RESEÑA “LOS CINCO LENGUAJES DEL AMOR”

Por Any Pascual.

“Si vamos a tener una relación íntima, necesitamos conocer los deseos de cada uno. Si queremos amarnos el uno al otro, necesitamos conocer lo que la otra persona quiere”. Gary Chapman. 

“Los cinco lenguajes del amor”, escrito por Gary Chapman, es un libro que nos ayuda a comprender de un modo sencillo y rápido una gran verdad: los seres humanos tenemos diferentes formas de expresar el amor que sentimos por los demás.

Según mi perspectiva, todos somos amor y surgimos del Amor Universal, que es todo lo que existe. Aun así, la Vida me ha enseñado que, mientras estemos encarnados, mientras vivamos en un cuerpo físico en esta Tierra, necesitamos sobrevivir, y por lo tanto precisamos múltiples opciones a través de las cuales ejercitar nuestro Libre Albedrío. Mientras tengamos un cuerpo físico, debemos enraizarnos y estar en la realidad, y tenemos que generar un ego en la infancia que nos acompañe toda la vida para recordarnos que también hay que ocuparnos de nuestras propias necesidades, como individuos que, temporalmente, debemos medrar por nosotros mismos. 

Además de seres, somos humanos; existen diferencias entre nosotros.

“Los cinco lenguajes del amor” sirve para ayudarnos a comprender estas diferencias, especialmente en las relaciones, y en concreto en las familias. 

Gary Chapman comparte el concepto de “el tanque del amor”. 

Se trata de nuestro depósito de amor y afecto. 

Cuando no nos sentimos amados durante un largo periodo, nuestro tanque se vacía, y lo llenamos como podemos, con actividades que muchas veces nos generan sufrimiento futuro y/o a largo plazo. 

Fijaos en lo que he dicho, eso pasa cuando no nos sentimos amados, cuando sentimos que nos falta afecto. No cuando no nos dan amor, sino cuando no sentimos que lo recibimos.

Por eso son importantes los lenguajes del amor. Hay que aprender a hablar los diferentes lenguajes del amor.

Los lenguajes del amor son cinco:

  • Las palabras de afirmación.
  • El tiempo de calidad.
  • Los regalos.
  • Los actos de servicio.
  • Y el contacto físico.

Por ejemplo, para mí es muy importante el primer lenguaje del amor: las palabras de afirmación. Y sin embargo no valoro tanto los regalos. 

Si alguna de las personas con las que me relaciono habla el lenguaje del amor de los regalos pero no habla el lenguaje del amor de las palabras de afirmación, esa persona puede demostrarme su amor con un montón de presentes, pero como no hablamos el mismo lenguaje yo no sentiré que esa persona me está dando amor.

Para que yo sienta que soy amada necesito palabras positivas, de afirmación, de valor, de cariño. 

Decir “Te amo” es una forma, las afirmaciones positivas son otra, y también es simplemente que me dediquen una novela o una canción porque piensan en mí. Pueden ser de muchos tipos.

Otras personas pueden hablar el lenguaje del amor del tiempo de calidad. Y sin embargo aprender, cómo se aprende inglés, el lenguaje del amor del toque físico.

Lo importante aquí es comprender cuál es nuestro lenguaje del amor principal y cuál es el lenguaje del amor de cada una de las personas con las que nos relacionamos, para que ellas se puedan sentir amadas porque hablamos en su lenguaje y puedan comprender cómo darnos amor a nosotros hablando el nuestro.

Aquí hay una diferencia muy grande entre el verdadero amor y el querer. El amor, como dice Gary Chapman, es una decisión. Y siempre podemos escoger si queremos o no hablar el lenguaje del amor de la otra persona. 

Una de las maneras de descubrir cuál es nuestro principal lenguaje del amor es preguntarte qué necesitas que las otras personas hagan o digan por ti, para ti, hacia ti.

Otra forma de saberlo es preguntarte qué es lo que haces tú predominantemente por los demás, porque todos tenemos dentro el conocimiento innato de la Ley del Espejo y de que recibimos lo que damos.

Para mí también es importante el lenguaje del amor del toque físico, así que siempre que puedo le doy abrazos a mi familia.

Mi tanque del amor se llena más cuando alguien me recuerda el valor de ser la persona que soy, y me apoya y demuestra que le importo mientras me abraza, me acaricia el cabello o une su mano con la mía.

Yo considero que dentro de los cinco lenguajes del amor, dependiendo de la persona, hay dos o puede haber incluso tres más importantes. El lenguaje del amor que quieres recibir, el segundo con el que más vibras (se podría decir que cuando hablamos también este con fluidez somos “bilingües del amor”) y el lenguaje en el que das amor. Este último puede ser algún “idioma extranjero”, normalmente el lenguaje de la persona con la que te estás relacionando… o, como me ocurre a mí, puede ser el mismo lenguaje que quieres recibir. Por eso, pueden ser dos o tres. 

En caso de que demos en otro “idioma”, yo opino que al hablarlo naturalmente nos convertimos en “políglotas”. 

Mi lenguaje del amor principal es el de las palabras de afirmación, hablo el del toque físico, y dependiendo del día doy más de uno o del otro. Siempre procuro dar ambos, para “cosechar lo sembrado”. 

Si conocemos el lenguaje del amor de la otra persona, nuestras relaciones mejorarán en cuanto lo apliquemos, aunque muchas veces no lo podamos ver, porque estaremos empezando a llenar el tanque de la otra persona y por lo tanto el nuestro.

El autor trabajaba como consejero matrimonial cuando escribió este libro, así que está escrito para parejas. Aun así, dado que el amor circula dentro de y entre todos los seres, podemos aplicar este conocimiento en todas nuestras relaciones.

A mí me ha ayudado a comprender cuál es la forma en la que necesito recibir amor, por qué algunos comportamientos generan ciertas reacciones emocionales, tanto positivas como negativas, y qué cosas puedo dar al mundo desde mi lenguaje del amor. Me ha ayudado a empezar el camino hacia ser una “políglota”, una “políglota del amor”.

Además, los conocimientos pueden enraizarse en nuestra mente porque en el capítulo correspondiente a cada lenguaje del amor hay al menos un ejemplo de una relación gracias al cual entendemos cómo se expresan los lenguajes del amor en la vida.

Si lo leemos con una mente abierta, apartamos el juicio y las etiquetas y aplicamos los aprendizajes a todas nuestras relaciones, buscando comprender desde el Amor, este libro puede ayudarnos mucho a entrar en contacto con las demás personas, a llenar nuestro “tanque del amor” para beneficio de toda la humanidad y a aumentar nuestra autoestima conectando con nuestra alma, con nuestro Verdadero Ser, que es Amor.

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

MAMÁ ANTIFRÁGIL

“Mi lema en Parálisis Cerebral es muy simple: Dejen de pelear, comiencen a construir y háganlo tan apasionadamente y con tanta determinación como cuando están peleando”. Leonid Blyum.

La mayoría de personas declaran que intentan llevar una vida sana, pero muy pocos nos ocupamos realmente de nuestra salud, llevando una alimentación consciente, practicando hábitos de descanso y movimiento o cuidándonos día a día.

Muchas personas creen tener una mala relación con el dinero, cuando en realidad el problema es que simplemente no tienen suficiente dinero. Tengamos Educación Financiera, ingresos pasivos y dejémonos de preocuparnos por las ayudas de “Papá Estado” para empezar a ocuparnos en cómo invertir inteligentemente nuestros ahorros para tener el estilo de vida que soñamos. 

El sistema educativo nos ha enseñado y sigue enseñando conocimientos obsoletos y alberga múltiples problemas de socialización antinatural que pervierten nuestros valores humanos, pero los padres tenemos que obligatoriamente seguir llevando a nuestros hijos a un colegio todos los días durante años. La verdadera revolución comienza por uno mismo. Informémonos, formémonos y practiquemos una transformadora Educación en el Hogar, independientemente de la otra, donde los valores junto a la sabiduría práctica heredada de nuestros mayores hagan florecer los dones naturales de nuestros hijos. 

La mala praxis médica ocasiona cada año miles de muertes. Sin embargo, cada vez más personas dejan su falta de salud en manos de terceros, en algunas ocasiones, meros recetadores de pastillas azules de la gran industria farmacéutica. Por supuesto que la medicina de urgencias, gracias al avance tecnológico, salva miles de vidas cada día, pero no creemos en nosotros la adicción a la medicina para la enfermedad, hagamos de nuestra vida un camino de salud. Y no nos olvidemos del poder de la Naturaleza, aprendamos de ella, de su magia, de ese caos que por Wu Wei se reorganiza a cada momento. 

Al mismo tiempo, cada día hay más casos de depresión por no existir una concordancia entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos. El descontrol emocional general nos hace vivir en un “valle de lágrimas”, en vez de centrarnos en ser creadores de una vida feliz.

Y que decir de la falta de espiritualidad, sin confundirla con religión, espiritualidad laica. Ser espiritual es compartir, dar. Cuando espiro soy espiritual, saco de mi interior lo que soy y cuando inspiro estoy inspirado, creo mi realidad. De ahí la importancia de la respiración en prácticas como la meditación, o el yoga. No se trata de una oración o de un acto físico en sí mismo, son herramientas para ser más espiritual a través del control de nuestra respiración existencial y de ser conscientes de lo que hay en el exterior desde nuestro pleno conocimiento interior. Ser inconsciente y no tener información para poner nuestros dones a trabajar para los demás, es una elección. Gracias a la tecnología, que ha venido a democratizar el conocimiento, todos tenemos la posibilidad de alcanzar nuestro propósito de vida, de sacar al exterior lo que realmente somos y así vivir espiritualmente. 

Todo el Sistema está orientado a hacer a las personas FRÁGILES. 

Y la fragilidad no se lleva bien con el AMOR, el ÉXITO y la FELICIDAD.

Lo contrario de frágil no es robusto, sino ANTIFRÁGIL. 

Algo o alguien que simplemente se resiste a un estrés es robusto, por ejemplo una persona guerrera, luchadora.

Algo o alguien que se fortalece al ser expuesto al estrés es Antifrágil. 

Por ejemplo, una Mamá Especial que ha sido capaz de transformar sus altos niveles de Energía Libre en Equilibrio al Empoderarse a través de la Salutogénesis para obtener resultados “mágicos” basados en la Sabiduría y la Consciencia, pudiendo ser feliz con sus circunstancias en esta sociedad distópica, es UNA MAMÁ ESPECIAL ANTIFRÁGIL. 

No es una “supermamá” es un SER CONSCIENTE, INTELIGENTE y ANTIFRÁGIL. 

En el caso de crisis, de cualquier tipo, pero por ejemplo una situación de pandemia, ¿quién crees que lo afrontará mejor la persona ANTIFRÁGIL o la guerrera?

Nosotras hemos creado un estilo de vida ANTIFRÁGIL, propio, individualizado, utilizando herramientas como la Educación Financiera, la Educación para la Salud, la Alimentación Consciente, la Inteligencia Emocional y la Espiritualidad, adaptándolas a nuestras circunstancias.

¡¡¡El Conocimiento puesto en Práctica nos hace ANTIFRÁGILES!!!

#anayany

#antifrágil

#salutogénesis

¡¡GRACIAS!!

“La gratitud en silencio no sirve a nadie” Gladys Bertha Stern.

La gratitud no puede quedarse dentro de uno mismo, hay que expresarla.

Por eso os damos las GRACIAS a todos por estar ahí y por compartir.

#anayany

#vidasana

#amorinfinito

CREA TUS SUEÑOS


“El sueño del ego se transforma en sueño del espíritu cuando transcendemos el interés propio y nos enfocamos en servir a toda la humanidad”. Any Pascual.

Cuando nacemos lo tenemos TODO. Con la primera respiración nos inspiramos, y así podríamos vivir felizmente desde el amor hasta que con la última respiración expirásemos. Pero a veces todo se complica.

Para ser humanos, como decía Aristóteles, hay que mantener la “sociabilidad natural” propia de nuestra especie. La Familia, entendida como un grupo de personas que conviven, es, para nosotras, el natural, primer y fundamental grupo social, que transmite sabiduría y aprendizaje. Es además la encargada de la educación moral y vital que regirá toda nuestra vida, como transmisora, desde el “término medio”, desde el equilibrio, de virtudes y valores: el amor, la sabiduría, la templanza, la compasión, la gratitud, la libertad, la prudencia, la responsabilidad, la honestidad, el respeto, etc. 

Pero hoy en día según crecemos, tarde o temprano, como seres sociales que somos, recibimos información de muchos otros canales: de un sistema educativo obsoleto, de unos medios de comunicación que transmiten noticias falsas, de unos políticos corruptos, etc. Y consentimos ser influenciados en nuestra transformación continua, por esas personas externas que cambian su tiempo vital por dinero, muchas veces incapaces de informar y educar desde el corazón. 

Y los más pequeños ¿quién debe encargarse realmente de su educación? ¿Las Instituciones, que instruyen manipulando el conocimiento parcial a su favor, utilizando al ser humano como una máquina para el sistema…? O nosotros, su Familia, desde ese amor que es sempiterno, infinito y abundante. Desde la verdadera sabiduría heredada de la experiencia, los conocimientos aprendidos de los Maestros y la contemplación de la naturaleza. 

Nuestros ancestros no fueron a la Universidad, lo aprendieron todo de sus ascendientes, de los eruditos y de sus experiencias en el camino de la vida, transformando la información en práctica y en sabiduría para generaciones venideras. 

Nada que ver con los conocimientos que ofrece el sistema educativo actual y que se pueden adquirir en internet fácilmente.

La Familia es, como primer grupo de socialización a temprana edad, la encargada de la transmisión de los intangibles: valores, conductas y normas de convivencia. 

La Familia nos enseña, por ejemplo, a apreciar el valor de todos los miembros respetando sus diferencias y capacidades. Por eso es la mejor transmisora, desde ese amor incondicional, de la igualdad, del respeto por cada individuo, entre sus miembros y con distintos grupos con los que se relaciona. Interna y externamente. 

Por el contrario, otros sistemas sociales artificiales con los que nos relacionamos en la actualidad están diseñados para adiestrar a las masas, compartir conocimientos obsoletos alejados de nuestra realidad y para mostrarnos solo una cara de la verdad, la que les beneficia a ellos. 

De la Familia heredamos la cultura, los valores y la sabiduría, y después somos, la siguiente generación, los encargados de transmitrlo a nuestros descendientes. 

La magia surge cuando el ser humano comparte su sabiduría con quienes le rodean y estos aplican sus dones para crear algo mayor por el bien común. Entonces los sueños se hacen realidad.

Fuera, en la sociedad actual, nos instruyen en el miedo, y por eso nuestros sueños se hacen cada vez más pequeños. Nos adiestran en el ansia de tener, querer y hacer, en lugar de dejarnos ser. Entonces, nuestros sueños se ven limitados por la falta de sabiduría y la escasez de amor. 

Si adquirimos y mantenemos, desde niños la consciencia de que el TODO, el AMOR, es más grande que las partes, seremos capaces de ver la abundancia y no dejaremos que  nadie nos aleje de nuestros sueños con pequeñas posesiones. Porque cuando sueñas desde el SER sueñas desde la abundancia. 

Llámalo Dios, Macrocosmos, Universo… pero TODO es AMOR. Y la Familia es la transmisora de ese AMOR VERDADERO. No se trata de romanticismo, amistad o amor de madre, se trata de vibrar con esa energía superior que nos hace a los seres humanos creadores de nuestros propios sueños independientemente de nuestras circunstancias.

Al ser concebidos, todos nuestros sueños están listos para hacerse realidad, ya que somos creados a partir del PURO AMOR. ¡Qué más se puede soñar! 

Después, al nacer, sólo tenemos que respirar para que la energía de ese AMOR llegue a todos nuestros cuerpos. Con la primera inspiración y exhalación se cumple el primer sueño, VIVIR. Somos la semilla que florece fuera del vientre materno, en un cuerpo humano propio, con un alma feliz, una mente prodigiosa y un supercerebro para evolucionar y crear. Somos plena pureza y fuente de creación en los brazos del AMOR INFINITO de nuestra Madre. 

A partir de ese momento, la Familia es la que ayuda al nuevo miembro a transitar por esta vida en la que podemos estar muchos días sin comer y unos pocos sin beber, pero solo unos segundos sin respirar, lo que nos recuerda la fragilidad de nuestra existencia. La sabiduría familiar colectiva es la que nos mantiene con vida a través del cuidado, somos el único animal que necesita durante años de los suyos para poder sobrevivir. 

Crecemos y el cuidado continúa mientras aprendemos a realizar por nosotros mismos, a través de la imitación, otras funciones básicas de supervivencia: beber, comer, etc. Y del mismo modo, con el ejemplo y la experiencia, aprenderemos a controlar nuestras emociones, a cuestionarnos la realidad, y nos adaptarnos al medio, observando lo que pasa y creando nuevas alternativas. 

Si nos mantuviéramos así, viviendo en el AMOR, observando a los demás desde la calma y el silencio del aprendiz, podríamos ser capaces de sentir, ver, escuchar…más allá de lo imaginable.

Si además educásemos nuestra mente, seríamos capaces de evolucionar exponencialmente. De crear con nuestros talentos particulares cosas maravillosas e impensables para generaciones anteriores, como lo hicieron los incomprendidos genios a lo largo de miles de años. 

Si fuéramos empáticos con los demás, escucharíamos diferentes opiniones, decidiendo por nosotros mismos lo que es útil en nuestra vida y transformando esa información en conocimiento tras ponerlo en práctica. 

Si mantuviésemos una vida conforme a unas costumbres, unos valores y unas normas saludables aprendidas desde pequeños, seríamos capaces de relacionarnos desde el interior con lo externo, de manera pacífica. 

Si viviésemos en paz, veríamos la luz al final del túnel por muchas dificultades que se presentarán, porque siempre habría alguien dispuesto a ayudar. 

Si aunamos y amamos todas nuestras capacidades, crearíamos nuestro propio estilo de vida desde el AMOR INFINITO. 

Si viviéramos a diario desde ese AMOR ESENCIAL, y no tapáramos con nuestros egos y apegos la misión de nuestro ser (servir a toda la humanidad), el Macrocosmos se encargaría de alinear la energía natural del AMOR por Wu Wei, sin intervención humana, como crece la flor en el campo, para que pudiéramos manifestar nuestros sueños en nuestra realidad, en nuestro Microcosmos. 

Somos semillas que necesitamos del TODO para crecer, como cualquier ser vivo. 

Y cada uno de nosotros, según nuestra esencia, nuestra personalidad, nuestro carácter, llamémoslo como queramos, seríamos felices de formas muy diferentes. Las personas más emocionales podrían tener, por ejemplo, la necesidad de madrugar para dedicarse un momento de amor propio y poder centrarse y cargarse de energía para dar, recibir y cuidar tanto a los demás como a sí mismos de una forma equilibrada sin ser invadidos por sus propias emociones. Otros, más espirituales, quizás tendrían que aprender a crear su “toma tierra” para poder ayudar a los demás, porque desde las nubes no pueden acercarnos a esas virtudes más abstractas: felicidad, belleza, paz… Otros, más mentales, nos harían avanzar, progresar y disfrutar, a través de la ciencia, las artes, la economía, la filosofía, etc. Otros nos recordarían que tenemos que cuidar de nuestro cuerpo, nuestro templo, y nos hacen ver la importancia de invertir parte de nuestro tiempo en mantener la salud, en descansar, etc., para tener cubiertas las necesidades básicas necesarias para estar vivos y saludables para crear desde el AMOR. Y  infinitas combinaciones de distintas capacidades en busca del bien común y bajo la premisa de nunca hacer daño, aportando cada individuo su don al servicio de los demás. 

En un Mundo Utópico las personas se limitarían a ser creadores de sueños.

Pero en esta sociedad distópica que nos ha tocado vivir, solo si estamos en equilibrio, nuestra vida será así,  plena, nuestros sueños se cumplirán día tras día y nuestras creaciones serán inspiradas por nuestros sueños desde nuestra esencia de Amor. A través de nuestros dones estaremos dando AMOR INFINITO desde nuestro interior, desde lo más profundo del alma, equitativamente, para nosotros mismos y para los demás, para hacer los sueños realidad.

Si nos encargamos de recibir y mantener la sabiduría natural y los valores y las virtudes saludables que se transmiten a lo largo de generaciones para que nuestros sueños se cumplan a diario., no tendremos que recurrir a la fuerza o el esfuerzo para cumplirlos, tendremos la suficiente energía para vivir felices independientemente de las circunstancias.

Pero si nos alejamos de las tradiciones, lo natural, la cultura, la sabiduría, los valores… nos alejamos de nuestros sueños del espíritu.

Si no mantenemos vivo ese bagaje del TODO, del AMOR, lo más probable es que en algún momento de nuestra vida nos volvamos frágiles, tengamos una crisis existencial y no sepamos seguir adelante, llegando en ese instante a lo más hondo del sufrimiento humano, y sin saber que hacer al haber estado alejados totalmente durante años de las herramientas necesarias para VIVIR FELIZMENTE. 

Entonces nos veremos obligados a ser antifrágiles, a empoderarnos y a despertar para empezar un nuevo camino. 

Si ya estamos alejados de la Fuente, la Familia, por los motivos que sean, ese será un buen  momento para acercarse a otros seres humanos (como los Grandes Maestros, que han recorrido ya ese camino del sufrimiento a la felicidad y generosamente han compartido y comparten su experiencia), para aumentar nuestra sabiduría, vivir nuevas experiencias y poco a poco desaprender para volver a cumplir nuestros sueños. 

El nuevo camino de aprendizaje no será fácil, pero ya no querrás volver a la anterior vida de sufrimiento e infantilismo dependiente prolongado en el tiempo, que te alejó de tus sueños sin darte cuenta. Serás el creador de tu nueva vida. Si hemos estado años y años lejos de la Familia, la Naturaleza, el AMOR, por unos motivos u otros, adiestrados a vivir en la comodidad de la ignorancia, recibiendo sin dar y queriendo sin amar, es natural que nunca más queramos volver a ser operarios de un sistema.

Somos humanos, no máquinas. Abramos los ojos y volvamos a nuestros orígenes. Y aprovechemos el avance tecnológico para automatizar el trabajo repetitivo y dedicarnos a nuestras creaciones a partir de nuestros talentos.

 Volvamos a nuestro interior, a la esencia  y desaprendamos soltando nuestra adolescencia emocional, “esa suave llovizna de dolor que nunca desaparece”, como decía Rudolf Steiner. Es hora de dejar de dar  importancia a lo externo: la belleza física, las apariencias, las posesiones a base de tarjeta de crédito… y crecer para poder crear nuestros sueños desde el SER.

No nos olvidemos de soñar desde el espíritu. Si nos olvidamos de quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos, de colaborar con los demás, de nuestra misión en este Mundo, y renegamos del Macrocosmos, entonces aparecerán los sueños del ego y confundiremos el SER con el tener, hacer y querer.Y en vez de vivir felizmente, viviremos en el miedo y en el sufrimiento.

Cuanto antes despertemos, cuanto antes maduremos, antes volveremos a vivir nuestros sueños. Paremos antes de que alguno de nuestros cuerpos (físico, emocional, mental, espiritual, energético, álmico y etérico) se llene de excesos materiales, emociones negativas, etc. y nos pare a la fuerza. 

Paremos de forma consciente y entonces, desde el silencio de la mente, la salutogénesis y la verdad de la esencia, seremos capaces de volver a vivir desde el AMOR del corazón y desde los valores que nos fueron impregnados por nuestros mayores: verdad en el pensar, belleza en el sentir y bondad en el hacer. 

Recobremos nuestra esencia, nuestros dones y nuestros valores familiares.

Los hijos muchas veces forman parte del despertar. Son esos grandes Maestros que nos hacen volver al AMOR INFINITO. Que nos hacen entender que ahora nos toca a nosotros ser los transmisores de esas virtudes y valores y poner en práctica aquella sabiduría, para que puedan recorrer su propio camino creador de ayuda a los demás.

Desaprendamos. El sufrimiento, el esfuerzo, la avaricia no es el camino. 

Y aprendamos de nuevo a soñar a lo grande volviendo a nuestra esencia. 

Pensemos en un sueño desde el tener: “Quiero un deportivo rojo”. ¡Qué sueño tan pequeño! ¿Qué hay detrás de ese sueño? Quizás… ¿Libertad? ¿O reconocimiento? Solo cuando estamos en equilibrio y centrados vemos los valores que realmente hay detrás de esas cosas materiales.

Permítete madurar para soñar más grande. Entonces volverás a tu esencia y crearás tu realidad. Lo que deseas se manifestará en tu vida, porque serás consciente de que, con la sabiduría de tus ancestros, la tecnología y el conocimiento actual, puedes hacer tus sueños realidad todos los días. 

Sí, se pueden lograr todos nuestros sueños. Solo hay que soñar grande, abundante. Los sueños pequeños solo son herramientas para vivir según nuestros valores. Son un subconjunto dentro de un conjunto mayor, dentro del TODO. 

Transfórmate de guerrero, el que lucha en la vida, a MAGO, el que crea su propia realidad para lograr sus sueños.

TODO ES AMOR. Y tus sueños se manifestarán desde ese PURO AMOR. Pero para ello necesitas herramientas como la sabiduría; y valores como LA LIBERTAD: financiera, emocional, espiritual, etc.; LA PAZ: mental, emocional, etc.; LA FELICIDAD: solos, en familia, con los amigos, etc. Escojamos uno al azar y sigamos concretando desde el TODO, el AMOR hacia, por ejemplo la LIBERTAD. Más concreto: LIBERTAD FINANCIERA. Más concreto: Ser rico en todos los ámbitos de la vida y no cambiar tiempo por dinero. Sigue concretando: no depender económicamente de un trabajo y tener diversas fuentes de ingresos mientras ayudo a los demás haciendo lo que me gusta. Esto nos lleva inexorablemente a la necesidad de tener educación financiera. ¿Cómo adquirimos educación financiera? Aprendiendo del ejemplo de otros, los que ya han pasado por el mismo camino, los Maestros, que en su momento vital actual están en plena generosidad compartiendo su conocimiento para aumentar el bienestar financiero de la humanidad. 

Si para ti un deportivo rojo es una herramienta para compartir, amar, ayudar, etc., ¡perfecto! Pero si quieres un deportivo rojo desde una actitud pueril, probablemente solo causará sufrimiento en tu vida. Quizás logres materializarlo, pero nunca te sentirás feliz en tu gran coche, porque probablemente habrás sacrificado lo más importante para conseguirlo: tu vida.

Y así podemos desglosar desde el TODO cada una de las cosas que afectan a nuestra vida. TODO EMPIEZA EN EL AMOR Y TODO TERMINA EN EL AMOR. Esa espiral infinita de AMOR CREADOR la podemos utilizar para lograr todos nuestros sueños. 

TODO se reduce a crear nuestra realidad para poder dar y recibir AMOR de múltiples formas. 

Si somos pequeñitos y vivimos en la escasez instalada institucionalmente, nuestros sueños serán pequeñitos y nos conformaremos con recibirlos, por ejemplo, en forma de regalos en Navidad. 

El que se sabe creador, sueña siempre en grande, ama la naturaleza que le rodea, ama al prójimo, es feliz, vive en paz, disfruta de la vida…

EL MAYOR SUEÑO ES VIVIR. Agradezcamos cada nuevo día, ya estaremos pensando en grande, en abundancia. Agradezcamos todos los días nuestra capacidad de respirar, de eliminar, de nutrirnos, de hidratarnos, etc. Son funciones que, aunque estén en piloto automático, dependen de nuestros actos y marcan nuestro desarrollo salutogénico. Somos los responsables de nuestra SALUD. Agradezcamos cada amanecer seguir vivos, porque el agradecimiento es la energía más cercana al puro AMOR. Utilicemos la gratitud a diario de forma consciente en nuestras relaciones.

Si tomamos acción desde la sabiduría y nos hacemos responsables de nuestras vidas, en todos los ámbitos, viviremos de forma saludable, no solo a nivel físico, sino emocional, mental y espiritual. Y ahí es donde todos los sueños se hacen realidad.

Si hay cosas que no nos gustan en nuestra vida, actuemos para cambiarlas, evitemos repetir errores y aprendamos de los Grandes Maestros.

Yo soy creadora de mi vida. Actúo desde el conocimiento para que mi cuerpo físico esté bien, para saber volver a mi centro emocional, para bajar a la tierra mi lado más espiritual y para crear desde el amor. Me cuido a mí misma para poder cuidar a los demás, me valoro tal y como soy y me acepto con mis virtudes y defectos, devolviéndole al Mundo todo lo maravilloso que ha puesto en mi camino.

SÍ SE PUEDE, ese es nuestro mensaje en anayany.com. 

Durante años hemos actuado a partir del conocimiento para transformar la energía que nos mueve, el AMOR y VIVIR FELICES con nuestras circunstancias mientras ayudamos a vivir a los demás.

Sé que podemos visualizar todo lo que necesitamos porque somos creadoras de nuestra realidad como Familia, como Equipo . Tan sólo recogemos a diario los frutos de todo lo que hemos cultivado según el legado de nuestros ancestros y lo aprendido de los Grandes Maestros. Por eso se materializan nuestros sueños en la recolección de la cosecha. Nuestras herramientas son vivir naturalmente, estar centradas emocionalmente, conectar con nuestro lado más espiritual y crear contenido en anayany.com para ayudar a los demás.

SOMOS SERES ESPIRITUALES DE AMOR INFINITO CREANDO A DIARIO NUESTRA REALIDAD PARA SER FELICES CON NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS.

Tú decides. Puedes vivir desde la abundancia o desde la escasez, desde el AMOR INFINITO o desde el miedo, desde el SER o desde el querer, tener, hacer. Soñar a lo grande o conformarte con tus sueños del ego.

Si te enfocas en crear una vida feliz tendrás que renunciar a muchas cosas superfluas, pero vivirás con una gran riqueza en muchos sentidos, poseerás las herramientas necesarias para crear todo lo que desees en tu vida, y ayudarás a los demás cumpliendo tus sueños desde esa energía que alimenta tu cuerpo y tu alma, tus emociones y tu consciencia: EL AMOR.

Muchos de mis grandes sueños se cumplen a diario: TENER UN ESTILO DE VIDA QUE ME PERMITA SER CONSCIENTEMENTE FELIZ; que tanto yo, como mi hija y mi Familia seamos LIBRES para elegir cómo queremos vivir, poder tener acceso a diversas fuentes de SABIDURÍA y compartir que SÍ SE PUEDE independientemente de las circunstancias, desde la información, la educación y experiencia. 

Por eso nuestra vida es un sueño hecho realidad.

Claro que no nos conformamos y  seguimos soñando a lo grande para que TODA la humanidad DESPIERTE y sea capaz de VIVIR respetando a los demás; y que pronto se produzca esa transformación del Mundo desde el AMOR, de manera colaborativa, que aumente la consciencia para el disfrute colectivo.

Podría soñar con que mi hija se levantara de su silla de ruedas y caminara, pero la vida me ha enseñado a pensar a lo grande, y a que tenga cuidado con lo que deseo, porque, según la Ley de Causa y Efecto quizás se haga realidad, pero todo tiene un precio. Para qué limitarla a caminar si puede todos los días… VOLAR. El camino que cada ser humano transita es único y merece todo nuestro respeto.

Que la FELICIDAD, LIBERTAD Y SABIDURÍA nos acompañen a todos, todos los días, y se cumplan los grandes sueños del espíritu.

“Que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son”. Calderón de la Barca.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

ECONOMÍA DEL CORAZÓN

«La Inteligencia es la capacidad para ver las cosas tal y como son» Anónimo.


TODO se encuentra en nuestro interior, en nuestro corazón. Así que conozcamos nuestro interior y emprendamos el camino. Escojamos los medios que nos llevarán al destino elegido y equilibrémoslos para alcanzar el mismo propósito.


Cómo cuidamos nuestra energía interior, nuestras emociones, se refleja en cómo administramos nuestro exterior.


Desde el corazón abrazamos o rechazamos, decidimos dar y recibir y creamos nuestro estilo de vida.


Por eso nosotras vemos la economía desde el corazón, como la manifestación del conocimiento interno, de nosotras mismas. Una manifestación más de quienes somos, el reflejo de nuestro interior en el exterior, de cómo nos administramos en todos los niveles (salud, economía, sabiduría, etc.).


Para nosotras la economía se trata de algo más que temas de bancos, dinero o cosas materiales. El desarrollo económico forma parte de nuestro equilibrio interior.
Igual que la economía global refleja, en una u otra medida, las decisiones políticas y el poder, nuestra economía personal refleja quienes somos, con quién nos relacionamos y el concepto que tenemos de TODO desde nuestro corazón.


Nuestras ideas se logran experimentando, emprendiendo un camino y creando una realidad. Y obtendremos unos resultados según nuestras decisiones, tomadas en concordancia entre: la verdad en el pensar, la belleza en el sentir y bondad en el hacer. Emprendemos como vivimos, creamos como somos y obtenemos los resultados según en qué invertimos.


Administrémonos correctamente y seamos coherentes con el estilo de vida que queremos.


Dejémonos fluir para crear y experimentar, viviendo todas las etapas del camino del aprendizaje, para que florezcan nuestras semillas.


Igual que el corazón no guarda sangre, sino que la reparte equitativamente para que llegue energía a las partes que más lo necesitan (manteniendo el equilibrio), tenemos que crecer en todos los ámbitos para dejar fluir la energía interior hacia el exterior y ser abundantes en todos los campos.


Y el dinero, la economía, es simplemente un campo más de nuestra existencia, pura energía.


Solo tenemos que ser conscientes de que cuando estamos gestionando nuestra vida según nuestro SER, estamos tomando las decisiones que crean nuestra realidad.


Así que antes de culpar al sistema, al gobierno o los poderes económicos de nuestros problemas, mirémonos a nosotros mismos, seamos el ejemplo que queremos ver en el Mundo, y atraigamos la abundancia en todos los campos, también en el económico, desde el amor.


Así es como nosotras entendemos la Economía desde el Corazón y su relación inseparable con nuestro lado Espiritual.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

MAMÁS CUIDADORAS.

“Nuestros hijos no necesitan “supermamás” ¡Necesitan Mamás Felices!”. Del libro “Mamá sustentable” de Sonia Castro.

El 5 de noviembre es una fecha especial. Es el Día del Cuidador, un día para que todos seamos conscientes de las millones de personas que somos cuidadoras los 365 días del año. Un abrazo de oso para todas las Mamás Especiales Cuidadoras y para todas las personas que nos ayudan a diario, de cualquier manera, para poder dedicar nuestra vida a cuidar a nuestros hijos desde el amor infinito. Hoy gritamos más que nunca: ¡SÍ SE PUEDE SER FELICES CON NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS!

Todos podemos encontrarnos en nuestras vidas con un rol para el que en un principio no estamos preparados: cuidadores en el hogar. Las Madres Especiales somos orgullosas Cuidadoras. Mujeres del siglo XXI, muy activas e inquietas a la hora de ayudar a los demás, que nos sentimos bien y seguras de nosotras mismas, con mucha energía y con una sabiduría de la vida que nos permite afrontar las cosas con fuerza y que aceptamos, además, el rol de ayudar a nuestros seres queridos acompañándolos en su camino.

Solas, en pareja, con más o menos ingresos y formación, como colectivo presentamos unos rasgos que no están pasando desapercibidos ni en nuestro entorno ni para los médicos, rehabilitadores u otros profesionales que interactúan con nosotras. Somos las últimas responsables de los cuidados de nuestros hijos.

Cada vez tenemos más peso para la industria, ávida de nichos de mercado: ortopedias, adaptaciones, salud, etc. Ya somos un grupo muy numeroso, grandes consumidoras de todo lo relacionado con la rehabilitación, la nutrición, el cuidado personal, etc., lo que crea oportunidades de negocio y nos da relevancia social. De ahí que ya nos tengan en cuenta como un grupo muy importante de consumo, incluso de apoyo a los profesionales de la salud, y por fin nos consideran en la sociedad necesarias para el cuidado de parte de la población, tanto de nuestros familiares más jóvenes con necesidades de apoyo en la vida diaria, como de nuestros mayores, que forman una población cada día más representativa.

Somos mujeres de hoy en día, valientes, lúcidas y comprometidas que rebosamos proyectos, energía y seguridad en nosotras mismas.Hemos decidido mantener o no nuestro trabajo, pero siempre hemos elegido cuidar de nuestros hijos, hermanos, padres, etc. Tenemos también otras identidades: esposas, trabajadoras en casa y/o fuera de ella, estudiantes, profesionales…, aunque dedicamos nuestra vida en su mayor parte a ser cuidadoras, haciéndonos cargo de nosotras mismas y de quienes más nos necesitan, desde el respeto, el conocimiento de quien aprende de la experiencia y, sobre todo, desde el amor infinito.

Por motivos políticos y económicos, todavía nos vemos obligadas a no tener descanso, y a ser creadoras de nuestra realidad para costearnos nuestra formación, las terapias y los apoyos. Sin embargo celebramos la plenitud de ser orgullosas cuidadoras de quienes nos necesitan para seguir adelante.

Afrontamos nuestra situación con la mirada de las mujeres talentosas, mujeres que deseamos que los profesionales que tratan a nuestros familiares nos hablen de igual a igual, y lo más importante, los y nos respeten y traten con humanidad.

Somos personas que disfrutamos de lo que hacemos, pero somos conscientes de que necesitamos ayuda para mantener nuestra energía, salud y libertad. La ayuda de TODOS: familiares, profesionales, amigos, etc.Sabemos poco de todo y mucho de “mundología” porque tratamos con mucha gente en el entorno del cuidado familiar. Hemos vivido muchas experiencias (tanto enriquecedoras como duras) y, lo mismo hemos estado horas y horas en las salas de espera de un hospital, que hemos ayudado a que nuestros hijos, por ejemplo, logren hitos que ni los profesionales se pueden creer.

Somos mujeres modernas, y como tales desarrollamos nuestro crecimiento personal, profesional, emocional y espiritual. Tenemos una vida feliz con nuestras circunstancias y estamos llenas de ilusiones. Hemos tomado las riendas de nuestras vidas, sabemos pedir ayuda si la necesitamos y aprendemos cosas nuevas todos los días mientras aplicamos nuestros cuidados desde el amor incondicional, la generosidad infinita y la esperanza de mejorar la vida de la familia.

Las circunstancias vitales de cada una de nosotras son diferentes a todos los niveles (económico, social, etc.) pero lo que nos une es más fuerte que lo que nos diferencia. El AMOR. Sabemos lo que es darlo todo a cambio de nuestra mejor recompensa, una sonrisa.

No somos ni maestras, ni enfermeras, ni fisioterapeutas, ni logopedas, ni nutricionistas… aunque ejercemos de todo ello a diario. Somos las mejores alumnas de las formaciones que nosotras mismas nos pagamos o simplemente seguimos adelante sin ayuda a base de ensayo y error. Somos grandes investigadoras buscando lo mejor para la vida de las personas que tenemos a nuestro cargo, y aprendemos rápido a buscar soluciones a los problemas que nos surgen en el camino.

Esta es la vida y lucha de Muchas Madres Especiales que hemos decidido cuidar de nuestros seres queridos.Solo espero que un día como el de hoy, cuando alguien se cruce con nosotras (conocidos, familiares, profesionales, personal de la administración, etc.) vean a las mujeres que somos: bellas por dentro y por fuera, formadas, capacitadas, en continuo crecimiento y orgullosas de nosotras mismas y de nuestras familias.

Lo que sí hemos aprendido desde el primer día que ocupamos el rol de cuidadoras es que, aunque sea muy duro, hoy será otro día para disfrutar de la compañía de los seres que más nos quieren y a los que más queremos en la vida: nuestros hijos.

GRACIAS.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#ABR

DÍA DE MUERTOS

“Las cosas solo son puras si uno las mira desde lejos. Es muy importante conocer nuestras raíces, saber de dónde venimos. Conocer nuestra historia, pero al mismo tiempo, tan importante como saber de dónde somos es entender que todos, en el fondo, somos de ningún lado del todo y de todos los lados un poco”. Jorge Drexler.

A veces caemos en el error de pensar que nuestra historia comenzó cuando nacimos. Somos producto de la unión de un óvulo y un espermatozoide, pero también nacemos de los deseos, fantasías, temores y todo un sinfín de emociones que se mezclaron para dar origen a una nueva vida mucho antes de que nuestra madre diera a luz.

Por eso, contar con toda la información que podamos acerca de nuestros antepasados es la mejor herencia que nos pudieron dejar y el mejor legado que podemos transmitir. Saber de dónde venimos, quiénes eran esas personas que no conocimos pero que forman parte de los que somos.

Es un camino fascinante para conocer cuál es nuestro verdadero papel en el mundo. Existimos gracias a todo lo que cada uno de nuestros ancestros vivió, sintió, aprendió y pasó. ¿Cuánta de su energía para sobrevivir tenemos dentro de nosotros para que hoy estemos aquí y seamos lo que somos?

Es nuestro deber honrar a nuestros antepasados.

GRATITUD Y AMOR a todos nuestros ancestros, porque sin ellos cada uno de nosotros no tendríamos la felicidad de conocer este mundo y la oportunidad de vivir el propósito con el que hemos venido a esta vida.

GRACIAS, FAMILIA. Os honramos todos los días con nuestra existencia y hoy hacemos eso tangible apreciándoos en nuestro altar, nuestra ofrenda, en el Día de Muertos. Gracias a todos por ser como sois, por la fuerza que nos habéis dado y por recordarnos constantemente que el AMOR perdura siempre que sea recordado.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#díademuertos

VIDA COLABORATIVA

“Si caminas solo irás más rápido, pero si caminas acompañado llegarás más lejos” Proverbio chino.

Hay cosas que es mejor compartirlas, porque el resultado de un esfuerzo colaborativo siempre es mayor que la suma de sus partes.

Por eso nosotras cuando nos enfrascamos en un proyecto que supone un reto, nos aseguramos de estar rodeadas de personas maravillosas que nos acompañen, guíen y ayuden en el proceso.

Todos tenemos ciertas habilidades en las que somos talentosos, y otras en las que flaqueamos. Por eso es importante unirnos para crear cosas más grandes. Porque, teniendo todos una meta clara y una actitud positiva para llegar a ella, personas con diferentes maneras de pensar y dones pueden complementarse y crear algo mágico.

El agua, se compone de oxígeno e hidrógeno. Son dos componentes en diferentes proporciones que, unidos y colaborando, generan algo mayor que ellos mismos. Sin una de las partes, el agua sería algo diferente a lo que es, y con más añadidos se vuelve ligeramente distinta, con otras cualidades.

Hay que saber valorar que, aunque todos somos iguales, existen bellas diferencias entre nosotros que nos permiten ser quienes somos y crear cosas diferentes para el Mundo. Y que cuando nos unimos personas con la actitud correcta, ganas y un objetivo común, donde antes no había nada, en en poco tiempo se pueden crear cosas maravillosas llenas de amor, gracias al trabajo conjunto.

Colaboremos en todo lo que podamos, los máximos beneficiados al final seremos nosotros mismos.

Gracias chicas por contar con nosotras en el episodio 11 de las mujeres “Con la M bien puesta “ de Rich Dad Latino. En el compartimos nuestras experiencias y cómo encontramos la fe para ser felices con nuestras circunstancias.

#Educacionfinanciera

#Richdadlatino

#Mujeresconlambienpuesta

#anayany#vidafeliz

#amorinfinito

#EquipoAny

UNA DE CUENTOS (XXXVII)

La taza de café.

Unos profesionales todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntaron para visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla devino en quejas acerca del interminable estrés que les producía el trabajo y la vida en general.

El profesor les ofreció café, fue a la cocina y regreso con una cafetera grande y una selección de tazas de lo mas ecléctica: Porcelana, plástico, vidrio, cristal, sencillas y baratas, decoradas, otras exquisitas…. Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco de café recién preparado. Cuando lo hicieron, el maestro con calma les dijo:

– Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que les di eran distintas… unas bonitas, otras sencillas y baratas. Ustedes escogieron primero las bonitas y exquisitas, lo que es natural, ya que cada uno prefiere lo mejor para si mismo. Esa es la causa de sus problemas relativos al estrés. Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos. Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. Después se pusieron a mirar la tazas de los demás. Ahora piensen en esto: la vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social… son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida, y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevamos. A menudo, por concentrarnos solo en la taza dejamos de disfrutar el café.. ¡disfruten el café!

La gente más feliz no es la que tiene lo mejor, sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, vivan de manera sencilla. ¡Y que disfrutad el café!

#anayany

#vidafeliz

#amorinfinito

VIVIR EN PAZ

“Vive y deja vivir”. Friedrich von Schiller.

Para ser felices, que es nuestro objetivo personal vital, nosotras somos conscientes de que tenemos que: ser respetuosas con nosotras mismas, para aprender a respetar a los otros y a la Naturaleza; trabajar y formarnos para potenciar nuestras capacidades, y saber que las diferencias nos enriquecen; y tomar acción llevando a la práctica los conocimientos y adaptándolos a nuestras circunstancias, para poder ser creadoras de nuestro propio estilo de vida, sin perjudicar a los demás. 

Sabemos que tenemos que ver al otro siempre como un maestro del que aprender; escucharlo a veces desde la compasión (si en él existe sufrimiento) y crear para nuestro día a día una vida simple, libre y amorosa que nos permita fácilmente volver al equilibrio si algo nos perturba y nos hace caer en los extremos. 

Conscientes de que en el camino las cosas no son nunca perfectas, ni idílicas y existen problemas, no las polarizamos para evitar descentrarnos. Las cosas son como son, y si no nos hacen felices las cambiamos. Somos creadoras no observadoras. 

Un amor infinito por nosotras mismas es nuestra base para saber amar a los demás. Nada de complejos de inferioridad, superioridad, egos, avaricia, soberbia… De ahí vienen todos los problemas. Amar al otro tal y como es, independientemente de dónde esté en su camino de desarrollo vital es reconocer que la desigualdad forma parte del proceso (pero sin ponerle una energía negativa, sino como proceso enriquecedor). Todos somos iguales, todo somos diferentes.

Lo que sí hemos observado es que solo los niños que crecen libres de pensamiento, acción y relación y las personas que han desaprendido lo suficiente para llegar a crear, son capaces de vivir en paz.

Compasión para quien todavía es observador de la realidad y no puede, sabe o quiere crear su vida feliz.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#igualdad