UNA DE CUENTOS (V)

“La persona que ama también se da cuenta de lo grato y dichoso que significa estar vivo”. Leo Buscaglia

Un político, un empresario y un intelectual fueron a visitar al sabio Lao Tsé. 

Habían oído que era verdaderamente feliz. 

Nada más verle, los tres sintieron que su presencia emanaba armonía, paz y serenidad. 

“¿Acaso tienes poder sobre otros hombres?”, le preguntó el político. 

Lao Tsé negó con la cabeza. “El único hombre del que soy dueño es de mi mismo”. 

Seguidamente, el empresario intervino: 

“¿Acaso acumulas riquezas materiales?” 

El sabio volvió a negar con la cabeza. “Lo único que tengo son estas ropas que llevo puestas”.


Por último, el intelectual añadió: 

“¿Acaso has alcanzado todo el conocimiento que los eruditos anhelan poseer?”

Lao Tsé negó con la cabeza por tercera vez. “El único conocimiento que atesoro es el que me brinda mi propia experiencia”. 

Desconcertados, los tres hombres le preguntaron al unísono: 

“Y entonces, dinos: ¿cuál es la causa de tu felicidad?” 

El sabio sonrió y respondió: 

“La verdadera felicidad no tiene ninguna causa. Estoy vivo, y eso es lo único que necesito para ser feliz”.

#anayany

#amorinfinito

#vidafeliz

#cuentos

#aprendizaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *