguen oportunidades para disfrutar de lo nuestro y de lo ajeno.

Sin embargo cuando vivimos felices, a pesar de las circunstancias, aumentamos la probabilidad de crear oportunidades mejores.

Tomemos acción y pongamos amor y disfrutemos, de nosotros, de lo que y de los que nos rodean.

#anayany
#juntosfelices
#hastaelinfinito

EL CABELLO, MI PERSPECTIVA por Any Pascual

Si vamos a hablar de “pelos”, me veo obligada a intervenir.

Mi cabello es una parte de mí, y también más que eso. Para mí, el cabello transmite cosas que mucha gente no es capaz de comprender. Si el mundo entero supiera la importancia real que tiene nuestro cabello, y cuánto refleja de lo que somos nosotros mismos (y de cómo nos comportamos, intrapersonal e interpersonalmente hablando), nuestra conciencia a este respecto cambiaría.

La forma en la que llevamos el cabello importa. No solo para dar una imagen en concreto al mundo exterior (que en nuestra cultura occidental tiene unas implicaciones muy distintas a las que se recogen en las tradiciones y el folklore de otras, como la de los indios americanos), sino como una herramienta para potenciar ciertas cualidades en nuestro interior.

Por ejemplo: la raya al medio de la cabeza se vinculaba con un pensamiento alineado; el cabello suelto se asociaba con la seguridad; el cabello recogido, en cambio, simbolizaba la convicción; el peinado en forma de trenza la unidad del pensamiento con el corazón…

Yo, personalmente, considero que la trenza expresa un entrelazamiento de tres fuerzas diferentes para formar una unidad. Significa, para mí, la unión, relación, convivencia y proporción de energías, como pueden ser el instinto, el sentimiento y el pensamiento, los tres Gunas (Tamas, Rajas y Sattva), el inconsciente, el consciente y la conciencia, o las tres diosas griegas que para mí más significan: Atenea, la sabia, estratega y artesana; Afrodita, la diosa del amor en todas sus formas, de la belleza, del estilo y la elegancia, de la capacidad para fascinar y el poder que tienen las manifestaciones artísticas y las palabras, y, también, de la alquimia; y Hécate (que en realidad es una titánide, pero se le da el mismo tratamiento que a una diosa), la que rige la magia, las encrucijadas (mentales, físicas, emocionales, energéticas, álmicas y espirituales) y todo lo relacionado con ellas y los cambios que traen asociadas, el mundo de los espíritus en general, la capacidad de ver más allá de los espejismos y los artificios (no necesariamente creados con esa intención ya que el ego es mecanismo que nos ayuda a sobrevivir, es un espejismo y un artificio, y mayormente no somos conscientes de ello), la fase nueva de la luna y muchas más cosas. Esas tres diosas, para mí, están vinculadas en una trenza, una vez te haces consciente de su existencia. Desde luego, lo están en la mía. En la religión cristiana serían el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Aunque como ser, yo soy Amor.Eso, con respecto a mi trenza principal.

Tengo también dos trenzas finas, que empezaron a crecer mucho antes de que sintiese que el cabello largo en toda la cabeza era algo importante (y, por ende, liberase mi fuerza como mujer y le permitiese alcanzar el largo, la forma, el peinado, la abundancia y el espesor que deseaba con toda mi alma), las cuales nombré como Nicole y Colette en un momento del cual me acuerdo perfectamente (a pesar de que han pasado ya más de siete años, tal vez ocho), y un flequillo.Nicole es bastante parecida a aquel mechón que a los hombres con el cabello largo en las culturas con esa tradición ancestral se les dejaba crecer en la sien derecha si eran capaces de capturar a un enemigo en la adolescencia. Colette se encuentra en el centro exacto de mi Sahasrara personal, mi chakra corona. Esto tiene un significado que hasta hace tres años más o menos no llegó a mi mente consciente: como yo desde siempre he tenido más energía en Sahasrara que en mis tres primeros chakras (aunque ahora tenga más energía en Anja, el chakra del entrecejo o tercer ojo), y mis chakras cuarto y quinto necesitaban esa energía para funcionar bien, Colette era necesaria como una vía para bajar esa energía a esos planos más densos, por medio de una trenza debido a su significado de unidad. Y sigue haciendo esa función, tras tantos años.

Para mí llevar un flequillo equivale a bajar la energía de Sahasrara a Anja, concretándola lo suficiente como para poder ver e imaginar el pensamiento, y a tener siempre contigo un atrapa-sueños al contrario, que impide que entren en tu sexto chakra (al menos, directamente) energías negativas, puesto que se quedan bloqueadas en el flequillo, al igual que ocurre con las energías negativas de poca intensidad en el resto del cabello, y si te lo lavas bien, por completo, conscientemente, con amor y cuidándolo, se van por el desagüe o se transforman en amor.

Cortar el pelo, en la cultura nativa americana se asociaba a frenar la corriente de la vida, dificultar la recepción y asimilación de la información que llegaba a través de él. A impedir la fusión con la Madre Naturaleza y a perder las habilidades que ella les brindaba. Un indio americano con el cabello cortado veía tremendamente deteriorada su conexión con el mundo sutil, perdía su fundamento, su brújula vital y su honra. Por ello, cuando una tribu perdía una batalla, inevitablemente sus miembros eran sometidos a un corte de cabello. Y lo mismo ocurría cuando un nativo americano era capturado por otra tribu. Así, los captores se aseguraban la superioridad, y eran recompensados con adornos para su cabellera. Llevar el cabello cortado en la batalla era una muestra que indicaba claramente que te habían desvinculado de la fuente de tu fuerza, que habías sido separado de la Madre Naturaleza y de sus dones. Con el cabello cortado, un indio americano era rechazado por su tribu al no contar ya con un lazo con los espíritus que eran venerados. Un nativo con el cabello corto se sentía (lógicamente, debido a sus creencias) perdido, solo, sin recuerdos ni alma ni corazón, pues esas eran virtudes y posibilidades dadas por la Madre Tierra y presentes en ella, de modo que cuando se rompía la conexión la sensación era la de tener un cofre lleno de riquezas del cual no posees ya la llave que lo abre a ti.

En este punto es momento de detenernos, cerrar los ojos, respirar profunda y conscientemente y pensar en lo que significa ahora mismo, sinceramente, nuestro cabello para nosotros. Hagamos de estas enseñanzas algo propio, y valoremos, respetemos y cuidemos, no solo nuestro cabello, sino también todo nuestro cuerpo. Es una bendición, y hay que tratarlo como tal.

Cómo cuidemos nuestro cuerpo es cómo nos cuidamos a nosotros mismos, cómo definamos nuestro cabello es cómo nos definimos a nosotros mismos. Cómo sea nuestro cabello es cómo somos. El cabello es magia y, por lo tanto, todos los seres humanos somos, en realidad, mágicos.

Any Pascual.

#anayany
#amorinfinito
#cuidarelcabello

MÁS QUE PELO

Any tiene una extraña fijación por el cabello desde siempre, consciente e inconscientemente ocupa un lugar simbólico en el desarrollo de su persona. Está convencida de que el cabello juega un papel trascendental en su vida, es el espejo de lo que proyecta y la realidad que percibe de sí misma. También refleja su estado anímico y de los cuidados que se da.

Así que para Any su cabello es algo más que pelo, porque así lo siente, así lo vive y forma parte de sus decisiones vitales tener el pelo tan largo como la naturaleza lo estime.

Desde una perspectiva yoguica el cabello es un regalo que nos puede ayudar a aumentar nuestra energía Kundalini, lo cual a su vez aumenta nuestra vitalidad, nuestra intuición y nuestra tranquilidad. Cuando dejamos crecer nuestra melena estamos alimentándonos de la cantidad justa de Prana como parte de nuestra esencia.

Si decidimos cortarnos el cabello entonces tenemos que ser conscientes de que no solo perdemos parte de esa energía, sino entonces debemos compensar también el alimento extra para nuestro cuerpo produciendo nutrientes para hacer crecer de nuevo el cabello faltante.

Básicamente el cabello es fuente de energía, espejo del alma y reflejo de nuestra autobiografía más certera…

También dicen que cada cabello funciona como una antena, que recibe y canaliza la energía o el Prana a los lóbulos frontales (la parte de la mente que usamos para meditar y visualizar).

En India el hombre sabio se hace durante el día, en la corona de su cabeza, un chongo, para energetizar las células cerebrales, su glándula pineal y su percepción espiritual.

La noche sin embargo es ideal para tener el pelo suelto o en trenza, para equilibrar el campo electromagnético que absorbió durante el día.

Any tiene muy claro que no se lo quiere cortar por el momento, así que la respetamos, ayudamos y disfrutamos de su maravilloso cabello.

#anayany
#masquepelo
#cuidadopersonal

¡FELICES FINES DE SEMANA DE VERANO! (IV)

Este verano vamos a dedicar los fines de semana a cuidarnos aún más. Para compartir y regenerar. Para descansar y recuperar fuerzas. Silencio, ayuno, calma y tranquilidad. Momentos espirituales, de meditación, etc.

Vivir unas horas de paz, conectar con el corazón, relajar las tensiones, escribir y estudiar, perdernos en el no hacer y encontrarnos con nosotras mismas. Es también una oportunidad para cultivar el amor por la familia, cuidar la salud y desconectar de todo. Tiempo para relajarnos y caminar.

Momentos para nosotras, sin wifi y disfrutando de lo que nos rodea.

Este fin de semana lo hemos dedicado a la limpieza interior y exterior. La mente es la casa y la casa es la mente.

Internamente tratamos de estar siempre en orden, tanto en mente como en espíritu.

Pues lo mismo debemos hacer en nuestra casa o cualquier espacio vital en el que nos encontremos. A nosotras nos gusta ordenar y limpiar para que esté saludable y evitar caer en el caos.

Ordenar la casa o cualquier otro espacio de manera consciente y relajada, quitando el polvo como si lo quitáramos de nuestro propio corazón, es importante en el camino a la felicidad. La suciedad y el desorden no favorecen el avance.

Por la mañana, recién levantados, podemos realizar estas tareas de limpieza con toda la familia. Barremos el polvo para remover nuestros deseos terrenales. Fregamos la suciedad para liberarnos de nuestras ataduras. Toda la familia, juntos, como una manera de convivir y de ordenar aquello que tiende al caos de manera natural.

Lo importante está en hacerlo abstrayéndonos de cualquier otra cosa ajena, aprovechando el momento mindfulness que implica cada tarea de limpieza. Que el tipo de energía que le imprimimos a la inevitable faena de la limpieza, pase de fastidioso a un momento de placer por el trabajo y los resultados.

Curiosamente, los beneficios de ordenar el hogar también han sido comprobados por la ciencia: las personas que disfrutamos de ordenar nuestros hogares somos supuestamente más relajadas y tenemos menos estrés, según algunas investigaciones.

Limpiar el hogar mejora nuestras vidas, genera disciplina y ayuda al cuidado de la familia. Así que no hay más que beneficios en el hábito de ordenar y limpiar.

La limpieza del hogar puede ser algo rutinario y fastidioso o algo esclarecedor y una experiencia enriquecedora. Disfrutemos de cada momento.

A nosotras nos parece un tiempo maravilloso para meditar, y cuando terminamos, sentirnos satisfechas con un trabajo bien hecho y regalarnos con un baño refrescante en la piscina para osmotizar y limpiar también por dentro.

#anayany
#vidafeliz
#limpieza

OBJETIVOS

Cuando tenemos un para qué somos capaces de encontrar la resiliencia y la fuerza interna para superar las adversidades.

El sentido de la vida no es reducible a algo espiritual, sino que se trata de descubrir por qué estamos aquí.

Recorrer el camino para ir logrando objetivos, sin perder la alegría, la ilusión y la esperanza, da sentido a la vida.

Transformemos la monotonía en rutina para facilitarnos los pasos, hagamos que las expectativas sean propias y no ajenas para no perder la ilusión, y tomemos la decisión correcta para despertar y no seguir dormidos. De esta forma empezaremos a tener las respuestas que nos ayudarán a alcanzar los siguientes pasos que nos propongamos.

Muchas veces buscamos soluciones en cosas externas, por eso no encontramos el camino, porque realmente está en nuestro interior. Pero no sabemos como llegar hasta ahí.

No es fácil. Tomar las riendas de nuestras vidas conlleva un esfuerzo, pero merece la pena. Busquemos alcanzar la paz y la libertad internas, para hacernos conscientes y así caminar seguros.Si no estamos en paz con nosotros mismos, no estaremos en paz con los demás, no estaremos en paz con el mundo y al final iremos librando batallas imaginadas cuando la vida no tiene por qué ser una guerra.

La decisión más importante que tenemos que tomar para lograr despertar y conseguir lo que nos proponemos es olvidarnos de esa imagen general de que el mundo es hostil, y apostar por formar parte de un mundo colaborador y cooperativo.

La decisión es nuestra. ¿Guerra o Paz?

Vamos a por todas. Nosotras elegimos en paz y disfrutando del camino.

Sabemos que los resultados nos llegarán cuando menos lo esperemos, como siempre.

#anayany
#amorinfinito
#mundofeliz

TODOS TENEMOS CABIDA

“¡Ay de aquel -dicen los sabios de Oriente- que por ir en su propio beneficio va sistemáticamente en detrimento del de los otros!”

Somos homoanimales y a veces parece que nunca llegaremos a desarrollarnos como sociedad ni como verdaderos seres humanos.

Todos somos diferentes. Cada persona tenemos una actitud y un proceder. Una aspiración y un modo de vivir. Pero para ser libres debemos respetar y ser respetados.

Nosotras entendemos que el modo de vivir debe basarse en la nobleza, la compasión, la cooperación y la ayuda mutua.

Y que el proceder debe permitir conciliar los propios intereses con los de los demás, debe estar libre de ofuscación y odio, y que nos permita encontrar nuestra luz en la claridad mental, la generosidad y el amor.

Pero a veces pensamos que o la comida, o las ondas o los químicos nos han vuelto inhumanos. Y hay “personas” a las que les afecta gravemente.

Todos tenemos la libertad de elegir nuestro ocio, y ningún adulto debe de interferir en los derechos de los niños. Respeto. Dañar tanto física, psicológica como emocionalmente a CUALQUIER niño: generando rechazo, ejerciendo abuso de poder, teniendo malas palabras, usando etiquetas, consintiendo humillaciones y llegando a la expulsión por no saber el adulto lidiar con la diversidad, no es un buen ejemplo del tipo de personas que deben estar como responsables de nuestros hijos en esta sociedad.

Claro que el sentido de la vida es el que cada uno quiera procurarle, pero a nosotras nos parece que el más hermoso es cooperar en la evolución propia y contribuir así a la de los demás.

Nosotras elegimos relacionarnos libremente con TODO el Mundo.

Es una elección consciente, que vibra con nuestra forma de pensar y que nos genera una riqueza que no se puede comprar.

Seamos el cambio que queremos ver en el Mundo. Cero discriminación.

#anayany

#porunmundoinclusivo

#somosneurodiversos

APROBAR LAS ENSEÑANZAS DE LA MENTE PERO TAMBIÉN LAS DEL CORAZÓN

La Educación no debe de suponer ningún tipo de perturbación. Debe de ser un placer y así siempre se cumplirán las expectativas.

Cuando cultivamos la mente debemos de encontrar un equilibrio entre el esfuerzo y los resultados, para no romper la armonía.

Seamos conscientes de la importancia de educar también la mente, no solo porque es obligatorio hasta cierta edad en el Sistema Educativo sino durante toda la vida teniendo en cuenta que hay un mundo exterior y uno interior, y los dos son necesarios e influyen entre sí en cualquier proceso de desarrollo.

Saber disfrutar del entorno, participar en ayudar a la comunidad y el respeto hacia lo externo es tan importante como el culto interno y el desarrollo intelectual.

Por eso es maravilloso, en el caso de nuestros hijos, por ejemplo, saber que los resultados académicos tras un esfuerzo anual son positivos, pero no tiene más importancia que verse compensado en igual medida por el esfuerzo realizado.

Si desde pequeños se trabaja este equilibrio, se convertirán en la voz mediadora de su entorno, un ejemplo de amor y el reflejo del placer por el conocimiento.

Que sepan lidiar con el estrés, no educando desde una perspectiva únicamente curricular, sino desde lo más profundo del espíritu; que sean conscientes de ellos mismos, de lo que son, personas pensantes que se tienen que cuidar, valorarse, que tienen que convivir con otros, valorar al otro, amar y amarse, conocer y valorar el entorno, eso se merece un Sobresaliente.

En el proceso completo de consciencia individual, comunitaria y universal, nuestros hijos deben entender de autorregulación, del trabajo en equipo, de la importancia de la participación con el entorno y de la disciplina mental necesaria para todos los aspectos de la vida.

Para ello tienen que sentirse queridos y valorados. Al tener este lazo afectivo, la educación va fluyendo de una forma más amigable, más amorosa. Y las notas carecen de importancia, porque el trabajo bien hecho está realizado.

Una fórmula perfecta para alinear la mente con la espiritualidad es a través de mantras, respiraciones, minutos de silencio y ejercicios que permiten mirarse hacia adentro y encontrarse para retomar de nuevo lo intelectual.

Somos conscientes de que nadie nos va a pedir las notas académicas en el camino de la vida, pero SÍ educación en Valores, Conductas y Normas, Respeto, Empatía, Amor y Compasión. Ahí siempre nos auto-exigimos un 10.

De una forma neutra, las buenísimas notas académicas son simplemente el resultado de un esfuerzo, lo cual es el mayor aprendizaje.

Felicidades Any por tus resultados académicos, pero sobretodo por saber equilibrar mente y corazón.

#anayany
#todoaprobado
#magníficasnotas