ESCOGER NUESTRO CAMINO EN LA VIDA

Cuando la vida golpea, es cuando realmente despertamos. Entonces podemos escoger entre distintas formas de afrontar la situación: desde la libertad o desde la esclavitud; o lo que es lo mismo desde la consciencia o desde el miedo; o también lo podemos ver desde el amor o la lucha.

Cada uno debe decidir qué camino seguir: el del crecimiento, el conocimiento y la antifragilidad que exige una actitud interior positiva y un talante firme para no desfallecer, o el de dejar que otros decidan por nosotros.

Nosotras hemos elegido la LIBERTAD, la CONSCIENCIA y el AMOR.

Pero hace muchos años hemos pasado por la esclavitud, el miedo y la lucha así que sabemos lo que es y conocemos ambos lados. Cuando estábamos allí no éramos conscientes de que existían otras posibilidades, pero después de tantos años en este otro lado, cada vez valoramos más haber dado el paso y saber, no solo otras formas de afrontar los problemas, sino cómo mantenernos, crecer y evolucionar. Así podemos beneficiarnos de ambos mundos.

Desde la LIBERTAD descubrimos la naturaleza real del ser humano y que a pesar de las circunstancias se puede vivir en paz, amor y creciendo día a día.

Hemos alcanzado cierto grado de CONSCIENCIA en diversos campos y trabajamos para mantenerla, compartiendo nuestras experiencias y participando de corrientes de energía viva que velan por la sabiduría compartida.

Para alcanzar la libertad interior y completar la conquista de la vida y la evolución consciente, nosotras hemos elegido vivir desde el AMOR pleno en la actividad diaria, creando nuestras propias circunstancias y situaciones, trabajando duro, desarrollando la comprensión y disponiéndonos para recibir SABIDURÍA. No es fácil, pero cuando encuentras a buenos Maestros, el camino se hace más ligero.

Así nuestra vida se ha transformado en un camino existencial, por dolorosa que haya sido la situación de la que hemos partido, ahora sabemos que nada en sí mismo es un obstáculo sino que se convierte en soporte para mejorar.

Sabemos que para ser antifrágiles hay que ser a la vez recias y mansas, controladas y fluidas. No descuidar la actitud de coraje, enfrentando los miedos y temores, apreciando la destreza y trabajando el carácter. Porque la verdadera motivación está en nosotras y nuestro motor más potente es el AMOR.

Seguimos queriendo aprender como el primer día, a nivel de lo cotidiano y aún más allá, y estamos siempre preparadas para los cambios, sin ser rígidas ni impulsivas. Neutras.

Este es nuestro propio desafío para el Año Nuevo. Nuestro reto, donde la apatía no tiene hueco en nuestro ánimo y donde nunca cederemos a las dificultades que se nos presenten en el camino.

Adquiriremos aún más Sabiduría para seguir y aunque somos conscientes de que no se adquiere gratuitamente, todo tiene un precio, nosotras caminaremos más duro que nunca desde la LIBERTAD, la CONSCIENCIA y el AMOR.

Desde anayany.com trabajaremos aún más nuestra salutogénesis y antifragilidad porque sabemos como hacerlo, tenemos grandes Maestros y vamos a poner de nuestra parte toda la energía focalizada en un punto vital: la mejora constante a todos los niveles.

#anayany
#amorinfinito
#antifrágil
#vidafeliz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *