TRABAJEMOS CONSCIENTES DE QUE TODOS TENEMOS UN SUPERCEREBRO.

“Nuestras limitaciones no sólo posibilitan los primeros aprendizajes vitales, sino que también permiten ocasionales rupturas creativas” H. Gardner.

Ya Howard Gardner, para explicarnos su incuestionable Teoría de las Inteligencias Múltiples, nos habla de la supercapacidad que tiene el cerebro de cualquier ser humano.

Nuestros hijos con parálisis cerebral también.

Cuando se produce una lesión cerebral todo el cuerpo se ve afectado. Y aunque exista una lesión específica minúscula en el cerebro (hay gente que vive en plenas facultades con la mitad de su masa cerebral), el colapso general es tal que la repercusión a todos los niveles es enorme.

Simplemente tenemos que ser conscientes de que ha habido problemas generalizados en un momento concreto del desarrollo (por falta de oxígeno, por un virus, etc.) y que el cuerpo ha tenido que situarse en modo supervivencia para poder mantener la vida (función cerebral, oxigenación, etc). El resto no importaba en ese momento. Nuestros hijos están vivos gracias al modo supervivencia de su “supercerebro”.

Cuando ha pasado el peligro, ya nada es como antes, algunas partes han desaparecido del mapa corporal debido al colapso general. Las conexiones entre las partes fallan y la información no puede llegar de la misma forma a los mismos sitios. Así que ahora, para realizar tareas simples, en ocasiones entran en acción partes que han sido menos afectadas aunque esa no sea su función, ya que hay otras que están totalmente desconectadas hasta que mecánicamente las reintegremos de nuevo en el mapa corporal.

Para nosotras el diagnóstico no ha sido nunca una barrera, por eso trabajamos duro día a día. Porque sabemos que aunque la lesión sea permanente, los efectos secundarios pueden minimizarse para ser felices a pesar de las circunstancias.

#anayany
#amorinfinito
#vidafeliz
#ABR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *