“OM TARE TUTTARE TURE SOHA”

Los mantras para meditar son palabras o frases que incrementan, dirigen y concentran la energía vital, y repetir varias veces un mantra, cuando nos concentramos, calma la mente para permitirnos elevar nuestra vibración.Yo practico la repetición de varios mantras usualmente, dependiendo de su energía y significado.

Hoy voy a hablaros de un mantra que recito la mayoría de los días, como parte de mi oración diaria. Se trata de “Om Tare Tuttare Ture Soha”, y es el mantra de la diosa tibetana Tara, especialmente de Tara Verde.

El mantra de Tara Verde transmite la vibración de Tara, diosa de la compasión universal, la iluminación y las actuaciones virtuosas, la diosa que nos ayuda a ver lo que nosotros consideramos como “problemas” a la luz compasiva del amor. Ilumina nuestra energía y eleva la vibración hasta el cuarto chakra, el chakra del color verde, del aire, el amor, la conexión y la compasión, el chakra de las relaciones sagradas, el centro que enlaza la espiritualidad de los chakras superiores con la capacidad de manifestación de los tres inferiores, entre otras cosas.

También ayuda a sanar, porque equilibra y nos da esperanza, sabiendo que la sanación es el proceso de restauración del equilibrio, la aceptación, la compasión, la comprensión y el amor (propio y hacia cada ser) en todos nuestros niveles.

La palabra Tara, o Tare, se refiere a la diosa liberadora, la que deshace las limitaciones y disuelve el dolor, liberando de los miedos a las amenazas externas. Este mantra también nos ayuda a nosotros mismos a situarnos en un lugar interior de calma y consciencia, de modo que estamos vacíos y llenos al mismo tiempo, protegidos de peligros internos. Básicamente, este mantra nos ayuda a trascender el ego y el miedo para llegar a aquel lugar en el que todos los aspectos de nuestra vida son creativos y libres, están siendo siempre sanos, saludables y son sagrados.Es un mantra muy poderoso, que ofrece tranquilidad y seguridad, una expansión consciente y constante, la apertura de la bella flor que habita en cada corazón, la primavera del alma, si permitimos que la vibración de Tara nos impregne.

El mantra se compone de las palabras “Om tare tuttare ture soha”, y cada una transmite los diferentes aspectos de Tara y el color verde, el color de la vitalidad.Un mantra se siente, no se piensa, de modo que no tiene un único ritmo, sino aquel que hayas sentido instintivamente al leerlo por primera vez.

Además, según mi propia experiencia, conocer mentalmente (comprender profundamente) el sentido de un mantra ayuda a que la mente se relaje y confíe, consiguiendo que la recitación tenga más energía aún.

Profundizando en los detalles, su significado es el siguiente:

Om: el sonido semilla, la vibración amorosa en la que se basa todo lo que existe; inicio, comienzo, Yo Soy.

Tare: (de Tara, el poder de esta diosa) la liberación, la apertura de todas las posibilidades, la vuelta al vacío, la ausencia de dolor y sufrimiento, transformación del miedo en amor.

Tuttare: la que elimina y disuelve los temores, las dudas y las preocupaciones, y devuelve esa energía al Universo para transformarlo en amor (representa una protección frente a los peligros internos y externos).

Ture: la que concede éxito, realiza y asegura, abre, limpia, conecta, calma y sana (es una protección contra las enfermedades físicas y una palabra generadora de paz).

Soha: (Así es, “Yo soy eso”) representa la integración de las cualidades de Tara Verde en nosotros. La sanación es y está presente en mí. Todo está bien.

Los beneficios de los mantras son varios: es un medio para sentirnos más tranquilos y relajados. Se reduce el estrés, mejora nuestra atención, el equilibrio emocional y la salud general.

Es una práctica sencilla que nos brinda acceso a nuestro bienestar interior, a la salud.Eso sí, con fe.

El poder está en nuestra propia alma, somos nosotros los que les damos fuerza al mantra. Por eso recitarlo con amor y paz, confiando puramente, es lo más importante. Así se hace magia.Busquemos un lugar tranquilo. Después sentémonos, cerremos los ojos y respiremos.Pensemos en el problema sobre el que se requiere claridad, enfocándonos en que somos amor, también en esa parte de nuestra vida. Siempre en positivo.

Concentrémonos en la idea de que nos liberamos del temor y de los problemas, de que hay paz en lo más profundo y actuamos siempre según el amor del alma.

Pronunciemos en voz alta el mantra: “Om tare tuttare ture soha” y repitámoslo varias veces.

Para incrementar y sostener los efectos durante más tiempo, si lo sentimos adecuado podemos visualizar desde el corazón que nos rodea una esfera de un color verde que nos transmita salud y calma mientras se repite el mantra y se respira profundamente.

Cuando aparezca una sensación de tranquilidad y fe, nos mantenemos un minuto respirando e integrando a Tara Verde en nosotros, luego volvemos a la realidad.Las palabras evocadoras, recitadas con atención durante algunos minutos, tienen un efecto armonizador que incrementa nuestra capacidad de amar. De una u otra manera, nos ayudan a trascender y elevarnos para vibrar en una frecuencia pacífica y entrar en conexión con la energía omnipotente y omnipresente del Amor.

Cuando creemos sinceramente que palabras como el mantra de Tara Verde tienen un significado especial y poderoso, su vibración nos influye, nos ayuda a sanar.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#mismantras

CENTRADAS EN VIVIR

“La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes”. John Lennon.

Apreciemos lo que tenemos, y trabajemos para mejorarlo.

Separemos lo que podemos controlar de lo que no.

Y no demos nada por sentado. La vida es cambio. Y en cualquier momento todo puede variar.

Muchas veces perdemos el tiempo pensando por qué nos pasan ciertas cosas, pensando que estamos solos frente a los problemas y que no podemos más, cuando en verdad hay muchas personas compartiendo nuestras mismas experiencias, nuestras emociones e incluso nuestros mismos objetivos.

Por ejemplo: ser una Familia con una de las llamadas Enfermedades Raras. Al principio parecía que formábamos parte de una probabilidad muy pequeña, algo excepcional y más cuando ya nos habían diagnosticado una Parálisis Cerebral.

Sin embargo, con los años hemos ido descubriendo que realmente somos muchas las personas que trabajamos día a día por una mejor calidad de vida, independientemente de si existe un diagnóstico o un nombre para el desequilibrio que nos acompaña; que podemos vivir felices; y que todos nos encontramos a lo largo de la vida con algún tipo de problema. Y que más que quejarnos, conformarnos y poner nuestra vida en manos de otros, podemos tomar las riendas. Hay un montón de personas a las que podemos ayudar y conscientemente gritamos que SÍ SE PUEDE, y que NO ESTÁN SOLAS.

SIEMPRE DESDE EL AMOR POR TODO.

Y empezando por nosotras, por el respeto, la experiencia y el trabajo diario para tener calidad de vida y expandiendo después ese amor, que surge de la aceptación, a todos los demás.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#cuidarnos

SUBSISTENCIA CORRECTA

“Hasta que un pozo no se seca, no sabemos darle valor al agua.” Thomas Fuller.

En la sociedad actual juzgar el comportamiento de los demás es algo habitual.

Sin embargo nunca nos cuestionamos a nosotros mismos, si nuestros comportamientos son los correctos. Para ser conscientes de lo que hacemos y cómo lo hacemos practiquemos la atención plena, estando muy conectados con nosotros mismos y con la tarea que hacemos en cada momento. Y después reflexionemos o meditemos sobre todas esas experiencias, tanto internas como externas, unas más significativas que otras, más positivas o menos, etc.

Desarrollemos nuestro lado espiritual, por ejemplo, yendo mas allá de la percepción de nuestros limites personales y mas allá de la autoreferencia, aprendiendo algo nuevo todos los días y haciendo algo distinto todos los días, o desarrollando mayor consciencia… pero siempre desde la Ética.

Si vivimos bajo unos principios, valores y conductas avanzaremos más rápidamente en los procesos. Ser conscientes de la importancia de la ética aplicada a la vida cotidiana, es parte de una vida feliz, ecológica, saludable y de servicio a los demás.

Busquemos avanzar en nuestro camino de crecimiento interior, practicando a diario un comportamiento ético hacia nosotros mismos que nos lleve a la autotransformación. Y apliquemos los criterios espirituales y los valores que rigen nuestra vida, en el día a día, en la familia, en el ocio, etc. con el deseo de contribuir también a la transformación positiva de la sociedad.

Seamos el ejemplo que queremos ver en el Mundo.

Nosotras somos honestas, amorosas y amables con nosotras mismas a diario para poder reflejar eso fuera de nosotras. Vivimos bajo los principios de amor, felicidad, respeto, no violencia, ecología, generosidad, compasión, etc. para ser fieles a nosotras mismas y para ayudar a que nuestro entorno sea cada vez más saludable en todos los aspectos.

Crezcamos a nivel espiritual y cuidemos de nuestros valores sabiendo que todos somos necesarios, y creando un contexto afectivo y emocional saludable que nos rodee.

Acerquémonos al estoicismo de Séneca, esa doctrina práctica que promulga que no existen actos malos en si mismos sino el mal moral que representa la ausencia del recto orden en la voluntad humana.

Las cosas que pasan a nuestro alrededor las podemos interpretar de muchas formas, y cada uno elegimos como queremos que nos afecten en nuestra vida. Ni las palabras ni las acciones de otros pueden afectarnos si somos conscientes de por qué son así en ese momento. Y en nuestras manos está alejarnos o acercarnos pacíficamente a esas energías descontroladas que gobiernan a la mayoría de la sociedad.

Esto es extremadamente importante para nuestro bienestar interior: tengamos compasión por quien ignora el valor de la Ética en la vida diaria y dejemos que camine su propia vida, todo tiene un proceso. Pero que no nos afecte su falta de “sabiduría”, la vida le enseñará todo.

Como todos somos distintos, existe un amplio rango de habilidades y gente que está en diferentes etapas en el desarrollo espiritual, intelectual, físico, emocional…

Tengamos compasión por los que todavía no han visto la relación entre la Ética y la Felicidad en el día a día y démosles tiempo para despertar.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito

HELADOS HECHOS EN CASA

“Mantener el cuerpo en buena salud es un deber; de lo contrario, no podremos mantener nuestra mente fuerte y clara.” Buda.

Nosotras hacemos nuestros helados saludables durante todo el año, pero ahora en verano más a menudo.

Hacer helados caseros y ecológicos es muy sencillo, sólo necesitamos moldes de helado o un vaso para hacer granizados o una sorbetera.

Un helado puede ser, sencillamente, una base congelada de fruta con verduras o leches vegetales, y podemos incorporar ingredientes opcionales para que se integren y así encontrar tropezones mientras nos los comemos, como trocitos o perlas de cacao, trocitos de frutas frescas, frutas deshidratadas, frutos secos enteros o picados, coco rallado, etc.

La base de nuestros helados es de zumo o batido de frutas de temporada, o de frutas con verduras, siempre ecológicas, o de leche vegetal casera, leche de coco, infusión, etc. 

El zumo lo elaboramos con la Versapers, un extractor de zumos lento. Y a veces le añadimos otros sabores, para variar, con cacao, algarroba, canela, etc. O añadimos al zumo menta, albahaca o cualquier hierba fresca de nuestro agrado. Y estevia en polvo, porque el helado agradece siempre un punto dulce, ya que el frío disminuye la intensidad de los sabores, a no ser que estemos haciendo helado de zumo hecho sólo de frutas, que suelen ser bastante dulces. Y si queremos añadir consistencia a nuestros helados caseros podemos añadir espesantes ecológicos y naturales como kuzú o leche de frutos secos.

Nosotras hacemos:

  • Polos. Para ello utilizamos un recipiente para congelar al que ponemos un palito. Nuestra elección son los moldes de silicona libre de tóxicos y muy fácil de desmoldar, debido a su flexibilidad y anti adherencia. Introducimos en estos moldes de silicona el batido o zumo y lo dejamos durante tres horas en el congelador. Aprovechamos y cuando hacemos el zumo verde de media mañana preparamos los helados.
  • Sorbetes. Son helados de frutas troceadas y congeladas, no contienen grasa, y no tienen nata, leche ni yema de huevo. Por ello, no es cremoso. Se necesita una sorbetera.
SORBETES
  • Granizados son refrescos helados, que se hace triturando frutas o zumos de frutas congelados u otros líquidos como café. Son más ligeros y frescos y se trata de aportar frío a nuestro zumo, leche vegetal o infusión. También puede ser hielo finamente picado al que se añade un zumo. 

Compartimos algunas de nuestras recetas:

  • Polo sabor Sidra Asturiana: zumo de una manzana y dos arándanos, leche de avellana, canela, stevia en polvo y un arándano entero. 
  • Sorbetes de trocitos de plátano o mandarina.
  • Granizados de leche de avellana.

Los helados que se compran en las tiendas ya elaborados no son alimentos, sino productos industriales. Y los que son de buena calidad, ecológicos y con ingredientes saludables son muy caros.

Así que nosotras preferimos hacer helados en casa.

Es más fácil de lo que parece y además están muy ricos.

¡Frescos, ecológicos y con frutas y verduras de temporada!

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

NACEMOS CON UN DON

“Tu talento determina lo que puedes hacer. Tu motivación determina cuánto estás dispuesto a hacer. Tu actitud determina qué tan bien lo haces”. Lou Holtz.

Tener un Don es una cualidad que todos poseemos y si lo aceptamos nos hará especialmente válidos, creativos, carismáticos, capaces de impactar en los demás, de hacer el bien con facilidad, etc. Un Don es eso que nos resulta fácil, que nos ocurre, que no sabemos por qué los demás no tienen y que sabemos que es “poderoso”.

Nuestro Don podemos verlo de forma muy precoz, espontánea y fácilmente, o no verlo nunca.

Muchas veces lo asociamos a nuestra vocación: músico, profesor, escultor, terapeuta, bailarina, etc. Aunque también puede haber dones muy distintos como una gran intuición en temas concretos, una empatía profunda, etc. Hay dones más cotidianos que no suelen crear problemas, pero hay dones más raros que nos pueden cambiar mucho la vida. Todos tenemos dones, pero para aprovecharlos lo que hay que tener claro es que somos simplemente un canal para ayudar a los demás.

Reconocerlos es cuestión de observar un poco, y saber que son una gracia y a la vez una responsabilidad, así haremos buen uso de ellos y seremos congruentes en nuestro camino. Si no los usamos, nos costará llegar a ser felices. Además si no los aprovechamos para el bien común pueden destruirnos. Pero un Don bien utilizado crea “magia”. Y normalmente cuanto más los utilizamos, más se desarrollan.

Démonos cuenta de que muchas veces en realidad el problema para no reconocerlo no es del Don ni de la persona. El problema es que no hay un entorno social que pueda acoger con normalidad ese Don.

Por ejemplo una persona muy sensitiva nacida en una cultura indígena probablemente se convertirá en chamán y será altamente valorada en la tribu. Esa misma persona nacida en occidente tiene muchas posibilidades de acabar siendo cuestionada al menos como rarita. El Don es el mismo, pero en un entorno la persona que lo posee recibe educación de qué es eso y cómo utilizarlo, y en el otro se le dice que eso está mal y no se le dan herramientas para controlarlo y usarlo. Esa falta de conocimiento puede desestabilizarnos muchísimo. Por miedo a lo desconocido, o a las consecuencias sociales, puede que intentemos negar un Don “raro”, y esto puede crearnos realmente mucho sufrimiento.

Solo encontraremos la paz interior encontrando alguna forma de ejercer nuestro Don de una manera útil, ayudando a los demás.

Podemos usarlos sin que se note, pasando desapercibidos. Por ejemplo, alguien muy intuitivo, puede pensar en maneras lógicas y racionales de explicar a su entorno lo que ha intuido y su posible desenlace, y por tanto hacer cosas a favor de que eso ocurra, o al revés. Su entorno simplemente pensará que es muy listo y no necesitará explicar más. Usar todos nuestros dones de forma discreta puede ser lo más inteligente en una sociedad tan materialista como la actual.

De hecho, si cada uno ejerciéramos con normalidad nuestros Dones, trabajáramos en algo relacionado con ellos y compartiéramos los frutos, la Tierra sería el Cielo, pues cada uno ocuparía su lugar en la Vida.

Yo desde bien pequeña sabía que quería enseñar de forma fácil y divertida. Quería ser Profesora. Con 8 años era aquella pequeña “Peter Pan” con una fila de pequeños “niños perdidos” detrás de mí para tener un momento de máxima felicidad. Yo sabía como hacer que aquellos niños rebeldes a los que reñían continuamente por hiperactivos fueran líderes del juego y se responsabilizaran de su posición, y se sintieran felices con su carácter y forma de estar. Sabía como abrazar a todos los niños que demandaban un amor que, por el motivo que fuera, no recibían en su entorno. Sabía como hacer felices a otros niños escuchando, aprendiendo y compartiendo emociones. Yo no era consciente de que significaba la palabra “emoción” en el sentido actual, pero sí lo era de la importancia que tenía en la vida de los niños. Desde que tengo uso de razón soy capaz de ver la otra cara de la moneda a nivel emocional. Sabía que podemos elegir como vivir, desde el sufrimiento o desde felicidad, y que todos podemos ser felices independientemente de nuestras circunstancias.

Así que me hice Maestra, pensando que yo podría ayudar a descubrir esos Dones en los demás desde pequeños. Por desgracia, el Sistema Educativo actual está muy lejos de estos conceptos y pronto me di cuenta de que si solo podía ejercer el trabajo de Maestra por un salario fijo a final de mes, sin poder ayudar a los niños, limitada por el Sistema, estaría yendo en contra de mi propio Don y de mi Felicidad. Así que me alejé de la enseñanza. En el Cole el desarrollo al máximo de todas las distintas capacidades no tiene cabida. Todos los niños son tratados, en el mejor de los casos, “iguales”, groso error. En la Equidad es donde está la verdadera igualdad, dándole a cada uno lo que necesita para ser la mejor versión de si mismo. Nada que ver con lo que pasa en las aulas generalmente.

A día de hoy creo que no traicionar mis sueños ni mis dones por un salario fue la mejor decisión de mi vida.

Descubramos nuestro Don y después trabajemos duro por conseguirlo para ser felices con nuestras circunstancias y ayudar a los demás.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

VERANO

““No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario”. Walt Whitman.

En verano nos cuidamos aún más. Agua de Mar, Baños de Sol y Relax. Somos conscientes de la necesidad de hacerlo y utilizamos estas fechas para limpiar y regenerar el organismo. Para osmotizar, descansar y recuperar fuerzas.

Practicamos el silencio y el ayuno, en calma y con tranquilidad. Creamos momentos mágicos, espirituales, de meditación, etc.

Vivir en paz, conectar con el corazón, relajar las tensiones, escribir y estudiar, perdernos en el no hacer, cuidarnos y encontrarnos con nosotras mismas, son nuestros objetivos.

Es también una oportunidad para cultivar, como siempre, el amor en familia y desconectar de todo.

Tiempo para relajarnos, sonreír y leer.

Y para practicar la libertad. Levantarnos muy tempranito y disfrutar de la naturaleza.

Saludos al Sol por las mañanas y atardeceres cenando mientras aprovechamos los últimos rayitos.

En el hogar, felices y sin prisas. Disfrutando de lo que nos rodea y…

Agradecidas.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito
#vacacionessalutogénicas
#cuidarnosparacuidarlos

LOS FALSOS MAESTROS

“En un mundo con sobrecarga informativa hay que saber evaluar lo que es real y usar esa verdad y hechos para tomar el control” Robert Kiyosaki.

Para que los falsos maestros no nos confundan y podamos alcanzar la libertad, en todos los campos de la vida, es indispensable que busquemos la comprensión real en el momento actual mediante el autococimiento y la experiencia.

Para ser libres empecemos por dejar de buscar fuera de nosotros mismos la verdad, seamos sencillos y dejemos a un lado toda preocupación y artificialidad. El apego a los conceptos y frases hechas nos dificultan la percepción de la realidad objetiva, el logro de la comprensión y la adquisición del conocimiento.

Para alcanzar la libertad debemos conocer nuestra verdad auténtica, una realidad que debe estar rebosante de vida, a la que debemos responder con total espontaneidad y saber que carece de límites. Porque en la vida no hay nada estable, todo cambia, como el camino que es, y no distingue entre condiciones, edades o sexos. Ser conscientes del mismo concepto de impermanencia nos hará más libres.

Vivamos el hoy sabiendo que todo va cambiar inevitablemente, disfrutemos del camino y aprendamos a distinguir a los verdaderos Maestros que nos hacen de puentes para acelerar el crecimiento en nuestro interior.

Dejemos en paz los pensamientos, prestemos atención a las cosas tal como son y atendamos al presente real despreocupándonos de todo lo demás.

Vayamos hacia nuestro interior. Pero no confundamos la consciencia con sentarse a meditar en silencio, no solo consiste en esto. Meditar no es solo un estado de lucidez inmóvil. Es un camino hacia el autoconocimiento. Y el conocimiento se mueve con entera libertad. Si intentamos atrapar el conocimiento en el movimiento, se quedará quieto. Si pretendemos alcanzarlo cuando esté quieto, comenzará a moverse.

Utilicemos a nuestro antojo tanto la actividad como la quietud para avanzar en el camino y, como un peregrino más, allí encontraremos a los verdaderos Maestros, a nuestro lado caminando o descansando.

Sabremos que son Maestros porque lo serán por necesidad, y al descubrirlos nos convertiremos en sus discípulos por la eternidad. Y todos los que estamos en el camino en algún momento encontraremos a nuestros Maestros a nuestro lado. Y del mismo modo, siguiendo en el camino de la vida, algún día nos daremos cuenta de que a nuestro lado caminan otros.

Pero empecemos por caminar nosotras para que la ignorancia no sea nuestra maestra. No permitamos que los demás nos confundan.

Así cuando actuemos y tomemos una decisión lo haremos sin titubeo ni duda, tras un largo camino de aprendizaje propio adquirido de las experiencias, de llevar a la vida real el conocimiento propio y de los verdaderos Maestros, que simplemente llevan caminando más tiempo por la verdad del presente, y han visto cosas que nosotras no.

Caminemos día a día, poco a poco, y en buena compañía, así a nuestro crecimiento interior le acompañará el conocimiento experiencial, propio y de nuestros Maestros Reales.

Y gracias Any, como siempre, por recordarme lo importante que es la CONFIANZA para que la Magia fluya.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz

TERAPIA PASIVA

“Hoy tengo un lema claro “Nada por la fuerza”, pero ha sido un largo camino antes de que fuera posible.” Leonid Blyum.

Y ese es también uno de nuestros Mantras vitales que aplicamos a todos los campos. 

Y otro concepto básico es “Primum nil nocere” o “lo primero es no hacer daño” tan olvidado en la Medicina del siglo XXI. Asclepio, Dios de la Medicina, tuvo dos hijas, Panacea, Diosa de la Curación, e Higía, Diosa del Arte de Curar a través del Arte de Vivir.

Apostemos por una visión integrativa, que no “integrista” de las intervenciones en el cuerpo humano. Ayudemos a despertar la curación del organismo sin tensiones sino con conocimientos. 

Cuando actuamos desde el amor, la salutogénesis y el conocimiento, ya solo por eso, estamos ganando energía con el gusto, el placer y la alegría de las cosas bien hechas. A partir de ahí, crear es cuestión de tener el conocimiento adecuado y aplicarlo con una técnica, no invasiva, fácil y resolutiva. No hay más. 

Seamos “hacientes” en vez de pacientes.

Para nosotras toda Terapia, además de mostrar resultados, debe de incluir como mínimo estos ingredientes: no hacer daño, ayudar al cuerpo a no consumir más energía de la disponible (sin lucha) y generar placer en el hacer.

El fortalecimiento corporal, por ejemplo, supone un trabajo extremadamente intensivo, pero se puede hacer sin lucha. En comparación con cualquier otra forma de liberación que muestra una respuesta rápida, el fortalecimiento eficaz demanda horas de trabajo realmente significativas para lograr un progreso tangible, pero duradero en el tiempo y regenerador intrinsecamente.

O estamos en el crear o en el destruir, no hay término medio. Y nosotras elegimos CREAR y para crear tenemos que ser prudentes y respetuosas con nuestras características particulares y no forzar. Por eso creemos que las terapias deben ser individualizadas.

Nosotras durante 10 años hemos podido experimentar con la recuperación salutogénica, a través del fortalecimiento pasivo, aplicada por mí tras formarme (porque una persona como Any con Parálisis Cerebral o cualquier persona con discapacidad motora grave, no tiene mucho control voluntario propio en las áreas en las que necesita más fortalecimiento) y con resultados fantásticos. Y sabemos que con una condición mucho más favorable, el resultado es aún más rápido y sorprendente, mucho más que con cualquier técnica forzosa de realineamiento.

Los métodos no invasivos nunca han tenido una oportunidad realmente justa porque los profesionales de la salud, que sólo pueden brindar horas muy limitadas de terapia, no están listos en actitud ni están metodológicamente equipados para pasarnos el rol clave a la Familia en el Hogar, que somos la únicas personas con las reservas suficientes de tiempo y de entusiasmo para tratar las conexiones más débiles durante año. 

Las Familias somos las únicas personas que tenemos tiempo, dedicación y conocimiento REAL de lo que pasa en el día a día de forma holística. Ningún profesional por desgracia, según está establecido el Sistema de Salud, tiene esta combinación. Por eso si nos formamos nosotros adecuadamente, los resultados llegan pronto. Igual que un profesional se forma no solo en su periodo académico, sino continuamente, los padres podemos formarnos para tener las herramientas adecuadas para ayudar a nuestros hijos el resto de su vida. 

Llevo muchísimas más de 10.000 horas prácticas de Terapia con mi hija, formándome continuamente y aprendiendo de los mejores, con resultados impensables para los profesionales tradicionales del sector. No es Magia señores, es trabajo, dedicación y conocimiento.

En el mundo de hoy, que está lleno de consumismo y falta de moderación, muchos no lo verán, pero aquí estamos, una clase diferente de personas dedicadas, personas con valores familiares, listos para hacer sacrificios personales y hacer lo que sea para ayudar a los demás a mejorar. No somos titulados pero si estamos formados, informados y tenemos más práctica que muchos profesionales. Por lo menos merecemos que nos escuchen cuando quieren interactuar con nosotros. Ir a la Universidad no cualifica a nadie para obtener resultados, todos conocemos a personas que simplemente hicieron una carrera para optar a un sueldo fijo cada mes. Los resultados son los que cualifican. Solo pedimos que se nos escuche y se nos tenga en cuenta, ya que en cuanto a nuestros hijos solo les queda rendirse ante la evidencia de los resultados. Hagan el menor daño posible y un poco de humanidad, por favor. 

Mejorar la calidad de vida de Any, en el hogar, en Familia, nos ha cambiado la vida. Somos un Equipo imparable. Nunca nos quedaremos de brazos cruzamos si podemos hacer cosas para mejorar nuestra vida. 

Gracias Leonid. Amor Infinito ABR.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

CRIANZA CONSCIENTE

Lo que hacemos por el niño, no sólo lo hacemos para el momento presente, sino para toda la vida” Rudolf Steiner.

Los hijos son un espejo para sus padres y una oportunidad de crecimiento para todos los que los rodean y ven desde la consciencia.

Con su fuerza imitativa nos colocan en el camino del autoconocimiento, a veces agradable, a veces doloroso, pero siempre necesario y positivo.

Por eso son tan importantes los primeros años de crianza.

Si les damos a nuestros hijos experiencias y palabras positivas, enriquecedoras y amorosas, desde el control emocional, el desarrollo mental, el crecimiento espiritual y les ayudamos todo lo posible en su desarrollo físico, estaremos regalándoles un subconsciente limpio y positivo para el resto de su vida.

Tras el nacimiento físico, en los primeros 7 años de vida, y a medida que el organismo se construye prevalecen sobre todo los procesos inconscientes, y las habilidades motrices y perceptivas se desarrollan a través de la imaginación.

Todos tenemos dos mentes. La mente consciente (creativa) y la inconsciente (pensamientos). 5% del día somos conscientes (deseos, meditación, etc.) y el 95% restante vivimos desde los pensamientos del subconsciente, anticipadores, recurrentes y automáticos, y según nuestra crianza más positivos o negativos, creadores o no, desde la libertad o la sumisión, etc.

Cuando de adultos pensamos en piloto automático florecen nuestros aprendizajes del primer septenio de vida y nos comportamos sin saberlo según hemos aprendido en esa etapa.

Por eso es tan importante una crianza consciente y amorosa, porque esa personalidad positiva será la que conduzca la mente el resto de la vida, de forma automática, desde el subconsciente.

Y por eso para cambiar, si no estamos de acuerdo en algún momento con nuestras reacciones primarias e instintivas aprendidas de pequeños, es necesario recurrir a nuestro lado consciente.

Durante los primeros 7 años de vida, el aprendizaje es irreflexivo y basado en la imitación. Con la habilidad de recordar que tenemos de niños a partir de los tres años, los acontecimientos se convierten en experiencias que a partir de los cinco años estarán cada vez más impregnadas de la cognición. Así desde los 0 a los 7 años recibimos la información que marcará nuestra personalidad de por vida.

Cuidemos de que, en los primeros años nuestros hijos reciban lo que deseamos que expresen para siempre. Desde el ejemplo, porque en esta época se limitan a imitarnos.

El amor infinito es el que nosotras elegimos desde esta etapa.

Hasta los 7 años, Any absorbía, como todos los niños, lo que sentía, veía, oía, etc. Y nosotros como padres estábamos muy atentos a sus interacciones con el medio y con otras personas.

En mi etapa de estudiante de Magisterio ya me llamaba mucho la atención la parte de Psicología Infantil de 0 a 6-7 años, y cómo, los niños de la Guardería de los trabajadores de la Universidad, con 3 años, leían el periódico en el recreo.

Así que cuando nació Any teníamos muy claro la diferencia entre Educar, Instruir y Adiestrar.

Y elegimos Educar desde el amor, sabiendo que todos los niños son iguales, independientemente de sus capacidades o diferencias de cualquier tipo, y sentando las bases para que fuera Any la que aprendiera por si misma a su ritmo y según sus intereses, esa fue nuestra opción.

De ahí la importancia de la autoeducación como padres, de la consciencia, de salir del “pensar” para entrar en el puro sentir y no en el “sentir pensado”.

Cuando observamos a un niño pequeño vemos el reflejo de las personas que le rodean.

Como padres, creemos un Mundo Mágico en sus primeros años, y toda su vida vivirán en un “Cuento de Hadas” independientemente de las circunstancias. La felicidad no depende del tener, sino del ser.

Por eso ser padres es la tarea más difícil pero maravillosa del Mundo si se hace conscientemente, porque nosotros construimos la base del subconsciente que marcará la vida que tendrán nuestros hijos en el futuro.

#anayany
#vidafeliz
#amorinfinito

UNA DE CUENTOS (XXII) por anayany.com

EL HELECHO Y EL BAMBÚ

Aquel día Kishiro decidió darse por vencido y renunció a su trabajo, a su relación, a su vida…

Fue al bosque, para hablar con un anciano que decían era muy sabio, y le preguntó:

-¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido?

-Mira a tu alrededor -respondió el anciano- ¿Ves el helecho y el bambú?

-Sí, respondió Kishiro

-Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé bien. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié a él. Durante el segundo año, el helecho creció brillante y abundante, y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú. Al tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié. En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. Al quinto año, un pequeño brote de bambú se asomó en la tierra. En comparación con el helecho era, aparentemente, muy pequeño e insignificante. El sexto año, el bambú creció más de 20 metros de altura. Se había pasado cinco años echando raíces que lo sostuvieran. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

-¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? -Le dijo el anciano- El bambú tiene un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos son necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso.

Moraleja: nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida. La felicidad te mantiene dulce, los intentos te mantienen fuerte, las penas te mantienen humano, las caídas te mantienen humilde, el éxito te mantiene brillante… Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá sólo estés echando raíces…

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz