SI QUIERES MI SITIO TE REGALO MI SILLA

Vivíamos en Madrid. Any estaba escolarizada en un Centro de Integración cerca del trabajo de papá, pero lejos de casa.

A veces parábamos a hacer compras por el camino.

Un día nos detuvimos junto un pequeño Centro Comercial en calle Alcalá.

Como nos pasa muchas veces, las plazas reservadas para personas con movilidad reducida estaban ocupadas por coches que no lucían el distintivo necesario para aparcar en las mismas.

Es una situación muy habitual, a la que ya estamos acostumbradas, pero en aquellos años, cuando Any era todavía muy pequeña, unos 6 añitos, yo reaccionaba ante este hecho con una descarga de ira, furia, palabras soeces…que sin darme cuenta lanzaba sin control frente a mi hija, y no frente al propietario del coche que no estaba allí.

A continuación llamada telefónica a la policía y a esperar para tener un sitio lo suficientemente amplio para poder abrir la puerta, bajar a Any, sacar la silla del maletero, poner la silla al lado de la puerta y hacer el traslado a pulso. Era tan pequeña que no teníamos muy presente las consecuencias de esos sobre esfuerzos alargados en el tiempo durante años y a veces simplemente, ante la adversidad, aparcábamos en cualquier plaza y la cogíamos en un brazo, en el otro la silla y a pasar como pudiéramos.

Ese día me quedé allí sentada en el coche, en segunda fila, esperando alguna posibilidad y rumiando mi “mala suerte”.

Ese día fue un día muy especial para nosotras, inolvidable. Fue una lección de humildad, realismo y humanismo impresionante.

De repente paró un vehículo a nuestro lado. En el otro sentido.

Salió un hombre y tranquilamente abrió la puerta de atrás del coche. Sacó en brazos a su hija adolescente con una gran discapacidad y a su bombona de oxígeno. Cerró el vehículo y abrió como pudo la puerta del portal que estaba frente a la plaza para personas con discapacidad. Desapareció. Al rato bajó al coche. Y esperó. Pacientemente. Hasta que llegó el dueño del vehículo mal estacionado.

Silencio. Solo recuerdo silencio.

El padre de la adolescente dio hacia atrás y dejó salir a aquel hombre con su coche sin decir nada y sin manifestar enfado, rabia o ira.

Me miró como cediéndome el espacio y yo le respondí con un agitado “no” de cabeza y manos, como si no fuera ese mi objetivo.

Simplemente aparcó. Abrió el maletero. Sacó una silla eléctrica pesadísima que pudo subir por la rampa adjunta a la plaza para vehículos que transportan a personas en silla de ruedas, y desapareció para siempre.

Una lección impresionante y un aprendizaje brutal: ética, valores, foco, amor infinito, experiencia…

Los demás no tienen el poder de perturbarnos ni en las peores de las circunstancias.

Nuestra paz es para los nuestros, tiene más valor que toda la ira y tiempo perdido con quien no ve ni empatiza con los demás.

Desde entonces solo visualizo mi plaza de aparcamiento donde la necesito, cambiando la ira por amor, y como dice una buena amiga, si no aparco en ese momento será que “el Universo nos tiene reservado…” algo mejor en nuestro macrodestino.

Libre albedrío en las microsituaciones para llegar al destino final. Las cosas pequeñas y como nos las tomemos, no pueden perturbar la grandeza de nuestra vida. Nuestro libre albedrío, la capacidad que tiene el alma para decidir por si misma lo que quiere hacer, nunca será un obstáculo para nuestro destino. Pero entonces… para qué ser negativos en nuestra vida.

Así que desde ese día, sonreímos cada vez que tenemos que buscar aparcamiento, acordándonos de aquella joven que no tenía plaza pero si silla, que no tenía plaza pero si el amor infinito de su padre, que no tenía plaza pero que convirtió a su padre en un MAESTRO para nuestras vidas.

GRACIAS PORQUE AUNQUE NO TE CONOCEMOS TE QUEREMOS.

Todos somos miembros de la gran familia humana. Es mucho más lo que nos une que lo que nos diferencia. Practiquemos la compasión, la empatía y el amor por los demás.

#anayany
#amorinfinito
#siquieresmisitioteregalomisilla

TODO ES ABUNDANCIA

“La única persona que puede cambiar tu vida eres tú.” Henry David Thoreau.

Todo lo natural es abundante: los amaneceres, la lluvia, el amor… ES INMENSO.

Somos abundantes por naturaleza y no necesitamos mucho más que estar abiertos a esa abundancia. Tenemos lo que el Universo nos da, día a día.

Cada experiencia, cada acción, cada abrazo…es abundante en nosotras. Porque estamos abiertas a recibir todo lo naturalmente positivo y a no dejar hueco para el resto.

La incertidumbre la vemos como una oportunidad, el miedo nos mueve para avanzar y el amor es nuestro motor.

La clave no está en negar las dificultades, los problemas, porque no sirve de nada. No vamos a poder controlar todo lo que nos afecta a diario, en realidad no podemos controlar nada, pero si hacernos con las herramientas, tener la actitud y la pasión para aprender de todo lo que nos rodea y ver el lado positivo o de aprendizaje que nos ayude a vivir plenamente. Visualicemos la inmensidad que nos rodea y seamos conscientes de que los problemas forman parte de esa inmensidad.

No existe solo lo que sabemos, no existe solo lo que vemos… Por eso todos los días aprendemos cosas nuevas.

Como vivimos en abundancia, los problemas se hacen más grandes cuando nos perdemos en lo que no estamos mirando.

Paremos, aprendamos algo nuevo y apliquémoslo a nuestra vida saludablemente.

Basta de excusas. Caminemos por la vida con amor y estemos abiertos a recibir la abundancia de lo que nos rodea.

#anayany
#amorinfinito
#abundancia

EDUCACIÓN PARA LA VIDA

“No hay nada imposible, solo hay que proponérselo”.

Las experiencias vitales y la elección que nosotros hagamos a la hora de interpretar esas experiencias nos pueden llevar al camino que deseamos o alejarnos de él.

Por eso a nosotras nos encanta trabajar A DIARIO para tener:

– UNA CORRECTA EDUCACIÓN PARA LA SALUD.

Intentar curar una enfermedad es como ponerse a cavar un pozo cuando ya tenemos sed. Todos entendemos que lo ideal sería cavar el pozo antes de estar sedientos.

Cuidemos la salud a través de unos buenos hábitos de vida respetando las leyes del equilibrio interno.

Entendamos SALUD no como AUSENCIA DE ENFERMEDAD, sino como OPTIMIZACIÓN de nuestras condiciones físicas, emocionales y sociales.

Tener MÁS SALUD implica una CALIDAD DE VIDA MEJOR.

Sabemos que el mero hecho de estar SANOS no nos hace FELICES. Por el mismo motivo, tener una enfermedad no nos impedirá ser FELICES.

APRENDAMOS a ser lo más SALUDABLEMENTE FELICES que podamos.

Cuidemos nuestro CUERPO y nuestra MENTE.

– UNA SALUDABLE EDUCACIÓN EMOCIONAL.

Primero debemos aprender a AMARNOS A NOSOTROS MISMOS.

Porque a menudo relacionamos AMOR solo con COMPARTIR: con la PAREJA, HIJOS, AMIGOS… pero esto no da “per se” la FELICIDAD.

Amar no es encontrar nuestra media naranja, ni que los demás estén de acuerdo con nosotros y que nos sintamos cómodos a su lado.

AMAR es querernos A NOSOTROS PRIMERO PARA AMAR AL OTRO COMO ES, con sus defectos y sus virtudes. Y cuando seamos capaces de amar, alcanzaremos la FELICIDAD.

AMEMOS y seamos FELICES.

– UNA LIBERADORA EDUCACIÓN FINANCIERA.

Veamos el DINERO como LIBERTAD.

Tener mucho dinero no nos hará FELICES. Si tenemos mucho dinero pero no tenemos LIBERTAD para hacer en la vida lo que nos gusta, seremos esclavos del compromiso laboral o social.

Busquemos la LIBERTAD FINANCIERA para disfrutar todos los días de nuestra SALUD y nuestro AMOR sin tener problemas económicos, a través de los INGRESOS PASIVOS y de la ACTIVIDAD que hayamos ELEGIDO para realizarnos en la vida.

Y el pegamento que hace que todo funcione es:

– UN GRAN CRECIMIENTO INTERIOR.

Un proverbio Sioux dice que la religión es para quienes tienen miedo a ir al infierno y la espiritualidad es para quienes ya hemos estado en él.

Cuando nos damos cuenta de que no tenemos nada que perder, ya no existe el miedo, la crítica, la envidia, el ego… que son los grandes problemas que acechan a la sociedad actual.

Cuando ya lo hemos perdido todo y no podemos volver a ese camino porque no hay retorno, entonces es cuando DESPERTAMOS y descubrimos el secreto: VIVIR, ese es el gran regalo, un día más de vida plena.

Todos tenemos días malos, rachas difíciles y complicaciones, pero si nuestro objetivo es SER FELICES, no hay nada ni nadie que nos lo impida. Existen otros CAMINOS diferentes a los que siempre nos han enseñado para alcanzar nuestros objetivos: otra forma de cuidarnos, de obtener ingresos, de amar…

SEAMOS CONSCIENTES DE LO IMPORTANTE QUE ES ABRIR NUESTRA MENTE Y CONOCER, PARA PODER ELEGIR QUÉ TIPO DE VIDA QUEREMOS VIVIR.

#anayany
#amorinfinito
#libertadfinanciera
#salutogenesis

NOS UNIMOS A FRIDAYS FOR FUTURE

Desde nuestro pequeño rincón en el Planeta, nos unimos a la protesta para exigir medidas urgentes a los líderes mundiales para frenar el cambio climático desde la vibración de amor por la Madre Tierra.

Sabemos que manifestarse es un acto puntual, y que la mejor medida es el cambio particular en las acciones diarias de cada uno de nosotros. Pero hoy merece la pena ser visibles por esta causa.

Celebremos la Huelga Mundial del Clima, incorporando a nuestras vidas hábitos saludables para nosotros y para la Madre Tierra.

#anayany
#EmergenciaClimatica27S
#EmergenciaClimatica
#HuelgaMundialPorElClima

SER ALTAMENTE SENSIBLE

Muchos niños son indiferentes a lo que comen, al ruido o luz. Todo les parece bien.

Pero también hay un porcentaje de niños, entre el 15-20%, que, como Any, notan el más mínimo tóxico en su comida o en el ambiente que les rodea; les asusta el ruido inesperado, o lloran cuando hay demasiada luz. Y necesitan liberarse de alguna forma, de ese plus de “peligro” o “energía” que les llega, para poder recuperar su equilibrio.

También tienen una alta sensibilidad emocional desde pequeños, pero sobre todo cuando se van haciendo más mayores.

Lloran con facilidad cuando se sienten ofendidos, se preocupan más por las cosas, y pueden sentirse tan felices que no lo aguantan.

Piensan antes de actuar, con lo cual suelen dar la impresión de tímidos o miedosos cuando, en realidad, lo único que hacen es observar. Necesitan su tiempo para accionar.

Y cuando llegan a adolescentes, son amables y escrupulosos, por el hecho de que simplemente no soportan la injusticia, la irresponsabilidad, el desorden o la crueldad.

Y las personas que les acompañamos en su vida debemos respetar y conocer como afrontar estas situaciones.

Ninguna descripción reflejará de forma exacta el SER de nuestros hijos, porque cada niño es único, debido a los rasgos heredados, la educación personal y sus propias experiencias.

Desde su nacimiento me di cuenta de que Any era Especial. No por sus diagnósticos médicos que llegaron más de un año tarde, sino porque las dos compartimos desde siempre, incluso en el vientre materno y en los primeros momentos de vida, una conexión especial al unirnos algunas características. Por eso, la he podido y puedo acompañar de una forma peculiar, desde su punto de emoción, desde su sensibilidad diferente para afrontar y ver la vida.

Nos agradecemos mutuamente compartir el camino, porque dar explicaciones continuas a los demás sobre por qué sentimos o vemos las cosas de forma distinta, no es nuestro estilo y además agota a cualquiera.

Simplemente sentimos más, igual que otros corren más o comen más. Es nuestra condición y nos encanta, porque nos hace diferentes.

Y para nosotras lo normotípico no existe, vemos la vida desde otro punto de vista. Ni mejor ni peor, simplemente diferente. Por eso agradecemos tantísimo la LIBERTAD, porque nos ayuda a ser nosotras mismas en cada momento, sin tener que adaptarnos a los demás.

Gracias Any, eres una compañera maravillosa. Magic everywhere!

Te amo.

#anayany
#amorinfinito
#PAS

VIVIMOS EN ESPIRAL

Por Any Pascual.

“Unos que van y otros que vienen. Y la vida con paso firme no se detiene”. Efecto Pasillo.

La vida es cíclica.

Muchos de nosotros podemos pensar en algún momento, viviendo en una ilusión, que la vida es lineal. Ayer da paso a hoy, que se convertirá en mañana.

Dudemos de que esto sea así, porque algunos maestros, muy pocos, muy, muy pocos nos han enseñado repetidamente que la vida es más como las estaciones: el invierno da paso a la primavera, que a su vez da paso al otoño luego del verano. Y de nuevo vuelve el invierno.

A veces los seres humanos creemos que ya hemos superado algo en nuestra vida o que algo ya pasó y nunca se va a recuperar.

En casos como la edad o las etapas de la vida, esto puede ser cierto cuando nos centramos solo en el momento que estamos viviendo y nos olvidamos de que somos almas que “nacemos y morimos” muchas veces a lo largo de una vida y que volveremos a “nacer y morir” otras tantas más.

En la mayoría de las ocasiones, sin embargo, la vida continúa. Se trata de un ciclo en el circuito que si nos hacemos conscientes de ello puede convertirse en una bella espiral hacia un mayor crecimiento y mayor amor.

Seamos conscientes de que porque sintamos en un momento determinado unas emociones o estemos en una situación, no significa que eso vaya a durar indefinidamente, es exactamente al contrario.

#anayany
#amorinfinito
#vidacíclicaespiral

SEAMOS SOLIDARIOS

Any nos ha enseñado a implicarnos en muchas cosas en la vida que antes quizás conocíamos, pero a las que no prestábamos atención.

No es solo ese ser especial que ha traído tranquilidad y equilibrio a nuestra vida y a nuestra casa, sino que irradia amor al mismo tiempo que nos enseña a amar de manera incondicional, a comprometernos con las personas y a ayudar siempre que estemos en condición de poder hacerlo.

Tenemos muchas historias maravillosas que nos acompañan en nuestra vida diaria, desde que tenemos esta conexión muy espiritual y de compromiso social, que nace al mismo tiempo que Any nos va enseñando a apreciar las cosas importantes de la vida.

Uno de los pilares fundamentales de este compromiso familiar con el Mundo es poder contribuir a que sea más solidario y consciente, a veces con acciones más generales, como nuestro compromiso con el cambio climático (no usando plásticos, comiendo ecológico, etc.) y otras veces en situaciones concretas para que este Mundo sea más vivible y más feliz.

Nuestro mayor compromiso está en colaborar en la ayuda a familias con niños con capacidades diversas, tan especiales o más que Any.

Pero no dudamos en extender nuestra ayuda a otros ámbitos sociales siempre que sea necesario. Y ahora nuestros vecinos necesitan ayuda.

Muchas familias, y sobre todo ancianos que viven solos, lo han perdido todo estos días en la región de Murcia.

Cada uno podemos ayudar de una forma diferente, según nuestra cercanía, posibilidades y recursos. Pero todos podemos ayudar de alguna forma.

El Ayuntamiento de nuestro pueblo, como tantos de la región, se ha volcado para que los vecinos podamos ofrecer nuestra colaboración en este momento. Ayer la ayuda fue destinada para Los Alcázares y hoy para El Raal y el Municipio de Beniel.

Es emocionante ver que por todas partes, de forma individual o colectiva, existe una ayuda entre vecinos que es digna de alabanza y admiración.

Aunque también hay otras formas de ayudar. “Todos somos El Raal’ es una cuenta que se ha abierto, por ejemplo, para ayudar desde la distancia a los vecinos de esta pedanía murciana, que ha resultado gravemente dañada por la DANA y el desbordamiento del río Segura.

Siempre hay alguien a quien ayudar y solo tenemos que elegir como hacerlo, en función de nuestras circunstancias y de las necesidades de los demás.

Seamos solidarios.

#anayany
#DANAMurcia
#ayudaMurcia
#Murcia
#DonacionesSolidarias
#LosAlcázares
#ElRaal
#Beniel

ENCONTREMOS LO BONITO EN LOS PEQUEÑOS DETALLES

Por Any Pascual

Lo bello no tiene porque estar en las cosas materiales ni en aquellos actos pomposos que en la sociedad consideramos una muestra de belleza.

Lo bonito, si ves con los ojos del alma, en realidad está en aquellas cosas que no solemos valorar.

En la distribución de las nubes, en la incidencia de los rayos del sol, o en un arcoíris tras la lluvia…

Y también en aquellos actos cotidianos que demuestran la bondad y la verdad que habitan en los corazones de las personas con las que nos relacionamos.

#anayany
#AnyPascual
#amorinfinito

VIVIR EN LA INCERTIDUMBRE

Por Any Pascual

“La incertidumbre es ese espacio en el que nada es seguro, y por tanto, TODO ES POSIBLE” Alicia Sánchez.

La incertidumbre pese a lo que mucha gente cree, no tiene porque ser necesariamente un estado de desasosiego, si aprendemos que todo en nuestra vida es incierto.

No sabemos lo que va a pasar en el próximo minuto, no con total certeza. Siempre cabe la posibilidad de que nos ocurra un acontecimiento diferente al que nuestras expectativas o nuestras anticipaciones preveían.

Podemos quedarnos cómodamente en nuestra zona de confort y que nos afecten lo demás, o elegir salir hacia donde nosotros queremos y aceptar los positivos y los negativos del viaje.

Tomemos incertidumbre como posibilidad de crecimiento y veamos de forma positiva la posibilidad del cambio inevitable.

Adoro mis rutinas, pero lo que realmente me hace crecer en la vida, y soy plenamente consciente de ello, son los periodos de incertidumbre, por eso me he ido acostumbrado a tolerar los cambios siempre y cuando sea en compañía de las personas que vibran en mi misma frecuencia. Nada negativo puede vencer a la frecuencia del AMOR.

#anayany
#AnyPascual
#amorinfinito

AYUDAR SIN MÁS

Ayudar a los demás, nos da a todos una profunda razón para vivir y para trabajar a diario.

Para tener una vida plena, que incluye inevitablemente cierta parte “espiritual”, no debemos cuidar solo de nuestro interior o llevar una insignia propagandística que diga “Soy buena persona”. Nada que ver.

Para ser felices debemos de ser conscientes y hacer lo que amamos sin apego al resultado. Si cumplimos con esta premisa, desde el respeto a los demás, siempre estaremos ayudando, aún sin saberlo, y avanzaremos serenos por nuestro camino.

La verdadera ayuda nace de hacer simplemente lo que se nos da bien de forma natural y compartirlo con los demás. Cuando damos lo que somos y lo que nos apasiona, es muy placentero para nosotros y para los demás. Es como acomodar la almohada por la noche.

Cuando ayudamos, a veces el resultado puede parecer bueno, y sentirnos conformes, pero también en otras muchas ocasiones nos enfrentaremos al fracaso. Y así es y hay que aceptarlo. Y volver a intentarlo. Siempre desde el consentimiento y beneplácito de la persona que busca ser ayudada y que a su vez, inevitablemente, ayudará a muchas más.

Todos somos uno. Así que ayudarnos mutuamente puede ser la mejor forma de avanzar hacia un Mundo mejor.

#anayany
#amorinfinito
#saberpedirydarayuda